Evangelismo

Ultimas fotos

miércoles, 31 de mayo de 2017

Buenas Noches

Ora, porque lo que Yo no quiero


Hijo, ora, porque lo que Yo no quiero se apresura a venir……doy mi palabra, que cuanto existe en la faz de la tierra como existe el día de hoy no será…


…Mi juicio alcanzará a los habitantes; sacaré todo lo que queda de lo vano que ellos confían hasta el nombre de sus intermediarios……echaré fuera además a los que se arrodillan en las terrazas para adorar a las estrellas; a los que si bien Me adoran pero también juran al mismo tiempo por otras vanas confianzas que son ídolos para ellos…


…alcanzará también a los que se separan de Mí y dejan de seguirme y no Me consultan más……también pediré cuentas a todos los que traspasan Mi cuerpo, la iglesia, sin pisarlo, y a los que lo llenan de violencia y de robos…


…ese día, un tremendo clamor saldrá… pues ha desaparecido toda esa gentuza de comerciantes, han sido eliminados todos los que contaban la plata……ese día andaré con linternas, registrando cada lugar donde Me invocan para castigar a esos hombres que se quedan sentados en sus basuras y piensan: “¡Total, el Señor no hace ni bien ni mal!” Hijo, ora… Jesús.


Confesión: Hoy declaro en nombre de Jesús que estaré alerta y orando para que la indignación del Señor no alcance a los inocentes ni toque a sus escogidos… no pensaré como el deshonesto que Dios no se preocupa de la deshonestidad y que no hace caso… sé que el juicio empieza por la casa de Dios y trataré de no contaminarme con los vicios de aquellos que la han ensuciado… Amén.


Referencia Bíblica: Sofonías 1:1-18

Dios te habla

La sabiduría de lo alto es primeramente pura, después pacífica, amable, condescendiente (tolerante), llena de misericordia y de buenos frutos, sin vacilación, sin hipocresía.
Santiago 3:17


Te nacerá un hijo que será hombre de paz; Yo le daré paz de todos sus enemigos en derredor, pues Salomón (Pacífico) será su nombre y en sus días daré paz y reposo a Israel.
1 Crónicas 22:9

LA ESTRELLA DE LA MAÑANA EN NUESTROS CORAZONES

“Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones” (2 Ped. 1:19).


Lee este texto con cuidado. ¿Qué está diciendo Pedro que es tan importante para nosotros, aun hoy?


Aquí, como podemos ver en muchos lugares de la Biblia (Gén. 1:4; Juan 1:5; Isa. 5:20; Efe. 5:8), se establece una división entre la luz y las tinieblas.
Para Pedro, la Palabra de Dios brilló como una luz en un lugar “oscuro” (algunos traducen la palabra oscuro como “sórdido”, “sucio”). Por eso es tan claro que debemos “estar atentos” a esa luz, para seguirla “hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones”. Somos seres caídos, viviendo en un mundo caído y oscuro. Necesitamos el poder sobrenatural de Dios para guiarnos fuera de esta oscuridad y hacia la luz, y esa luz es Jesús.


Pedro está señalando un objetivo a sus lectores. Algunos creen que la expresión “hasta que el día esclarezca” se refiere a la segunda venida de Jesús.
Aunque ciertamente esa es nuestra esperanza final, la idea del “lucero de la mañana” que sale en nuestros corazones suena más inmediato y más personal. El “lucero de la mañana” se refiere a Jesús (Apoc. 2:28; 22:16). Su surgimiento en nuestros corazones parece tener que ver acerca de conocer a Jesús, de asirse de él y experimentar la realidad del Cristo viviente en nuestras propias vidas individuales. Jesús no debiera ser solamente una verdad doctrinal; debiera ser el centro de nuestra existencia y fuente de nuestra esperanza y fe. Así que Pedro está estableciendo una clara conexión entre estudiar la Palabra de Dios y tener una relación salvífica con Jesús, el “lucero de la mañana”.


Y, por supuesto, con la luz brillando en nosotros, la esparciremos a otros. “La gloria de la verdad de Dios debe resplandecer en toda la tierra. La luz debe iluminar a todo lugar y a toda persona. Quienes recibieron la luz deben hacerla brillar constantemente. Puesto que el sol ha salido en nuestras vidas debemos reflejar su luz sobre el sendero de los que están en oscuridad” (TI 6:33).


¿De qué manera tu propio estudio de la Palabra te ayuda a llegar a conocer mejor a Jesús?

La búsqueda

Busquen primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas.Mateo 6:33


Esta semana la hemos dedicado a celebrar todo lo que Dios ha hecho en nuestras vidas y lo que hará. Hemos realizado un recorrido por distintas situaciones en las que hemos visto su protección, sus nuevas oportunidades, su fidelidad y sus regalos de amor. La pregunta que cabe ahora es la siguiente: ¿Cómo es que después de todo lo que Él hace por ti no vas a la iglesia?


Dios quiere que vayas a la iglesia porque allí crecerás en lo espiritual y escucharás palabra que necesitas oír. Además, cuando vas a la iglesia, estás ayudando a guardar tu vida y la de tus hijos de modo que crezcan en sus caminos rodeados de personas que se preocuparán por sus vidas. También te podrás sentir útil. Muchas veces las personas me dicen: «¿En qué puedo ayudar si quiero servir a Dios y deseo hacer algo por los demás?».


Pues bien, las iglesias están llenas de necesidades, ya que son los hospitales de los enfermos del alma. De la misma forma en que tú saliste adelante y te ayudaron, otros necesitan hoy de ti.


Si ya estás en la iglesia, ámala, cuídala, apoya a tus pastores y sigue haciendo lo que Dios te manda. Si aún no vas a ninguna iglesia, es tiempo de buscar una que tenga una sana doctrina y donde tus hijos se puedan sentir felices. Deja el pretexto de que trabajas mucho y no tienes tiempo de ir a la iglesia. ¡Mucho cuidado! Dios podría pensar igual: «No tengo tiempo para tus problemas tampoco».


Hoy celebramos que la búsqueda de Dios y tener una iglesia es una bendición.

APACIENTA MIS OVEJAS

“15 Cuando hubieron comido, Jesús dijo a Simón Pedro: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas más que éstos? Le respondió: Sí, Señor; tú sabes que te amo. Él le dijo: Apacienta mis corderos.16 Volvió a decirle la segunda vez: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas? Pedro le respondió: Sí, Señor; tú sabes que te amo. Le dijo: Pastorea mis ovejas. 17 Le dijo la tercera vez: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas? Pedro se entristeció de que le dijese la tercera vez: ¿Me amas? y le respondió: Señor, tú lo sabes todo; tú sabes que te amo. Jesús le dijo: Apacienta mis ovejas.” Juan 21:15-17

Pedro estaba frustrado porque se sentía fracasado en la misión de ser un buen discípulo por haber negado a Jesús, aun cuando su intención había sido defenderlo. Por eso, después de haber caminado con Jesús y haber recibido la revelación de que Jesús era el Cristo enviado por Dios, decidió volver al lugar de donde Dios lo había sacado, las barcas. Pero aquí se ve cómo Jesús trabaja con Pedro, liberándole de la culpa y provocando que, en su confesión de amor hacia Él, Pedro cancelara el haberle negado tres veces.

En el Nuevo Testamento, existen tres expresiones de amor, eros, fileo, ágape. Eros es el amor erótico, fileo es el amor entre hermanos, entre amigos, y el amor ágape es el amor de Dios. A simple vista, las tres preguntas que le hizo Jesús a Pedro son iguales, pero en el texto original, vemos que no lo son. Las primeras dos veces que Jesús le pregunta a Pedro si lo amaba, se refería al amor ágape, el amor perfecto de Dios; en otras palabras, le pregunta: ¿Me amas con amor inconmovible? A lo que Pedro contesta: Tú sabes que te amo; refiriéndose al amor fileo, por lo que en otras palabras, Pedro le dice a Jesús: Tú sabes que te amo como mi hermano, como mi amigo. Jesús, por tercera vez, le pregunta a Pedro: ¿Me amas? Pero, esta vez, utiliza el término fileo, a lo que Pedro le contesta: Señor tú sabes que te amo como un hermano, como un amigo, fileo.

Jesús intentaba llevar a Pedro a entrar a una dimensión más grande, pero por lo pasado, Pedro no cree que pueda amar a Jesús de la manera en que Él lo amaba. Pedro no se atrevía a decir que amaba a Jesús con amor ágape, por la frustración que había experimentado de haberle fallado. Por eso, después de dos intentos fallidos de llevar a Pedro a declarar amor ágape por Jesús, Jesús decide preguntarle según su capacidad actual para amar, preguntándole: ¿Me amas con amor fileo? Pedro le contesta: Tú sabes todas las cosas, y hoy lo único que puedo expresarte es que te amo con amor fileo. Lo cual demuestra la frustración de Pedro de querer volver al pasado por sus errores y olvidar el verdadero llamado de Jesús.

En contestación a las confesiones de amor de Pedro, Jesús le dice: Hazte cargo de mis ovejas. Hay gente que dicen amar a Dios, pero no se han hecho cargo de nadie. Aquí Jesús te habla de tres niveles en el desarrollo espiritual: Corderos, ovejas y, aunque vuelve a hablar de ovejas, en el texto original se muestra que es un tercer nivel de desarrollo. Jesús le dice a Pedro: Si en realidad quieres demostrar que me amas, vas a tener que apacentar a personas en todos los niveles; desde el más pequeño, hasta el más grande. Pero tu amor por mí lo vas a expresar en tu disposición de apacentar y pastorear a una persona.

Apacentar y pastorear una oveja es procurar que tenga descanso, que tenga qué comer, que esté protegida de todo aquello que pueda venir en contra en un momento crucial de su vida. Ese trabajo no es únicamente del Pastor institucional de la iglesia; ese trabajo es de todos, y se hace únicamente a través de la compasión. Puedes decir que amas a Dios con todo tu corazón, pero ¿a cuántos estás cuidando, guiando, protegiendo para que el enemigo no se meta en su cabeza? Si verdaderamente amas a Dios, cuida a alguien.

La razón por la que muchos no cuidan de alguien es porque, al igual que Pedro, lo único que ven son sus imperfecciones. Piensan que, para cuidar a alguien, hay que ser perfectos y, por cometer un solo error, quieren regresar al mundo. Tu amor a Dios debes demostrarlo con tus acciones; es tu responsabilidad. Jesús cuidó a doce para que, de la misma manera, ellos cuidaran a otros a través de la compasión. Esto no se trata de perfección, sino de demostrar tu verdadero amor por Dios, a través de tus acciones para cuidar a otros.

