domingo, 31 de diciembre de 2017

Buenas Noches

Resultado de imagen para feliz fin de año cristiano

QUE VUESTRO AMOR ABUNDE AUN MAS


Todavía queda mucha tierra por conquistar.
No que ya lo haya alcanzado o que ya haya llegado a ser perfecto, sino que sigo adelante, a fin de poder alcanzar aquello para lo cual también fui alcanzado por Cristo Jesús.


Por tanto, sed vosotros perfectos como vuestro Padre celestial es perfecto.
Por esta razón también, obrando con toda diligencia, añadid a vuestra fe, virtud, y a la virtud, conocimiento; al conocimiento, dominio propio, al dominio propio, perseverancia, y a la perseverancia, piedad, a la piedad, fraternidad y a la fraternidad, amor.


Y esto pido en oración: que vuestro amor abunde aún más y más en conocimiento verdadero y en todo discernimiento.


Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, ni han entrado al corazón del hombre, son las cosas que Dios ha preparado para los que le aman.
Pero Dios nos las reveló por medio del Espíritu, porque el Espíritu todo lo escudriña, aun las profundidades de Dios.
Queda, por tanto, un reposo sagrado para el pueblo de Dios.

Tus ojos contemplarán al Rey en su hermosura, verán una tierra muy lejana.


Jos. 13:1 Fil. 3:12 Mt. 5:48 II P. 1:5-7 Fil. 1:9 I Co. 2:9,10 Heb. 4:9 Is. 33:17

Evaluando el 2017

¡Qué rápido pasa el tiempo! Hoy es el último día del año y pareciera que hace poco estábamos iniciando el 2017, un año que jamás volveremos a repetir. Pensando en lo corto que es el tiempo recordé lo que Jesús le dijo a sus discípulos: “Y si aquellos días no fuesen acortados, nadie sería salvo; mas por causa de los escogidos, aquellos días serán acortados.” Mateo 24:22 (RV1960)


Todos estamos conscientes de que esa palabra y todo lo que Jesús predijo antes de su venida se está cumpliendo. Hoy solamente quiero invitarte a evaluar este año que está a punto de terminar a través de algunas preguntas: ¿Cómo estuvo tu relación con el Señor? ¿Apartaste tiempos para orar, leer la Biblia y congregarte? ¿Llevaste tus necesidades y problemas delante de Él o preferiste confiar en las personas? ¿Crees que tu forma de vivir este año agradó a Dios? ¿Le serviste con los talentos y dones que Él te ha dado? ¿Compartiste el mensaje y amor de Dios con los que no conocen de Él? ¿Si Jesús regresará en este momento que crees que pasaría contigo? ¿Serías salvo? ¿Sabes qué significa ser salvo?


Tú sabes cómo estás delante de Dios y qué aspectos debes mejorar, no olvides que tu relación personal con Dios tiene que ser lo más importante en tu vida y lo demás secundario.


Jesús dijo: “Arrepiéntanse de sus pecados y vuelvan a Dios, porque el reino del cielo está cerca” Mateo 4:17 (NTV).


La salvación de tu vida y ser fiel hasta la muerte es lo que más debe interesarte cada día. Aprende a no cometer los mismos errores, pero sobre todo entrega tu vida completamente a Dios para que Él sea tu guía y haga de ti una persona obediente.


Mi oración es que Dios derrame de Su presencia y sabiduría sobre tu vida, para que el próximo año puedas tener éxito en todas las áreas de tu vida. Que el Señor te bendiga y te proteja. Sea compasivo contigo y te llene de Su amor. Te muestre su favor y te dé su paz este 2018. En el nombre de Jesús, amén.


Que pases un feliz año nuevo junto a tu familia y seres queridos.


Resultado de imagen para buenos dias de domingos cristianos

Comer del árbol de la vida en el paraíso de Dios

Si alguien tiene oídos, que ponga atención a lo que el Espíritu de Dios les dice a las iglesias.”A los que triunfen sobre las dificultadesy no dejen de confiar en mí, les daré a comer elfruto del árbol que da vida. Ese árbol crece en el hermoso jardín de Dios”». Apocalipsis 2: 7, TIA


EN VISTA DE LA PRONTA VENIDA del señor, cuán diligentes deberíamos ser en la formación de caracteres según la semejanza divina. […] «Yo soy Alfa y Omega, principio y fin, el primero y el postrero. Bienaventurados los que guardan sus mandamientos, para que su potencia sea en el árbol de la vida, y que entren por las puertas en la ciudad» (Apoc. 22: 13-14, RVA). ¿Acaso no merece la pena que nos esforcemos para contarnos entre los bienaventurados ?Si perdemos el cielo, perdemos todo, y a ninguno de nosotros le conviene eso. Si mantenemos en vista los goces eternos que aguardan al vencedor, y si cuando luchamos por alcanzar la perfección del carácter confiamos en Cristo, ¿piensan ustedes que seremos infelices? ¿Seremos desdichados por imitar el ejemplo de abnegación y servicio de Cristo? [..•l Estamos aspirando a la vida que se mide con la de Dios; por lo tanto, nuestra naturaleza debe ser puesta en conformidad con la voluntad del Señor. También hemos de cumplir con el propósito de nuestra vida de modo que podamos acudir confiadamente a Dios y abrir ante él nuestro corazón, manifestándole nuestras necesidades, y creyendo que él nos oye y nos dará fortaleza y poder para poner en práctica los principios de la Palabra de Dios. Lo que nosotros anhelamos es el cielo, la corona de victoria, traspasar las puertas de la ciudad de Dios, el derecho a «comer del árbol de la vida que está en medio del paraíso de Dios» (Apoc. 2: 7). Deseamos ver «al Rey en su hermosura» (Isa. 33: 17). 

Así que mantengamos nuestra vista fija en Cristo, el perfeccionador de nuestro carácter; y aferrados a su divinidad obtendremos la fortaleza espiritual que nos ayudará para ser vencedores sobre toda tendencia y deseo perverso.

Preparación para una nueva temporada

Darle importancia a fechas festivas es algo que es clave para muchas personas. Tenemos la tendencia a utilizar años, meses y fechas que consideramos “especiales” para celebrar; tales como los cumpleaños, los aniversarios, etc.; pero éstas son también fechas que se usan para comenzar cambios en las vidas; tal es el caso, por ejemplo, de las “resoluciones de Año Nuevo”; o de los “propósitos de cumpleaños”. Sin embargo, la mayoría de estas resoluciones y propósitos terminan en deseos sin efecto. Algunas veces pueden comenzar bien, pero como la persona no se esfuerza, entonces se disipan.


Parte de la razón del por qué esto ocurre. es el hecho de que no ha habido ninguna preparación que acompañe a dichas resoluciones. Por ejemplo, alguien que planea bajar de peso desde el 1º de enero no tendrá una buena oportunidad de lograrlo, si esa persona no ha comenzado a reducir su cantidad de alimentos que consume de antemano.


Espiritualmente, somos de la misma manera. Sé que muchos han hecho resoluciones para leer la Biblia en un año, mejorar sus vidas de oración, asistir más regularmente a la iglesia y una gran cantidad de otras propuestas de “mejoramiento espiritual”… pero fracasan porque no se han preparado.He estado en esta posición, me he hecho los mismos tipos de resoluciones, y he fracasado en el intento. Por eso hoy le invito para que reflexione sobre sus planes para el año que llega.


El principio es este, “sin una preparación centrada en el compromiso con la meta, las resoluciones fallaran”.


¡Estás a tiempo!… busca estar a solas con el Señor, lee la Biblia, habla con Él y cuéntale de tus anhelos, planes y deseos, en oración… Él te responderá, te dará guía y te animará para que sigas sin rendirte.Es mi oración que, en el año que está por comenzar, puedas empezar con fortaleza de espíritu y dominio propio; que elimines las excusas y te centres en lo que has decidido hacer.


¡Prepárate!, porque, toda preparación es buena si se hace con las intenciones correctas, y buscando tener el favor de Dios. Ánimo… porque la “carrera del nuevo año, está por comenzar”


Versículo: “Enséñanos a contar bien nuestros días, para que nuestro corazón adquiera sabiduría”. Salmos 90:12 (NVI)

Solo Dios es digno de ser adorado

Juan… mirando a Jesús que andaba por allí, dijo: He aquí el Cordero de Dios.Juan 1:35-36


A todo lo creado… oí decir: Al que está sentado en el trono, y al Cordero, sea la alabanza, la honra, la gloria y el poder, por los siglos de los siglos.Apocalipsis 5:13


Antes de empezar su ministerio, Jesús fue tentado por Satanás. Este lo incitó a que le rindiese homenaje, pero la respuesta del Señor fue categórica: “Escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él solo servirás” (Mateo 4:10).
Cuando el apóstol Juan quiso, en dos ocasiones, postrarse ante el ángel que le hablaba, este se lo impidió: “Mira, no lo hagas; yo soy consiervo tuyo… Adora a Dios” (Apoc. 19:10).


Cuando Pablo y Bernabé sanaron a un hombre enfermo de nacimiento, y la gente quiso honrarlos como si fuesen dioses, ellos se lo prohibieron rotundamente.

Debemos adorar solo a Dios. Aceptar o buscar el homenaje que solo se debe a Dios es puro orgullo, es la “condenación del diablo” (1 Timoteo 3:6).
Cuando Jesús vivió en la tierra, por ser el Hijo de Dios, en varias ocasiones los hombres le rindieron homenaje:


–Un leproso sanado se postró ante él (Lucas 17:16).


–Los discípulos le rindieron homenaje cuando calmó la tempestad (Mateo 14:33).


–Un hombre ciego de nacimiento y sanado por Jesús discernió en él al Hijo de Dios y lo adoró (Juan 9:38).


–Cuando Jesús resucitó y mostró sus heridas a Tomás, este exclamó: “¡Señor mío, y Dios mío!” (Juan 20:28).


Jesús, hombre “humilde de corazón” (Mateo 11:29), al mismo tiempo es Dios, el único digno de recibir el honor y la adoración.


