Evangelismo

Ultimas fotos

jueves, 22 de junio de 2017

FE, AMOR Y ESPERANZA

Acordándonos sin cesar delante del Dios y Padre nuestro de la obra de vuestra fe, del trabajo de vuestro amor y de vuestra constancia en la esperanza en nuestro Señor Jesucristo. I Tesalonicenses 1: 3.


UNA VEZ MÁS, Bernardo dejó que se marchara; en realidad, siempre la había dejado ir, desde que la conociera. Siempre había estado tan ocupado, como para intentar conocerla. No es que no lo hubiera querido hacer; no, no era eso. Era la vida, la agitación propia de un mundo en el cual quien no camina rápido se traga el polvo de los que van adelante.


Lo que le dolía era que Estela no era la primera esposa que perdía; ya era la tercera vez que fracasaba. Lo que él llamaba amor era apenas el sentimiento romántico que desaparece con el tiempo.
El versículo de hoy habla de la constancia, como característica de la vida madura de un cristiano. Pablo, escribiendo a los tesalonicenses, destaca tres frutos que aparecen en la vida de un cristiano que pasa tiempo conociendo al Señor Jesús: fe, amor y esperanza.


La fe que el apóstol menciona no es solamente el asentimiento intelectual a una doctrina, sino la experiencia que obra, que produce y que se exterioriza en acciones. Un asentimiento intelectual sin obras no es fe; por lo menos, no desde el punto de vista bíblico.


La segunda característica es el amor, no simplemente como declaración romántica adornada de palabras bonitas, sino como un principio que se manifiesta en dedicación, renuncia y entrega a Dios y a los semejantes.Y, finalmente, la esperanza. No solo como el deseo de que suceda algo bueno en el futuro, sino como la actitud constante de creer en Dios, aunque las circunstancias nos empujen a dudar del amor de Dios y del cumplimiento de sus promesas.Estas características solo aparecen en la vida de la persona que todos los días aparta tiempo para estar a solas con Jesús.


Los matrimonios de Bernardo fracasaron porque, aunque estaba casado, no tomaba tiempo para conocer a la persona amada. Sin conocimiento, no existe confianza; y sin confianza, no puede haber ni fe, ni amor, ni esperanza.Por eso, no salgas hoy para los embates del día sin la seguridad de que te tomaste tiempo para conocer a Jesús. Sé como los tesalonicenses, a quienes Pablo les dijo: «Acordándonos sin cesar delante del Dios y Padre nuestro de la obra de vuestra fe, del trabajo de vuestro amor y de vuestra constancia en la esperanza en nuestro Señor Jesucristo».

Si te Quieren Desanimar, Algo Grande Viene

Puede que te quieran desanimar, que te critiquen, que quieran hacerte sentir que no eres capaz o haces las cosas mal. Pero cuando Dios te respalda en algo, tienes la fuerzas, la gracia y las puertas que necesites para llevar adelante su plan en ti.


Nehemías 2:19 dice: “Sin embargo, cuando Sanbalat, Tobías y Gesem el árabe se enteraron de nuestro plan, se burlaron con desprecio. —¿Qué están haciendo? —preguntaron—. ¿Se rebelan contra el rey?”.
Nehemías debía reconstruir la ciudad de Jerusalén porque era lo que Dios le había puesto en el corazón, y para esto, contó con la ayuda del rey Artajerjes, a quien servía fielmente. Cuando eres fiel en tus tareas y haces lo mejor, el Señor te encomendara preciosos y grandes proyectos, abriéndote puertas para ello. Cuando llegó a la ciudad, consiguió ayuda e iniciar la reconstrucción, pero no tardó mucho en llegar el desprecio y burla personas que quisieron detener la obra.

 

 
Cuando te enfocas en llevar adelante lo que Dios puso en tu corazón y comienzas a trabajar, no tardarán en llegar quienes te quiran desalentar para detenerte. Siempre que lleves adelante un nuevo proyecto, estarán los que intentan despreciarte para que abandones tu avance. Nadie tiene porque opinar, ni intentar detenerte, por eso debes saber lo que Nehemías respondió en el versículo veinte: “El Dios del cielo nos ayudará a tener éxito”. No escuches las comentarios que quieren hacerte abandonar. El Señor quiere que avances y te respalda en lo que emprendas.


Oremos así:


“Padre Dios, gracias porque tú estás conmigo, me ayudes y me respaldas. Reprendo todo lo que me quiera detener o desanimar y me enfoco en las tareas que has puesto en mi corazón. Seguiré adelante y todo me saldrá bien, en el nombre de Jesús, Amén”

Jesús es el Mismo Ayer Hoy y por los Siglos

Enfócate hoy en el buscar al Señor, porque la biblia dice en Hebreos 13:8 que Jesús es el mismo ayer, hoy y por los siglos. Su carácter no cambia, su poder es inigualable, su amor es infinito. El hace milagros cuando nos enfocamos en su palabra para desarrollar la fe.


Juan 4:49-50 dice: “―Señor —rogó el funcionario—, baja antes de que se muera mi hijo. ―Vuelve a casa, que tu hijo vive —le dijo Jesús. El hombre creyó lo que Jesús le dijo, y se fue. Cuando se dirigía a su casa, sus siervos salieron a su encuentro y le dieron la noticia de que su hijo estaba vivo”.

 

 
Cuando este funcionario se enteró de que Jesús iba a Galilea, salió a buscarlo para pedir ayuda. Los galileos habían visto personalmente lo que Jesús hizo durante la pascua. Cuando el funcionario viene a Jesús, le suplica que vaya a sanar a su hijo, pero el Señor en esta caso no lo acompaña, solo le dijo: Vuelve a tu casa, que tu hijo vive. El hombre creyó lo que Jesús dijo y se fue.


El hombre tenía la fe suficiente para creer, que solo la palabra de Jesús, dada a la a distancia era suficiente para el milagro y así sucedió. El Señor quiere que nuestra fe crezca, nosotros necesitamos que nuestra fe crezca, tenemos que acceder a la fuente de la fe, que es saber que Jesús es el mismo ayer, hoy y por los siglos, que sigue haciendo milagros y maravillas, que nos inspira y nos ha dado su Palabra y su Espíritu Santo para desarrollar la fe necesaria para creer y recibir sus promesas en cada situación de nuestras vidas.


Oremos así:


“Padre Celestial, gracias porque en Jesús obtenemos toda tu bendición, Él es el mismo ayer hoy y por siempre. Creo tu palabra y tus promesas, porque son fieles y verdaderas. Recibo tu fe bajo el poder del Espíritu Santo en el nombre de Jesús. Amén”

Buenas Tardes

Resultado de imagen para Buenos dias de jueves cristiano

Sencillez de la vida

La actitud de ustedes debe ser como la de Cristo Jesús, quien, siendo por naturaleza Dios, no consideró el ser igual a Dios como algo a qué aferrarse.Filipenses 2:5-6


El mejor ejemplo de sencillez y de humildad lo hemos conocido con el mismo Jesús que, siendo el Hijo del Rey, se despojó de sí mismo. La palabra «despojó» en griego es kenoo, que significa «vaciarse de su gloria», o sea, se colocó en una actitud de no exigir nada de lo que merecía por ser el Hijo de Dios. Al contrario, se convirtió en siervo de manera voluntaria, haciéndose semejante a los hombres, menos en el pecado. Por lo demás sufrió hambre, tristezas, pobreza, rechazo, calumnias, maltrato y hasta la muerte. Esto sí que es un ejemplo de humildad.


¿Qué haríamos nosotros de todo lo que Jesús hizo? ¡Creo que NADA! Sin embargo, lo lindo es que Jesús lo hizo por obediencia al Padre. Si queremos ser imitadores de Cristo, nos falta mucho por aprender.


Jesús fue humilde y esa debe ser nuestra meta.

Resultado de imagen para Buenos dias de jueves cristiano

LLENA TUS VACÍOS

Cuando el ser humano experimenta esa sensación de vacío en su interior, intenta todo lo humanamente posible para llenarlo, sin darnos cuenta que, luego, nos sentimos peor; porque el vacío no es resultado de la falta de algo, sino que es resultado del desorden.

La Biblia dice que la tierra estaba desordenada y vacía. El desorden es lo que produce el vacío en la vida de una persona. Por eso, la fórmula de la multiplicación de Dios es traer orden, para entonces llenar, luego bendecir, y finalmente multiplicar, para que los vacíos nunca vuelvan a aparecer, ya que, con la multiplicación, Dios se asegura de que todo se mantenga lleno.

El vacío que tú estás sintiendo en tu vida hoy, es producto de que algo está fuera de orden. Hay algo que tienes que ordenar en tus pensamientos, en tus relaciones.

La Biblia nos muestra dos momentos de creación. El primero, en Génesis 1, cuando Dios mismo utiliza esta fórmula, trayendo orden para entonces llenar, bendecir y multiplicar. El problema es que, cuando el hombre peca, entra el pecado a la tierra, y el hombre comienza a multiplicar, pero lo que se comenzó a multiplicar era el pecado. La maldad comenzó a crecer al tal grado, que Dios tuvo que volver a traer orden. Por eso, en Génesis 8, vemos cómo Dios usa a Noé para hacer uso, una vez más, de esta fórmula, y así comenzar una nueva tierra. Noé halló gracia ante los ojos de Dios, fue el escogido. Dios no interviene en la tierra directamente, sino a través de un hombre. En la primera creación, es Dios llenando todas las cosas; pero en Génesis 8, Dios usa a un hombre para que sea él quien recree y complete toda la obra. Pero Noé tiene que añadirle un nuevo detalle a la fórmula, para vencer el pecado que estaba provocando que la tierra se encontrara llena de maldad.

El pecado no quita la capacidad que tiene el hombre de multiplicarse, o de utilizar sus talentos. El error de muchos es pensar que, como pueden seguir haciendo ciertas cosas, aun estando en pecado, el pecado entonces no está teniendo consecuencias; pero, si tú estás pecando, lo que estás multiplicando es el pecado que hay dentro de ti y, eventualmente, experimentarás vacío, dolor. Pero Dios quiere cambiar todo esto.

En Génesis 8, vemos cómo se experimenta el diluvio, que no es otra cosa que la forma de Dios de volver a traer orden. Dios trajo juicio, trajo orden, desatando las aguas de arriba y las de abajo, las que perdieron sus límites, para limpiar, que no es otra cosa que poner orden. Pero ahora el proceso de llenar le toca a Noé, quien tuvo que prepara un arca, y llevar allí aquello que, eventualmente, Dios usaría para llenar la tierra.