Comienza a cambiar tu perspectiva para que puedas ver a todos con compasión; sé diferente. Todo lo que hagas, hazlo desde la compasión, y recuerda que este mundo está desamparado, como ovejas que no tienen pastor. Dios busca a obreros que se encarguen de cuidar a sus hijos. Hace falta que despiertes para que veas la necesidad que tiene cada uno allá fuera y que te des a la tarea de cuidarlos, guardarlos, enseñarlos, de tomar el tiempo necesario para llevarlos a la verdad de Cristo. Desde hoy, se despierta tu corazón, en el nombre poderoso de Jesús.

¿Qué puedes hacer para estar cerca de Él?

Es gracioso conocer las locuras que los fans hacen para conocer a su artista o personaje favorito, por ejemplo: pueden dormir en la calle varios días antes de un concierto para tener un buen lugar o conseguir entradas, pueden viajar grandes distancias para verlos, y así podríamos seguir numerando las cosas que hacen, muchas de estas anécdotas son graciosas, increíbles y otras causan asombro y horror.


Estas personas por su admiración desmedida a sus ídolos se arriesgan, dan todo lo que tienen e incluso ponen en peligro su vida solamente para verlos.
¿De qué somos capaces de hacer para acercarnos a Dios? - Zaqueo se subió a un árbol de sicomoro para ver a Jesús. - Bartimeo, se enteró que Jesús pasaba por su ciudad y comenzó a gritar. - La mujer de flujo de sangre, tomó la decisión de enfrentarse a una gran multitud que seguía a Jesús solamente para tocar su manto.

A diferencia de los fans de los famosos que deben hacer cosas arriesgadas para solo verlos, nosotros podemos acercarnos a Dios con libertad y no sólo para verlo sino para tener su amistad, amor, perdón, restauración, etc.


Santiago 4:8 dice: “Acérquense a Dios, y Dios se acercará a ustedes. (…)” (NTV), Dios está dispuesto a recibir a aquellos que lo buscan y para ello es necesario que estemos dispuestos a dejar cargas, preocupaciones y sobre todo el pecado.
Dios no pide que hagas locuras para que puedas estar cerca de Él, solamente pide que lo busques y Él mismo se acercará a ti. Quizás una enfermedad, un problema, un pecado o un fracaso te hayan separado de Dios y de su casa, hoy te animo a buscarlo, no importa la razón de tu alejamiento, solamente búscalo y lo encontrarás.


“En cuanto a mí, ¡qué bueno es estar cerca de Dios! Hice al Señor Soberano mi refugio, y a todos les contaré las maravillas que haces” Salmos 73:28 (NTV)

Señor, ¡muéstranos al Padre!

Jesús… dijo: A mí me conocéis, y sabéis de dónde soy; y no he venido de mí mismo, pero el que me envió es verdadero, a quien vosotros no conocéis. Pero yo le conozco, porque de él procedo, y él me envió.Juan 7:28-29


El que me ha visto a mí, ha visto al Padre.Juan 14:9


¿Quién es Jesús? Nació en Belén de Judea, en el primer siglo de nuestra era. Vivió toda su infancia en Nazaret de Galilea. Ejerció la profesión de carpintero hasta la edad de 30 años. Luego, durante unos tres años, recorrió las provincias de Galilea y Judea anunciando la Buena Nueva del reino de Dios. Juzgado y condenado a muerte, fue crucificado entre dos malhechores. Desde principios de la era cristiana, los historiadores reconocieron estos hechos y los escribieron.


Pero si usted realmente quiere saber quién es Jesús, debe leer los evangelios, los primeros libros del Nuevo Testamento. Estos nos cuentan cómo Jesús llamó a doce hombres para que fuesen sus discípulos, y con ellos recorrió el país llamando a los hombres al arrepentimiento y anunciando el perdón de Dios. Esos discípulos fueron testigos de lo que sucedió durante los tres años de la vida pública de Jesús. También fueron testigos de su muerte, pero lo vieron de nuevo vivo, como Cristo resucitado. Estuvieron allí cuando Jesús fue alzado al cielo.


Así descubrimos que Jesús es mucho más que un profeta que transmitió la Palabra de Dios. Él mismo es esa palabra viva, el Verbo de Dios que revela a Dios como Padre.

Algunas personas piensan que Dios es duro, que quiere castigarnos, hacernos pagar… Jesús destruye nuestras falsas ideas sobre Dios para mostrarnos su amor y su nombre: Dios Salvador. Todos los que creen en Jesús, el Hijo de Dios, pasan a ser hijos de Dios.


Ezequiel 42 – 1 Pedro 5 – Salmo 46:1-3 – Proverbios 14:3-4

Buenas Tardes

¿Qué es la verdad?

Todo aquel que es de la verdad, oye mi voz. Le dijo Pilato: ¿Qué es la verdad? Y cuando hubo dicho esto, salió otra vez a los judíos, y les dijo: Yo no hallo en él ningún delito.Juan 18:37-38


La comparecencia de Jesús ante Pilato es el juicio más conocido de todos los tiempos. Jesús era inocente y Pilato lo sabía muy bien porque ya lo había interrogado. Además, su mujer le había dicho: “No tengas nada que ver con ese justo” (Mateo 27:19). Pilato estaba perplejo, y los roles se invirtieron. Entonces fue el acusado quien advirtió a su juez, pues Jesús declaró a Pilato que si él era recto, y si “era de la verdad”, escucharía a aquel a quien juzgaba. Pilato respondió con esta pregunta, que era una escapatoria: ¿Qué es la verdad? Pilato era un escéptico: para él toda verdad era relativa. Pero si no existe la verdad absoluta, entonces la verdad no existe. En vez de escuchar la respuesta de Jesús, Pilato puso fin al diálogo y salió.


Quería liberar a Jesús y al mismo tiempo complacer a la multitud. ¡Eso era imposible! Entonces decidió condenar a muerte a quien sabía que era inocente. ¡Su habilidad política no le impidió cometer un crimen!


Si tenemos dudas sobre la verdad, debemos escuchar las respuestas que nos da la Biblia. Ella nos dice que la verdad está en Jesús (Efesios 4:21). Y Jesús mismo afirma: “Yo soy el camino, y la verdad, y la vida” (Juan 14:6).
No hay nada más grave que oír las palabras de Jesús y no creerlas. Esto endurece la conciencia, y luego, como Pilato, podemos llegar a cometer el mal que no queríamos hacer, y a desviarnos del camino que conduce a la vida eterna.

Ezequiel 45 – 2 Pedro 3 – Salmo 47 – Proverbios 14:9-10

Venceremos

Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo, y esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra. (1 Juan 5:4)

Piense usted en lo que implica esta frase “al mundo”. Piense en las presiones morales con las que nos enfrentamos actualmente en el mundo, la perspectiva y las normas de la sociedad impía que nos rodea, que está constantemente entrometiéndose en nuestra conciencia mediante tremendas presiones con el propósito de que adoptemos estas actitudes y normas para la vida. Piense usted en la tentación de engañar y mentir con el fin de seguir adelante a toda costa, siendo deshonestos, no solo en lo que se refiere en rellenar nuestros documentos para el pago de los impuestos, sino en todos los aspectos de los negocios. Otra presión corriente con la que nos enfrentamos en el mundo es la de ser sexualmente inmorales, algo que resulta especialmente evidente entre los jóvenes y las personas solteras. Se nos anima a que alimentemos el fuego y satisfagamos nuestros deseos, a pesar de que pueda estar mal y resultar mortal. Las presiones que nos rodean son tremendas estos días, a veces aparentemente irresistibles. Está la presión de aceptar ideas equivocadas, reaccionando en contra de otras personas de la misma manera que lo hace el mundo, vengándonos por ello, reaccionando de la misma manera que ellos, mostrándonos resentidos y celosos, siendo ambiciosos y crueles. ¿No siente usted todo esto? La codicia de la carne, la lujuria de los ojos y el orgullo de la vida, todo esto es del mundo.


¿Cómo puede usted vencer al mundo? ¿Cómo puede seguir adelante, momento tras momento, día tras día, año tras año, viviendo una vida que es totalmente contraria a ello, basada en normas, objetivos y evaluaciones que son totalmente diferentes, y soportar no solo durante diez años sino durante décadas enteras en contra de esa clase de presión moral? ¿Cómo se mantiene usted firme en medio de esto y no solo permanecer firme, sino intentando ayudar y ganar a otros a su manera de pensar? Juan dice que es “por fe”; eso es todo. No por una fe que tuvo usted hace veinte años, al principio de ser cristiano, sino por fe en la vida de Jesús presente en usted ahora. Por medio de la fe en Él que obra en usted, en medio de las presiones, contrarrestándolas con la presión de Su propia vida.


Una vez oí acerca de un capitán de barco que estaba describiendo cómo era haber pasado por una tempestad. Describió el barco en medio de las olas, elevándose por todas partes, con el viento soplando con fuerza y la lluvia implacable cayendo. El barco daba la impresión de ser la víctima impotente de la tempestad, bajo la fuerza de los poderosos elementos embravecidos por todas partes. Su destrucción parecía asegurada, pero él dijo: “Yo estaba en el puente del barco agarrado a la barandilla. Podía sentir la vibración de los motores en lo profundo, en el interior del casco del barco. La tempestad, el viento y las olas parecían estar diciéndole al barco: ‘No puedes venir, no puedes venir’. Pero yo oí la respuesta vibrante de los motores diciendo: ‘Sí que lo haremos, sí que lo haremos’, y lo hicieron”. Así es como vencemos al mundo.


Si nos damos por vencidos, si reflejamos las mismas actitudes y acciones del mundo, hemos sucumbido al mundo y a las artimañas del demonio. Pero si nuestra dependencia gira en torno a la vida del Hijo de Dios, Su vida está en nosotros, y además: “Esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe”.

Padre, siento el llamamiento a la batalla en contra de las fuerzas sutiles y engañosas de una era mundana. Concédeme que pueda tener una fe renovada en Tu poder y que salga a enfrentarme con el mundo en una empresa de fe que hace que cada día sea una emocionante aventura.