2 Reyes 18 – Efesios 6 – Salmo 72:1-11 – Proverbios 17:17-18

“Grande es tu fe”

(Jesús dijo a la mujer cananea:) No está bien tomar el pan de los hijos, y echarlo a los perrillos. Y ella dijo: Sí, Señor; pero aun los perrillos comen de las migajas que caen de la mesa de sus amos.Mateo 15:26-27


Todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo.Romanos 10:13
Mateo 15:21-28


“Saliendo Jesús de allí, se fue a la región de Tiro y de Sidón. Y he aquí una mujer cananea que había salido de aquella región clamaba, diciéndole: ¡Señor, Hijo de David, ten misericordia de mí! Mi hija es gravemente atormentada por un demonio. Pero Jesús no le respondió palabra” (Mateo 15:21-23).


El silencio de Jesús no se debía a una falta de compasión, pues su actuación al final así lo prueba. Él quería hacer brillar la fe de esta mujer y mostrar a sus discípulos que su amor iba más allá de los límites de Israel.
Luego, Jesús empezó a hablar con esta extranjera que lo reconocía como Señor. Fijémonos en la humildad e inteligencia de esta madre. No se desanimó por un rechazo que parecía despectivo. Su fe sobrepasó este obstáculo e inspiró sus respuestas. Jesús no le reprochó nada y no juzgó su actitud ni impertinente ni demasiado audaz. Al contrario: apreció la valentía de su fe y le dijo: “Oh mujer, grande es tu fe; hágase contigo como quieres. Y su hija fue sanada desde aquella hora” (v. 28).

Incluso antes de comprobarlo, ella supo que su hija había sido sanada. “Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve” (Hebreos 11:1).


Recordemos su ejemplo. Un aparente silencio puede ser la preparación de una respuesta divina inesperada.


El Señor responde a nuestros más grandes anhelos, ¡pero a su tiempo!


2 Reyes 19 – 1 Timoteo 1 – Salmo 72:12-20 – Proverbios 17:19-20

Un refugio seguro

El Señor es tu guardador.Salmo 121:5


No… se dormirá el que te guarda.Salmo 121:3


Se cuenta que las golondrinas habían construido un nido en la tienda del emperador Carlomagno (742-814 d. C.) durante una campaña militar. En el momento de levantar el campamento, el emperador ordenó que no moviesen la tienda hasta que los pajarillos pudiesen volar. Nadie debía tocarlos, ni siquiera asustarlos. Nos sorprende el cuidado que un jefe de guerra, que gobernó gran parte de Europa Occidental y Central, prodigó a esos pájaros que se habían refugiado en su tienda.


Quizás olvidamos que Dios, mucho más poderoso que un emperador, cuida de todas sus criaturas, incluso de las más vulnerables e insignificantes a los ojos de los hombres: “Aun el gorrión halla casa, y la golondrina nido para sí, donde ponga sus polluelos” (Salmo 84:3). “Ni uno de ellos está olvidado delante de Dios”, dijo Jesús, antes de añadir: “No temáis, pues” (Lucas 12:6-7).
Él proveyó todo lo necesario para el hombre antes de colocarlo en la tierra; Él lo formó con sus manos y conoce sus debilidades, descendió a la tierra para tener un encuentro con él. Nos amó, fue despreciado y sufrió hasta dar su vida por nosotros. ¿Cómo no cuidará de aquellos que confían en él?

El rey David, una figura de Jesucristo, dijo a Abiatar, quien había ido a refugiarse junto a él: “Quédate conmigo, no temas… pues conmigo estarás a salvo” (1 Samuel 22:23).


¡Qué paz, que tranquilidad para aquel que depositó su confianza en Dios y se abandona a sus tiernos cuidados!


“No hay santo como el Señor; porque no hay ninguno fuera de ti, y no hay refugio como el Dios nuestro” (1 Samuel 2:2).


2 Reyes 20 – 1 Timoteo 2 – Salmo 73:1-9 – Proverbios 17:21-22

Buenas Tardes

Resultado de imagen para buenos dias de domingos cristianos

Más allá del poder del mal

«Cosas que ojo no vio ni oído oyó ni han subido al corazón del hombre, son las que Dios ha preparado para los que lo aman». 1 Corintios 2: 9


EL CIELO ES UNA ESCUELA; el campo de estudio, el universo; el maestro, el Omni sapiente. En el Edén se estableció una extensión de esa escuela y, una vez consumado el plan de redención, se reanudarán las clases en la escuela del Edén. ]
Entre la escuela establecida al principio en el Edén y la escuela futura, se extiende todo el período de la historia de este mundo, de la historia de la transgresión y el sufrimiento humano, del sacrificio divino y de la victoria sobre la muerte y el pecado. La escuela del futuro será muy distinta a la escuela del Edén, pues en ella no habrá un árbol del conocimiento del bien y del mal cuya presencia abra las puertas a la tentación. No habrá un tentador ni injusticia. Los que estén allí habrán alcanzado la victoria sobre el mal y este ya no tendrá poder sobre ellos.
«Al vencedor le daré a comer del árbol de la vida, que está en medio del paraíso de Dios» (Apoc. 2: 7). El acceso al árbol de la vida en el Edén era condicional, y finalmente fue prohibido. En cambio, los dones de la vida futura son incondicionales y eternos. [. . .] iQué campo se abrirá allí a nuestro estudio cuando se descorra el velo que oscurece nuestra vista, y nuestros ojos contemplen ese mundo de belleza del cual ahora tenemos apenas vislumbres por medio del microscopio! iCuando contemplemos las glorias de los cielos que ahora solo podemos vislumbrar por medio del telescopio! iCuando, borrada la mancha del pecado, toda la tierra aparezca en «la hermosura de Jehová» nuestro Dios! (Sal. 27: 4). 

Allí, el estudioso de la ciencia podrá contemplar a fondo la creación sin ni el más mínimo vestigio del mal. Escuchará las melodiosas voces de la naturaleza y no oirá ninguna nota de llanto ni grito de dolor. En todo lo creado encontrará nuevos conocimientos, en el vasto universo contemplará el nombre de Dios impreso en grandes caracteres, y ni en la tierra, ni en el mar, ni en el cielo quedará ningún vestigio del mal.


No habrá nada que dañe ni destruya «en todo mi santo monte, dijo Jehová» (Isa. 65: 25, RV60). Allí el ser humano recobrará su dignidad real perdida y los seres inferiores reconocerán su supremacía; las fieras serán amansadas y los animales esquivos se volverán amistosos.

Resultado de imagen para buenos dias de domingos cristianos

«No temáis»

«Pero el ángel les dijo: “No temáis, porque yo os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo”». Lucas 2: 10


«NO TEMÁIS». iQué anuncio tan maravilloso! «Vine a traerles la más extraordinaria noticia que alguna vez alguien pudiera recibir». Son «nuevas de gran gozo». iGozo! ¿Entiendes? El gozo divino no es la alegría pasajera que la carne proporciona: el gozo divino es aquel sentimiento maravilloso de saber que Dios te acepta como eres: aquel deseo de salir corriendo por las calles de la vida, y gritar a todo el mundo: «No tengo más miedo, estoy libre».


Y, lo mejor de todo, esas buenas nuevas de gozo son «para todos», les dijo el angel. Aquella noche oscura, los pastores estaban aprensivos y llenos de expectativas. Habian estudiado las profecias, y sabian que el Mesias deberia nacer: ellos aguardaban la llegada de alguien que les traeria el regalo.
De repente, en la penumbra de las colinas de Belen, el propio Padre rompe la oscuridad del pecado, trayendo el mayor presnete, envuelto en pañales, en un pesebre. Y dice a los pastores: «Os ha nacido hoy en la ciudad de David, un Salvador, que es Cristo el Señor».


Creo que muchos cristianos todavía no han entendido esta declaración. La palabra Cristo ( « Enviado») está escrita en el original con letras mayúsculas. Destaca la misión redentora de Jesús. El texto dice más. Añade que la señal de que Jesús era el Cristo sería encontrarlo «envuelto en pañales, acostado en un pesebre».


Pobreza, sufrimiento, limitaciones… Todo ello acompañó a Jesús, a lo largo de su existencia. Fue perseguido; huyó a una tierra lejana. Todo eso ¿para qué? Para que tú vivas la vida abundante, las nuevas de gran gozo: su pobreza es tu riqueza; sus limitaciones, tu abundancia; su muerte, tu vida.


Nadie tiene el derecho de vivir una vida sin ambiciones, alegando que Cristo fue pobre. La pobreza es una de las consecuencias que el pecado trajo a este mundo; por lo tanto, mientras exista el pecado existirá la pobreza. Pero Jesús vino a liberarte de la mediocridad y el conformismo; vino a liberarte de la ignorancia y de la miseria. La salvación que él ofrece no tiene que ver solo con la vida eterna, que recibirás en ocasión de su retorno triunfante a este mundo, sino también con una vida de alegría y gozo en esta tierra.


No salgas hoy sin meditar en las palabras del ángel: «No temáis, porque yo os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo».

Dios te habla

En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que El nos amó a nosotros y envió a Su Hijo como propiciación por nuestros pecados.
1 Juan 4:10


Den gracias al SEÑOR, porque El es bueno; Porque para siempre es Su misericordia.
Salmos 107:1


Feliz Domingo.




Que tengas un Feliz Domingo,


disfruta el estar en armonía


junto a tu familia y seres queridos,


compartiendo unos con otros,


siendo un buen ayudador, 


haciendo que las cargas difíciles


sean más fáciles,


siendo preocupados 


por el bienestar de 


todos los miembros de la familia,


expresando el amor,


dejándose amar,


todos dispuestos


a abrir las ventanas de


la hermandad y la comprensión.