Pero, en este capítulo, vemos también que Noé fue al altar de Dios. Tan pronto salió del arca, Noé fue al altar y, entonces, Dios bendijo y multiplicó. La fórmula nueva es: Ordenar, llenar, ir al altar, bendecir y multiplicar. El acto de ir al altar lo que hace es detener toda maldición del pasado, para abrir paso a la bendición, y eventualmente la multiplicación. Esta es la fórmula de Dios, y es la que tenemos que aprender a aplicar en nuestra vida, si queremos eliminar los vacíos que hay en nuestro interior, si queremos evitar que se siga multiplicando la maldad en nuestras vidas.

Quizás, ya tú estás cansado de vivir en maldición, en problemas, y de que lo único que se multiplique en tu vida sea la maldición, la dificultad. Tiene que haber un momento donde rompas con esto, y digas: Dios tiene que poner orden en mi vida. Dios te va a dar dirección para que, entonces, puedas llenar, trayendo aquellas cosas que Él va a multiplicar.

En Génesis 8, Noé tiene que crear primero un vacío. ¿Cuál es ese espacio que crea Noé? El arca. Noé estuvo cien años creando un espacio que él llenaría con aquello que Dios iba a multiplicar. Noé construyó el arca, y la llenó con los animales y con su familia, que eran ocho, número que representa un nuevo comienzo. En medio de la crisis, cuando Dios pondría orden, antes de que Dios trajera juicio, Noé tuvo que comenzar a crear un espacio vacío, que él llenaría con lo que Dios usaría para, eventualmente, multiplicar.

Lo que tú estás poniendo en tus espacios vacíos, es lo que Dios va a usar para multiplicar y traer bendición sobre tu vida. Lo que tú depositas dentro del arca, es lo que Dios va a usar para recrear tu tierra, para darte un nuevo mundo, una nueva esperanza. Por eso, tu vida no puede estar llena de cualquier cosa, de cualquier persona; tú tienes que ser selectivo. Hay cosas que tienes que separar del mundo y guardarlas, para que sean las que Dios use; y Dios te va a dar dirección de cuáles son esas cosas que tú tienes que llevar en tu interior, para que Él las pueda multiplicar en el nuevo mundo que Él te va a dar.

Quizás tú has estado viviendo un tiempo de caos, las cosas se han puesto difíciles. Prepara un arca, comienza a reservar aquellas cosas que tú quieres que Dios multiplique en tu vida. Deja atrás aquellas cosas que tienen que quedarse en esta etapa de tu vida, para entonces tú moverte hacia adelante. Viene un tiempo de multiplicación para ti y para todos los tuyos.

Ora por ellos

Cuando la enfermedad toca a nuestros seres queridos es cuando comenzamos a pasar más tiempo en oración e incluso, en medio de la desesperación, las personas que decían no creer en Dios comienzan a elevar oraciones para que la persona que ama sea sanada.


¿Pero qué sucede cuando son otras las personas que están enfermas?
Una muestra de amor al prójimo es orar por ellos. Por ejemplo, una persona que estuvo muy enferma durante mucho tiempo dijo: “El dolor es tan fuerte que no puedo orar sólo puedo llorar, mi cuerpo me duele” En medio de su debilidad estaba comenzando a bajar los brazos y no porque no tenía fe sino que su estado físico era muy débil.


Santiago 5:14 dice: “¿Alguno está enfermo? Que llame a los ancianos de la iglesia, para que vengan y oren por él y lo unjan con aceite en el nombre del Señor. (NTV) ¡Qué importante y necesario es orar por los demás! No solamente nos limitemos a pedir un milagro por alguien cercano a nosotros, oremos por todos los enfermos.


El amor no solamente se expresa en palabras sino también a través de las acciones y orar por el otro es un acto de amor “Hay un segundo mandamiento que es igualmente importante: “Ama a tu prójimo como a ti mismo” Mateo 22:39 (NTV).


Cada día de nuestras vidas es una oportunidad para hacer las cosas de manera diferente, pero también es una ocasión para bendecir a los demás. No te cierres solamente a velar por tu bienestar y el de los tuyos, sino que tienes el deber de mirar más allá e interceder por quienes están pasando por tiempos de debilidad y dolor.


Tu oración puede ser la oportunidad para que el que sufre encuentre descanso y experimente un milagro en su vida, Santiago 5:15 dice: “Una oración ofrecida con fe, sanará al enfermo, y el Señor hará que se recupere; y si ha cometido pecados, será perdonado” (NTV)


Amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos significa tener con ellos la actitud que nos gustaría que ellos tengan con nosotros y darles el trato que desearíamos recibir “Por lo tanto, siempre que tengamos la oportunidad, hagamos el bien a todos, en especial a los de la familia de la fe” Gálatas 6:10 (NTV)


Feliz y Bendecido Jueves.

Ama vivir en paz,buscando la armonía,

la reconciliación,

hablando con prudencia

para evitar herir sentimientos,

bendiciendo con tus labios

a los que están a tu alrededor.

Que pases un bello día Jueves.

La paz de Dios guardará

tu corazón y tus pensamientos.

Hechos 26

Vida anterior de Pablo


4 »Mi vida, pues, desde mi juventud, la cual desde el principio pasé en mi nación, en Jerusalén, la conocen todos los judíos; 5 los cuales también saben que yo desde el principio, si quieren testificarlo, conforme a la más rigurosa secta de nuestra religión viví como fariseo.6 Ahora, por la esperanza de la promesa que hizo Dios a nuestros padres, soy llamado a juicio; 7 promesa cuyo cumplimiento esperan que han de alcanzar nuestras doce tribus, sirviendo constantemente a Dios de día y de noche. Por esta esperanza, rey Agripa, soy acusado por los judíos. 8 ¡Qué! ¿Se juzga entre vosotros cosa increíble que Dios resucite a los muertos?

Buenos Dias

Resultado de imagen para Buenos dias de jueves cristiano

miércoles, 21 de junio de 2017

Buenas Noches

Resultado de imagen para Buenas Noches de miercoles cristiano

¿CÓMO DEBERÍAMOS VIVIR?

Una temática a la que vuelve Pedro más a menudo que cualquier otra es presentada en la pregunta que hace en 2 Pedro 3:11: “Puesto que todas estas cosas han de ser deshechas, ¡cómo no debéis vosotros andar en santa y piadosa manera de vivir!”.


Lee los siguientes textos. ¿Qué dice Pedro acerca del comportamiento cristiano? 1 Ped. 1:15-17, 22; 2:1; 3:8, 9; 4:7-11; 2 Ped. 3:11.


Pedro considera el comportamiento cristiano en muchos lugares de sus dos cartas, y cierto número de aspectos reaparecen una y otra vez. Primeramente, Pedro enfatiza dos veces la relación entre el juicio de Dios y el comportamiento cristiano (1 Ped. 1:17 y 2 Ped. 3:11). Dios juzgará las acciones de todos. Así, un cristiano debiera vivir una vida de santidad. Segundo, varias veces Pedro menciona que los cristianos debieran ser santos. En la Biblia hebrea, las cosas que son santas son puestas aparte para ser usadas en el templo (Éxo. 26:34; 28:36; 29:6, 37) o para los propósitos de Dios (por ejemplo, el sábado; Gén. 2:3). De hecho, el plan de Dios era que su pueblo fuera santo, así como él es santo, un tema que también menciona Pedro (Lev. 11:44; 19:2; 1 Ped. 1:15, 16). El proceso de poner algo aparte como santo se llama “santificación”, y el deseo de Pedro es que sus lectores sean santificados por el Espíritu y sean obedientes a Jesús (1 Ped. 1:2).


Tercero, Pedro provee algunos detalles en cuanto al tipo de comportamiento apropiado para aquellos que son santificados. Deberían desechar la malicia, el engaño, la hipocresía, la envidia y las calumnias (1 Ped. 2:1). Deberían tener unidad de espíritu, amor los unos por los otros, y una mente humilde (1 Ped. 3:8, 9). Deberían tener bondad, piedad y amor (2 Ped. 1:5-7). De hecho, deben mantener amor constante (1 Ped. 4:7-11). Por último, Pedro insta a sus lectores a echar todas sus ansiedades sobre Jesús (1 Ped. 5:7).

¿Cómo podemos aprender a animarnos los unos a otros de manera que no impliquen emitir juicio, y vivir la clase de vida a la que Pedro nos está llamando ?

UNA EXPRESIÓN DE AGRADECIMIENTO

«Entonces bendijo Dios el séptimo día y lo santificó, porque en él reposó de toda la obra que había hecho en la creación». Génesis 2: 3.

DESPUÉS DE DESCANSAR el Sábado, Dios lo santificó; es decir, lo escogió y apartó como día de reposo para el ser humano. Siguiendo el ejemplo del Creador, el ser humano había de reposar durante este sagrado día para que, mientras contemplara los cielos y la tierra, y reflexionara sobre la grandiosa obra de la creación de Dios; y para que, mientras mirara las evidencias de la sabiduría y bondad de Dios, su corazón se llenara de amor y reverencia hacia su Creador.
Al bendecir el Sábado en el Edén, Dios estableció un recordativo de su obra creadora. El Sábado fue confiado y entregado a Adán, padre y representante de toda la familia humana. Su observancia había de ser un acto de reconocimiento y gratitud de parte de todos los que habitaran la tierra, de que Dios era su Creador y su legítimo soberano, de que ellos eran la obra de sus manos y los súbditos de su autoridad. De esa manera, la institución del Sábado era enteramente conmemorativa, y fue dada para toda la humanidad.


No había nada en ella que fuera sombrío o que limitara su observancia a un solo pueblo.Dios vio que el Sábado era esencial para la humanidad, aun en el paraíso. Necesitaban dejar a un lado sus propios intereses y actividades durante un día de cada siete para poder contemplar más de lleno las obras de Dios y meditar en su poder y bondad. Necesitamos el Sábado para que nos recuerde más vivamente la existencia de Dios, y para que despierte nuestra gratitud hacia él, pues todo lo que disfrutamos y poseemos procede de la mano bondadosa del Creador.


Dios quiere que el Sábado dirija nuestra mente hacia la creación. La naturaleza habla a nuestros sentidos, declarándonos que hay un Dios viviente, Creador y supremo Soberano del universo. «Los cielos cuentan la gloria de Dios y el firmamento anuncia la obra de sus manos. Un día emite palabra a otro día y una noche a otra noche declara sabiduría» (Sal. 19: 1-2).


La belleza que cubre la tierra es una demostración del amor de Dios. La podemos contemplar en las colinas eternas, en los árboles frondosos, en los capullos que se abren y en las delicadas flores. Todo esto nos hablan de Dios. El Sábado, señalando siempre hacia el que lo creó todo, nos manda a abrir el gran libro de la naturaleza y estudiar allí la sabiduría, el poder y el amor del Creador.

Resultado de imagen para buenos dias de miercoles cristiano

TU VERDADERO VALOR

“Ellos no te pueden pagar, pero tú tendrás tu recompensa el día en que los justos resuciten” (Lucas 14:14).

