Evangelismo

Ultimas fotos

domingo, 23 de julio de 2017

Dios te habla

Si confiesas con tu boca a Jesús por Señor, y crees en tu corazón que Dios Lo resucitó de entre los muertos, serás salvo.Romanos 10:9


Todo aquél que invoque el nombre del SEÑOR será salvo; Porque en el Monte Sion y en Jerusalén habrá salvación, como ha dicho el SEÑOR, y entre los sobrevivientes estarán los que el SEÑOR llame.
Joel 2:32

Buenas Tardes

Resultado de imagen para Buenos dias de domingos cristianos

¡Animo, hijo;


¡Animo, hijo; tus pecados quedan perdonados…!


Yo tengo la autoridad en la tierra para perdonar tus pecados y el de los que pecaron contra ti……porque no es la gente sana la que necesita médico, sino los enfermos……ve y aprende lo que significa tener misericordia…


A Mí me gusta más que tengas misericordia de los demás que el que me traigas ofrendas. Pues no he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores con disposición a cambiar de mente en obediencia de actitud… Jesús.


Confesión: Recibo el perdón de mis pecados y no trataré de ocultar mis faltas y reconozco que el Señor es Mi médico… no juzgaré a los demás por sus faltas y tendré misericordia como Dios tiene misericordia de mi… mi amor por el que necesita será la mejor ofrenda que Dios aceptará de mi mano… lo declaro en nombre de Jesús, Amén.


Referencia Bíblica: Mateo 9:2-13

Resultado de imagen para Buenos dias de domingos cristianos

Para corregir nuestra vida

La displasia de cadera es una enfermedad ósea hereditaria provocada por una mal formación de la articulación coxofemoral (unión entre coxis y las piernas) en la que el fémur esta fuera de la cavidad que la une a la pelvis. Lamentablemente no se puede detectar del todo desde el momento del nacimiento, pero llega a manifestarse con diversos síntomas a medida que el niño va creciendo.
Hoy en día la ciencia ha logrado desarrollar una manera de tratar ese mal de una forma simple. La primera fase consiste en colocar un arnés metálico que mantiene las piernas del niño abiertas para reubicar los huesos en su lugar. Si la radiografía de control muestra una correcta reducción de la anomalía éste será el tratamiento definitivo, pero si no hay cambios podría ser necesaria una cirugía.
Por otro lado, cuando una displacía no es tratada en su momento puede dejar lesiones permanentes como cojera y dolor en la articulación.

Algo similar sucede con el pecado. Todos nacemos con una inclinación a hacer siempre lo malo y aunque al principio cualquiera parece un niño inocente, con el tiempo se manifiestan todo tipo de pecados: ira, mentira, robo, malos pensamientos, envidia, celos, etc. Todas esas acciones se hacen evidentes en proporciones pequeñas al principio y si no son corregidas suelen crecer descontroladamente.
Es verdad que al llegar a los pies de Cristo todos los pecados son limpiados completamente por la obra redentora de Su Sacrificio en la Cruz del Calvario, pero después es necesario someterse a Su voluntad escrita en la Biblia para que nuestras vidas sean corregidas.

“¿Cómo podrá el joven llevar una vida limpia? ¡Viviendo de acuerdo con tu palabra! Yo te busco de todo corazón; no dejes que me aparte de tus mandamientos. He guardado tus palabras en mi corazón para no pecar contra ti. ¡Bendito tú, Señor! ¡Enséñame tus leyes!” Salmos 119:9-12 Versión Dios Habla Hoy


Permanecer en obediencia a la ley de Dios es como colocarse un arnés que mantiene el pecado sujeto para que las obras de la carne no sigan desgastando nuestra vida. De a poco se manifestarán cambios en nuestras actitudes, costumbres y hábitos, para dar lugar al fruto del Espíritu (amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza) del que habla Gálatas 5:22-23


Someterse a la ley de Dios puede ser incómodo y hasta doloroso al principio, pero podemos estar seguros que obtendremos cambios definitivos y eternos.