Efesios 3

El amor que excede a todo conocimiento


14 Por esta causa doblo mis rodillas ante el Padre de nuestro Señor Jesucristo 15 (de quien toma nombre toda familia en los cielos y en la tierra), 16 para que os dé, conforme a las riquezas de su gloria, el ser fortalecidos con poder en el hombre interior por su Espíritu; 17 que habite Cristo por la fe en vuestros corazones, a fin de que, arraigados y cimentados en amor, 18 seáis plenamente capaces de comprender con todos los santos cuál sea la anchura, la longitud, la profundidad y la altura, 19 y de conocer el amor de Cristo, que excede a todo conocimiento, para que seáis llenos de toda la plenitud de Dios.

Buenos Dias

Resultado de imagen para buenos dias de domingos cristianos

sábado, 30 de diciembre de 2017

Buenas Noches

Resultado de imagen para Buenas Noches de sabados cristianos

Dios te habla

Pero cuando vino la plenitud (el cumplimiento) del tiempo, Dios envió a Su Hijo, nacido de mujer, nacido bajo la Ley, a fin de que redimiera a los que estaban bajo la Ley, para que recibiéramos la adopción de hijos.
Gálatas 4:4


Entonces un retoño brotará del tronco de Isaí, y un vástago dará fruto de sus raíces.
Isaías 11:1

HERIDOS EN EL CAMINO

«”¿Cuál de esos tres te parece que se hizo prójimo del hombre asaltado por los bandidos?”. El maestro de la ley contestó: “El que tuvo compasión de él”. Jesús le dijo:”Pues ve y haz tú lo mismo”» (Lucas 10: 36-37, NVI).


UNOS JÓVENES viajaban en auto a gran velocidad cuando el vehículo se salió de la carretera y se estrelló contra una casa. El auto se incendió y uno de los jóvenes perdió la vida. El otro, sin embargo, estaba malherido, pero sobrevivió. Entonces, un hombre que había visto el accidente, detuvo su auto muy cerca de ellos y, en lugar de bajarse a ayudar, se quedó dentro de su auto, grabando con el celular todo lo que sucedía. No hizo absolutamente nada por socorrer al herido. ¿Te lo puedes creer? Otras personas que habían llegado más tarde al lugar del accidente, corrieron a socorrer al joven, pero ya se había perdido un tiempo muy valioso. Cuando llegó la ambulancia, el hombre todavía seguía grabando con su celular.


Inmediatamente después del accidente, el hombre insolidario quiso vender a la prensa el video que había tomado, pero los periodistas, entendiendo lo que había sucedido y la manera tan fría e inhumana en que aquel hombre había actuado, se negaron a comprárselo. Frustrado, el hombre subió el video a Facebook y a que no adivinas cómo lo tituló. Lo tituló: «Idiotas». ¿será posible? Luego de una investigación, fue arrestado por la policía por no brindar ayuda a un accidentado. ¿Tú sabías que eso es un delito? Pues lo es. La noticia es sorprendente, pero más sorprendente es aún que exista gente así.


Jesús contó una vez una parábola muy parecida, y se cree que también fue un suceso real que los oyentes conocían. Un experto de la ley, que se suponía era lo más parecido a un pastor, pasó junto a un joven malherido y siguió de largo sin ayudarlo. Lo mismo ocurrió con un levita que pasaba por allí; digamos que era como una anciano de iglesia. Pero un samaritano, es decir, un extranjero despreciado, pasó por allí, se acercó al herido y se compadeció de él, lo curó con ternura, lo subió a su propio transporte y lo cuidó. ¿Qué habrías hecho tú si hubieras estado en cualquiera de los dos casos?
Jesús quiere que seamos bondadosos con los demás. Intenta serlo hoy, en toda ocasión que se te presente.

Resultado de imagen para buenos dias de sabados cristianos

Reconocidos ante el Padre

«El que salga vencedor se vestirá de blanco. Jamás borraré su nombre del libro de la vida, sino que reconoceré su nombre delante de mi Padrey delante de sus ángeles». Apocalipsis 3: 5, AVI


LA EXPRESIÓN «EL QUE SALGA VENCEDOR» pone de manifiesto que hay algo que cada uno de nosotros tiene que vencer. El vencedor será cubierto con el manto de la justicia de Cristo, y se dice de él que «será vestido de blanco, y jamás borraré su nombre del libro de la vida, sino que lo reconoceré delante de mi Padre y de sus ángeles» (Apoc. 3: 5, RVC). iQué inmenso privilegio el de salir vencedor, y que mi nombre sea presentado ante el Padre por el propio Salvador!.— Review and Herald, 9 de julio de 1908.iQué maravillosa seguridad está contenida en esta promesa! ¿Podría acaso ofrecérsenos un aliciente mejor para llegar a ser hijos e hijas de Dios? ¿Quién se ceñirá pues toda la armadura? ¿Quién se alistará bajo el ensangrentado estandarte del Príncipe Emanuel?A todo hijo de Dios que está luchando y resistiendo tentaciones puede llegar la iluminación divina a fin de que no tenga que sucumbir en la lucha contra los poderes de las tinieblas, sino que en cada batalla salga vencedor.

A los tentados, probados, pero fieles hijos de Dios, se les coloca el manto sin mancha de la justicia de Cristo. Sus nombres permanecen en «el libro de la vida del Cordero» (Apoc. 13: 8; 21:27), registrados entre los fieles de todos los tiempos. Han resistido los ataques del engañador; no han sido apartados de su lealtad por el rugido del dragón. Ahora están eternamente seguros de los ataques del tentador.Ese remanente no solamente es perdonado y aceptado, sino ensalzado. Es puesto «un turbante limpio sobre su cabeza» (Zac. 3: 5). «Nos ha hecho reyes y sacerdotes para Dios y su Padre; a él sea gloria e imperio para siempre jamás» (Apoc. 1: 6, RVA).


Mientras Satanás estaba insistiendo en sus acusaciones y tratando de destruirlos, los invisibles ángeles santos iban de un lado a otro colocándoles «el sello del Dios vivo» (Apoc. 7: 2). Ellos han de estar sobre el monte de Sion con el Cordero, «que tenían el nombre de él y el de su Padre escrito en la frente» (Apoc. 14: 1)

Gratitud

«Señor, tú nos has sido refugio de generación en generación». Salmo 90: 1


CUANDO MOISÉS ESCRIBIÓ el Salmo 90, estaba recordando los milagros que habían sucedido mientras conducía al pueblo por el desierto. Recordar es vivir. ¡Bendito el pueblo que tiene memoria! Triste es observar a alguien que sufre de amnesia; la amnesia es la soberanía del olvido. Un hombre que se olvida de su pasado vive un presente desprovisto de significado; y el futuro le parece incierto y atemorizante. El pasado te da fuerzas para continuar hacia adelante; te confronta con tu historia, aunque esa historia sea el registro de las cosas buenas y malas que sucedieron.


Olvidar es lo contrario del recuerdo. Olvidar es morir; morir poco a poco, lentamente; consumido por el frío de la indiferencia o de la ingratitud. Al agradecer, Moisés tenía un motivo para ser grato. La gratitud le inspiraba seguridad; sin seguridad, no hay vida. Si observas a un niño de pocas semanas, vas a notar cómo la necesidad de seguridad lo lleva a aferrar, con fuerza, lo que encuentra cerca de él. El no tiene conciencia de eso: la seguridad es una necesidad inconsciente, pero vital. Nadie se desarrolla, en plenitud y equilibrio, si no se siente seguro. Lo que poca gente sabe es que la gratitud genera seguridad; mucho más si esa expresión de gratitud es dirigida a un Ser eterno y poderoso, como Dios.Dios no espera que sus hijos le sean agradecidos porque él se beneficia de esa gratitud; no.


La gratitud no es un «deber» que el «buen cristiano» tiene que cumplir. La persona beneficiada por la gratitud no es la que recibe el agradecimiento, sino la que agradece. Hacer una revisión de las bendiciones recibidas de parte de Dios nos recuerda, como dice Moisés, que Dios ha sido nuestro «refugio de generación en generación». Esto quiere decir que las generaciones pasan; los tiempos se van; los días, los meses y los años se transforman en historia. Pero itú, oh, Señor, continúas! Continúas siendo el mismo ayer, hoy y por los siglos. Mi temporalidad puede esconderse en el refugio de tu eternidad. ¿Por qué podría, entonces, asustarme la enfermedad o la fugacidad de las pruebas pasajeras de esta vida? Estoy seguro en la eternidad divina. Nada ni nadie me amedrentará.


Ya casi llegamos al fin del año. Haz un alto y agradece. No empieces el nuevo año sin reconocer: «Señor, tú nos has sido refugio de generación en generación».

Un cántico nuevo

«Cantaban un cántico nuevo delante del trono y delante de los cuatro seres vivientes y de los ancianos». Apocalipsis 14: 3


AQUEL QUE HA DE VENIR dice: «Miren que vengo pronto! Traigo conmigo mi recompensa, y le pagaré a cada uno según lo que haya hecho» (Apoc. 22: 12, NVI). Toda buena obra realizada por el pueblo de Dios como fruto de su fe, tendrá su correspondiente recompensa. Como una estrella difiere de otra en su brillo, así los creyentes tendrán sus diferentes esferas asignadas en la vida futura. [… ]


Entonces se registra la siguiente escena: «Después oí voces como el rumor de una inmensa multitud, como el estruendo de una catarata y como el retumbar de potentes truenos, que exclamaban: “iAleluya! Ya ha comenzado a reinar el Señor, nuestro Dios Todopoderoso”» (Apoc. 19: 6, NVI). Cantan el cántico de Moisés y el cántico del Cordero.


Hemos de mantenernos cerca de nuestro gran Director, o seremos sorprendidos y perderemos de vista la providencia que preside sobre la iglesia, el mundo y cada individuo. Habrá profundos misterios en el trato divino. Podemos perder las pisadas de Dios y seguir nuestra propia confusión, diciendo: «Tus juicios no son conocidos». Pero si nuestro corazón es leal a Dios, llegará el día en el que comprenderemos todo.