Aplicación a la vida


¿Cómo nos enfrentamos con las presiones de la vida? ¿Las estamos pasando canutas, intentando vencer nuestras dificultades, o estamos resistiendo con una fe creciente, descansando en Cristo que obra en nosotros?

Me deleito en el Señor

 Me deleito en el Señor 

Deléitate asimismo en Jehová,Y él te concederá las peticiones de tu corazón.

Salmos 37:4
Este es un Salmo de David, David fue un hombre que podemos decir vivió de todo, abundancia, escasez, persecución, depresión, huidas, supo estar en las alturas espirituales, y también en las caídas. El conocía perfectamente lo que estaba escribiendo. El tuvo sus enemigos que le persiguieron y le hicieron la guerra..pero ya no estaban. Ya muchos habían muerto.
Por eso vemos como este salmo comienza diciendo que no debemos impacientarnos ni tener envidia de los malos de los que hacen maldad….
Si ponemos nuestra mirada en ellos comenzamos a pensar….tan mal que hacen y tan bien que les va, si nos ponemos a mirar o poner nuestro enfoque en las cosas malas y negativas que estan sucediendo alrededor del mundo, amadas vamos a vivir enfermas de los nervios y no tendremos disfrute o placer en nuestra vida como personas y esto también traerá consecuencias negativas a la vida espiritual.
Si lo llevamos al ámbito espiritual…..


Si usted se pone a pensar de que el enemigo va a atacar y por donde atacara, se va a poner paranoica, perderá su gozo, no podrá entonces disfrutar de las bendiciones del Señor, no es que subestimemos al enemigo porque sabemos que tiene un poder, limitado pero tiene poder, pero sabe que mi hermana?.., nuestro Dios es Todo Poderoso, lee bien… Todo poderoso, el enemigo no puede estar en todas partes,( si las malicias y demonios) pero sabe que nuestro Dios si esta en todo lugar y lo llena todo, porque el es Omnipresente, el enemigo podra enviar sus dardos de fuego a la mente, pero no conoce nuestros pensamientos, pero Dios si los conoce, mi amada Dios quiere que te aprendas a deleitar y disfrutar en El, en sus caminos..


El quiere que confiemos en El, que hagamos el bien( dice la palabra no seas vencido de lo malo sino vence con el bien el mal)que nos apacentemos de la verdad…


Que es apacentar?Apacentar…dar pasto al ganado….apacentarse….comer pasto…..alimentarse de la palabra…comerse la palabra…
Hay que alimentar nuestro cuerpo para poder estar bien nutridos y fortalecidos para poder ser personas funcionales, y saludables si no nos alimentamos adecuadamente podemos ponernos anémicos, perdemos hierro en nuestra sangre, nos baja la hemoglobina, nos desnutrimos o sea perdemos los nutrientes de nuestro cuerpo porque no nos alimentamos bien, nos quedamos sin fuerzas, andamos sin ánimo….asi mismo sucede si no alimentamos nuestro Espíritu con la palabra del Señor, vamos a ser cristianas desnutridas, no vamos a tener fuerzas porque no tenemos en nuestro espíritu los nutrientes que nos ofrece la palabra del Señor….y para poder tener Gozo y deleite en el Señor necesitamos conocer su palabra porque si no la conocemos en que nos vamos a deleitar???


Que es Deleite?Deleite procede del verbo deleitar y está vinculado a un placerdel ánimo. Aquello que produce deleite genera satisfacción, goce, agrado o dicha.
Dios quiere amada que mantengas el gozo….dice la Biblia el Gozo del Señor es nuestra fuerza, cuando tenemos gozo tenemos buen ánimo, y que es lo que el enemigo siempre busca con sus mañas y tretas? Eso mismo robarte el gozo, desanimarte, y si lo logra vas perdiendo el gusto por tu vida como creyente, te vas creyendo sus mentiras y dejas de disfrutar tu salvación en el Señor, pero podemos ver por su palabra que como Dios todo lo sabe y el si conoce las tretas del enemigo, inspira a David en este salmo y de antemano nos insta a Deleitarnos.
Mis amadas, cuando te deleitas aprendes a mantener también tu confianza en el Señor, vas a quitar tu mirada de el problema y cuando vengas a ver el Señor a obrado a tu favor y esa petición que tenías ahí guardada fue respondida, porque la dejastes en segundo plano porque le distes el primado a Dios, dice su palabra buscad primeramente el reino de Dios y su justicia y las demás cosas vendrán por añadidura.
Si aprendemos a deleitarnos, gozarnos y disfrutar nuestra vida como creyentes apacentándonos de su palabra, no hay temor en nuestras vida que llegue y pueda permanecer haciendo morada en nosotros, porque por esa palabra por esa verdad vamos a tener la autoridad de echarlo fuera y reclamar la promesa del Señor para nuestra vida…


Mi amada hermana deleitate en el Señor, disfruta, goza tu vida como un hijo de Dios como una hija de Dios, como cristiano y la paz de Cristo abundara en ti, porque no habrá lugar para darle al enemigo para que te la robe…..Que vendran momentos tristes y de temor vendrán hermanos, pero no podrán prevalecer en nosotros.


Porque hemos aprendido a deleitarnos en el Señor sabemos que todos nuestros anhelos y peticiones están en sus manos y en su tiempo serán contestados.

Dios les bendiga


Recordar

Un dicho que se repite mucho es el que dice que “recordar es vivir”, haciendo referencia a la importancia que tiene mantener en la memoria instantes vivido; aunque algunas veces también se usa para recordar con nostalgia alguna fecha o temporada del pasado.


Recordar es guardar en la memoria una imagen; es por un instante, devolver el tiempo y traer a nuestra mente algún suceso ocurrido.


En todos los Estados Unidos se celebra el “Día de Recordación” (Memorial Day) para recordar a aquellos que han dado su vida por preservar a la nación. Aunque para muchos será solo un día de descanso, para ir a un paseo o para compartir un asado en su casa, el verdadero significado de este día festivo es muy grande.Hoy mismo hay soldados en el campo de batalla, ellos están dándolo todo, hasta su vida por la defensa de lo que consideran valioso defender.Recordar es importante para Dios, en la Biblia Jesús le dijo a sus discípulos que recordaran la ultima cena que tuvo con ellos como una manera de mantener vivo el recuerdo de que Él de manera voluntaria fue a morir a la cruz por la redención de la humanidad.


Recordar debe producir en nosotros un sentimiento de gratitud.Demos gracias a Dios por quienes han dado su vida en defensa de la justicia; pero por sobre todo, demos gracias a Dios por habernos dado a su Hijo Jesús, agradezcámosle como Él y solo Él lo merece.En Su Palabra, Dios instruye al pueblo para que nunca deje de recordar lo que Él hizo por ellos. El Salmo 105 es un canto de recuerdo de la bondad de Dios para con su pueblo, en los versos 1 al 5 David nos presenta la manera en que naturalmente debemos recordar y agradecer continuamente, esto es, darle gracias a Dios, alabarlo y compartir de su grandeza con los demás; recordar y agradecer que su favor, amor y gracia son infinitas y que pueden transformar la vida de otros.


Alégrate en el Señor porque estás seguro(a) de que Él nunca te abandonará, que Él tiene un plan para ti y que sus promesas son verdaderas.Recordemos con agradecimiento a los soldados de guerra, pero por sobre todo a Jesús quien es tu único redentor para ir al cielo.Oremos hoy para que se despierte en nosotros un deseo de recordar y agradecer siempre. A Dios primero y los demás quienes hayan hecho algo por nosotros.


Versículo: “Recurran al Señor y a su fuerza; busquen siempre su rostro. Recuerden las maravillas que ha realizado, sus señales, y los decretos que ha emitido.”. Salmos 105: 4-5 (NVI)


Feliz Miércoles, este día es único

y bendecido por Dios,

es tu oportunidad para bendecir,

para hacer la diferencia

en este mundo

donde la mayoría se concentra

en mirar hacia sí mismo

cuando hay tanto por hacer

y tantos necesitados.

Que Dios te bendiga cada día

de la semana,

que seas prosperado y fructífero

en todas tus labores.

Dios bendiga también

tu hogar y tu familia.

Feliz Miércoles.

Hoy el Señor te guardará de todo mal,

él guardará tu alma.

Feliz día bendecido.
Mery Bracho

Hechos 18

Pablo en Corinto


18 Después de estas cosas, Pablo salió de Atenas y fue a Corinto. 2 Y halló a un judío llamado Aquila, natural del Ponto, recién venido de Italia con Priscila, su mujer, por cuanto Claudio había mandado que todos los judíos salieran de Roma. Fue a ellos 3 y, como era del mismo oficio, se quedó con ellos y trabajaban juntos, pues el oficio de ellos era hacer tiendas. 4 Y discutía en la sinagoga todos los sábados, y persuadía a judíos y a griegos.
5 Cuando Silas y Timoteo vinieron de Macedonia, Pablo estaba entregado por entero a la predicación de la palabra, testificando a los judíos que Jesús era el Cristo. 6 Pero oponiéndose y blasfemando estos, les dijo, sacudiéndose los vestidos:

—Vuestra sangre sea sobre vuestra propia cabeza. Mi conciencia está limpia; desde ahora me iré a los gentiles.

7 Salió de allí y se fue a la casa de uno llamado Justo, temeroso de Dios, la cual estaba junto a la sinagoga. 8 Crispo, alto dignatario de la sinagoga, creyó en el Señor con toda su casa; y muchos de los corintios al oír, creían y eran bautizados. 9 Entonces el Señor dijo a Pablo en visión de noche: «No temas, sino habla y no calles, 10 porque yo estoy contigo y nadie pondrá sobre ti la mano para hacerte mal, porque yo tengo mucho pueblo en esta ciudad.» 11 Y se detuvo allí un año y seis meses, enseñándoles la palabra de Dios.


12 Pero siendo Galión procónsul de Acaya, los judíos se levantaron de común acuerdo contra Pablo y lo llevaron al tribunal, 13 diciendo:
—Éste persuade a los hombres a honrar a Dios contra la Ley.
14 Al comenzar Pablo a hablar, Galión dijo a los judíos:
—Si fuera algún agravio o algún crimen enorme, judíos, conforme a derecho yo os toleraría; 15 pero si son cuestiones de palabras, de nombres y de vuestra Ley, vedlo vosotros, porque yo no quiero ser juez de estas cosas.
16 Y los echó del tribunal. 17 Entonces todos los griegos, apoderándose de Sóstenes, alto dignatario de la sinagoga, lo golpeaban delante del tribunal. Pero Galión no hacía caso alguno.