Un joven fue a visitar a su anciano profesor y, entre lágrimas, le confesó:-He venido a verlo, porque me siento muy poca cosa. Todo el mundo dice que no sirvo para nada. ¿Qué puedo hacer, para que me valoren más?El profesor le respondió:-Primero, debo resolver un problema. Si me ayudas, luego yo te ayudaré a ti.
El joven asintió. El anciano se quitó un anillo que llevaba puesto y se lo entregó. -Estoy en deuda con una persona, y no tengo suficiente dinero para pagarle -le explicó-. Ve al mercado, y véndeme este anillo. Eso sí, no lo vendas por menos de una moneda de oro.


En el mercado, el joven empezó a ofrecer el anillo. Pero, al pedir una moneda de oro por él, todos se reían. Derrotado, regresó a ver al anciano:-Lo siento, pero es imposible conseguir el dinero que ha pedido -le dijo- Hay que bajarle el precio, porque no vale tanto.
El profesor le contestó:-Antes de ponerle un nuevo precio, necesitamos saber el valor real del anillo. Ve al joyero, y pregúntale cuánto cuesta.El joyero dijo que aquella era “una pieza única”, y que se lo compraba por ¡cincuenta monedas de oro!


-Tú eres como este anillo -dijo el profesor a su joven alumno-, una joya muy valiosa. Pero solo un experto puede darse cuenta de tu verdadero valor. Los demás dicen que no sirves para nada porque no saben valorar tu potencial.
Jesús sabe cuánto valemos. A lo largo de su ministerio, Jesús se relacionó con personas que a los ojos de muchos no valían nada: Zaqueo, que robaba a los pobres; María Magdalena, la adúltera; la mujer samaritana, que había tenido muchos esposos… Aunque tenían defectos, tuvieron un encuentro personal con Jesús, y él les hizo entender su verdadero valor. Busca a Jesús, y él te hará sentir valioso, digan lo que digan los demás.

Sencillez de la vida

Dios se opone a los orgullosos, pero da gracia a los humildes.Santiago 4:6


En esta semana estamos aprendiendo lo importante que es ser humildes y sencillos. En otras palabras, que nos deseen y admiren. Hemos sostenido estas enseñanzas con apartes del Manual de Instrucciones para llevar todo bajo lo que Dios quiere que seamos tú y yo.
De modo que no podría cerrar esta semana sin dejar de recordar algo que muchos conocemos y que para otros quizá hoy sea la primera vez que lo lean: «Todo el que a sí mismo se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido» (Lucas 14:11).


Si Dios lo dice, lo creo. Además, si alguien te puede decir cómo a base de golpes he madurado desde el punto de vista espiritual, esa soy yo.
Dios lo dice con claridad. Si eres humilde, Él te levantará y te pondrá en grandes posiciones, pero si te exaltas mucho (eres creído o engreído), te humillarán y avergonzarán. Así que este principio de vida es mejor tomarlo como una fuerte sugerencia de nuestro Dios.


Si queremos lograr muchas cosas, triunfar y salir adelante, de seguro que debemos pedirle a Dios que no ayude a ser humildes de corazón. Conocemos en el camino muchos que suben como palmas, pero bajan como cocos. Y esos golpes son muy duros. A veces, a las personas humilladas les resulta muy difícil sobreponerse. Por eso no hay nada mejor que vivir una vida bendecida con la sencillez.

Los siete milagros de Jesús

Hizo además Jesús muchas otras señales en presencia de sus discípulos, las cuales no están escritas en este libro. Pero estas se han escrito para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo, tengáis vida en su nombre.Juan 20:30-31


–Sexto milagro (Juan 9:1-12): Jesús dio la vista a un hombre que había nacido ciego. Era un cumplimiento de la profecía: “Te pondré por… luz de las naciones, para que abras los ojos de los ciegos” (Isaías 42:6-7). El ciego que ahora veía sabía que Jesús era el Hijo de Dios, pues él mismo se lo había dicho. Él creyó y adoró (Juan 9:38). Jesús nos hace ver espiritualmente, es la fe. Por el contrario, los fariseos que pretendían “ver”, espiritualmente quedaron cegados, es decir, fueron incapaces de discernir quién era Jesús. No es nuestro conocimiento religioso lo que hará que veamos las realidades del Evangelio, sino la fe en Cristo.


–Séptimo milagro (Juan 11:17-44): Jesús resucitó a Lázaro, muerto desde hacía cuatro días. Así Jesús mostró que él es la resurrección y la vida. La vida de los vivos y la resurrección de los muertos, “para que no confiásemos en nosotros mismos, sino en Dios que resucita a los muertos” (2 Corintios 1:9). Quizás usted o uno de sus seres queridos está en una situación difícil. ¡Mire a Aquel que resucita a los muertos! De una vida estropeada, el Señor puede hacer relucir una vida nueva para su gloria.


Estos siete milagros que Juan recopila en su evangelio traducen en acción las glorias de Jesús: Él inaugura un nuevo orden, comunica la vida, ejerce el juicio y controla las fuerzas de la naturaleza. Es el pan de vida, la luz del mundo. Es la resurrección y la vida. Podemos y debemos creer en él.


Ezequiel 33:21-34:10 – 1 Tesalonicenses 5 – Salmo 41:7-13 – Proverbios 13:9-10

La crucifixión de Jesucristo

Cristo, cuando aún éramos débiles, a su tiempo murió por los impíos. Ciertamente, apenas morirá alguno por un justo… Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros… Fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo.Romanos 5:6-10


Los hombres tienen una gran responsabilidad en la muerte de Jesucristo. Pero, ¿se puede reducir esta muerte a una decisión jurídica injusta?
Los evangelios nos revelan otro aspecto: Jesús sabía por adelantado lo que le esperaba. Lo había dicho varias veces a sus discípulos: “El Hijo del Hombre será entregado en manos de hombres, y le matarán” (Mateo 17:22-23). Jesús, pues, sabía esto, sin embargo había decidido ofrecerse voluntariamente a Dios y dar su vida para salvar a la humanidad.


Dios es santo, absolutamente separado del mal, y el pecado (la desobediencia a Dios) es totalmente incompatible con su santidad. Pero Dios también es amor y se compadece de nosotros los pecadores. ¿Cómo pudo conciliar su santidad y su amor? La cruz de Jesucristo es la respuesta divina a esta pregunta. Jesús aceptó morir en una cruz por obediencia a Dios, quien lo había enviado, y por amor al pecador. Él, que no tenía pecado, tomó los nuestros sobre sí y sufrió el castigo. Jesús tomó el lugar de los culpables. El precio fue pagado y la justicia de Dios fue satisfecha. Dios es justo al perdonar totalmente a todos los que reconocen que Jesús murió para expiar sus pecados.


Cristo murió un viernes por la noche y fue puesto en la tumba, ¡pero la muerte no pudo retener al Hijo de Dios!

Ezequiel 38 – 1 Pedro 1:13-25 – Salmo 44:9-16 – Proverbios 13:18-19

Contradicciones

E indiscutiblemente, grande es el misterio de la piedad: Dios fue manifestado en carne, justificado en el Espíritu, visto de los ángeles, predicado a los gentiles, creído en el mundo, recibido arriba en gloria.1 Timoteo 3:16


Que vuestra fe no esté fundada en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios.1 Corintios 2:5


La luz blanca que nos deslumbra sobre la inmaculada nieve está compuesta, no obstante, por diferentes colores. Diversos fenómenos físicos, por ejemplo el arco iris o un prisma de vidrio, nos permiten distinguirlos.


Esto nos ayuda a comprender por qué el Espíritu de Dios, para presentarnos la persona del Hijo de Dios, inspiró cuatro evangelistas diferentes. Cada uno de ellos presenta la vida de Jesús bajo un enfoque particular, y todos los detalles que leemos están en armonía con el objetivo que persiguen.


Si comparamos los evangelios, encontraremos diferencias. Pensemos en el arco iris que tiene todos los colores reunidos. La persona del Hijo de Dios es insondable, y los evangelios se complementan maravillosamente para presentárnosla. Cada enfoque es como uno de los rayos del sol que nos revela uno u otro esplendor particular de la vida de Jesús.

En vez de confrontar los diferentes pasajes para tratar de hallar contradicciones, pidámosle a Dios que ilumine nuestra inteligencia mediante su Espíritu para que distingamos los distintos rasgos del Señor Jesús. Dejémonos enseñar como si fuésemos niños.


“Nadie conoce al Hijo, sino el Padre” (Mateo 11:27). Solo Dios, mediante su Espíritu, pudo comunicarnos una revelación completa del Señor y suficiente para la fe.


Ezequiel 43 – 2 Pedro 1 – Salmo 46:4-7 – Proverbios 14:5-6

Buenas Tardes

Resultado de imagen para buenos dias de miercoles cristiano

Estoy preparado

Me impresionaba la bondad de un amigo hacia las personas en necesidad. Siempre que en nuestro camino encontrábamos una persona pobre, no se fijaba en la moneda más pequeña para darle, sino en el billete que serviría para cubrir la alimentación del día o, en lo posible, de la semana.
Un día compartió, con un grupo de amigos, que hubo un tiempo en el que padeció escasez, sabía lo que implicaba estar en esta situación; por lo tanto, para él era fácil dar al que no tenía.


“Sé vivir humildemente, y sé tener abundancia; en todo y por todo estoy enseñado, así para estar saciado como para tener hambre, así para tener abundancia como para padecer necesidad.” Filipenses 4:12 (RVR 1960)
A pesar de que Pablo era un siervo fiel y obediente al Señor, Dios permitió que enfrentara hambre y necesidad. Esto hizo que Pablo fuera un hombre fuerte y maduro, estaba preparado para vivir en pobreza como en abundancia; para él no era importante si un día estaba sin comer, sino que lo primordial era obedecer el mandato que el Señor le dio ¡Pablo era un hombre de Dios!


El cual nos consuela en todas nuestras tribulaciones, para que podamos también nosotros consolar a los que están en cualquier tribulación, por medio de la consolación con que nosotros somos consolados por Dios. 2 Corintios 1:4
La palabra del Señor menciona que enfrentaremos tiempos de tribulación. Lo importante es que Dios estará con nosotros en esos momentos difíciles, dándonos consuelo y amor; así también el Señor pide que apoyemos a las personas están sufriendo lo mismo que hemos enfrentado y que los consolemos como Él lo hizo con nosotros.


La tribulación, escases y hambre, nos harán madurar y entender al otro, por tanto si estás enfrentando una prueba, te animo a ser como Pablo, confía en Dios y ocúpate de obedecer el mandato que te dio.


¡Sólo en obediencia saldrás victorioso de la aflicción!