Hay un día que pronto ha de amanecer en el que los misterios de Dios serán comprendidos, y todos sus caminos vindicados; en ese día la justicia, la misericordia y el amor serán los atributos de su trono. Cuando la guerra terrenal haya terminado, y los santos estén todos reunidos en el hogar, nuestro primer tema será el cántico de Moisés, el siervo de Dios. El segundo tema será el cántico del Cordero, el cántico de gracia y redención. Este canto será más alto, y se entonará en estrofas más sublimes, resonando por los atrios celestiales. Entonces se entonará el cántico de la providencia de Dios, el cual conecta las diversas dispensaciones; porque todo se ve ahora sin que haya un velo entre lo legal, lo profético y el evangelio. La historia de la iglesia en la tierra y la iglesia redimida en el cielo gira en torno a la cruz del Calvario. Este es el tema y es el canto: Cristo el todo y en todo; en antífonas y alabanzas que resuenan por los cielos entonadas por millares y por diez mil veces diez mil, y una innumerable multitud de la hueste de los redimidos. Todos se unen en este cántico de Moisés y del Cordero. Es un cántico nuevo, porque nunca antes se ha entonado en el cielo

Las palabras importan

«Por tus palabras serás justificado, y por tus palabras serás condenado» (Mateo 12: 37).


Las palabras tienen la capacidad de dar poder o de condenar a otros, especialmente a los niños. En lugar de decir a tu niño que es malo o malcriado, dile que esa conducta es inaceptable, y que sabes que él puede hacerlo mejor porque es un buen niño. Tu hijo no se sentirá condenado, sino que aprenderá que puede controlar sus acciones y cambiar su conducta negativa. Las palabras pueden construir confianza y fe en tu niño, o condenarlo y destruirlo. Ten mucho cuidado con las palabras que eliges usar hoy, porque las palabras importan. Queremos pronunciar palabras que inspiren, animen y saquen lo mejor de los demás.


También queremos cuidar la manera en que pensamos en otros. Lo que pienso influye sobre lo que digo, y lo que digo influye sobre lo que pienso. Las palabras reaccionan sobre el carácter. Las palabras son tan poderosas como los palos y las piedras, que pueden romper nuestros huesos. De niña aprendí a repetir y a tararear esta frase conocida: «Los palos y las piedras pueden romper mis huesos, pero las palabras nunca lograrán herirme».


Con’ esa frase, ya no era víctima del bravucón de la escuela. Repetir esas palabras me hacía sentir poderosa, asertiva e invencible. Hablar de fuerza me hacía sentir fuerte.
Esa frase pudo haberme dado fuerza a corto plazo, pero en realidad los palos y las piedras pueden romper mis huesos… y las palabras pueden quebrantar mi espíritu.


Las palabras son poderosas; úsalas sabiamente hoy. Las palabras constructivas tienen efectos constructivos, y las palabras negativas tienen efectos dañinos. Las palabras positivas motivan, mientras que las negativas interrumpen la acción del cerebro. Cuando escuchas palabras airadas, tu respuesta inicial probablemente será defensiva, emocional, y no bien pensada.


Los niños que son criados en un ambiente positivo, en el cual son comunes las palabras de afirmación y motivación, son más propensos a desarrollarse en adultos resilientes, que toman la iniciativa. Por el contrario, el niño que proviene de un ambiente negativo y condenador será reactivo, demostrará un uso pobre de la lógica y las habilidades de razonamiento, y tendrá menores probabilidades de ser exitoso.


Señor, ayúdame hoy a expresar palabras de afirmación.

Autoridad sobre las naciones

«Al que salga vencedory cumpla hasta elfinal con lo queyo mando, le daré autoridad sobre las naciones, la misma que he recibido de mi Padre. Y gobernará a las naciones con cetro de hierro, las despedazará como a un vaso de alfarero. Además, le daré la estrella de la mañana». Apocalipsis 2: 26228, RVC


QUE NUESTRO SEÑOR MISMO quien prometió a sus discípulos: «Si me voy y les preparo lugar, vendré otra vez, y los llevaré conmigo, para que donde yo esté, también ustedes estén» (Juan 14: 3, RVC). El compasivo Salvador fue quien, previendo el abandono y el dolor de sus discípulos, encargó a los ángeles que los consolaran con la seguridad de que volvería en persona, como había subido al cielo. «Y mientras miraban fijamente al cielo, viendo cómo Jesús se alejaba, dos hombres vestidos de blanco se aparecieron junto a ellos y les dijeron: “Galileos, ¿por qué se han quedado mirando al cielo? Este mismo Jesús que estuvo entre ustedes y que ha sido llevado al cielo, vendrá otra vez de la misma manera que lo han visto irse allá” (Hech. 1: 11, DHH). El mensaje de los ángeles reavivó la esperanza de los discípulos. «Ellos, después de haberlo adorado, volvieron a Jerusalén con gran gozo; y estaban siempre en el templo, alabando y bendiciendo a Dios» (Luc. 24: 52-53). No se alegraban de que Jesús se hubiera separado de ellos ni de que hubieran sido dejados para luchar con las pruebas y tentaciones del mundo, sino porque los ángeles les habían asegurado que él regresaría.La proclamación de la venida de Cristo debería ser ahora tal como la que fue hecha por los ángeles a los pastores de Belén, es decir, «una buena noticia, que será motivo de gran alegría para todos» (Luc, 2: 9, DHH). Los que aman verdaderamente al Salvador no pueden menos que recibir con aclamaciones de alegría el anunció registrado en la Palabra de Dios de que Aquel en quien se concentran sus esperanzas para la vida eterna volverá, no para ser insultado, despreciado y rechazado como en su primera venida, sino en gloria y majestad, para redimir a su pueblo.

Buenas Tardes

Resultado de imagen para buenos dias de sabados cristianos

La corona de la vida

“Sé fiel hasta la muerte y yo te daré la corona de la vida”.Apocalipsis 2: 10


LOS QUE ESPERAN son los que serán coronados de gloria, honor e inmortalidad. No es necesario que hablemos de los honores del mundo, o de las alabanzas de los que el mundo considera grandes. Todo eso es vanidad. Si el dedo de Dios apenas los tocara, inmediatamente volverían de nuevo al polvo. Anhelemos el honor que es permanente, el honor que es inmortal, el honor que nunca perecerá. Esta corona es mucho más rica que cualquier corona que jamás haya adornado las sienes de un monarca.


Después vi un gran número de ángeles que traían de la ciudad brillantes coronas, una para cada santo, cuyo nombre estaba escrito en ella. A medida que Jesús pedía las coronas, los ángeles se las entregaban y con su propia mano el amable Jesús las colocaba sobre la cabeza de los santos. Asimismo los ángeles trajeron arpas y Jesús las entregó a los santos. Los directores de los ángeles comenzaban la nota del cántico que era luego entonado por todas las voces en agradecida y dichosa alabanza. Todas las manos pulsaban hábilmente las cuerdas del arpa y dejaban oír melodiosa música en fuertes y perfectos acordes. [. . .]


Dentro de la ciudad había todo lo que pudiera agradar a la vista. Por todas partes los redimidos contemplaban abundante gloria. Jesús miró a sus redimidos santos, cuyo semblante irradiaba satisfacción y, fijando en ellos sus ojos bondadosos, les dijo con voz tierna y melodiosa: «Contemplo el trabajo de mi espíritu, y estoy satisfecho. De ustedes es esta excelsa gloria para que la disfruten eternamente. Terminaron sus pesares. No habrá más muerte ni llanto ni tristeza ni dolor».


Vi luego que Jesús conducía a su pueblo al árbol de la vida I El árbol de la vida daba hermosísimos frutos, de los que los santos podían comer libremente. En la ciudad había un trono brillante, del que manaba un puro río de agua de vida, clara como el cristal. A uno y a otro lado de ese río estaba el árbol de la vida, y en las márgenes había otros hermosos árboles que llevaban fruto bueno [. .
Las palabras son demasiado pobres para intentar una descripción del cielo. Siempre que se vuelve a presentar ante mi vista, el espectáculo me colma de admiración. Extasiada por el insuperable esplendor y la excelsa gloria, dejo caer la pluma exclamando: qué amor, qué maravilloso amor!». El lenguaje más sublime no alcanza para describir la gloria del cielo ni las incomparables profundidades del amor del Salvador.

Resultado de imagen para buenos dias de sabados cristianos

¡MENTE AFERRADOR!

“Conserven lo que tienen, asta que yo venga”. Apocalipsis 2: 25.
 
Jeremías nunca había tenido la pelota. Nunca. No era el tipo de muchacho al que se le hacían pases y creo que él quería que fuera de esa manera. No estaba en buena forma física, tampoco charlaba con las muchachas en las graderías, ni permanecía al lado del profesor. Se quedaba de brazos cruzados murmurando entre dientes. Su falta de habilidad no era solo por su mala forma física, sino porque estábamos continuamente burlándonos sin piedad de él.

Esto no le ayudaba a tener confianza en sí mismo. Y lo menciono para que puedas apreciar el milagro que ocurrió durante un partido de fútbol en una clase de Educación Física.
Los equipos se alinearon uno frente al otro en el centro del campo. Cuando se dio la señal, la pelota entró al juego. No tengo idea de cómo sucedió, pero Jeremías se encontró solo con la pelota a unos veinte metros de distancia del equipo contrario. Todo el mundo sabe que si tienes la pelota cerca de la portería del equipo contrario, tienes que correr por tu vida. Por un momento todo el campo estaba en shock, nadie se movió ni respiró.

Entonces el alboroto estalló. « ¡Corre, Jeremías, corre! —le gritamos—. ¡Corre o te aplastarán! Él no necesitaba más estímulo. Se desbocó. Bueno, algo así. Y corrió por el pasto seco como la mayoría lo harían sobre el hielo húmedo. Había avanzado bastante y el otro equipo ya no podía alcanzarlo.
Estaba solo a nueve metros de distancia del touchdown cuando, de repente, entró en pánico. No sé si fue por la confusión de los gritos o el miedo a la paliza a manos del equipo contrario, pero Jeremías hizo lo impensable.