LA SEÑAL NO ES TU DESTINO

“12 Y esperó aún otros siete días, y envió la paloma, la cual no volvió ya más a él. 13 Y sucedió que en el año seiscientos uno de Noé, en el mes primero, el día primero del mes, las aguas se secaron sobre la tierra; y quitó Noé la cubierta del arca, y miró, y he aquí que la faz de la tierra estaba seca.14 Y en el mes segundo, a los veintisiete días del mes, se secó la tierra. 15Entonces habló Dios a Noé, diciendo: 16 Sal del arca tú, y tu mujer, y tus hijos, y las mujeres de tus hijos contigo.” Génesis 8:12-16

Luego de los 40 días del diluvio, Noé, su familia y animales se mantuvieron en el arca hasta que la tierra se secara. Noé estuvo enviando aves para verificar que las aguas hubieran bajado. Anterior a esta ocasión, había enviado un ave que, de regreso al arca, llevó una hoja de olivo, lo que le dio a entender a Noé que las aguas habían bajado, pero aún así él esperó un tiempo más. Esperó porque, aunque aquella hoja era señal de que ya las aguas estaban bajando, aún no había recibido instrucción de parte de Dios para salir del arca. Cuando sale, después de haber recibido instrucción, hace un altar y ofrece un holocausto. En ese momento, Dios hace un pacto con Noé para dejarle saber que no volvería a maldecir la tierra por causa del hombre, ni destruiría a todo ser viviente como lo hizo. La fórmula que Dios le da a Noé es ordenar, llenar, presentarse en el altar, hacer pacto, Dios se compromete con él, Dios lo bendice y después que lo bendice se puede multiplicar.

Los cristianos no se mueven por señales, sino por obediencia a las instrucciones de Dios. A través de las señales, Dios te dice: No me he olvidado de ti. Pero mucha gente comete el error de desvivirse por una señal, pensando que es la contestación a su oración. Comienzan a orar, Dios comienza a darles señales y empiezan a tomar acción a base de esas señales. Si vas en la carretera en dirección hacia un destino, y vez el letrero que indica que se aproxima la salida, el ver el letrero no significa que llegaste; la señal no es tu destino. La señal lo que te marca es que vas por el camino correcto a tu destino. El problema es que hay muchos que toman las señales como su destino, porque no son capaces de esperar.

Al salir del arca, Noé se encuentra con una de las experiencias más aterradoras que alguien puede experimentar, tener una página en blanco para hacer todo nuevo y comenzar de cero. Cuando se baja del arca, Noé se encuentra solo con su esposa y sus hijos, para comenzar todo de nuevo. Muchos le piden a Dios que les dé un nuevo comienzo pero no están dispuestos a comenzar de cero. Le piden a Dios cambios, pero se quejan cuando los botan del trabajo o se quedan sin amigos. Tener una página en blanco para comenzar de cero es más difícil porque, mientras la página está llena del pasado, existe a quien echarle la culpa y evades tu propia responsabilidad. Por eso es que Dios quiere darte la oportunidad de que tengas un nuevo comienzo y seas tú quien vuelvas a crear este mundo y tu mundo.
Los cristianos no nos movemos por señales. Las señales son pequeños detalles que Dios envía para decir: No me he olvidado de ti; lo que te prometí, lo voy a cumplir. Las señales no se pueden tomar como la última instrucción de Dios. Las señales son la nubecita como la palma de la mano, que dice que algo grande viene, pero la nube no es la lluvia, la lluvia viene después.

Lo primero que te permite ver, cuando piensas que Dios se ha olvidado de ti y te ha dejado dentro del arca después de que cesó la lluvia, son los topes de las montañas, porque allí es que el arca se va a anclar. Dios comienza a destapar todo poco a poco. Pero lo grande de pasar por un diluvio es que siempre terminas en un lugar alto. Cuando pasas por las cosas de Dios, con la seguridad de que Dios va contigo, no tienes que empezar desde abajo, siempre empezarás desde un lugar alto. La dificultad no te llevará a lugares bajos, sino que Dios te pondrá en un lugar alto donde podrás ver la magnitud de lo que tienes que hacer, lo que Dios va a hacer contigo para que tu perspectiva sea una diferente.

Tienes que saber que tu arca va a reposar en un lugar alto y, cuando abras la puerta, podrás mirar desde el tope todo lo que tienes, toda la página en blanco, para que veas todo lo que Dios va a hacer contigo y tengas una perspectiva diferente. El arca nunca fue construida para el mar, para la playa, fue construida para el agua que venía del cielo y reposó en un monte. Cuando termine el diluvio, tu vida estará en un lugar alto, la perspectiva de tu vida y de ver las cosas será diferente. Pero procura no cometer el error de hacer tu próxima importante movida por una señal; espera la instrucción de Dios.


Feliz Domingo




Que tengas un Feliz Domingo.


Un Buen Día para pensar en lo bueno, 


lo amable, lo que es positivo


y verdadero. 