Resultado de imagen para buenos dias de miercoles cristiano

DIOS ORDENA TU VIDA

Una de las peores sensaciones que tú puedes tener es la de sentirte vacío. Una de las peores cosas que puedes ver con tus ojos naturales es cómo tu cuenta de banco se vacía, cómo tu refrigerador se vacía, ver cómo las cosas van desapareciendo de tu vida. Todo esto crea una sensación y una situación muy difícil. La sensación de que, sin importar lo que tú hagas, nada puede llenar esos vacíos, puede provocar que tomes las peores decisiones de tu vida. Pero, ¿cómo llenar tu vida de la manera correcta?

Tú puedes provocar en tu vida la multiplicación divina, para vivir el plan de Dios, y nunca más volver a experimentar ese vacío que hay en tu interior.

El estar vacío provoca desesperación en tu corazón, y tu primera reacción es buscar algo con qué llenar ese vacío. Pero, luego de intentar llenar ese vacío con cualquier cosa, te sientes peor. Por ejemplo, sabes que debes comer bien, pero en un momento de estrés, buscas calmar tu ansiedad comiendo de más, y después te sientes peor, porque la comida no tan solo no cumplió con llenar el vacío en tu interior, sino que ahora te sientes todavía más vacío que antes. Un vacío no necesariamente se llena ocupando ese espacio con algo. Un vacío no es provocado necesariamente por la falta de algo. Los vacíos espirituales y emocionales, según la Palabra del Señor, son provocados por una condición espiritual de desorden. El desorden provoca vacío en tu vida. Si tú eres capaz de comenzar a poner orden en tu vida, los vacíos, eventualmente, se van a llenar.

Tu vacío no es producto de la falta de algo. El vacío es producto del desorden. En el libro de Génesis, la Palabra nos muestra la condición de la tierra, cuando nos dice que la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas cubrían la faz de las aguas. Primero hay desorden, luego viene el vacío, y lo próximo son las tinieblas. El desorden provoca vacío. Dios no puede comenzar a llenar la tierra, sino hasta que primero la ordena. Primero experimentas desorden, lo que provoca vacío y, si no se llena correctamente ese vacío y permanece por mucho tiempo, entonces vienen las tinieblas. Las tinieblas representan depresión, amargura, estados de confusión. Pero Dios quiere traer llenura a tu vida, y esos vacíos van a desaparecer. Ese círculo vicioso en el que cayó la tierra en un momento dado, se va a eliminar de tu vida.

Quizás estás experimentando tinieblas, y has tratado de llenar tus vacíos con cosas incorrectas, y hoy estás viviendo tinieblas en tu mente, tus pensamientos son errados. Pero, en el nombre poderoso de Jesús, ese ciclo acaba en tu vida, las tinieblas desaparecen, son eliminados los vacíos, Dios comienza a poner orden en tu vida, y todo comienza a cambiar para ti.

La fórmula del enemigo es traer desorden a tu vida, que provoca vacío, y luego trae tinieblas. Pero Dios tiene una fórmula correcta, que es la que tú tienes que usar para poder llenar los vacíos, y poder experimentar el destino de Dios para tu vida. Dios quiere hacer contigo, como hizo con la tierra; Él quiere traer orden, para llenarte de bendición y para mostrar su gloria sobre ti.

La fórmula de Dios es, primero, traer orden; en segundo lugar, Dios llena; luego, bendice; y, entonces, multiplica. Dios multiplica para que el vacío nunca vuelva a existir, para que, aquello con lo que Él llenó, sea lo que ocupe lo que antes estuvo vacío.

El problema es que la gente no entiende que no se puede llenar, sino hasta que, primero, se traiga orden. Cuando hablamos de ordenar, hablamos de separar. La Biblia dice, en Génesis, que Dios separó la noche, del día; Él no hizo el sol y la luna primero, sino que hizo la luz y las tinieblas. Dios separó las aguas de arriba, de las de abajo; luego separa las aguas, de la tierra. Y, luego que separa todas las cosas, entonces, Él puede comenzar a llenar. Puso el sol, en la luz; la luna, en la oscuridad; los pájaros, en el aire; los peces, en el agua. Dios no podía llenar la tierra, sin primero traer orden, y el orden viene cuando tú separas. Los vacíos en tu vida vienen porque tú no has separado cosas que tienes que separar, cosas que tienes que ubicar. Tú tienes que aprender a ubicar las cosas en el lugar correcto. ¿Cómo Dios iba a poner peces, si estaba todo mezclado? ¿Cómo poner animales en la tierra, si estaba mezclada con las aguas? Si no hay orden en tu vida, si no has separado, ubicado las cosas en los lugares correctos, no la puedes llenar con nada.

Tus vacíos no se llenan tratando de poner algo, porque pudieras poner algo que es incorrecto, algo desubicado, que lo que va a provocar es más vacío en tu vida. Pídele a Dios que traiga orden a tu vida. Si tú comienzas a ordenar tus pensamientos, a separar tus relaciones, tus negocios, a ubicar las cosas en el lugar correcto, entonces Dios podrá traer bendición a tu vida, para que tú puedas vivir la vida que Él tiene para ti, una llena de paz y gozo, una vida plena.

Dios quiere traer orden a tu vida. Tus vacíos van a desparecer.

Tu don ungido por Dios, abrirá grandes puertas

Pon tus dones y habilidades en las manos de Dios, para que eso, que te parece poco o sencillo, sea lo que te levante a realizar grandes y muchas hazañas. El Señor te creó con algo especial y lo quiere usar.

1 Samuel 17:14 dice: “David era el menor de los hijos. Sus tres hermanos mayores se quedaron con el ejército de Saúl, pero David iba y venía para ayudar a su padre con las ovejas en Belén”.

 

Los hermanos mayores de David eran soldados, y estaban en el ejército del Rey Saúl. En la línea de los enemigos filisteos, se encontraba Goliat, un temerario paladín que hacía un desafío: que si un hombre venía a pelear con él, y lo mataba, ellos rendirian siendo sus esclavos, si sucedía lo contrario, deberían someterse ellos a los filisteos. Sin embargo, de todos los soldados israelitas, ninguno se atrevió a enfrentarlo. Y rompiendo toda lógica, David, un pequeño pastor de ovejas, que no era soldado, y no tenía experiencia en la guerra ni preparación formal, lo venció con su honda. Simplemente se había enfocado en aquello que era bueno, en entrenar su don, siendo fiel y perseverante en su tarea. Podríamos decir que el Señor se valió de ésta simple capacidad, menospreciada a los ojos del resto, que sumada al buen corazón de David, fue la que lo terminó levantando como rey. Enfócate en tu don, eres único, y no necesitas imitar a nadie más. Dios te creó con algo especial, sé el mejor en ello y grandes puertas se abrirán.


Hagamos esta oración:


“Padre te entrego mi don en tus manos para que lo uses conforme a tu propósito. Desato habilidad, sabiduría, perseverancia y fuerzas para entrenarme en aquellas capacidades que tengo, lo pido y declaro en el nombre de Jesús. Amén”

Si te Quieren Desanimar, Algo Grande Viene

Puede que te quieran desanimar, que te critiquen, que quieran hacerte sentir que no eres capaz o haces las cosas mal. Pero cuando Dios te respalda en algo, tienes la fuerzas, la gracia y las puertas que necesites para llevar adelante su plan en ti.


Nehemías 2:19 dice: “Sin embargo, cuando Sanbalat, Tobías y Gesem el árabe se enteraron de nuestro plan, se burlaron con desprecio. —¿Qué están haciendo? —preguntaron—. ¿Se rebelan contra el rey?”.

 

 
Nehemías debía reconstruir la ciudad de Jerusalén porque era lo que Dios le había puesto en el corazón, y para esto, contó con la ayuda del rey Artajerjes, a quien servía fielmente. Cuando eres fiel en tus tareas y haces lo mejor, el Señor te encomendara preciosos y grandes proyectos, abriéndote puertas para ello. Cuando llegó a la ciudad, consiguió ayuda e iniciar la reconstrucción, pero no tardó mucho en llegar el desprecio y burla personas que quisieron detener la obra.


Cuando te enfocas en llevar adelante lo que Dios puso en tu corazón y comienzas a trabajar, no tardarán en llegar quienes te quiran desalentar para detenerte. Siempre que lleves adelante un nuevo proyecto, estarán los que intentan despreciarte para que abandones tu avance. Nadie tiene porque opinar, ni intentar detenerte, por eso debes saber lo que Nehemías respondió en el versículo veinte: “El Dios del cielo nos ayudará a tener éxito”. No escuches las comentarios que quieren hacerte abandonar. El Señor quiere que avances y te respalda en lo que emprendas.


Oremos así:


“Padre Dios, gracias porque tú estás conmigo, me ayudes y me respaldas. Reprendo todo lo que me quiera detener o desanimar y me enfoco en las tareas que has puesto en mi corazón. Seguiré adelante y todo me saldrá bien, en el nombre de Jesús, Amén”


Feliz Miércoles




Miércoles, nuevo día de fe y esperanza, 


es un día para vivirlo al máximo


con la ayuda de Dios


que es nuestra luz, nos ayuda


a seguir adelante sin temor.


Mira las oportunidades


y no te concentres en 


los obstáculos 


porque tú eres un vencedor


y puedes lograr todo 


lo que te propongas.

Hechos 26

Defensa de Pablo ante Agripa


26 Entonces Agripa dijo a Pablo:
—Se te permite hablar por ti mismo.
Pablo entonces, extendiendo la mano, comenzó así su defensa:
2 —Me tengo por dichoso, rey Agripa, de que pueda defenderme hoy delante de ti de todas las cosas de que soy acusado por los judíos.3 Mayormente porque tú conoces todas las costumbres y cuestiones que hay entre los judíos; por lo cual te ruego que me oigas con paciencia.

Buenos Dias

Resultado de imagen para buenos dias de miercoles cristiano

martes, 20 de junio de 2017

Buenas Noches

Resultado de imagen para Buenas Noches de martes cristiano

ACCESO AL LUGAR SANTISIMO


Y pondrás el propiciatorio encima del arca..y allí me encontraré contigo.
El camino al Lugar Santísimo aún no había sido revelado.
Jesús, clamando otra vez a gran voz, exhaló el espíritu. Y he aquí, el velo del templo se rasgó en dos, de arriba abajo.


Entonces, hermanos, puesto que tenemos confianza para entrar al Lugar Santísimo por la sangre de Jesús, por un camino nuevo y vivo que El inauguró para nosotros por medio del velo, es decir, su carne, acerquémonos con corazón sincero, en plena certidumbre de fe, teniendo nuestro corazón purificado de mala conciencia y nuestro cuerpo lavado con agua pura.