A segundos de lograr la alabanza y adoración de sus compañeros, lanzó la pelota a la zona de anotación… ¡a nadie!. Entonces se detuvo, se dio la vuelta y se cruzó de brazos. Inmediatamente quedó perplejo ante el estallido de los gritos, silbidos y abucheos. Jesús le pide a la iglesia de Tiatira que se aferren a lo que saben y que se aferren a él en medio de la persecución, porque ¡viene pronto! No sabemos cuándo, pero la Escritura dice que va a ser pronto y cuando menos lo esperamos. Hay que aferrarse a Jesús a pesar del desaliento que nos rodea, porque nuestra «meta» podría estar más cerca de lo que pensamos.

Dios te habla

No me avergüenzo del evangelio, pues es el poder de Dios para la salvación de todo el que cree.
Romanos 1:16


Todo el día contará mi boca De Tu justicia y de Tu salvación, porque son innumerables.
Salmos 71:15


Hoy es un buen día 


para dar pasos hacia adelante


porque cada buen pensamiento,


cada nota de agradecimiento,


cada frase de aliento


se contará como un paso


que te permite avanzar


y con la ayuda de Dios


serás bendecido en todo lo que hagas.


Feliz Día, aprovechemos el tiempo


que tenemos, es precioso y valioso. Mery Bracho

Efesios 3

8 A mí, que soy menos que el más pequeño de todos los santos, me fue dada esta gracia de anunciar entre los gentiles el evangelio de las insondables riquezas de Cristo, 9 y de aclarar a todos cuál sea el plan del misterio escondido desde los siglos en Dios, el creador de todas las cosas, 10 para que la multiforme sabiduría de Dios sea ahora dada a conocer por medio de la iglesia a los principados y potestades en los lugares celestiales, 11 conforme al propósito eterno que hizo en Cristo Jesús, nuestro Señor, 12 en quien tenemos seguridad y acceso con confianza por medio de la fe en él. 13 Por eso, pido que no desmayéis a causa de mis tribulaciones por vosotros, las cuales son vuestra gloria.

Buenos Dias

Resultado de imagen para buenos dias de sabados cristianos

viernes, 29 de diciembre de 2017

Buenas Noches

Resultado de imagen para Buenas Noches de viernes cristianos

Compartir la gloria de Jesús

«Padre, aquellos que me has dado, quiero que donde yo esté, también ellos estén conmigo, para que vean mi gloria que me has dado».Juan 17: 24


LA RESURRECCIÓN y la ascensión de nuestro Señor constituyen una evidencia segura del triunfo de los santos de Dios sobre la muerte y el sepulcro, y una garantía de que el cielo está abierto para quienes lavan las vestiduras de su carácter y las emblanquecen en la sangre del Cordero. Jesús ascendió al Padre como representante de la familia humana, y allí llevará Dios a los que reflejan su imagen para que contemplen su gloria y participen de ella con él.


Hay mansiones para los peregrinos de la tierra. Hay vestiduras, coronas de gloria y palmas de victoria para los justos. Todo lo que nos dejó confundidos en los dictámenes de Dios quedará aclarado en el mundo venidero. Las cosas difíciles de entender hallarán entonces su explicación. Los misterios de la gracia nos serán revelados. Donde nuestras mentes finitas discernían solamente confusión y promesas quebrantadas, veremos la más perfecta y hermosa armonía. Sabremos que el amor infinito ordenó los incidentes que nos parecieron más penosos. A medida que comprendamos el tierno cuidado de Aquel que hace que todas las cosas obren simultáneamente para nuestro bien, nos regocijaremos con gozo inexpresable y rebosante de gloria. 


Aún estamos en medio de las sombras y el torbellino de las actividades terrenales. Reflexionemos con entusiasmo en el bienaventurado más allá. Que nuestra fe penetre a través de toda nube de tinieblas, y contemplemos a Aquel que murió por los pecados del mundo. Abrió las puertas del paraíso para todos los que le reciban y crean en él. Les da la potestad de llegar a ser hijos e hijas de Dios. Permitamos que las aflicciones que tanto nos apenan y agravian sean lecciones instructivas que nos enseñen a avanzar hacia el blanco del premio de nuestra alta vocación en Cristo. Sintámonos alentados por el pensamiento de que el Señor vendrá pronto. Alegre nuestro corazón esta esperanza. «Porque aún un poco y el que ha de venir vendrá, y no tardará» (Heb. 10: 37). Bienaventurados son aquellos siervos que, cuando venga su Señor, sean hallados velando.


Vamos de vuelta al hogar. El que nos amó al punto de morir por nosotros, nos ha edificado una ciudad. La Nueva Jerusalén es nuestro lugar de descanso. No habrá tristeza en la ciudad de Dios. Nunca más se oirá el llanto ni el lamento de las esperanzas destrozadas y de los afectos rotos

Las palabras importan

«La muerte y la vida están en poder de la lengua» (Proverbios 18:21).


En Raise a Leader [Educa a un líder] (p. 27) cuento la historia de un profesional con grandes logros que confió en mí y me contó el trauma, y la baja autoestima resultante, que sus padres le causaron cuando señalaron a su mejor amigo y dijeron: «¿Por qué no puedes obtener buenas notas como Richard? Él sí parece un líder». El mensaje de esta historia ejerce una impresión duradera. Somos sus héroes de confianza. Es así que nuestras palabras definen su mundo; nosotros les decimos quiénes son y anunciamos en qué se convertirán. Los padres escriben el guion. ¿Qué guion estás escribiendo?


Por otro lado, tenemos la historia de Dick Hoyt y su hijo discapacitado, Rick, cuadripléjico. Rick no podía hablar, pero trabajando con ingenieros, sus padres le dieron voz a Rick. Rick selecciona letras en una pantalla de computadora para formar palabras y frases. A los trece años, Rick «dijo» a su padre que quería «correr» en una carrera. Luego de la carrera, mientras Dick empujaba la silla de ruedas de su hijo, Rick comentó a su papá que cuando «corre» siente que su discapacidad desaparece. Los padres de Rick vieron las discapacidades de su hijo, pero al conocer su inteligencia lo animaron en sus sueños y buscaron maneras de hacerlos realidad. Los padres de Rick le «escribieron» un guion de éxito.


Según nuestro versículo, las palabras o bien matan o dan vida. Nosotros elegimos si seremos agentes de vida o portadores de muerte. Hoy es un nuevo día; nuevas oportunidades nos esperan. ¿Qué palabras elegiremos usar en nuestros hogares, nuestro lugar de trabajo o con nuestros compañeros de trabajo o supervisores? ¿Qué palabras elegirás cuando hables con tu hijo o tu cónyuge? Si un compañero de trabajo es irrespetuoso, ¿qué palabras elegirás? Y si tienes el «peor jefe del mundo», ¿qué palabras usarás?


Hasta las palabras que decimos sin pensar pueden volver sobre nosotras, para atormentarnos. Las palabras son poderosas; tómalas en serio. Las palabras pueden dejar una impresión positiva; pero también pueden condenar. Las palabras importan. Decir a tu hijo que es malo, imposible, malcriado y demás, le envía el mensaje de que es malo. Para ese niño, hacer cosas buenas no cambiará esa etiqueta. La impresión ya está hecha.


Señor, ayúdame hoy a decir palabras que inspiren, animen y extraigan lo mejor de los demás.

Resultado de imagen para buenos dias de viernes cristianos

Cimientos firmes

Una casa, un puente, una autopista o cualquier otra construcción requiere de estudios especiales, evaluación de suelos, materiales, planificación, pruebas y muchas cosas más que puedan asegurar que lo que vayamos a construir no se caerá rápidamente.


Nadie que valore lo que está construyendo se animará a poner la primera piedra sin tener por lo menos un esquema de lo que quiere ni utilizará los peores materiales del mercado. Todos sabemos que para que algo perdure en el tiempo debe estar bien construido y se debe usar lo mejor.Los cimientos que pongamos serán los que determinen cuán grande pueda ser la obra arquitectónica. Nadie sensato se animará a construir un edificio de 20 pisos con fundamentos de una casa de una planta y menos en suelo arenoso.


Lo mismo sucede con nuestras vidas, lo que lleguemos a ser y cómo enfrentemos las diferentes circunstancias de nuestras vidas dependerán esencialmente de nuestros cimientos, del fundamento que tengamos. Cuando nos dedicamos a decorar la casa antes de edificar los fundamentos los problemas llegan y se llevan lo poco que hayamos podido adquirir.


En Mateo 7:24 - 27 hay un relato de dos hombres que construyeron sus casas, uno sobre la Roca al que califica como sabio; y el otro conocido como el hombre necio que edificó sobre la arena. Cuando llegó la inundación el agua golpeó contra la primera casa y no pudo moverla más para el segundo fue grande su ruina.
Es muy difícil saber qué intensidad tendrán las tormentas o cuánto subirán las aguas en nuestras vidas, pero si nuestros cimientos son firmes, nada nos derribará. Es por eso que la gente que conoce su propósito, que ha edificado su vida con principios firmes, ha podido enfrentar y pasar mejor las crisis de la vida y ha crecido con cada adversidad. En cambio, aquellas personas que viven porque hay que hacerlo, que viven sin un propósito, sin una meta son las primeras en caer ante la más leve tormenta.


Nuestras vidas son una obra maestra y debemos cuidar de construirlas con los cimientos necesarios para llegar a ser lo que Dios quiere que seamos. ¿Dónde están los cimientos de tu vida?


“Porque ¿quién es Dios sino sólo Jehová? ¿Y qué roca hay fuera de nuestro Dios?” Salmos 18:31


El gran secreto para que podamos enfrentar las tormentas de la vida, para que alcancemos nuestros sueños y Dios pueda concretar su propósito en nosotros es que debemos tener cimientos firmes y poner nuestros pies sobre la Roca.

¡NO CALLARÉ!



“Por lo tanto, vayan y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo” Mateo 28:19 (NTV)


Cuando nos sucede algo impresionante o bueno, tenemos la necesidad de compartir nuestra alegría y bendición con todas las personas que nos rodean. El haber aceptado a Cristo en el corazón y ser transformados es un hecho que no podemos callar, de esa manera, permitiremos que también otros tengan la oportunidad de cambiar sus vidas y experimentar la presencia de Dios. “(…) Y tengan por seguro esto: que estoy con ustedes siempre, hasta el fin de los tiempos” Mateo 28:19-20 (NTV).