18 Pablo permaneció allí muchos días. Luego se despidió de los hermanos y navegó a Siria, junto con Priscila y Aquila. En Cencrea se rapó la cabeza, porque tenía hecho voto. 19 Llegó a Éfeso y los dejó allí; y entrando en la sinagoga, discutía con los judíos. 20 Estos le rogaban que se quedara con ellos más tiempo, pero él no accedió, 21 sino que se despidió de ellos, diciendo:
—Es necesario que en todo caso yo celebre en Jerusalén la fiesta que viene; pero otra vez volveré a vosotros, si Dios quiere.
Y zarpó de Éfeso.


22 Habiendo llegado a Cesarea, subió para saludar a la iglesia y luego descendió a Antioquía. 23 Después de estar allí algún tiempo, salió y recorrió por orden la región de Galacia y de Frigia, animando a todos los discípulos.

Buenos Dias

martes, 30 de mayo de 2017

Buenas Noches

EL SENOR ES MI PASTOR


El gran Pastor de las ovejas, nuestro Señor Jesús.
El Pastor supremo…
Yo soy el buen pastor; conozco a mis ovejas, y ellas me conocen a mí.
Mis ovejas oyen mi voz; yo las conozco y ellas me siguen. Yo les doy vida eterna, y nunca perecerán, ni nadie podrá arrebatármelas de la mano.


El Señor es mi pastor, nada me falta; en verdes pastos me hace descansar. Junto a tranquilas aguas me conduce; me infunde nuevas fuerzas. Me guía por sendas de justicia por amor a su nombre.


Todos andábamos perdidos, como ovejas; cada uno seguía su propio camino, pero el Señor hizo recaer sobre él la iniquidad de todos nosotros.
Yo soy el buen pastor. El buen pastor da su vida por las ovejas.
Buscaré a las ovejas perdidas, recogeré a las extraviadas, vendaré a las que estén heridas y fortaleceré a las débiles, pero exterminaré a las ovejas gordas y robustas. Yo las pastorearé con justicia.


Antes eran ustedes como ovejas descarriadas, pero ahora han vuelto al Pastor que cuida de sus vidas..


Heb. 13:20 I P.5:4 Jn.10:14,27,28 Sal.23:1-3 Is.53:6 Jn.10:11 Ez.34:16 I P.2:25

EL SENOR ES BUENO


Bueno es el Señor;es refugio en el día de la angustia,y protector de los que en él confían.

Den gracias al Señor Todopoderoso, porque el Señor es bueno, porque su amor es eterno.
Dios es nuestro amparo y nuestra fortaleza, nuestra ayuda segura en momentos de angustia.
Yo le digo al Señor: «Tú eres mi refugio, mi fortaleza, el Dios en quien confío.»
¿Quién como tú, pueblo rescatado por el Señor? Él es tu escudo y tu ayuda; él es tu espada victoriosa.


El camino de Dios es perfecto; la palabra del Señor es intachable. Escudo es Dios a los que en él se refugian. ¿Pues quién es Dios, si no el Señor? ¿Quién es la roca, si no nuestro Dios?
Pero el que ama a Dios es conocido por él.


A pesar de todo, el fundamento de Dios es sólido y se mantiene firme, pues está sellado con esta inscripción: «El Señor conoce a los suyos», y esta otra: «Que se aparte de la maldad todo el que invoca el nombre del Señor».
Porque el Señor cuida el camino de los justos, mas la senda de los malos lleva a la perdición.


…cuentas con mi favor y te considero mi amigo.


Nahum 1:7 Jer.33:11 Sal.46:1; 91:2 Dt.33:29 II S.22:31,32 I Co.8:3 II Ti.2:19 Sal.1:6 Ex.33:17

SU IRA ES PASAJERA…



“Cuando Dios se enoja, el enojo pronto se le pasa; pero cuando ama, su amor dura toda la vida. Tal vez lloremos por la noche, pero en la mañana estaremos felices.” Salmo 30:5 (TLA)


Ningún padre puede premiar a su hijo por su mal comportamiento, así como cuando contristamos al Espíritu Santo no podemos esperar su sonrisa. Pero ante todo, sabemos que Dios es misericordioso y pronto desvanecerá toda culpa, nuestras lágrimas no durarán hasta el día de mañana. Si la vara de Dios está sobre tu vida, entiende que es por tu bien y pronto pasará, porque su ira es temporal, más su amor es para toda la vida.

Puedo pedirte algo


Hijo, ¿Puedo pedirte algo y hablarte con amor?¿Has recibido Mi Espíritu y eres capaz de tener compasión y ternura?…entonces dame esta alegría: ponte de acuerdo y está unido con tus hermanos en el amor, con una misma alma y un mismo proyecto…


…no hagas nada por rivalidad o vanagloria… ten la humildad de reconocer que es posible que los otros sean mejor que tú mismo……no busques siempre tus propios intereses, sino más bien preocúpate también por los demás…


…ten la misma disposición que Yo he tenido al ir al mundo……que siendo de condición divina, no me apegue a Mi igualdad con Dios, sino que Me reduje a nada, tomando la condición de servidor, Me hice semejante a los hombres. Y encontrándome en la condición humana, Me rebajé a Mí mismo haciéndome obediente hasta la muerte, y muerte en una cruz…


…por eso el Padre Me engrandeció y Me dio el Nombre que está sobre todo nombre, para que al sonido de Mi Nombre se doble toda rodilla en los cielos, en la tierra y entre los muertos, y toda lengua proclame que Yo Soy el Señor, para gloria de Dios Padre… Jesús.


Confesión: Sí Señor, hoy declaro que estoy dispuesto a cambiar mi actitud y tener compasión y ternura con el que no la he tenido… me pondré de acuerdo con mis hermanos y buscaré tener una sola mente… no buscaré hacer nada por celo, envidia o rivalidad… no trataré de demostrar que soy mejor que otros… consideraré a los otros y a sus intereses y no estaré pendiente solo de los míos… aprenderé de Ti Señor y me humillaré y seré manso de corazón… porque Tú Señor exaltas a los humildes de corazón… lo declaro en nombre de Jesús, Amén.


Referencia Bíblica: Filipenses 2:1-11

Dios te habla

¿Dónde está el sabio? ¿Dónde está el escriba? ¿Dónde está el que sabe discutir en este siglo (mundo)? ¿No ha hecho Dios que la sabiduría de este mundo sea necedad?
1 Corintios 1:20


El hace que los consejeros anden descalzos, y hace necios a los jueces.
Job 12:17

NOCHES EN ORACIÓN

«En aquellos días él fue al monte a orar, y pasó la noche orando a Dios». Lucas 6: 12.

LA MAJESTAD DEL CIELO, mientras se ocupaba de su ministerio terrenal, oraba mucho a su Padre. Frecuentemente pasaba toda la noche postrado en oración. A menudo su espíritu se entristecía al sentir los poderes de las tinieblas de este mundo, y dejaba la bulliciosa ciudad y el ruidoso gentío, para buscar un lugar apartado para sus oraciones intercesoras. El monte de los Olivos era el refugio favorito del Hijo de Dios para sus devociones.


Frecuentemente después de que la multitud lo había dejado para retirarse a descansar, él no descansaba, aunque se sentía agotado por la labor del día.
En el Evangelio de Juan leemos: «Cada uno se fue a su casa, pero Jesús se fue al monte de los Olivos» (Juan 7: 53-8: 1). Mientras la ciudad estaba sumida en el silencio, y los discípulos habían regresado a sus hogares para descansar, Jesús no dormía. Sus ruegos ascendían a su Padre desde el monte de los Olivos pidiendo que sus discípulos fuesen guardados de las malas influencias que enfrentarían a diario en el mundo, y para que su propia alma pudiera ser fortalecida y revitalizada para enfrentar las obligaciones y las pruebas del día siguiente.
Mientras que sus discípulos dormían, su divino Maestro pasaba toda la noche orando. El rocío y la escarcha de la noche caían sobre su cabeza inclinada en oración. Él dejó su ejemplo para sus seguidores.


Cristo, mientras se ocupaba de su misión, se dedicaba frecuentemente y sinceramente a la oración. No siempre visitaba el monte de los Olivos pues sus discípulos conocían su refugio favorito, y a menudo lo seguían. Elegía la quietud de la noche cuando nadie lo interrumpía. Jesús podía sanar a los enfermos y resucitar a los muertos. Él mismo era una fuente de bendición y fortaleza. Mandaba aun a las tempestades, y ellas le obedecían.


Ni el pecado ni la corrupción lo habían podido contaminar; sin embargo oraba, y a menudo lo hacía con profundo llanto y lágrimas. Oraba por sus discípulos y por sí mismo, identificándose con nuestras necesidades, nuestras debilidades y nuestros fracasos, que son tan característicos de nuestra humanidad. Pedía con poder, sin poseer las pasiones de nuestra naturaleza humana caída, pero provisto de debilidades similares, «tentado en todo según nuestra semejanza» (Heb. 4: 15). Jesús sufrió una agonía que requería la ayuda y el apoyo de su Padre.

La fidelidad

El gran amor del Señor nunca se acaba, y su compasiónjamás se agota. Cada mañana se renuevan sus bondades; ¡muy grande es su fidelidad!Lamentaciones 3:22-23


Solo podría basar mis enseñanzas bajo este título de hoy: «La fidelidad de Dios para con mi vida».
Dios ha sido más que fiel. Ha tenido paciencia conmigo y me ha demostrado que aunque le he fallado miles de veces, Él siempre tiene amor hacia mí. Aunque me ha disciplinado, y en ocasiones he sentido su fuerte reprensión, hoy entiendo que lo hizo por amor a mí.


Ten presente que esta semana celebramos muchas cosas. Así que, como ejercicio, estamos recordando los miles de momentos en los que Dios nunca nos ha fallado:
Recuerda cuando quizá te quedaras sin trabajo y pasaron meses, pero que jamás te faltó nada.


Recuerda cuando tal vez no tuvieras tus documentos legales para vivir en Estados Unidos, manejabas sin licencia o trabajabas con un documento prestado. O a lo mejor estuviste ilegal por años sin tener problemas y, aun así, tuviste casa, auto y alimentos para tu familia. Esa, mi amigo, es la «fidelidad de Dios».

Buenas Tardes

¿Podemos olvidar a Dios?