Por tanto, acerquémonos con confianza al trono de la gracia para que recibamos misericordia, y hallemos gracia para la ayuda oportuna siendo justificados gratuitamente por su gracia por medio de la redención que es en Cristo Jesús, a quien Dios exhibió públicamente como propiciación por su sangre a través de la fe, como demostración de su justicia, porque en su tolerancia, Dios pasó por alto los pecados cometidos anteriormente


Por medio de El los unos y los otros tenemos nuestra entrada al Padre en un mismo Espíritu.


Ex.25:21,22 Heb.9:8 Mt.27:50,51 Heb.10:19,20,22; 4:16 Ro.3:24,25 Ef.2:18

Para llegar a ser vencedor se necesita confesar a Jesus como el Hijo de Dios

Sabías que:


Para llegar a ser vencedor se necesita confesar a Jesus como el Hijo de Dios.Esta confesión debe ser pública, por supuesto. No es para cristianos incógnitos, de la secreta.


A cualquiera, pues, que me confiese delante de los hombres, Yo también le confesaré delante de mi Padre que está en los cielos. Y cualquiera que me niegue delante de los hombres, Yo también le negaré delante de mi Padre que está en los cielos.

Mateo 10:32-33


Resultado de imagen para buenos dias de martes cristiano

Dios te habla

Sométase toda persona a las autoridades que gobiernan. Porque no hay autoridad sino de Dios, y las que existen, por Dios son constituidas.
Romanos 13:1


El es quien cambia los tiempos y las edades; Quita reyes y pone reyes. Da sabiduría a los sabios, y conocimiento a los entendidos.
Daniel 2:21

¿Puedes oír la voz de tu Pastor?

«El portero le abre la puerta, y las ovejas oyen su voz.
Llama por nombre a las ovejas y las saca del redil.
Cuando ya ha sacado a todas las que son suyas, va delante de ellas, y las ovejas lo siguen porque reconocen su voz» (Juan 10: 3-4, NVI).
Durante unas vacaciones de verano en Inglaterra, mi padre decidió alquilar un auto e ir hasta Gales. Nunca olvidaré cómo me sentí después de pasar unos días en Gales. Déjame contarte la experiencia.


Gales y Londres son tan diferentes como la noche y el día. Cuando nos dirigimos a Gales vimos colinas. El paisaje parecía no tener fin. La hierba era verde. Las casas tenían techos de paja. Vimos un montón de posadas bed and breakfast (casas particulares donde puedes dormir y desayunar en un cuarto de la familia), pero sobre todo vimos ovejas. Montones y montones de ovejas. A la edad de quince años, yo estaba sorprendida. Nunca antes había visto ovejas de verdad. Las ovejas no existen en la isla tropical de donde soy.


Antes del anochecer, paramos en un bed and breakfast para pasar la noche. A la mañana siguiente, después del desayuno, nuestra anfitriona nos llevó a dar un recorrido por su granja. Entre los muchos animales de la granja había un rebaño de ovejas. Cuando le preguntamos si era cierto que una oveja podía seguir su voz, ella nos dijo: «iMiren!».
«iWinston!», llamó. Sorprendidos, vimos a la oveja Winston venir caminando de en medio del rebaño. Nuestra anfitriona saludó a Winston y la oveja regresó al rebaño.


—¿A alguno de ustedes le gustaría probar y llamarla? —preguntó.
(Por supuesto que lo haríamos!
—iWinston! —llamé.
Luego llamé otra vez. Otros miembros de mi familia llamaron y llamaron. Sin embargo, Winston no vino. —¿Por qué no obedece y viene hacia nosotros? —pregunté a nuestra anfitriona.
Ella sonrió y respondió:
—Porque no reconoce ninguna de sus voces, solo la mía.


Jesús contó la parábola del buen Pastor (ver Juan 10). Un redil tiene una sola puerta. Al entrar por la puerta, el pastor demuestra a las ovejas tanto su identidad como su propósito. Sus ovejas (al igual que Winston) no seguirán la voz de un extraño, Solo la voz de su pastor.


Hermana, ¿estás dispuesta a salir de la multitud? ¿Conoces la voz del Pastor? Escúchalo y síguelo, entonces.

La libertad que ilumina al mundo

“Jehová es mi roca y mi fortaleza, y mi libertador” (2 Samuel 22:2).


A falta de un hecho histórico, hoy tenemos dos.
Uno es el inicio de la llamada Edad Contemporánea. Muchos historiadores fechan el 17 de junio de 1789 como el comienzo de esta nueva etapa que deja atrás la Edad Moderna. Ese día, en Francia, se declaró la Asamblea Nacional, que operaría como transición entre un estado monárquico y la nueva república que se pretendía establecer luego de la Revolución Francesa (el movimiento político, social y económico que difundía los ideales de Libertad, Igualdad y Fraternidad). La crisis económica era grande. La distribución de la riqueza estaba en manos de unos pocos (monarcas y clero) y el pueblo anhelaba un cambio.


El otro es la llegada a los Estados Unidos, en 1885, de un regalo que hizo Francia a ese país para conmemorar el centenario de la Declaración de la Independencia de este país. Se trata, nada más ni nada menos, que de la Estatua de la Libertad, que arribó al puerto de Nueva York el 17 de junio de 1885. La famosa estatua (cuyo nombre completo es “La libertad iluminando el mundo”) se encuentra en la isla de la Libertad, al sur de la isla de Manhattan.


Ambos acontecimientos están relacionados con el cambio, las nuevas perspectivas y la libertad; una libertad que pretendían que iluminara al mundo. No obstante, con el correr de los años, esa luz se ha visto oscurecida por guerras, atentados terroristas, tráfico de drogas, corrupción política y desigualdad social. Lejos, muy lejos estamos, como sociedad mundial, de las utopías de la Revolución Francesa o de las “luces de libertad” que, con toda buena intención puede pregonar una estatua.


Es tiempo de un cambio, de una revolución… Es tiempo de iluminar al mundo con las verdades distintivas del evangelio eterno.
Hoy puede ser un día histórico. Ten en cuenta estas tres cosas: en este mundo de pecado nunca encontrarás la verdadera felicidad; la auténtica revolución es interior (y es una obra de Cristo); y no hay mejor libertad que la otorgada por Jesús.


“Cuando Cristo reina en el interior, hay pureza, libertad del pecado. En la vida se cumple la gloria, la plenitud, la totalidad del plan evangélico. La aceptación del Salvador produce un resplandor de perfecta paz, de amor perfecto, de perfecta seguridad”

El día del Señor

«El sábado fue hecho por causa del hombre, y no el hombre por causa del sábado. Por tanto, el Hijo del hombre es Señor aun del sábado». Marcos 2: 27-28


EL SALVADOR no vino a poner a un lado lo que los patriarcas y profetas habían dicho; porque él mismo había hablado mediante esos representantes suyos. Todas las verdades de la Palabra de Dios provenían de él. Estas gemas invaluables habían sido puestas en engastes falsos. Su preciosa luz había sido empleada para servir al error. Dios deseaba que fueran sacadas de su marco de error, y puestas en el de la verdad. Solo una mano divina podía realizar esta obra. Por su relación con el error, la verdad había estado sirviendo a la causa del enemigo de Dios y de la humanidad. Cristo había venido para colocar la verdad donde glorificara a Dios y obrara la salvación de los seres humanos. [… ]


«El Hijo del hombre es Señor aun del sábado» (Mar. 2: 28). Estas palabras destilan instrucción y consuelo. Por haber sido hecho el sábado para el hombre, es el día del Señor. Pertenece a Cristo. Porque «todas las cosas por él fueron hechas; y sin él nada de lo que es hecho, fue hecho» (Juan l: 3). Y como lo hizo todo, creó también el sábado. Él apartó el sábado como un monumento recordativo de la obra de la creación. El sábado nos presenta a Cristo como Santificador y Creador. Declara que el que creó todo lo que hay en el cielo y en la tierra, y mediante quien todas las cosas existen, es cabeza de la iglesia, y que por su poder somos reconciliados con Dios. Porque, hablando de Israel, dijo: «Y les di también mis sábados, para que fueran por señal entre yo y ellos, para que supieran que yo soy Jehová que los santifico» (Eze. 20: 12). Es decir, que los hace santos. Por lo tanto el sábado es una señal del poder de Cristo para santificarnos. Cristo da el sábado a todos aquellos a quienes santifica. Como señal de su poder santificador, el sábado es dado a todos los que por medio de Cristo llegan a formar parte del Israel de Dios.


Y el Señor dice: «Si retraes del sábado tu pie, de hacer tu voluntad en mi día santo, Y lo llamas “delicia”, “santo”, “glorioso de Jehová” […] entonces te deleitarás en Jehová» (Isa• 58: 13-14), A todos los que reciban el sábado como señal del poder creador y redentor de Cristo, les resultará una delicia. Viendo a Cristo en él, se deleitan en él. El sábado les indica las obras de la creación como evidencia de su gran poder redentor. A la par que recuerda la paz perdida del Edén, habla de la paz restaurada por el Salvador

LA COLCHITA

¡Tú eres mi refugio, ¡mi Dios, en quien confío! Salmo 91:2.

(Necesitarás tu colchita o juguete preferido.)
Pamela tenía una colchita favorita. Era caliente y suave. La llevaba a todos lados. Cuando su mamá la colocaba en al cesto de la ropa sucia, Pamela iba y la sacaba. ¡No podía estar sin su colcha!—¡Pamela, esa colcha está sucia, tenemos que lavarla! ¡Puedes usar otra! —decía su mamá.Pero Pamela prefería esperar a que su colchita se secara antes que usar otra. Como la tenía desde que había nacido, ahora que Pamela había cumplido cuatro años, la colchita ya estaba percudida y rota por todos lados, pero aun así dormía con ella.


La mamá tuvo que decir a Pamela que ya no podría conservar su colchita, porque estaba muy rota. Le cortó un pedacito para que lo conservara. Así, cada noche Pamela ya no dormía con toda la . colcha, pero sí con un trozo. Esa colchita hacía que la niña se sintiera cómoda y segura. A ti, ¿qué te da seguridad? Algunos niños encuentran seguridad en sus papás, otros en algún juguete o una prenda.
Hasta los adultos buscamos seguridad en algo, como nuestra pareja, nuestros autos, títulos universitarios, nuestras casas.


La Biblia dice que nuestra seguridad es Dios. Si confiamos en él, nunca nos dejará. Cada vez que sientas soledad o miedo, recuerda que Dios es invisible, pero su presencia es real y siempre te acompañará.


HABLA CON JESÚS: Gracias querido Jesús, porque en ti puedo confiar, porque me das seguridad y nunca me fallarás. Amén.