TERMINARA LO QUE HA COMENZADO




El también es poderoso para salvar para siempre a los que por medio de El se acercan a Dios.

Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre sino por mí.

Y en ningún otro hay salvación, porque no hay otro nombre bajo el cielo dado a los hombres, en el cual podamos ser salvos.


Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco y me siguen; y yo les doy vida eterna y jamás perecerán, y nadie las arrebatará de mi mano.


Estando convencido precisamente de esto: que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Cristo Jesús.


¿Hay algo demasiado difícil para el SEÑOR?


Y a aquel que es poderoso para guardaros sin caída y para presentaros sin mancha en presencia de su gloria con gran alegría, al único Dios nuestro Salvador, por medio de Jesucristo nuestro Señor, sea gloria, majestad, dominio y autoridad, antes de todo tiempo, y ahora y por todos los siglos. Amén.

Heb. 7:25 Jn. 14:6 Hch. 4:12 Jn. 10:27,28 Fil. 1:6 Gn. 18:14 Jude 24,25

Dios te habla

Esto les servirá de señal: hallarán a un Niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre.
Lucas 2:12


No quebrará la caña cascada, ni apagará la mecha que casi no arde; Con fidelidad traerá justicia.
Isaías 42:3

Dios nos hizo originales porque cada uno fue escogido para un propósito

Dios nos hizo originales porque cada uno fue escogido para un propósito. Para nosotros, sin embargo, sólo hay un Dios, el Padre, del cual proceden todas las cosas y para quien nosotros existimos; y un Señor, Jesucristo. 1 Corintios 8: 6


El mundo nos ha enseñado a ser imitadores, pero se da el caso de que los modelos a seguir siempre nos inducen al mal y no al bien, afectando nuestra personalidad, al extremo que somos lo que el otro es.


Mas Dios nos hizo originales, porque cada uno fue escogido para un propósito. Él nos ha provisto de dones para que podamos desarrollarlos. Por eso es necesario que no nos distraigamos en lo que el otro tiene o cómo lo hace. Di a Dios que te muestre lo que tienes, y que te enseñe a usarlo. Pues ¿qué hacemos tratando de imitar la forma como lo hace el otro, si los llamados son diferentes? Pero en el caso de que fueran similares, Dios usa a cada persona de una manera especial.


No seamos imitadores y aprovechemos lo que Él ha dispuesto para nosotros, lo cual es único. Enfoquémonos en lo nuestro, porque hay mucho qué hacer, lo cual impactará la humanidad por la forma como Dios nos usa.


Y así como hay un solo Padre y un solo Hijo, tú eres especial entre los millones que hay en la tierra, quienes se parecen, pero jamás serán los mismos.

Buenas Tardes

Resultado de imagen para buenos dias de viernes cristianos

Dios con nosotros

Leer: Mateo 1:18-23
He aquí, una virgen concebirá y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre Emanuel… (v. 23).


«Cristo conmigo, Cristo delante de mí, Cristo detrás de mí, Cristo dentro de mí, Cristo debajo de mí, Cristo arriba de mí, Cristo a mi derecha, Cristo a mi izquierda…». La letra de este himno escrito en el siglo v por San Patricio resuena en mi mente cuando leo el relato de Mateo del nacimiento de Jesús. La siento como un cálido abrazo que me recuerda que no estoy sola nunca.
El pasaje de Mateo nos revela que la morada de Dios con su pueblo es la esencia de la Navidad. Al citar la profecía de Isaías sobre un niño que sería llamado Emanuel, «Dios con nosotros» (Isaías 7:14), el evangelista señala hacia el cumplimiento final de lo profetizado: Jesús, Aquel nacido por el poder del Espíritu Santo para ser Dios con nosotros. Esta verdad es tan fundamental que Mateo empieza y termina con ella, y concluye con las palabras de Jesús a sus discípulos: «he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo» (Mateo 28:20).


Los versos de San Patricio me recuerdan que Cristo está siempre con los creyentes a través del Espíritu Santo que mora en ellos. Cuando estoy nerviosa o con miedo, puedo aferrarme a su promesa de que nunca me dejará. Si no puedo dormir, puedo pedirle su paz. Cuando tengo gozo y celebro, puedo agradecerle por su salvación. 



Señor, que hoy sienta tu presencia conmigo.


El amor de Dios tomó forma de carne en Belén.

Resultado de imagen para buenos dias de viernes cristianos

Propósito para todos los días

Un dicho popular es este… “después de la tormenta llega la calma”; y es que la Navidad para muchos es como si llegara una tormenta; porque ha tenido que, hacer compras para toda la familia, para los amigos y otros; quizás también ha recibido visitantes que llegan para celebrar en familia; ha tenido que correr con las comidas, asistir al servicio en la Iglesia, y experimentado los posibles “dolores de cabeza” porque los niños están en vacaciones… etc. Pero por sobre todas estas cosas está el “delicioso sabor que deja la celebración” … pues es al final “un tiempo de alegría y gozo, de compartir, al dar y recibir. De alegrarse por la celebración del nacimiento de Jesús… pero luego todo esto termina y yal vez sientes un poco tristeza después de la emoción de estos días. Después de toda la preparación, la familia, los amigos, las reuniones y los regalos… y de repente “la Navidad ha terminado”. Muchos quisieran, a pesar de la cantidad de esfuerzo y dedicación, que esta temporada no termine…


Por eso hoy les tengo una gran noticia… No dejes de celebrar porque “la razón de la celebración” Jesús… ¡vive!, y quiere ser parte de tu vida todos los días. De ti depende convertir el tiempo que hay hasta la próxima Navidad en una temporada de alegría, amor, compartir, vivir plenamente y ser feliz… no un día, sino todos los días.Que esta sea la gran noticia que atesoras en tu corazón… El Señor está contigo hoy y lo estará todos los días.


Ora así, “Señor Jesús, ayúdame a despertar cada mañana con la gozosa expectativa de saber que estás vivo en mí y que eres mi razón de alegría y fortaleza”.


Versículo: “Jesucristo es el mismo ayer y hoy y siempre”. Hebreos 13:8 (NVI)

PAZ SEA A VOSOTROS


Porque El mismo es nuestra paz.
Dios estaba en Cristo reconciliando al mundo consigo mismo, no tomando en cuenta a los hombres sus transgresiones, y nos ha encomendado a nosotrosla palabra de la reconciliación.
Al que no conoció pecado, le hizo pecado por nosotros, para que fuéramos hechos justicia de Dios en El.


Por medio de El reconciliar todas las cosas consigo, habiendo hecho la paz por medio de la sangre de su cruz. Aunque vosotros antes estabais alejados y erais de ánimo hostil, ocupados en malas obras, sin embargo, ahora El os ha reconciliado en su cuerpo de carne, mediante su muerte, a fin de presentaros santos, sin mancha e irreprensibles delante de El.


…habiendo cancelado el documento de deuda que consistía en decretos contra nosotros y que nos era adverso, y lo ha quitado de en medio, clavándolo en la cruz.
…aboliendo en su carne la enemistad, la ley de los mandamientos expresados en ordenanzas, para crear en sí mismo de los dos un nuevo hombre, estableciendo así la paz,


La paz os dejo, mi paz os doy; no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.


Ef. 2:14 II Co. 5:19,21 Col. 1:20-22; 2:14 Ef. 2:15 Jn. 14:27

Has llegado a un feliz día 


para que recibas las bendiciones de Dios


siguiendo su camino de luz y verdad, 


de felicidad y paz. 


Feliz día. 


Efesios 3

Ministerio de Pablo a los gentiles


3 Por esta causa yo, Pablo, prisionero de Cristo Jesús por vosotros los gentiles... 2 Seguramente habéis oído de la administración de la gracia de Dios que me fue dada para con vosotros, 3 pues por revelación me fue declarado el misterio, como antes lo he escrito brevemente. 4 Al leerlo podéis entender cuál sea mi conocimiento en el misterio de Cristo,5 el cual en otras generaciones no se dio a conocer a los hijos de los hombres, como ahora es revelado a sus santos apóstoles y profetas por el Espíritu: 6 que los gentiles son coherederos y miembros del mismo cuerpo, y copartícipes de la promesa en Cristo Jesús por medio del evangelio, 7 del cual yo fui hecho ministro por el don de la gracia de Dios que me ha sido dado según la acción de su poder.

Buenos Dias

Resultado de imagen para buenos dias de viernes cristianos

jueves, 28 de diciembre de 2017

Buenas Noches

Resultado de imagen para Buenas Noches de jueves cristianos

LA PRIMERA GUERRA

Hubo una batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles lucharon contra el dragón. El dragón y sus ángeles pelearon, pero no pudieron vencer, y ya no hubo lugar para ellos en el cielo. Apocalipsis 12: 7-8.

¿Por qué a la gente buena le pasan cosas malas? ¿Por qué Dios no mata a Satanás para que no siga causando líos? ¿No podría haber comenzado de nuevo con personas nuevas después que Adán y Eva pecaron, en lugar de dejar al mundo convertirse en el caos que es hoy? Estas preguntas siempre se las han hecho los cristianos, y son el tipo de preguntas que pueden causar dudas en la fe de muchas personas.


Aunque no pretendo tener respuestas para todo, creo que hay un mensaje en la Biblia que sí nos da respuestas.Has escuchado hablar del «gran conflicto», ¿verdad? No se trata de un conflicto más, sino del conflicto en torno al cual giran todos los demás. Los versículos de hoy nos llevan un poco antes de que la tierra fuera creada. Aquí vemos el cielo, no como el lugar alegre donde los ángeles se sientan a tocar el arpa, sino como el escenario de una gran batalla. El dragón, Satanás mismo, luchó contra Miguel y los ángeles celestiales. Isaías 14: 13-14 dice que Satanás se enojó y quiso vengarse de Dios, tenía el deseo de derrocarlo y tomar el trono celestial.