Te has olvidado de Dios tu creador.Deuteronomio 32:18


Con amor eterno te he amado; por tanto, te prolongué mi misericordia.Jeremías 31:3


En el Salmo 54 el rey David escribe, hablando de los hombres que querían destruir su vida: “No han puesto a Dios delante de sí” (v.3).
Todavía hoy, muchos hombres y mujeres rechazan incluso la noción de Dios, alejándola de sus pensamientos y de sus proyectos. No quieren admitir que Dios los ve y los oye, que toma nota de todo lo que hacen.


Sin embargo, Dios dice en la Biblia: “Yo el Señor, que escudriño la mente, que pruebo el corazón, para dar a cada uno según su camino, según el fruto de sus obras” (Jeremías 17:10). Y añade que llegará el momento en que todos los hombres que lo hayan excluido de sus pensamientos y de su vida tendrán que comparecer ante el divino Juez (Apocalipsis 20:11-15). ¡Es cierto que podemos olvidar a Dios durante nuestra vida, pero nadie podrá evitar estar un día ante su presencia!

En cambio Dios no se olvida de nadie. Él “quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad” (1 Timoteo 2:4). Ningún ser en el mundo, incluso el más odioso, está excluido del campo de su amor. ¿Ha tratado usted de olvidar a Dios? ¡Aún no es demasiado tarde para reparar ese olvido! Jesús dijo, y esto es válido para todos: “Al que a mí viene, no le echo fuera” (Juan 6:37).


Tomemos esta promesa al pie de la letra y conozcamos al Dios que nos ama. ¡Así nunca más huiremos de su presencia!
“Acuérdate de tu Creador en los días de tu juventud, antes que vengan los días malos, y lleguen los años de los cuales digas: No tengo en ellos contentamiento” (Eclesiastés 12:1).


Jonás 3-4 – Marcos 4:21-41 – Salmo 50:1-6 – Proverbios 14:21-22

La puerta de la gracia

¿Por dónde va el camino a la habitación de la luz?Job 38:19


(Jesús dijo:) Yo soy la puerta; el que por mí entrare, será salvo.Juan 10:9


La habitación de la luz es el cielo, la casa del Padre, un lugar de absoluta felicidad donde Jesús el Salvador se halla rodeado de una multitud de ángeles. ¿Quién no quisiera ir allá? Pero, ¿dónde está la puerta del cielo? Solo hay una. Es estrecha (Mateo 7:13), y pocos son los que la hallan; es la puerta de la gracia. Una madre cristiana no puede hacer entrar a su hijo con ella. Puede mostrarle el camino al cielo, orar por él, pero el acceso es personal.


Para entrar se necesita una llave que abra la puerta. Los hombres forjaron centenares de llaves en el curso de los siglos. Tienen nombres muy conocidos: obras, peregrinaciones, sufrimientos que uno se impone, diversos sacrificios y hasta el don de su propia vida. Ninguna de estas llaves abre la puerta del cielo. Solamente una lo puede hacer, la llave de la fe personal. “Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo” (Hechos 16:31). “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna” (Juan 3:16). “Por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe” (Efesios 2:8-9).


Dios nos abrió la puerta al enviar a Jesús, su Hijo, a la tierra para que soportara el castigo que merecían nuestros pecados. Dios, en su gracia, perdona a todos los que acuden a él confiando en el sacrificio de Jesucristo. Esto es entrar por Jesús, quien es “la Puerta”.

“Entrad por la puerta estrecha” (Mateo 7:13).


Jonás 1-2 – Marcos 4:1-20 – Salmo 49:16-20 – Proverbios 14:19-20

Clama a mí

Todos en algún momento de nuestras vidas pasamos por situaciones difíciles y dolorosas que a veces no sabemos cómo afrontar, nuestro corazón se llena de desesperación buscando de alguna manera poder solucionar ese problema. La mente se nubla y lo que hacemos es buscar ayuda en personas para refugiarnos y poder sentirnos seguros olvidando así lo que Dios nos manda: “E invócame en el día de la angustia; Te libraré, y tú me honrarás”. Salmos 50:15


Al rey Ezequías le tocó vivir un tiempo muy duro en un momento de su vida, él había enfermado e iba a morir. Después de enterarse que no viviría mucho más, su corazón se llenó de angustia. En ese momento crítico de su vida Ezequías buscó a Dios en oración diciendo: “Te ruego, oh Jehová, te ruego que hagas memoria de que he andado delante de ti en verdad y con íntegro corazón, y que he hecho las cosas que te agradan. Y lloró Ezequías con gran lloro”. 2 Reyes 20:3 Su oración fue escuchada por el Señor, quien lo libró de la muerte, lo sanó y le añadió quince años más a sus días.


Durante los momentos de prueba y angustia debemos buscar a Dios en oración, la solución y la respuesta a nuestro problema está en Él. No busques en tus fuerzas la salida a todo lo que te pasa, recuerda que Dios mismo dice: “E invócame en el día de la angustia…”.

Aprendamos a hacer lo mismo que hizo el Rey Ezequías en medio de su angustia, acudamos al dador de la vida aún cuando las situaciones sean difíciles de afrontar en su momento. En su palabra dice que la oración del justo puede mucho, el Señor te librará, hará un milagro y te bendecirá en gran manera.

“Entonces me invocaréis, y vendréis y oraréis a mí, y yo os oiré; y me buscaréis y me hallaréis, porque me buscaréis de todo vuestro corazón”. Jeremías 29:12-13


Feliz Martes



Que hoy sea un martes bendecido por Dios


sigue adelante sin temor y confiando


en que todo te saldrá bien porque lo has encomendado


en las manos del Señor.


En este Día Martes te deseo mucha fortaleza


para que le hagas frente a tus retos,


para que mires con valentía tu presente


y no te dejes vencer si tienes obstáculos.


Que se abran puertas de nuevas oportunidades


en este día donde puedas tener un buen desempeño,


dando gracias a Dios por su amor hacia ti,


por la fortaleza que con él puedes tener. 


Feliz Martes de Valentía y Fuerza. Mery Bracho

Hechos 17

Pablo en Atenas


16 Mientras Pablo los esperaba en Atenas, su espíritu se enardecía viendo la ciudad entregada a la idolatría. 17 Así que discutía en la sinagoga con los judíos y piadosos, y en la plaza cada día con los que concurrían.18 Algunos filósofos de los epicúreos y de los estoicos discutían con él. Unos decían:
—¿Qué querrá decir este palabrero?
Y otros:
—Parece que es predicador de nuevos dioses.
Esto decían porque les predicaba el evangelio de Jesús, y de la resurrección. 19 Lo tomaron y lo trajeron al Areópago, diciendo:
—¿Podremos saber qué es esta nueva enseñanza de que hablas?, 20 pues traes a nuestros oídos cosas extrañas. Queremos, pues, saber qué quiere decir esto. 21 (Porque todos los atenienses y los extranjeros residentes allí, en ninguna otra cosa se interesaban sino en decir o en oír algo nuevo.)
22 Entonces Pablo, puesto en pie en medio del Areópago, dijo:
—Atenienses, en todo observo que sois muy religiosos, 23 porque pasando y mirando vuestros santuarios, hallé también un altar en el cual estaba esta inscripción: “Al dios no conocido”. Al que vosotros adoráis, pues, sin conocerlo, es a quien yo os anuncio.
24 »El Dios que hizo el mundo y todas las cosas que en él hay, siendo Señor del cielo y de la tierra, no habita en templos hechos por manos humanas 25 ni es honrado por manos de hombres, como si necesitara de algo, pues él es quien da a todos vida, aliento y todas las cosas.
26 »De una sangre ha hecho todo el linaje de los hombres para que habiten sobre toda la faz de la tierra; y les ha prefijado el orden de los tiempos y los límites de su habitación, 27 para que busquen a Dios, si en alguna manera, palpando, puedan hallarlo, aunque ciertamente no está lejos de cada uno de nosotros, 28 porque en él vivimos, nos movemos y somos; como algunos de vuestros propios poetas también han dicho: “Porque linaje suyo somos.” 29 Siendo, pues, linaje de Dios, no debemos pensar que la Divinidad sea semejante a oro, o plata, o piedra, escultura de arte y de imaginación de hombres. 30 Pero Dios, habiendo pasado por alto los tiempos de esta ignorancia, ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan; 31 por cuanto ha establecido un día en el cual juzgará al mundo con justicia, por aquel varón a quien designó, acreditándolo ante todos al haberlo levantado de los muertos.
32 Pero cuando oyeron lo de la resurrección de los muertos, unos se burlaban y otros decían: «Ya te oiremos acerca de esto otra vez.»
33 Entonces Pablo salió de en medio de ellos. 34 Pero algunos de los que se le habían juntado, creyeron; entre ellos, Dionisio el areopagita y una mujer llamada Dámaris, y otros con ellos.

Buenos Dias

lunes, 29 de mayo de 2017

Buenas Noches

A cada uno su papel

Hermanos, orad por nosotros, para que la palabra del Señor corra.2 Tesalonicenses 3:1


Orando en todo tiempo… y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos; y por mí, a fin de que… me sea dada palabra para dar a conocer con denuedo el misterio del evangelio.Efesios 6:18-19


Los pasajes del Antiguo Testamento son ricos en enseñanzas para nuestra vida cristiana. El combate de Israel contra Amalec (Éxodo 17:8-13) nos habla de diferentes servicios para Dios. En la llanura, Josué estaba a la cabeza de la batalla del pueblo de Dios contra una nación enemiga que lo había atacado. Al mismo tiempo, en la colina, Moisés levantaba las manos hacia Dios y oraba por los combatientes. “Y sucedía que cuando alzaba Moisés su mano, Israel prevalecía; mas cuando él bajaba su mano, prevalecía Amalec” (Éxodo 17:11). Entonces Moisés, sostenido por sus dos asistentes, no dejó de orar hasta que la victoria fuese total.


Es muy importante que cada uno desempeñe su rol. Los que oran son tan útiles como los que están al frente. Su contribución es menos visible pero igual de real; tan pronto cesa, se nota su ausencia.


Aunque no haya recibido un don de evangelista, puedo orar por los predicadores. Si Dios me ha guardado de ser torturado o desterrado debido a mi fe, puedo orar por mis hermanos perseguidos. Aunque no sepa explicar la Biblia o consolar a los creyentes afligidos, sí puedo orar por aquellos que lo hacen. ¡No subestimemos la importancia de la oración, individual o colectiva! Los cristianos necesitan intercesores para ganar los combates espirituales. No hay que tener cualidades específicas para ello, sino solo interés por la Iglesia de Cristo, amor por nuestros hermanos y perseverancia.