Buenas Tardes

Resultado de imagen para buenos dias de martes cristiano

EL PROPÓSITO DEL DOLOR

«Todo pámpano que en mí no lleva fruto, lo quitará; y todo aquel que lleva fruto, lo limpiará, para que lleve más fruto». Juan 15: 2.

EL VERSÍCULO DE HOY muestra el lugar de las pruebas en la vida del cristiano. El ser humano no fue creado para sufrir. El dolor es una experiencia intrusa en la vida del hombre, y vino después de la entrada del pecado al mundo. El dolor nace en la mente del enemigo; pero Dios, en su infinito amor, lo toma y Io transforma en un instrumento de crecimiento y de purificación para el ser humano. Eso es lo que dice Juan 15: 2: «Y todo aquel que lleva fruto, lo limpiará, para que lleve más fruto». El verbo «limpiar», en griego, es kathairo, y transmite la idea de purificación a través del sufrimiento.


El verbo más adecuado sería «purgar». ¿Tomaste purgante alguna vez? Es horrible; pero más horribles son los efectos colaterales, el dolor de estómago, la incomodidad, el malestar. Sin embargo, a pesar de los efectos, aceptas el purgante porque sabes que te está limpiando de las impurezas.Jesús hace lo mismo con nosotros, al permitir que el dolor llegue a nuestras vidas. El desea que crezcamos, que seamos limpios. ¿Para qué? Para que llevemos más fruto.


Es en medio del dolor que aprendemos a depender de Dios; es a través de las lágrimas que muchas veces encontramos lo que habíamos perdido desde hacía ya mucho tiempo: la maravillosa experiencia de comunión con Cristo.Conozco personas en cuya vida el dolor fue redentor. Mientras las cosas iban bien, cayeron en la monotonía de la vida y dejaron a Jesús en un segundo plano. Perdieron el primer amor; se volvieron miembros de un club religioso y nada más. De repente, el cielo azul de esas personas se cubrió de nubes que presagiaban la tormenta.


De un momento a otro empezó la tempestad, y la embarcación amenazaba con zozobrar.En ese momento, sin saber adónde ir, se acordaron de Jesús; volvieron los Ojos hacia él, en busca de ayuda. A partir de ese momento, la vida cristiana de esas personas se tornó exuberante y llena de frutos, para la gloria de Dios.Por eso, si hoy no hay sol en tu horizonte, recuerda que «todo pámpano que en mí no lleva fruto, lo quitará; y todo aquel que lleva fruto, lo limpiará, para que lleve más fruto».

Resultado de imagen para buenos dias de martes cristiano

TODO LO MEJOR POSIBLE.

«Y todo lo que hagan o digan, háganlo como verdaderos seguidores del SeñorJesucristo, y denle gracias a Dios el Padre por lo que Cristo ha hecho por ustedes». Colosenses 3: 1 7, TLA.

EL SEÑOR REQUIERE que todos hagamos todo lo mejor posible; y los que así actúen conseguirán la máxima satisfacción personal, y brindarán y satisfarán a la vez a quienes se interesan por ellos. Los jóvenes deben aprender que necesitan una profunda experiencia en las cosas de Dios. Una vida superficial no los beneficiará. Necesitan iluminar su corazón con la Palabra de Dios, para que puedan escudriñarlo como con una luz suficiente.


Queridos jóvenes, en sus relaciones, pueden ser una ayuda y una bendición mutua, si se someten a la influencia divina.Algunos, no obstante, tienen graves defectos que se están haciendo más profundos, y que si no los vencen, ahuyentarán al Espíritu de Dios del corazón.La religión de la Biblia no es una influencia entre otras: ha de ser suprema, Y saturar y controlar todas las demás influencias. La religión de la Biblia debe dirigir y controlar nuestro estilo de vida.


No ha de ser como una pincelada de color aquí Y allá sobre la tela, sino que su influjo debe impregnarlo todo, como si la tela hubiera sido sumergida en el color, hasta que cada hilo de la trama haya alcanzado su tono preciso, firme e indeleble.El Señor nos irá haciendo comprender todas las verdades de la Biblia a medida que las vayamos poniendo en práctica en nuestra vida diaria. Los principios de verdad deben ser introducidos en la experiencia práctica en todo lo que emprendamos.

EL SUFRIMIENTO, JESÚS Y LA SALVACIÓN

Lee los siguientes pasajes de 1 Pedro y anota lo que cada uno revela acerca de la salvación: 1:2; 1:8, 9; 1:18, 19; 2:22-25; 3:18.


Cuando Pedro menciona la salvación, generalmente es en el contexto de los sufrimientos de Jesús como sustituto de los pecadores. Por ejemplo, en 1 Pedro 2:22 al 24, cuando Pedro escribe acerca del sufrimiento de Jesús, utiliza un lenguaje que refleja a Isaías 53:5, 6 y 9. “[Jesús] llevó él mismo nuestros pecados en su cuerpo” sobre la cruz y “por cuya herida fuisteis sanados” (1 Ped. 2:24), revelan las ideas de sustitución y sacrificio.

En muchos de los sacrificios descriptos en la Biblia hebrea, los pecadores traían sus ofrendas al templo y ponían sus manos sobre los animales. Este acto transfería simbólicamente el pecado del pecador al animal, que luego moría en lugar del pecador (Lev. 4:29, 30, 33, 34; 14:10-13). La impureza del pecado que se acumulaba en el altar era purificada y quitada en el Día de la expiación (Lev. 16:16-19).


La sangre del sacrificio jugaba un papel importante en la expiación por el pecado. Los cristianos han sido comprados por la sangre preciosa de Jesús (1 Ped. 1:18, 19).


Pablo, también, expresó la misma idea de sustitución: Jesús, quien no conoció pecado, se hizo pecado por nosotros (2 Cor. 5:21). Como declara 1 Pedro 3:18, Cristo sufrió por los pecados, el justo (Jesús) por los injustos (nosotros).Al igual que Pablo (Rom. 3:21, 22), Pedro enfatiza la necesidad de fe. Como dice a sus lectores: “A quien amáis sin haberle visto […], obteniendo el fin de vuestra fe, que es la salvación de vuestras almas” (1 Ped. 1:8, 9).


La salvación no se gana con un comportamiento piadoso, sino que es otorgada cuando creemos en lo que Jesús ha hecho por nosotros y lo aceptamos como nuestro Salvador personal. Nuestra seguridad se halla en él, no en nosotros. Si estuviera en nosotros, ¿qué seguridad real tendríamos?


¿Por qué es Jesús, nuestro Sustituto, la gran esperanza de salvación? ¿Qué consuelo puedes obtener de esta maravillosa verdad?



Feliz Martes en tu trabajo


Feliz Martes, que en tu trabajo diario


encomiendes a Dios lo que vayas a hacer


para que te vaya bien y seas prosperado.


🌷


Martes de esfuerzo productivo,


haz brillar el sol aunque esté nublado,


haz que brillen tus buenas obras


y tu compasión por los demás.


🌷


Este Martes es un día que hizo Dios,


nos gozaremos y alegraremos en él. Mery Bracho

Hechos 25

Pablo ante Agripa y Berenice


13 Pasados algunos días, el rey Agripa y Berenice vinieron a Cesarea para saludar a Festo. 14 Como se quedaron allí muchos días, Festo expuso al rey la causa de Pablo, diciendo:
—Un hombre ha sido dejado preso por Félix, 15 respecto al cual, cuando fui a Jerusalén, se me presentaron los principales sacerdotes y los ancianos de los judíos, pidiendo condenación contra él. 16 A estos respondí que no es costumbre de los romanos entregar a alguien a la muerte antes que el acusado tenga delante a sus acusadores y pueda defenderse de la acusación. 17 Así que, habiendo venido ellos juntos acá, sin ninguna dilación, al día siguiente, sentado en el tribunal, mandé traer al hombre. 18 Y estando presentes los acusadores, ningún cargo presentaron de los que yo sospechaba, 19 sino que tenían contra él ciertas cuestiones acerca de su religión y de un cierto Jesús, ya muerto, que Pablo afirma que está vivo. 20 Yo, dudando en cuestión semejante, le pregunté si quería ir a Jerusalén y allá ser juzgado de estas cosas.21 Pero como Pablo apeló para que se le reservara para el conocimiento de Augusto, mandé que lo custodiaran hasta que lo enviara yo a César.
22 Entonces Agripa dijo a Festo:
—Yo también quisiera oír a ese hombre.
Y él le dijo:
—Mañana lo oirás.
23 Al otro día, viniendo Agripa y Berenice con mucha pompa, y entrando en la audiencia con los comandantes y principales hombres de la ciudad, por mandato de Festo fue traído Pablo. 24 Entonces Festo dijo:
—Rey Agripa y todos los varones que estáis aquí juntos con nosotros, aquí tenéis a este hombre, respecto del cual toda la multitud de los judíos me ha demandado en Jerusalén y aquí, gritando que no debe vivir más. 25 Pero yo he hallado que ninguna cosa digna de muerte ha hecho, y como él mismo apeló a Augusto, he determinado enviarlo a él. 26 Como no tengo cosa cierta que escribir a mi señor, lo he traído ante vosotros, y mayormente ante ti, rey Agripa, para que después de examinarlo tenga yo qué escribir, 27 pues me parece fuera de razón enviar un preso sin informar de los cargos que haya en su contra.

Buenos Dias

Resultado de imagen para buenos dias de martes cristiano

lunes, 19 de junio de 2017

Buenas Noches

Resultado de imagen para Buenas Noches de lunes cristiano

Ten paciencia


Hijo, ten paciencia hasta que Yo vuelva…Mira cómo ejemplo al sembrador que cosecha los preciosos productos de la tierra, como ha aguardado con paciencia que lleguen las primeras lluvias y cómo esperó hasta que lleguen las tardías…


…sé también así paciente y no te desanimes, porque Mi venida no se demora……no te pelees con los otros, y así no serás juzgado; mira Yo que Soy el juez estoy a las puertas……considera a los que han sufrido que hablaron en Mi Nombre y tómalos como modelo de paciencia…


…fíjate que llamamos felices a aquellos que fueron capaces de perseverar……no jures, ni por el cielo, ni por la tierra, ni de ninguna otra forma. Que tú sí sea sí, y tú no, no; de otro modo serías reprensible.¿Estas desanimado? Ora. ¿Estás alegre? cántame cánticos.¿Estás enfermo? llama a los que consideras ancianos de la Iglesia, que oren por ti y te unjan con aceite en Mi Nombre…


…y la oración hecha con fe te levantará y Yo haré que te levantes; y si has cometido pecados, tus hermanos te perdonarán y Yo te perdonaré……reconoce tus pecados ante otros y ora por otros para que seas sanado. La súplica del justo tiene mucho poder con tal de que sea perseverante…


…aprende que si alguno de ustedes se extravía lejos de la verdad y otro lo hace volver, el que aparta a un pecador de su mal camino salva un alma de la muerte y hace olvidar muchos pecados… Jesús.