Dijo: «Voy a subir hasta el cielo; voy a poner mi trono sobre las estrellas de DIOS [ . . . ] Subiré más allá de las nubes más altas; seré como el Altísimo». Con este motivo singular, la guerra continuó a través de los siglos, a través de la vida y las decisiones de generaciones. Satanás todavía sigue desafiando a Dios y a todos se nos da la opción de seguir al uno o al otro.


Todo lo que hemos estudiado a través de este año —cada libro de la Biblia, la historia de las naciones, numerosos personajes, profecías y promesas, cada advertencia, la vida de Jesús y su gracia en el calvario—- todo converge en el mismo punto y termina aquí en Apocalipsis.


La Biblia es la historia de la batalla cósmica entre Jesús y Satanás. Apocalipsis muestra cómo este gran conflicto llegará a su fin de una vez por todas. Tú y yo también participamos en esa guerra, porque Dios nos ha dado libertad. No se puede obligar a nadie a amar, por lo que Dios nos permite a todos aceptarlo o rechazarlo. ¿Cuál es tu decisión?

Tentaciones

«Bienaventurado el hombre que soporta la tentación, porque cuando haya resistido la prueba, recibirá la corona de vida que Dios ha prometido a los que lo aman». Santiago 1: 12


SI HAY ALGO que perturba incesantemente al cristiano, son sus derrotas ante la tentación: «No logro resistir», «Soy demasiado carnal», «¿Qué hago con mi vida?», «Soy demasiado débil».


Estas y otras afirmaciones son expresiones de frustración de cristianos sinceros. Creo que nadie, por voluntad propia, quiere ser un fracasado. Todos se esfuerzan, luchan, tratan de controlar sus tendencias; pero parece que nada da resultado. ¿Existe solución?


El problema es que, al llegar la tentación, concentras tus esfuerzos para no caer, en lugar de concentrarlos en no separarte de Jesús. Al hacer esto caes, no porque la tentación haya sido demasiado fuerte, sino porque te separaste de Jesús. Y él ya lo advirtió: «Sin mí nada podéis hacer». Nada. ¿Entiendes? Mucho menos, resistir la tentación.


Entonces, ¿cómo enfrentar la tentación? Si tu vida es de una constante comunión con Jesús, todo lo que necesitas hacer, al llegar la tentación, es decir a Jesús lo que estás sintiendo o pensando. Te puede parecer extraño al comienzo. Hay cosas que no tendrás el valor de contar a Jesús. ¿Cómo decirle, por ejemplo, que estás planeando salir con una persona que no es tu cónyuge o que estás pensando ir a un lugar que no es compatible con la vida cristiana? «No, no; esto no funciona», puedes pensar. Pero ahí está la clave del problema.


Ya que no tienes el valor de contarle a Jesús lo que estás sintiendo, cometes el error de cortar la relación con el Salvador.La próxima vez que la tentación aparezca, cuéntale a Jesús lo que estás sintiendo, aunque te parezca irreverente y atrevido. No te separes de Jesús.


Si llevas este consejo a la práctica, percibirás que, mientras dialogas con Jesús, el deseo pecaminoso empieza a desaparecer de manera natural: iEntonces vencerás! No porque te esforzaste por no caer, sino porque luchaste para no separarte de Jesús. Continúas siendo justo, no porque evitaste cometer un acto pecaminoso, sino porque no te separaste de la Fuente de la justicia, que es Jesús. A su lado, no hay lugar para el pecado. Satanás y sus huestes han sido derrotados: Cristo venció en ti, por ti y para ti. «Bienaventurado el hombre que soporta la tentación, porque cuando haya resistido la prueba, recibirá la corona de vida que Dios ha prometido a los que lo aman».

Resultado de imagen para buenos dias de jueves cristianos

Probados para no sufrir la segunda muerte

«No tengas miedo de lo que vas a sufrir, pues el diablo pondrá a prueba a algunos de ustedesy los echará en la cárcel, y allí tendrán que sufrir Tú séfiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida. ‘El que salga vencedor, no sufrirá el daño de la segunda muerte”». Apocalipsis 2: 10-11, RVC

EL PAGO QUE DA EL PECADO es la muerte, pero el don de Dios es vida eterna en unión con Cristo Jesús, nuestro Señor» (Rom. 6: 23, DHH). Mientras la vida eterna es la herencia de los justos, la muerte es la porción de los impíos. Moisés propuso a los israelitas: «Hoy te doy a elegir entre la vida y la muerte, entre el bien y el mal» (Deut. 30: 15, NVI). La muerte de la cual se habla en este pasaje no es aquella a la que fue condenado Adán, pues toda la humanidad sufre la penalidad de su transgresión. Aquí se trata de «la muerte segunda» (Apoc. 20: 14) puesta en contraste con la vida eterna.


Como consecuencia del pecado de Adán, la muerte pasó a toda la humanidad. Todos descendemos igualmente a la tumba. Y debido lo establecido en el plan de salvación, todos saldrán de los sepulcros. «Ha de haber resurrección de los muertos, así de justos como de injustos». «Porque así como en Adán todos mueren, así también en Cristo todos serán vivificados» (Hech. 24: 15; 1 Cor. 15: 22). Destaca, sin embargo, una diferencia entre los dos grupos que serán resucitados. «Todos los que están en los sepulcros oirán su voz», la del Hijo del hombre, «y los que hicieron lo bueno saldrán a resurrección de vida; pero los que hicieron lo malo, a resurrección de condenación» (Juan 5: 28-29). Los que hayan sido «tenidos por dignos» de resucitar para vida son llamados «Bienaventurados y santos». «La segunda muerte no tiene poder sobre estos» (Luc. 21 : 36; Apoc. 20:6). Pero los que no se hayan asegurado el perdón, por medio del arrepentimiento y de la fe, recibirán el castigo correspondiente a la transgresión: «la paga del pecado» (Rom. 6: 23).


Y todos los redimidos, —jóvenes y mayores, grandes y pequeños— depositan sus resplandecientes coronas a los pies del Redentor, y se postran en adoración ante a Aquel que vive para siempre jamás. La bellísima tierra nueva, con todo su esplendor, es la etema herencia de los santos

VIDA SIN FIN


Dios nos ha dado vida eterna, y esta vida está en su Hijo.

Porque así como el Padre tiene vida en sí mismo, así también le dio al Hijo el tener vida en sí mismo; Porque así como el Padre levanta a los muertos y les da vida, asimismo el Hijo también da vida a los que El quiere.
Jesús le dijo: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque muera, vivirá, y todo el que vive y cree en mí, no morirá jamás. ¿Crees esto?
Yo soy el buen pastor; el buen pastor da su vida por las ovejas.


Por eso el Padre me ama, porque yo doy mi vida para tomarla de nuevo. Nadie me la quita, sino que yo la doy de mi propia voluntad. Tengo autoridad para darla, y tengo autoridad para tomarla de nuevo. Este mandamiento recibí de mi Padre.


Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre sino por mí.
El que tiene al Hijo tiene la vida, y el que no tiene al Hijo de Dios, no tiene la vida.
Porque habéis muerto, y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios.
Cuando Cristo, nuestra vida, sea manifestado, entonces vosotros también seréis manifestados con El en gloria.


I Jn. 5:11 Jn. 5:26,21; 11:25,26; 10:11,17,18; 14:6 I Jn. 5:12 Col.3:3,4

UNA GENERACION ESCOGIDA


Entonces los jefes de los filisteos dijeron: ¿Qué hacen aquí estos hebreos?
Si sois vituperados por el nombre de Cristo, dichosos sois, pues el Espíritu de gloria y de Dios reposa sobre vosotros. Ciertamente, por ellos El es blasfemado, pero por vosotros es glorificado.


Que de ninguna manera sufra alguno de vosotros como homicida, o ladrón, o malhechor, o por entrometido. Por tanto, no permitáis que se hable mal de lo que para vosotros es bueno.


Mantened entre los gentiles una conducta irreprochable, a fin de que en aquello que os calumnian como malhechores, ellos, por razón de vuestras buenas obras, al considerarlas, glorifiquen a Dios en el día de la visitación.


No estéis unidos en yugo desigual con los incrédulos, pues ¿qué asociación tienen la justicia y la iniquidad? ¿O qué comunión la luz con las tinieblas? Porque nosotros somos el templo del Dios vivo, como Dios dijo: Habitaré en ellos, y andaré entre ellos, y seré su Dios, y ellos serán mi pueblo.
Por tanto, salid de en medio de ellos y apartaos, dice el Señor; y no toquéis lo inmundo, y yo os recibiré.


Vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido para posesión de Dios , a fin de que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable;


I S. 29:3 I P 4:14,15 Ro. 14:16 I P. 2:12 II Co. 6:14,16,17 I P. 2:9

Lo importante es que Jesús nació

“Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS, porque él salvará a su pueblo de sus pecados”. Mateo 1:21 (RV1960)


Faltan pocas horas para que sea navidad y se celebre el nacimiento de Jesús en todo el mundo. Aunque muchos de nosotros sabemos que bíblicamente no nació en estas fechas, estamos seguros que hace más de dos mil años atrás Jesús vino al mundo.
“Y aconteció que estando ellos allí, se cumplieron los días de su alumbramiento. Y dio a luz a su hijo primogénito, y lo envolvió en pañales, y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el mesón.” Lucas 2: 6-7 (RV1960)


Tal vez muchos de los que lean el devocional se pregunten y digan: ¿Acaso la navidad no es una fiesta pagana? Personalmente creo que a veces lo relacionamos todo con las cosas del mundo y entramos en discusión por cosas que realmente no nos salvarán, ni nos condenarán. No me imagino a Dios condenándome porque celebre o no el nacimiento de su Hijo. Lo importante es que Jesús nació.
No pienses que celebrar la navidad no es de Dios o que está mal hacerlo. El problema no es la fecha ni cómo lo hagas, sino olvidar el verdadero significado del nacimiento de Jesús.


A veces pensamos que esta fecha sólo es comer, vestirse bien, intercambiar regalos, compartir con la familia, salir a pasear, etc. Y olvidamos que es un tiempo de agradecimiento a Dios y celebración por darnos la vida por medio de su hijo Jesús.