Ezequiel 30 – 1 Tesalonicenses 1 – Salmo 40:1-5 – Proverbios 13:2-3

Era un esclavo encadenado por Satanás

Si os sometéis a alguien como esclavos para obedecerle, sois esclavos de aquel a quien obedecéis.Romanos 6:16


Así que, si el Hijo (de Dios) os libertare, seréis verdaderamente libres.Juan 8:36


«En mi niñez no fui feliz, pues todo el ambiente familiar estaba ensombrecido por el alcoholismo de mi padre. Aspiraba a encontrar amor y consuelo. Cuando tenía alrededor de 18 años me uní a un grupo de jóvenes marginales. Vivíamos en una época llena de idealismo y pensábamos que era posible tener una vida diferente, pero la decepción estuvo a la altura de la esperanza. Me sentía profundamente infeliz, mi única aspiración era la esperanza egoísta de que los demás pudiesen responder a mis deseos.


Un día recibí una carta de mi hermano mayor en la que me decía que había descubierto a Jesús y que su vida había cambiado totalmente. También me envió una Biblia y me invitó a leerla. Me alegraba por él, pero durante un año, a pesar de algunos intentos por leer la Biblia, no sucedió nada. Me estaba sumiendo en una desesperación cada vez más profunda. Un día quise saber qué contenía ese libro. Me retiré de mi entorno durante tres semanas para leer la Biblia. Cada noche, antes de abrirla, oraba a Dios diciendo: «Si lo que mi hermano dice es cierto, no hay ningún motivo para que no sea cierto para mí también». Aconsejado por mi hermano, leí el Nuevo Testamento, pero no comprendí gran cosa.


Sin embargo, una noche mientras leía quedé como fulminado interiormente. El texto hablaba del diablo, fue como una revelación. Yo creía que era libre, pero Dios me mostró que no lo era».

Ezequiel 27 – Gálatas 4 – Salmo 38:15-22 – Proverbios 12:25-26

Tal como soy… heme aquí

(Dios dijo:) Venid a mí… y vivirá vuestra alma.Isaías 55:3


(Jesucristo dijo:) Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar.Mateo 11:28


«Vaya a Jesús tal como es». Charlotte Eliott no solo retuvo estas palabras de César Malan, sino que las vivió y la inspiraron para componer el muy conocido cántico: «Just as I am», cuya traducción al español es:


Tal como soy, sin más decir,Que a otro yo no puedo ir,Y tú me invitas a venir.Bendito Cristo, heme aquí.Tal como soy, sin demorar,Del mal queriéndome librar.Tú solo puedes perdonar.Bendito Cristo, heme aquí.Tal como soy, en aflicciónExpuesto a muerte y perdición,Buscando vida y perdón,Bendito Cristo, heme aquí.Tal como soy, tu gran amorMe vence y busco tu favor.Servirte quiero con valor.Bendito Cristo, heme aquí.


¿Cómo ir a Jesús? Simplemente tal como soy, sin máscara. Entonces el amor incondicional del Salvador que perdona al pecador transformará la vida del que se acerca a él por medio de una oración sincera. ¡Dé ese paso ahora!


Ezequiel 23:1-27 – Hechos 28:1-16 – Salmo 37:23-29 – Proverbios 12:15-16

Superando la Intimidación

Es común hoy escuchar la palabra inglesa “bullying” para referirse al acoso la intimidación. La escuchamos sobre todo para hacer referencia a la situación que se presenta en las escuelas cuando estudiantes ejercen intimidación y/o burla sobre otros alumnos.


Se puede definir intimidación como “el acto de amenazar a otros para que ellos hagan lo que uno quiere a través del miedo”. Puede ser por medio de amenazas físicas, miradas, humillación intencional, manipulación emocional o maltrato físico. Los psicólogos que estudian el comportamiento humano dicen que, a menudo quien es una persona intimidadora, se debe a que cuando era niño fue intimidado por otros, ya sean estos sus padres, hermanos o compañeros de la escuela.


Aunque realmente existe la intimidación en todos los ambientes de la vida, desde el hogar cuando hay padres controladores, pasando por el trabajo con jefes tiranos o incluso en la misma iglesia con líderes manipuladores e intimidadores que pretenden controlar a los demás con el temor.Tanto el temor como la intimidación tienen un origen… el enemigo de nuestra alma; cuyo propósito es el de alejarnos de Dios, de hacernos sentir inferiores o indignos y así buscar que las personas desistan de servir o de cumplir con el propósito de la existencia.


Por eso hoy te quiero dar una herramienta para que la apliques en tu vida y la compartas con tu familia, incluso con los más pequeños en tu casa. “Como hijos de Dios por medio de Jesús, tenemos el poder del Espíritu Santo, la capacidad para declarar vida y no muerte con nuestra boca y para esto es necesario leer, aprender y declarar las promesas de Dios”


Cuando la intimidación se presente, debemos recordarnos las promesas de Dios.Si alguien dice cosas contrarias a la Palabra de Dios sobre ti, inmediatamente desecha esas palabras de muerte y declara vida recordando y declarando la vida de victoria que tenemos en Cristo.


Tú no estás solo(a), el Señor está contigo y Él quiere verte venciendo sobre el mal; te da fuerzas para soportar cualquier ataque de intimidación y si le pides, te dará sabiduría para superar todo aprendizaje incorrecto del pasado, además te ha equipado también con la herramienta más poderosa para crecer espiritualmente… “el perdón”.


Oro para que vivas en victoria y no permitas que nadie te intimide, ni te atemorice.


Versículo: “Confío en Dios y alabo su palabra; confío en Dios y no siento miedo. ¿Qué puede hacerme un simple mortal?. Salmos 56:4 (NVI)

El cambio y la transformación son necesarios para poder recibir el vino nuevo

El cambio y la transformación son necesarios para poder recibir el vino nuevo. Y nadie echa vino nuevo en odres viejos; de otra manera, el vino nuevo romperá los odres y se derramará, y los odres se perderán. Lucas 5: 37
El cambio y la transformación son necesarios para poder recibir el vino nuevo. Una mente arraigada en el pasado no está preparada para recibirlo, porque de esta manera se perdería todo lo que Dios tiene para nosotros.
El odre viejo todo lo razona y no permite que lo sobrenatural se manifieste, impidiendo que el Espíritu Santo haga lo que tiene que hacer. Por eso, debemos tener nuestra mente abierta para pasar por los procesos de transformación. Los procesos duelen, y más cuando entendemos que tenemos que dejar muchas cosas para poder seguir la dirección del Espíritu.


Cuando somos cambiados empezamos a recibir del vino nuevo. Esto nos lleva a tener una manifestación poderosa en Su presencia y a romper con los paradigmas religiosos que nos tenían atados. Nuestra vida cambia totalmente, haciendo lo que no hacíamos antes y dándole libertad absoluta al Espíritu Santo para que se mueva libremente en todo.


Recibamos el nuevo vino que quiere llenarnos de esa unción poderosa para que conquistemos y arrebatemos todo lo que el enemigo nos ha quitado, pero primero habiendo arrancado todo lo viejo que estaba en nosotros.

Zona libre de Chismes

EFESIOS 4:29 “Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes”.


Mientras iba en un auto pasé por la lado de un letrero que decía: S/.240.00 multa por tirar basura en la autopista. Al poco tiempo vi otro letrero que decía: Basurero a 1,5 Km. Poco después le pasé a un camión de basura que se dirigía a la Planta de Tratamiento Municipal.
Con la basura se pueden hacer tres cosas: la puedes recoger, la puedes esparcir o la puedes eliminar.


Con los chismes pasa algo semejante. Algunas personas siempre están escuchando algún chisme y por lo tanto recogen basura. Si tan sólo fueran colectores… el problema no sería tan grave. Pero estos colectores muchas veces son como las personas que arrojan basura en las vías públicas e insisten en esparcirla por la autopista de la vida.


Gracias a DIOS que también están los que la eliminan pues colocan los desperdicios a donde tienen que ir: en «el basurero» del olvido.

En algunas oficinas te pueden amonestar, suspender y hasta despedir por chismear. Según un estudio, el empleado promedio chismea unas 65 horas al año.
Una firma decidió convertirse en una «zona libre de chismes». Ésta exige que los empleados jamás hablen mal de sus compañeros de trabajo a sus espaldas; si los pillan, pierden su empleo.


Una empresa cristiana, dedicada a la industria del entretenimiento, ha optado por una refrescante alternativa al chisme. Lo combaten con la oración y animan a las personas a orar para desterrar el chisme y muy especialmente para que DIOS cambie la actitud del chismoso.


Una sana recomendación. Si no puedes decir nada útil, mejor no digas nada. Si escuchas un rumor dañino, colócalo de inmediato en la «bolsa de la basura». Luego ora por la persona sobre la que están ‘hablando’, así como por el que te lo dijo. No divulgues el chisme, sino elimínalo en silencio. El chisme muere pronto si no se repite.


Hoy vas a encontrar mucha basura. La puedes recoger, la puedes esparcir, o la puedes eliminar. Pídele a DIOS que te ayude a hacer lo que Le agrada y lo que sea útil a los demás.


ORACIÓN: Mi Señor. Perdóname porque ha habido oportunidades que he sido una persona chismosa. Ayúdame a no hacerlo más, y hacer las cosas que Te agradan. Gracias Señor, en el nombre de Cristo, amén.

Acuérdate de Mí



Hijo, acuérdate de Mí en los días en que dura tu vigor……reflexiona antes que lleguen los días malos……cuando los años se acercan, de los cuales dirás:


“No espero nada nuevo más de ellos…”…considérame antes de que para ti se oscurezcan el sol, la luz la luna y las estrellas,y las circunstancias adversas vuelvan como las nubes vuelven apenas haya llovido…


…cuando tus huesos y las fuerzas de tu piernas no las sientas como antes……cuando no tengas tus propios dientes para moler la comida……y ya los viejos que eran antes de ti no los encuentres…


…cuando cada vez te limites sin darte cuenta a tener menos actividad……y cuando las cosas de la juventud ya no te emocionen tan fácilmente……cuando ya no te sientas tan valiente como antes…


…piensa que en estos tiempos estarás más cerca de Mí que antes, por eso, respétame, considérame y obedece lo que te mando hoy en Mi amor……porque de todo lo que has hecho, tu conciencia dará cuenta ante Mí, sea bueno o malo…Jesús.