Confesión: Hoy declaro que tendré paciencia en este mundo ante las circunstancias adversas que no cambian… esperaré confiando que a su tiempo germinará y darán fruto las promesas de Dios en mi vida… no discutiré ni pelearé con mis hermanos… no juzgaré a otros y no seré yo juzgado… le expresaré lo que siento en mi alma al Señor cantando y orando… confesaré mis pecados a mis hermanos y estos a mí y seremos sanados… trataré de hacer volver a aquellos que se apartan de la verdad y se olvidarán muchos pecados… lo declaro en nombre de Jesús, Amén.


Referencia Bíblica: Santiago 5:7-20

Sencillez de la vida

Tú das la victoria a los humildes, pero humillas a los altanerosSalmo 18:27


Es muy importante que la sencillez y la humildad las apliquemos a la vida de nuestros hijos. Esto es una función de nosotros como padres que debemos cultivar.


En mi caso, me ha dado resultados. Desde mi niñez, mi padre, el señor Carlos Pinzón, pionero de la radio y la televisión en Colombia, famoso y reconocido, nunca mostró ser una persona prepotente. Por el contrario, siempre se destacó por su sencillez y su humildad, y con un don de gente increíble. Incluso, después de retirado de los medios y con ochenta años de edad, la gente lo encuentra y lo reconoce. Es más, cuando se expresan de él, lo hacen de una manera muy amorosa. Ese ha sido un bello ejemplo a seguir para nosotros como hijos y como profesionales. Ahora, como adulta y profesional, lo he aplicado pidiéndole siempre a Dios que me mantenga humilde y asequible a las personas.
Durante años, también he aprendido algo en lo que pienso de vez en cuando: 

«TODOS SOMOS REEMPLAZABLES, NADIE ES IMPRESCINDIBLE».


Con ese pensamiento, día a día doy lo mejor de mí como si fuera el último y no lo hago para complacer a nadie, sino que lo hago para DIOS.

Resultado de imagen para buenos dias de lunes cristiano

Mi Dios, suplirá...

“Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús”. (Filipenses 4:19)


Pablo era un hombre que había aprendido a vivir tanto en la abundancia como en la escasez y a través de su ministerio entendió que sin importar la situación en la que estuviera viviendo, Dios supliría todo lo que le faltara. Por tal razón, él lo testificaba con toda convicción.
Hoy por hoy, sus palabras se convierten en una promesa muy alentadora para nosotros, sobre todo cuando la necesidad golpea fuertemente el sustento de nuestra familia, cuando vemos la aparición de una enfermedad que termina atemorizándonos y robándonos el gozo y la paz que vienen del Señor y, en algunos casos, hasta la falta de un amor verdadero.


Si cualquiera de las anteriores situaciones está compungiendo tu corazón y a pesar de que te esforzaste , trabajaste duro por alcanzar tus objetivos y aun así no te es posible suplir esas necesidades, entonces es momento de revisar prioridades y preguntarte si estás viviendo encerrado en buscar las cosas terrenales, las cuales perecen, o las celestiales que permanecen para siempre.
A veces nos encontramos en una encrucijada de necesidades y en vez de acudir primeramente al que es el dueño del oro y la plata, nos enfocamos en cómo resolver el problema.


Si hasta este día padeces necesidad continua, tal vez sea porque estás buscando todo menos la presencia de Dios. Pero déjame decirte que cuando Él ocupe el primer lugar en tu vida, hogar, matrimonio y economía, no tendrás falta de ningún bien.


¿No es asombroso pensar que todo lo que nos haga falta será suplido?


Por ello, es necesario aprender a confiar en el que sustenta a las aves del cielo y viste a los lirios del campo. Quizás tu situación actual te dice que no hay salida y necesitas urgentemente intervenir para que las bendiciones de Dios sean sobre tu vida. ¡No te desesperes, ni temas dice el Señor! Sólo confía y Él hará. Pues las mayores victorias de la vida se obtienen de rodillas.


“Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas”. Mateo 6:33 (RVR).

PADRE DE FE

“Estaba hablando aún, cuando vino uno de casa del principal de la sinagoga a decirle: Tu hija ha muerto; no molestes más al Maestro.” Lucas 8:49

Al reflexionar en un día como el de hoy hice una pequeña lista de padres de historias del Antiguo Testamento.
Abraham, Jacob, David, Elí y Job. Todos ellos son hombres reconocidos como hombres de bien. Al hacer esta lista traigo a mi mente el papel que desempeñaron como padres.

Abraham fue el padre de Isaac.Jacob fue el padre de JoséDavid fue el padre de SalomónElí fue el padre de Ofni y FineesJob el padre de siete hijos y tres hijas.


Los primeros tres, Abraham, Jacob y David, aunque los reconocemos como hombres de Dios en su rol paternal hay aspectos que no son muy alentadores.

Abraham, aunque es padre de la fe, al estar aguardando el cumplimiento de la promesa, se llegó a Agar y tuvo a Ismael. Posteriormente tuvo a Isaac de Sara. Hubo unas situaciones no muy agradables en su relación con Ismael.Jacob, padre del pueblo de Israel, amó de forma “desmedida” primeramente a José y luego a Benjamín. Esto causó una situación de malas relaciones entre sus hijos.David, quien recibió la promesa de que sobre el trono de Israel siempre habría alguien de su descendencia adulteró con Betzabe. Le nació un hijo de esa relación que murió y luego tuvo a Salomón con Betzabe.

No obstante estas situaciones no muy alentadoras en su rol de padres Dios los utilizó como hombres de bien y en cierta manera restauró sus desaciertos.

Hace muchos años atrás aprendí un dicho que desde lo escuché me acompaña: Dios es un experto escribiendo derecho con lápices virados como somos muchos de nosotros.

Los otros dos, Elí y Job, se preocuparon por la conducta de sus hijos.

Lamentablemente, los hijos de Elí no tomaron en cuenta las amonestaciones que su padre les hacía, trayendo la destrucción de su familia.

Job como padre fue extraordinario. Sus hijos e hijas hacían fiestas y él ofrecía sacrificios pensando quizás ellos han pecado.


Bienaventurados los padres:

Bienaventurado el padre, que pobre en fuerzas propias, busca el Reino de Dios porque de él es ese Reino.Bienaventurado el Padre que, en todas sus aflicciones llora y ora, porque será consolado.Bienaventurado el Padre que, al educar a su hijo, es suave aun siendo firme, pues así obtendrá resultados más duraderos que con el rigor.Bienaventurado el Padre que, no contento con solo alimentar el cuerpo de su hijo, despierta en él hambre y sed de justicia, porque esta aspiración encontrará un día su recompensa.


Bienaventurado el Padre que, practica la misericordia con su hijo porque le ayudará a creer en la misericordia de Dios.Bienaventurado el Padre que, mirando a su hijo, aprende a ser humilde y puro, porque en él descubrirá las cosas escondidas a los sabios de este mundo.Bienaventurado el Padre que, espera en paz, porque ayudará a su hijo a creer en el Reino de los cielos.


Bienaventurado el Padre que, muere en el Señor, porque descansará de sus trabajos, pero en los lugares vacíos que ha dejado en su hijo su obrar es recordado.Bienaventurado el Padre que muere con la certeza que un día se encontrará con su hijo en la gloria del Reino de Dios


Al regresar Jesús a Capernaum, después de haber estado en Gadara, un padre viene a su encuentro. La hija única de este padre, tenía unos doce (12) está agonizando y le pide a Jesús que vaya a su casa. Jairo era el principal de la sinagoga.


Algunos estudiosos señalan que la acción de Jairo no fue producto de la fe sino producto de la desesperación. Un padre cuando se encuentra en la situación de Jairo está dispuesto a hacer muchísimas cosa para salvar la vida de un hijo. ¿Desesperación? ¿Fe? A veces la desesperación es el botón que enciende la fe


Lecciones para ser personas de fe


Primera lección: vencer los prejuicios.
Al ser Jairo el principal de la sinagoga estaba encargado de que todo lo que se hiciera en la sinagoga fuera hecho correctamente. Los judíos ya habían comenzado a rechazar a Jesús. Jairo como principal de la sinagoga sabía esto. El dilema al cual él se enfrentaba era: seguir lo que los líderes del judaísmo señalaban o recurrir a quien podía salvar a su hija.


Segunda lección: olvidarse de la dignidad
Jairo al llegar ante Jesús se postró. Al el ser el principal de la sinagoga no tan solo tenía la responsabilidad de que todo lo que se hiciera en la sinagoga fuera hecho correctamente, sino que tenía un lugar de prestigio en la comunidad. El gobernador de la sinagoga vino y se postró a los pies de Jesús, el Maestro ambulante.


Tercera lección: humillarse
Él le rogó que entrase a su casa. A nadie le gusta deberle un favor a otro. Tenemos el concepto de que no necesitamos de nadie.


Cuarta lección: olvidarse de los demás.


Aparentemente Jairo vino solo a donde estaba Jesús. Es interesante notar que Jairo dejó a su hija moribunda y vino a Jesús. Siendo el principal de la sinagoga pudo enviar a alguien a buscar a Jesús. Mientras él está yendo con Jesús alguien de su casa viene a decirle que su hija a muerto que no moleste al Maestro. Pienso que lo que he expuesto me señala que los que estaban cerca de Jairo no estaban de acuerdo con lo que él estaba haciendo.


Esta historia finalizó con la resurrección de la Hija de Jairo.


Estemos dispuestos a ser personas de fe y llevemos a nuestros hijos a desarrollar también vidas de fe.


El salmista al escribir el salmo 78 señaló:


“Escucha, pueblo mío, mi ley;
Inclinad vuestro oído a las palabras de mi boca.
Abriré mi boca en proverbios;
Hablaré cosas escondidas desde tiempos antiguos,
Las cuales hemos oído y entendido;
Que nuestros padres nos las contaron.
No las encubriremos a sus hijos,
Contando a la generación venidera las alabanzas de Jehová,
Y su potencia, y las maravillas que hizo.
El estableció testimonio en Jacob,
Y puso ley en Israel,
La cual mandó a nuestros padres
Que la notificasen a sus hijos;
Para que lo sepa la generación venidera, y los hijos que nacerán;
Y los que se levantarán lo cuenten a sus hijos,
A fin de que pongan en Dios su confianza,
Y no se olviden de las obras de Dios;
Que guarden sus mandamientos,
Y no sean como sus padres,
Generación contumaz y rebelde;
Generación que no dispuso su corazón,
Ni fue fiel para con Dios su espíritu.”