Por lo tanto, no todo es malo si sabes aprovecharlo. Te recomiendo que esta navidad compartas el amor, perdón y salvación que Dios ofrece.
No olvides que Jesús vino a rescatarnos de nuestros pecados mediante su sacrificio. Si es la primera vez que escuchas hablar de Jesús y del propósito de su nacimiento quiero que sepas que Él te ama y quiere cambiar tu vida.


Haz esta oración conmigo: “Dios, creo en Jesucristo tu Hijo y su nacimiento. Perdona mis pecados y concédeme libertad. Acepto que Jesús es mi Señor y Salvador. Haz tu voluntad en mi vida y envía a mi tu Espíritu Santo. En el nombre de Jesús, Amén.”

Dios te habla

Dios, habiendo hablado hace mucho tiempo, en muchas ocasiones y de muchas maneras a los padres por los profetas, en estos últimos días nos ha hablado por Su Hijo, a quien constituyó heredero de todas las cosas, por medio de quien hizo también el universo.
Hebreos 1:1


Pero Yo he hablado a ustedes repetidas veces, con todo no Me han escuchado.
Jeremías 35:14

Buenas Tardes

Resultado de imagen para buenos dias de jueves cristianos

La Oración es la Herramienta Más Importante de los Cristianos

Cuando los días se tornan nublados y la vida no presenta más que dolor y desilusión es común escuchar a todo tipo de personas maldiciendo y cuestionando la voluntad de Dios: “seguro estas dificultades son castigo del Señor”; incluso, hay quienes le acusan de iniquidad: “¿por qué nos haces esto Señor? ¿qué te hemos hecho para merecerlo?”.


Sin embargo, estás no son palabras cristianas.
Un buen cristiano se caracteriza por mantener siempre un corazón noble, pero eso no quiere decir que un buen creyente nunca dude. Puede que esta afirmación parezca contradictoria pero en realidad no lo es, ya que es en los momentos en los que todo es incierto; en aquellos tiempos en los que todo pareciera salir mal y en los que la duda constriñe los corazones piadosos, en los que el buen cristiano se define como tal.


(24) Porque en esa esperanza fuimos salvados. Pero la esperanza que se ve, ya no es esperanza. ¿Quién espera lo que ya tiene?(25) Pero si esperamos lo que todavía no tenemos, en la espera mostramos nuestra constancia.Romanos 8: 24-25


La oración como momento de reafirmación de la Fe:


Aún a pesar de las dudas y de los dilemas internos, el seguidor de Cristo siempre decidirá creer y usará la oración como una oportunidad para afirmar su Fe.
(38) Pues estoy convencido de que ni la muerte ni la vida, ni los ángeles ni los demonios, ni lo presente ni lo por venir, ni los poderes, (39) ni lo alto ni lo profundo, ni cosa alguna en toda la creación, podrá apartarnos del amor que Dios nos ha manifestado en Cristo Jesús nuestro Señor.Romanos 8: 38-39


Así pues, la mejor arma de los cristianos para enfrentar los obstáculos con los que la vida los presenta es la oración. Mas, es imperativo entender cuál es su verdadero propósito para poder llegar a ella con la actitud adecuada y entender sus resultados. Porque Dios, que es bueno y misericordioso, ha hecho saber que Él dará sosiego a quienes le expongan sus dificultades en la oración.


(6) No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias.(7) Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús.Filipenses 4: 6-7


La Oración como poder renovador:


Lo primero que hay que entender acerca de la oración es que su cometido no es hacer que Dios cambie de manera de pensar. Dios es eterno y Su sabiduría es infinita. Lo que el Pastor ofrece a su rebaño no es una cura mágica, sino consuelo y aliento para que pueda hacer frente a sus aflicciones.


(28) Vengan a mí todos ustedes que están cansados y agobiados, y yo les daré descanso.(29) Carguen con mi yugo y aprendan de mí, pues yo soy apacible y humilde de corazón, y encontrarán descanso para su alma.(30) Porque mi yugo es suave y mi carga es liviana.Mateo 11: 28-30


Algo que debe tenerse muy en claro es que quien cambia ante la oración no es Dios, sino el orante. El creyente ora para encontrar fuerzas en aquellos momentos en los que pareciera que rendirse es lo único que le queda por hacer. El cristiano ora para encontrarse con Dios y sentirse seguro de que sin importar lo que suceda: Dios está allí para él.


Cuando te llamé, me respondiste; me infundiste ánimo y renovaste mis fuerzas.Salmos 138: 3


La oración como fuente de fuerza espiritual:


La oración, entonces, además de probar ser la mejor herramienta para alcanzar un estado mental y espiritual apropiado para hacer frente a las dificultades, es también fuente inagotable de fuerza. Porque en la oración es Cristo quien nos fortalece y porque en la oración los corazones de los creyentes se unen en un solo corazón.


(8)…Estábamos tan agobiados bajo tanta presión, que hasta perdimos la esperanza de salir con vida:
(9) nos sentíamos como sentenciados a muerte. Pero eso sucedió para que no confiáramos en nosotros mismos sino en Dios, que resucita a los muertos. (10) Él nos libró y nos librará de tal peligro de muerte. En él tenemos puesta nuestra esperanza, y él seguirá librándonos.
(11) Mientras tanto, ustedes nos ayudan orando por nosotros. Así muchos darán gracias a Dios por nosotros a causa del don que se nos ha concedido en respuesta a tantas oraciones.2da Corintios 1: 8-11


Cuando las dificultades le ponen de rodillas, el creyente eleva su corazón al Señor. Cuando los problemas le agobian, el creyente implora por intervención divina. Cuando las circunstancias de la vida le han enjaulado en la oscuridad enceguecedora, el seguidor de Cristo reconoce su debilidad y acepta que sólo la guía divina puede llevarlo hacia la luz.


(9) pero Él me dijo: «Te basta con mi gracia, pues mi poder se perfecciona en la debilidad.» Por lo tanto, gustosamente haré más bien alarde de mis debilidades, para que permanezca sobre mí el poder de Cristo.(10) Por eso me regocijo en debilidades, insultos, privaciones, persecuciones y dificultades que sufro por Cristo; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte.2da Corintios 12: 9-10


Las desilusiones y el dolor son partes inevitables de la vida, pero depende de cada quién seleccionar como hacerles frente. Los cristianos siempre tienen la opción de buscar aliciente en el Señor Dios para vencer la desesperación. Hay que recordar que es en la adversidad que la Fe se fortalece. Es cuando el creyente duda, es cuando su Fe se rompe, que el cristiano tiene la oportunidad de hallar dentro de si mismo la voz que le dice que Dios es el Todopoderoso y que en Él siempre hay esperanza.


Hay que tratar de dejar de cuestionar los motivos detrás de las circunstancias adversas. Dios no se regocija en el sufrimiento de sus hijos y, ciertamente, Dios no les envía castigos; por el contrario, Dios quiere que su creación se inunde de felicidad. Lo que debe ser entendido con claridad es que, en ocasiones, es necesario que el corazón o el cuerpo sufra y se rompa en mil pedazos para que pueda ser renovado, para que de allí nazca algo nuevo y mejor.

Resultado de imagen para buenos dias de jueves cristianos

¡GRACIAS! PADRE


¡Gracias a Dios por su don inefable!

Aclamad con júbilo al SEÑOR, toda la tierra. Servid al SEÑOR con alegría;venid ante El con cánticos de júbilo. Entrad por sus puertas con acción de gracias, y a sus atrios con alabanza. Dadle gracias, bendecid su nombre.


Porque un niño nos ha nacido, un hijo nos ha sido dado, y la soberanía reposará sobre sus hombros; y se llamará su nombre Admirable Consejero, Dios Poderoso, Padre Eterno, Príncipe de Paz.



El aumento de su soberanía y de la paz no tendrán fin sobre el trono de David y sobre su reino, para afianzarlo y sostenerlo con el derecho y la justicia desde entonces y para siempre.



El que no eximió ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos concederá también con El todas las cosas?


Todavía le quedaba uno, un hijo amado; y les envió a este último.


Den gracias al SEÑOR por su misericordia y por sus maravillas para con los hijos de los hombres.


Bendice, alma mía, al SEÑOR, y bendiga todo mi ser su santo nombre.


Mi alma engrandece al Señor, y mi espíritu se regocija en Dios mi Salvador.


II Co. 9:15 Sal.100:1,2,4 Is. 9:6,7 Ro. 8:32 Mr. 12:6 Sal.107:21; 103:1 Lc. 1:46,47

EMANUEL




“¡La virgen concebirá un niño! Dará a luz un hijo y lo llamarán Emanuel (que significa “Dios está con nosotros”).” Isaías 7:14b (NTV).


El nacimiento de Jesús fue un acontecimiento muy importante, porque representa el cumplimiento de la promesa de Dios; ya que, a través de Jesús, se ve cumplido Su propósito para la humanidad. Por medio de Jesús podemos conocer a Dios, tenemos un ejemplo a seguir, un Salvador que nos libra del pecado, que además tiene el poder para destruir las obras del diablo y comprende todas nuestras debilidades porque Él mismo las enfrentó.¡Gracias a la obra redentora de Cristo Jesús, tenemos vida eterna y en abundancia!


Feliz Jueves, Bendecido Jueves



Feliz Jueves, bendiciones, 


con un cielo abierto de Buenas Oportunidades.


Que Dios bendiga tu camino, te quite los obstáculos 


y te lleve a alcanzar éxitos en lo que ponga delante de ti.

Efesios 2

19 Por eso, ya no sois extranjeros ni forasteros, sino conciudadanos de los santos y miembros de la familia de Dios, 20 edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo. 21 En él todo el edificio, bien coordinado, va creciendo para ser un templo santo en el Señor; 22 en quien vosotros también sois juntamente edificados para morada de Dios en el Espíritu.

Buenos Dias

Resultado de imagen para buenos dias de jueves cristianos

Evangelismo

Ultimas fotos