Confesión: Hoy confieso que buscaré al Señor mientras tengo fuerzas y puedo cambiar mis actitudes… confesaré mis faltas delante de Él y a las personas que he afectado… limpiaré mi conciencia por la sangre de Cristo y con ayuda de Su Palabra… lo declaro en nombre de Jesús, Amén.


Referencia Bíblica: Eclesiastés 12:1-14

Buenas Tardes

COMO UN PERRO FIEL

«Tú sígueme» (Juan 21: 22).


A ORILLAS de un caudaloso río, vivía un labrador muy pobre. Este labrador tenía un perro al que adoraba, pero el pobre canino pasaba hambre porque su amo no tenía alimentos suficientes, ni siquiera para él mismo. La vida era dura para ellos pero no era triste, porque se tenían el uno al otro.


Al otro lado del río, sin embargo, había abundancia de comida. El perro lo sabía porque de vez en cuando había cruzado en barca con su amo y había visto cómo vivían los perros de aquel lado. No pasaban hambre. Y deseó vivir en aquel lugar.
Así fue como, en uno de los viajes que hizo con su amo, se quedó del otro lado para no volver. Simplemente desapareció y el amo tuvo que regresar a la casa sin él. Estaba triste por la pérdida pero, en el fondo, aquel amo cariñoso entendía por qué su animal se había escapado,


Pasado un tiempo, el ahora solitario perro se dio cuenta de que su felicidad no era completa: su amo le hacía falta y la tristeza le resultaba más dura que el hambre.Sí, ahora tenía mucho para comer, pero le faltaba cariño y alguien con quien jugar


Por esa razón decidió regresar a casa. Pero había un pequeño inconveniente: ¿cómo se las arreglaría para cruzar el río sin que se lo comieran los cocodrilos? A veces pasaba por allí un bote y él trataba de meterse en el bote, pero siempre lo echaban. Un día, cuando una barca se alejaba, el perro empezó a ladrar y los cocodrilos, atraídos por sus ladridos, llegaron al sitio donde él estaba, creyendo que sería una presa fácil.


Pero el perro se ingenió una forma de escapar y, mientras los cocodrilos estaban mirando el lugar donde él había ladrado, él se alejaba por entre las malezas, se echaba silenciosamente al agua y llegaba a casa de su amo.Puede parecerte, al observar a otros que no creen en Jesús, que son más felices, o que tienen más cosas que tú, o que no les ponen tantas restricciones como a ti, pero esas apariencias no significan que sean más felices. La vida del cristiano es mejor porque solo Cristo da la verdadera felicidad. No permitas que nada te aleje de Jesús.

MANCHITAS

Aunque sus pecados sean como el rojo más vivo, yo los dejaré blancos como la nieve. Isaias 1: 18.


¿Alguna vez fuiste al dentista y te dijo que tenías una o varias caries, y que tenía que hacer un trabajo especial para arrancarlas y dejar tus dientes limpios nuevamente? Usa un espejo y observa tus dientes, a ver si tienes algún puntito negro.


Esos puntitos negros en los dientes, las caries, se forman debido a bacterias que se alimentan de las cosas dulces que comes, como caramelos y galletas.
Si no lavas tus dientes después de cada alimento, las bacterias comen los restos que se quedaron en tus dientes y así se forman las caries. Esos puntitos negros crecen y crecen cada vez más, hasta que te duele alguno de tus dientes o una muela y tienes que ir al dentista.


Cuando hacemos algo que ofende a Jesús, como mentir, robar o pelear, pecamos.
Los pecados son como esas manchitas negras en tus dientes: Al hacer algo malo, aparece una manchita en tu vida. Puedes seguir igual, pensar que no va a pasar nada, pero la mancha se hará más grande con el tiempo.Tendrás que buscar un médico que te limpie de esas manchas. El único que puede, es Jesús, Puede limpiarte la mancha del pecado y dejar tu vida bien nuevamente.

HABLA CON JESÚS:Jesús, te pido que me limpies y me perdones. Quiero que mi vida sea pura. Amén.

EXPERIENCIAS CERCANAS A LA MUERTE

«Enséñanos a contar bien nuestros días, para que nuestra mente alcance sabiduría» (Salmos 90: 12).


Varias veces me he librado de la muerte o de salir mal herida. El hogar de mi infancia casi se incendia una noche por causa del horno, pero una mano milagrosa lo apagó mientras todos dormíamos en nuestras habitaciones. Cuando mi vieja furgoneta se recalentó mientras regresaba a casa de la universidad, tuve una fuerte necesidad de salir del vehículo segundos antes de que la cabina se viera completamente envuelta en llamas.


Una vez, el avión en que viajaba se incendió; por suerte, todavía estábamos despegando, por lo que pudimos dar la vuelta y salir sin daños.
Otro incendio se inició en mi dormitorio en la universidad, justo debajo de mi cama; si se hubiera producido durante la noche hubiera muerto por inhalación de humo antes incluso de saber qué sucedía. Como ves, el fuego es una constante en mi vida. También he tenido accidentes; desde una vez que perdí el control del auto y atravesé cuatro carriles en una autovía congestionada sin que ninguno me tocara, hasta caerme de un vehículo en marcha. Después de cada una de estas experiencias cercanas a la muerte tuve lo que se conoce como «el síndrome del día siguiente».


A la mañana siguiente te das cuenta de lo afortunado que eres de estar vivo; la vida toma un nuevo sentido para ti, estás agradecido porque te das cuenta de que por poco no ves un nuevo día.


Cada vez que tienes un encuentro con la muerte cambian tus prioridades, porque adquieres una nueva perspectiva. De pronto ya no te preocupan las cosas pequeñas; simplemente estás agradecido de estar vivo. Pero la verdad es que nadie tiene garantizado que vivirá mañana, Cada día es un regalo, Si supieras la fecha de tu muerte, ¿cambiaría eso la manera en que estás viviendo?


El salmista le pide al Señor que nos enseñe a contar bien nuestros días; esto quiere decir que nos enseñe a vivir bien, a apreciar la vida como si el mañana no existiera, a comprender que la vida es algo que no debemos dar por seguro y que necesitamos sabiduría para tornar las mejores decisiones, ¿Por qué no intentas hoy ver la vida como lo que es, un regalo? Intenta vivirla de tal manera que, si fuera tu último día aquí en la tierra, estuvieras contento con las decisiones que has tomado.

El nuevo día

¡Despierta, alma mía! ¡Despierten, arpa y lira! ¡Haré despertar al nuevo día!Salmo 57:8


Sé que después de esta semana de celebración tú y yo tendremos un corazón muy agradecido por Dios. Seremos capaces de recordar todo lo grande que es nuestro Padre y todo lo hermoso que es Él.


Hoy celebramos que tenemos un día más de vida, que a Dios le plació que nos levantáramos, que respiráramos, que hoy es una nueva oportunidad para reparar lo que se dañó, que hoy, como te lo he dicho otras veces, la misericordia de Dios es nueva. Celebramos que hoy puede ser el día en que alcancemos esos sueños o lleguemos por fin a la meta tan esperada.


Hoy es un nuevo día en el que nuestro Señor tiene preparada cosas hermosas. Recuerda que Él siempre quiere lo mejor para nosotros.
Ánimo, levántate con la expectativa de dejarte sorprender hoy por Dios.

Frases con imágenes de feliz lunes y feliz semana, mensajes cristianos positivos para amigos deseando una buena semana, saludos por Mery Bracho.

Feliz Lunes. 


Comenzamos una nueva semana.


No importa lo que pasó 


la semana pasada


este es un nuevo día


con oportunidades


para que sigas y no desmayes,


para que te esfuerces y seas valiente.

Hechos 17

Pablo y Silas en Berea


10 Inmediatamente, los hermanos enviaron de noche a Pablo y a Silas hasta Berea. En cuanto llegaron, entraron en la sinagoga de los judíos.11 Estos eran más nobles que los que estaban en Tesalónica, pues recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así. 12 Muchos de ellos creyeron, y de los griegos, mujeres distinguidas y no pocos hombres. 13 Cuando los judíos de Tesalónica supieron que también en Berea era anunciada la palabra de Dios por Pablo, fueron allá y también alborotaron a las multitudes. 14 Entonces los hermanos hicieron que Pablo saliera inmediatamente en dirección al mar; pero Silas y Timoteo se quedaron allí. 15 Los que se habían encargado de conducir a Pablo lo llevaron a Atenas; y habiendo recibido el encargo de que Silas y Timoteo vinieran a él lo más pronto posible, salieron.

Buenos Dias

domingo, 28 de mayo de 2017

Buenas Noches

LA RESPUESTA



“El Señor ha escuchado mi ruego; el Señor responderá a mi oración” Salmos 6:9 (NTV)


La oración no solamente está compuesta de palabras, sino también de fe. Hay veces, que pese a que invertimos muchas horas en la oración, no vemos cambios. Es posible que nos falte agregarle el imprescindible condimento de la fe a nuestras palabras. Hoy te animo a que actives tu fe y declares que Dios responderá en su tiempo y conforme a tu voluntad.

Dios nos ayuda

El Señor mismo marchará al frente de ti y estará contigo; nunca te dejará ni te abandonará. No temas ni te desanimes.Deuteronomio 31:8


Hoy vamos a pedirle a Dios que nos ayude a ser mujeres y hombres sencillos que vivamos nuestra vida de acuerdo con su voluntad.
Sabemos que no podemos esperar más de los demás cuando no caminamos una milla extra. También sabemos que hay excepciones en esto de las oportunidades, ya que no le vas a dar la oportunidad a una persona que representa un peligro para ti o los tuyos y que hay situaciones en las que debemos soltarnos en las manos de Dios.


Si eres víctima de maltratos, violaciones, ofensas o chantajes, o a tus hijos los maltratan y sufren el abuso que pone en peligro sus vidas, es urgente que vayas en busca de ayuda.


Rompe el silencio y sal de ese círculo dañino porque Dios no te quiere ver de ese modo. Ante todo, tú eres un hijo de Dios. Por eso es tan importante tener un consejero o una persona que te escuche y te pueda ayudar a salir adelante en cualquier situación.


La buena noticia es que, en medio de cualquier tribulación, Dios nos ayudará.