(Salmo 78:1-8)


Hay que ser intencionales. Hay que decirles a los hijos quién es nuestro Dios


1. El Padre que nunca está suficientemente ocupado para no atenderme
2. El que siempre me ha cuidado.
3. El que me ha acompañado en todo lo que he hecho.
4. El que ha estado siempre cerca de mí.
5. El Padre que siempre ha estado dispuesto a escucharme.
6. El que mejor me conoce.
7. El que me ha dado seguridad.
8. El Dios en el cual se puede creer.
9. Él ha sido mi proveedor.
10. Él es un Padre dadivoso.


Hay que decirle a nuestra descendencia lo que Dios demanda de ellos.


1. Dios pide se le ame.
2. Dios pide se le adore.
3. Dios pide obediencia.


Nuestros hijos necesitan padres de fe. Hombres y también mujeres que se acerquen a Jesús: postrados, rogándole por ellos. Hombres y mujeres que se olviden de lo que otros hacen y pongan su mirada en Cristo Jesús.

Paternidad

Ser papá de verdad es una labor que es al mismo tiempo difícil y gratificante. Es importante decir que todos los padres dejan una impresión perdurable, indeleble en la vida de sus hijos. Por un lado, tenemos padres quienes con gran cuidado siembran en las mentes de sus hijos recuerdos de amor, de apoyo, de cuidado, disciplina y afirmación su personalidad y carácter.Por otro lado, otros usan o han usado palabras y actos que se han establecido en lo profundo de los corazones de sus hijos y les dejan cicatrices emocionales; las cuales, aunque el tiempo podrá curar las heridas; y el perdón anular el efecto del mal recuerdo, tenemos que decir, que la mala impresión jamás podrá ser borrada por completo.


Paternidad es algo que los hombres de hoy debemos adoptar como la estrategia de formación para nuestros hijos, para esto tenemos a Dios y Su Palabra como nuestro gran y único verdadero modelo.Creo que la paternidad es la manera en la cual se impronta el corazón de los hijos… y que se realiza con lo más importante que los seres humanos tenemos… que es el ejemplo.


Las palabras se las lleva el viento dice el dicho, pero la experiencia queda grabada en el corazón como un recuerdo que no se borrara fácilmente.“Ser padre es estar presente” en la vida de los hijos, estar a su lado, apoyarlos y guiarlos por el sendero del bien… pero también es orar por ellos; la oración de padre como cabeza del hogar tiene un poderoso efecto en la vida de los hijos.Dos cosas quiero dejarte hoy en tu corazón, la primera es que, independientemente de la calidad de formación que hayas recibido de tu padre natural, estés agradecido por él, que puedas perdonarle los errores y aprender de ellos para no repetirlos. Si tu papa vive, llámale, bendícelo y construye una relación con él.


La segunda es que le des gracias a Dios por ser tu Padre Celestial, orando para que el principio de la Paternidad de Dios sea manifestado en ti, que confíes plenamente en Él y puedas comprender y recibir la revelación de que Él es tu Padre Perfecto, quien nunca se va a equivocar y quien te dará lo que nadie más te puede dar, el Amor Completo, Perfecto y Celestial para que te llenes de Él y dependas solo de Él.Mi oración para este fin de semana es para que decidas hacer del Señor tu verdadero Padre y aprendas a recibir de Su Paternidad que es santa y perfecta.
Versículo: “Miren con cuánto amor nos ama nuestro Padre que nos llama sus hijos, ¡y eso es lo que somos! Pero la gente de este mundo no reconoce que somos hijos de Dios, porque no lo conocen a él”. 1 Juan 3:1 (NTV)


¡FELICIDADES Y BENDICIONES A TODOS LOS VERDADEROS PADRES!

ESTRATEGIA DEL ADVERSARIO

Una de las estrategias de Satanás es tratar de distraer al creyente con situaciones triviales para así desviar su atención de las cosas más importantes de la vida. Él es un mentiroso que trata de vestido como ángel de luz tergiversar la Palabra de Dios. Hay que estar atento a las indicaciones que el Espíritu Santo nos da para que no caigamos en las estrategias del maligno.

Dios te habla

Y Dios, que resucitó al Señor, también nos resucitará a nosotros mediante Su poder.
1 Corintios 6:14


Nos dará vida después de dos días, Al tercer día nos levantará y viviremos delante de El.
Oseas 6:2

Buenas Tardes

Resultado de imagen para buenos dias de lunes cristiano

Qué poco todavía entiendes


Hijo, ¡no seas como los que entienden poco y los que demoran en su corazón para creer todo lo que anunciaron los profetas!


¿No tenía que ser así y que Yo el Mesías padeciera para entrar en Mi gloria?……escudriña lo que dice de Mí en todas las Escrituras, comenzando por Moisés y siguiendo por los profetas…


…pide que continúe manifestando Mi presencia e ilumine Mi Palabra en tu vida……mira el testimonio en tu corazón que Mi Espíritu te da de Mi Presencia……participa Conmigo en Mi mesa y hablemos…


…en esa Comunión abriré tus ojos a Mis verdades……en esa comunión te nacerá fuego de tu interior para que puedas esparcir Mis Buenas Nuevas al mundo… Jesús.


Confesión: Hoy declaro que no endureceré mi corazón para creer lo que está escrito en la Palabra de Dios… no pondré mis criterios humanistas antes que lo que está escrito… Señor: sigue manifestando Tu presencia en mi… abre mis ojos a tus verdades… participo de la comunión Contigo… haz arder el fuego de Tu Espíritu Santo en mi corazón… lo declaro en nombre de Jesús, Amén.


Referencia Bíblica: Lucas 24:19-34

Resultado de imagen para buenos dias de lunes cristiano

PEDIR AL PADRE


En todo, mediante oración y súplica con acción de gracias, sean dadas a conocer vuestras peticiones delante de Dios


Amo al SEÑOR, porque oye mi voz y mis súplicas. Porque a mí ha inclinado su oído; por tanto le invocaré mientras yo viva.
Y al orar, no uséis repeticiones sin sentido, como los gentiles, porque ellos se imaginan que serán oídos por su palabrería.


Y de la misma manera, también el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; porque no sabemos orar como debiéramos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles.
Quiero que en todo lugar los hombres oren levantando manos santas, sin ira ni discusiones.


Con toda oración y súplica orad en todo tiempo en el Espíritu, y así, velad con toda perseverancia y súplica por todos los santos.

Además os digo, que si dos de vosotros se ponen de acuerdo sobre cualquier cosa que pidan aquí en la tierra, les será hecho por mi Padre que está en los cielos.


Fil.4:6 Sal.116:1,2 Mt.6:7 Ro.8:26 I Ti.2:8 Ef.6:18 Mt.18:19

Sencillez de la vida

Aprendan de mí, pues yo soy apacible y humilde de corazón, y encontrarán descanso para su alma.Mateo 11:29


En el devocional anterior dije que la manera de ser mi padre, aun siendo famoso, siempre se caracterizó por la humildad y la sencillez. Eso lo aprendí de él y mi oración constante a Dios es que no permita jamás que los humos se me suban a la cabeza, sino que la gente siempre tenga un buen concepto de mí.
Nuestra vida debe ser un buen ejemplo para nuestros hijos. En muchos casos, actúan de acuerdo con el ejemplo que ven. Si desde pequeños les inculcas que no deben ser elitistas, ni clasistas, y que aunque tengan muchas comodidades deben ser sencillos y buenos con las personas que los rodean, así se comportarán.


En lo personal, nunca acostumbré a mis princesas que se vistieran solo con ropa de marca. Les enseñé que a veces mami tenía para darles esos gustos, pero que otras veces solo podía comprarles algo lindo y sencillo. También les enseñé que poco a poco podrían darse gustos cuando empezaran a trabajar y, ¿sabes?, es lo mejor que pude hacer. Cuando acostumbras a tus hijos a un estándar de vida muy alto y las cosas cambian por problemas financieros, por una calamidad o una enfermedad, se van a echar a morir.


Mi princesa Naty es el más dulce ejemplo. Hoy en día, trabaja y se da gustos. Se compró su auto Mini Cooper, pero también aprendió a vivir con sencillez.
Te animo a que no dañes a tus hijos. Cuando se puede, se les da. Si en tu caso siempre tienes una buena situación económica, enséñalos a ser humildes y sencillos. No hay nada peor que les llamen «creídos y petulantes».

Su gloria



Todos en algún momento hemos querido experimentar un milagro en diferentes áreas de nuestras vidas.
Creerle a Dios no es un sentimiento, es una decisión basada en la convicción que produce la verdad de la palabra del Señor en nuestras vidas. Confiar en Dios nos lleva a ser sus amigos, nos hace sentir seguros a su lado y también podemos ver su poder manifestarse en respuesta a lo que le pedimos.


Hay situaciones que nos impiden creerle a Dios, como las malas experiencias vividas, ver milagros en las vidas de otros que están pasando la misma necesidad que uno, una oración no contestada y podemos mencionar muchos casos más que hacen que nuestro corazón se llene de duda.
Puede ser que delante de ti se encuentre una piedra que te impide ver lo que Dios quiere hacer en tu vida. La duda, la falta de fe y el no creer al Señor son obstáculos muy fuertes que nos imposibilitan poner nuestra confianza en Él; toma la decisión de quitarlas de tu mente y corazón para que puedas ver la gloria del Padre.


Posiblemente tu situación no tiene solución, probablemente tu matrimonio se esté desmoronado, tus hijos se encuentren presos de los vicios y económicamente no estés bien. Muchas situaciones pueden agobiar tu corazón e impedir que creas que Dios va a responder a tu petición, pero lo importante es confiar en lo que el Señor promete en su palabra: “Jesús le dijo: Si puedes creer, al que cree todo le es posible”. Marcos 9:23. Aún en el peor momento de tu vida, cuando no veas una salida a lo que estás atravesando, tienes que poner tu mirada en Jesús.
La mujer con flujo de sangre, Jairo, Bartimeo y muchos más creyeron en el peor momento de sus vidas. Pusieron su confianza en Jesús y no en las personas, su situación no los detuvo y los llevó creer mucho más que recibirían lo que buscaban.


¿Quieres ver la gloria de Dios? El secreto está en creer, no dejes que la duda y los acontecimientos diarios desvíen tu mirada de Jesús.


“Jesús le dijo: ¿No te he dicho que si crees, verás la gloria de Dios?” Juan 11:40.


Feliz Lunes.



Esta nueva semana 


es de buenas perspectivas


porque llevas la mejor actitud,


el mejor deseo y el entusiasmo 


para ver cómo Dios va contigo 


y te bendice al estar bajo su cuidado


y cumpliendo su voluntad.


Vamos a esforzarnos y tener buen ánimo


porque desde el Lunes


hasta el domingo seguiremos confiados


con Dios a nuestro lado.


Feliz Semana. 


Bendecido Lunes.Mery Bracho