Por Mi justicia


Hijo, por Mi justicia he apartado de ti tus pecados……Mi furor se cargó sobre Mí y Mi ira se apartó de ti……Me olvidaré de la maldad de los que te antecedieron…


…Te escucho, inclino Mi rostro a tu clamor y haré que tu vida resplandezca con Mi luz……porque invocaste Mi Nombre terminaré las desolaciones que te rodean……porque no has confiado en tu propia justicia y confesaste tus pecados y el de los tuyos… perdonaré y prestaré oído…


…Te daré sabiduría y entendimiento… porque tú eres muy amado… espera mis tiempos…Jesús.


Confesión: Hoy declaro que te doy gracias por escuchar mi clamor y cargar sobre Ti el pecado de los que no se habían arrepentido… resplandece La luz de tu rostro sobre mí como dijiste y hazlo también sobre todos los que te invocan de verdad… espero de Ti Señor la sabiduría y el entendimiento para saber cómo actuar y saber cómo pedirte… enséñame a hacer lo propio en cada tiempo… te lo pido en nombre de Jesús, Amén.


Referencia Bíblica: Daniel 9:15-22

El Precioso y Poderoso Fruto del Espíritu Santo

El fruto que el Espíritu Santo dará en tu vida es amor, alegría, paz, paciencia, gentileza, bondad, fidelidad, humildad y control propio. Todo lo que necesitas es rendirte a Dios, renunciar a todo lo que no le agrada, y tendrás la manifestación de su gloria.


En Gálatas 5:22-23 dice: “La clase de fruto que el Espíritu Santo produce en nuestra vida es: amor, alegría, paz, paciencia, gentileza, bondad, fidelidad, humildad y control propio. ¡No existen leyes contra esas cosas!”.

 

 
Una vida espiritual madura y verdadera es aquella que da los frutos que el Espíritu Santo produce. Nuestra meta diaria de búsqueda de Dios tiene que ver con vivir llenos y de acuerdo a estos frutos. El fruto es algo que se produce naturalmente cuando permanecemos unidos a la fuente de vida y poder que es Jesús. Y Él dijo en Juan 14:16 que no nos dejaría huérfanos, o solos, sino que enviaría a otro consolador, al Espíritu Santo, para que esté siempre con nosotros.
Él Espíritu Santo nos provee de poder, que es lo que necesitamos para vivir la vida cristiana victoriosa de milagros, prodigios, dones, sabiduría de Dios y frutos que llenan todo nuestro ser. Buscando su presencia con hambre, y estando enfocados en experimentar su poderosa comunión, es que nos transformará a la imagen de Cristo. Nuestra mayor fuente de poder es el Espíritu Santo, nuestro más grande aliado. Él nos habla lo que el Padre y el Hijo dicen y nos trae el reino de Dios a nuestra vida. Tu amistad con Él, producirá todo tipo de frutos gloriosos en ti, y que bendecirán a muchos.


Oremos así:


“Padre gracias por enviarnos al Espíritu Santo, me enfoco en obedecer y buscarte con hambre y sed cada día. Lléname ahora de la unción del Espíritu Santo para producir sus frutos y vencer todo obstáculo con su poder, lo pido en el nombre de Jesús. Amén”

Escucha lo que te digo


Hijo, escucha lo que te digo… tengo un pleito pendiente con mi pueblo, porque no encuentro sinceridad, ni amor, ni hay conocimiento verdadero de Mi……por eso, todo el país está de duelo y están deprimidos sus habitantes…


…Mi pueblo languidece por falta de conocimiento, y los líderes espirituales han dejado que se pierda el conocimiento, yo también haré que pierdan el sacerdocio, la responsabilidad de liderar espiritualmente…


…han olvidado Mi Ley, y también Yo me olvidaré de sus hijos……todos por igual me han ofendido, pues me han dejado a mí, su Gloria, por ir a unas vergüenzas…


…y como comen de sus mentiras agarran el dinero que mi pueblo ofrece por el pecado o por beneficios, les conviene que mi pueblo siga pecando……trataré al líder espiritual como al pueblo y le pediré cuentas por su conducta; a cada cual retribuiré según sus obras…


…comerán, pero sin quedar satisfechos; se prostituirán espiritualmente, pero no ganarán nada, porque Me han traicionado……Mi pueblo consulta en vano y espera la respuesta en vano, pues un espíritu de infidelidad lo arrastra a engañar a su Dios con otros dioses creyendo que Soy Yo…


…públicamente Me ofrecen sacrificios confortablemente para agradarse a sí mismos……tu hijo, sin embargo, si ves a otros ser infieles a Mí, tú al menos, no cometas la misma falta. No vayas con ellos ni pactes nada en Mi Nombre Jesús.


Confesión: Hoy declaro el pecado del pueblo de Dios como si fuera mi propio pecado… pido que hagas justicia y juicio pero pido misericordia y que si es posible lleves a tus escogidos al arrepentimiento… pido perdón por los líderes que te han dejado a Ti por ir tras vanidades que avergüenzan hasta al incrédulo… te pido perdón por los pecados de aquellos de los líderes que con mentiras agarran el dinero de tu pueblo con promesas infladas y que salen de su corazón y no del Tuyo Señor. Perdona todo tipo de infidelidad que haya captado nuestra mente… Perdónanos, ten misericordia, cámbianos… te lo suplico en nombre de Jesús, Amén.


Referencia Bíblica: Oseas 4:1-15

DIOS TE MUDA EN OTRO HOMBRE

“Entonces el Espíritu de Jehová vendrá sobre ti con poder, y profetizarás con ellos, y serás mudado en otro hombre. Y cuando te hayan sucedido estas señales, haz lo que te viniere a la mano, porque Dios está contigo. Luego bajarás delante de mí a Gilgal; entonces descenderé yo a ti para ofrecer holocaustos y sacrificar ofrendas de paz. Espera siete días, hasta que yo venga a ti y te enseñe lo que has de hacer. Aconteció luego, que al volver él la espalda para apartarse de Samuel, le mudó Dios su corazón; y todas estas señales acontecieron en aquel día.” 1 Samuel 10:6-9

En los versículos anteriores, el profeta Samuel le advierte a Saúl unos acontecimientos que se darían como señal de que Dios estaba con él. En el verso 6 de 1 Samuel 10, se le profetiza a Saúl que el Espíritu de Jehová vendría sobre él con poder, y profetizaría junto con los profetas, y sería mudado en otro hombre. Pero luego, en el verso ocho, el profeta le dice a Saúl que tiene que esperar por él, porque este le enseñaría lo que tenía que hacer.
Hay personas que han sido llamados para algo, pero aún no se han convertido en la persona que tienen que ser para poder hacerlo. El hecho de que Dios te haya mandado a hacer algo, no significa que tú sepas cómo hacerlo. Tú puedes tener una posición, y no ser capaz de manejarla. La gente puede pensar que en el versículo 9 ocurrió lo que Dios dijo en el verso 6, pero hay una gran diferencia entre ambos versos: Primeramente, Dios dice que haría de Saúl un hombre nuevo; en el verso nueve, dice que lo que mudó fue el corazón. La expresión de “mudar el corazón” significa que se prepara para nuevas experiencias.
El ser “mudado en otro hombre” es la experiencia que Dios nos promete en su Palabra. Él nos dice que seremos nuevos en Cristo Jesús, y tú necesitas ser nuevo para ser todo lo que Dios quiere que tú seas. Para ser transformados en las personas que Dios quiere que seamos, necesitamos mudar el corazón, porque si el corazón no despierta, no podemos ver todas las señales para alcanzar la transformación. Si tu corazón despierta, entonces puedes ver todas las cosas que Dios está haciendo contigo para acercarte a ser la persona que debes ser. Pero eso es solo el inicio; por eso hay mucha gente cristiana que su corazón se despertó, pero no han llegado a transformarse completamente. El problema es que la gente no quiere ser cambiada, quieren todas las cosas grandes, haciendo lo mismo de siempre.


Necesitarás gente que te ayude dentro de todo ese proceso, porque una cosa es lo que puedas tener y otra es lo que puedas hacer. Y el poder del Espíritu Santo para tu vida, más que para hacer, es para que seas. Cuando te transformas, aunque no tengas, siempre serás una persona transformada. Hay gente que tiene mucho dinero, lo pierden, y vuelven a levantarse, porque el que ya es próspero, no se trata de lo que tiene, se trata de lo que es, y dondequiera que lo pongas, algo va a hacer, algo va a pasar y va a volver a levantarse. Es esa transformación que se requiere de nosotros.


En la parábola del hijo pródigo, el hermano mayor va donde el padre, y le reclama, diciéndole que nunca le había dado nada, a lo cual el padre le respondió que todo lo que él tenía era del hijo mayor, pero nunca había pedido. El hijo pródigo tenía la fe para pedir, pero no el carácter para sostenerlo. El otro, no tenía la fe para pedir, y por eso nunca disfrutó de nada. Y así hay gente en la iglesia, gente que tiene fe para pedir, pero no permiten que Dios desarrolle su carácter, para poder sostener lo que Dios le quiere dar; y tenemos los que se quejan porque otros piden. Dios le da a los que piden, porque el que pide, recibe. Hay gente que se queja por las ofrendas que dan otros. Nadie debería meterse con las ofrendas de los demás; esas personas son los hermanos mayores que se pasan hablando de lo que otros se atreven a hacer, para ellos criticar.


Nosotros tenemos que saber que el poder de Dios no está solo para hacer, sino también para que nosotros seamos, porque cuando seas, todo lo que Dios ponga en tu mano para hacer, lo harás. Dios siempre ha querido cosas buenas para ti, pero también quiere que seas transformado por el poder del Espíritu Santo. Si tu corazón se ha despertado para ciertos sueños, visiones, metas, y no te han salido en el pasado, es porque a lo mejor has tratado dehacer, sin primero ser.


Tienes que saber que el poder del Espíritu Santo no es solo para hacer, sino también para ser. Cuando seas de la manera que Dios quiere, todo lo que él ponga en tu mano para hacer, lo podrás completar. Hay cosas que has estado tratando para hacer, y como no te han salido, piensas que Dios no las quiere para ti, pero el problema es que no has permitido que él te hagala persona que debes ser.
Permite que el Señor te transforme en la persona que él quiere que tú seas, y sabrás que Dios está contigo, y podrás hacer todo lo que Él ponga en tu mano.