Qué buen día para compartir,


para tener tiempo de calidad


con amigos y familia


disfrutando de la alegría de la vida.


El domingo renovarás tu fuerza


para comenzar otras jornadas 


durante la semana con mucho entusiasmo 


tendrás un mejor desempeño,


y tus resultados en tu trabajo o estudios


serán mejores de lo que esperas.


Feliz Domingo, levanta tu mirada, 


ánimo , tú puedes salir adelante 


con tu mirada puesta en Dios,


valentía y fuerza te dará. Mery Bracho

Romanos 8

Más que vencedores


28 Sabemos, además, que a los que aman a Dios, todas las cosas los ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.29 A los que antes conoció, también los predestinó para que fueran hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos. 30 Y a los que predestinó, a estos también llamó; y a los que llamó, a estos también justificó; y a los que justificó, a estos también glorificó.
31 ¿Qué, pues, diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros? 32 El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas?33 ¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica.34 ¿Quién es el que condenará? Cristo es el que murió; más aun, el que también resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros. 35 ¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, angustia, persecución, hambre, desnudez, peligro o espada? 36 Como está escrito:

«Por causa de ti somos muertos todo el tiempo;somos contados como ovejas de matadero.»
37 Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó.
38 Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte ni la vida, ni ángeles ni principados ni potestades, ni lo presente ni lo por venir, 39 ni lo alto ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús, Señor nuestro.

Buenos Dias

Resultado de imagen para Buenos dias de domingos cristianos

sábado, 22 de julio de 2017

Buenas Noches

Resultado de imagen para Buenas Noches de sabados cristianos

LA VALENTÍA DE ABRAHAM E ISAAC

Luego el ángel dijo: “¡Detente! No le hagas daño al muchacho.

No le hagas nada, porque ahora sé que tú respetas y obedeces a Dios, No le negaste a tu único hijo”. Génesis 22: 12, PDT.

ABRAHAM, EN OBEDIENCIA a la orden divina que le había sido dada en visión nocturna en Beerseba, prosigue su viaje junto con Isaac. Observa el monte que Dios le ha había indicado que le señalaría como lugar donde había de ofrecer su sacrificio. Saca la leña del hombro de su siervo, y la pone sobre Isaac, que iba ser sacrificado. Controla con firmeza y entereza su agonía, dispuesto a cumplir lo que Dios le ordena que haga.


Con corazón angustiado y mano temblorosa toma el fuego, mientras que Isaac pregunta: «Padre mío. Tenemos el fuego y la leña, pero ¿dónde está el cordero para el holocausto?» (Gén. 22: 7). Pero, ¡Abraham no puede decírselo en ese momento!


Padre e hijo levantan el altar, y llega para Abraham el terrible momento de dar a conocer al muchacho lo que ha hecho agonizar su corazón durante todo el largo viaje, que el propio Isaac es la víctima. Isaac ya no es un niño; es un joven robusto.


Podría haber rehusado someterse al designio de su padre, si hubiera querido hacerlo. No acusa a su padre de locura, ni siquiera procura cambiar su propósito. Se somete. Confía en el amor de su padre y sabe que no haría el terrible sacrificio de su único hijo si Dios no se lo hubiera ordenado.Isaac queda atado por las manos temblorosas y amantes de su compasivo padre, Porque Dios lo ha dicho.


El hijo se somete al sacrificio, porque confía en la integridad de su padre. Pero, en el momento que ya todo se halla listo, cuando la fe del padre y la sumisión del hijo han sido plenamente probadas, el Ángel de Dios detiene la mano con el cuchillo en alto de Abraham, que está por sacrificar a su hijo, y le dice: «Ahora sé que temes a Dios, porque ni siquiera te has negado a darme a tu único hijo» (Gén. 22)

LAS OBRAS DE LA LEY

Pablo dice tres veces en Gálatas 2:16 que una persona no es justificada por “las obras de la ley”. ¿Qué quiere decir él con “las obras de la ley”? ¿De qué modo los textos siguientes nos ayudan a comprender su significado? Gál. 2:16, 17; 3:2, 5, 10; Rom. 3:20, 28. Para comprender la frase “las obras de la ley”, necesitamos entender lo que Pablo quiere decir con la palabra ley. La palabra ley (nómos, en griego) se encuentra 121 veces en las cartas de Pablo.


Puede referirse a diferentes cosas: la voluntad de Dios para su pueblo, los primeros cinco libros de Moisés, el Antiguo Testamento entero, o incluso a un principio general. Sin embargo, Pablo la usa generalmente para referirse a todos los mandamientos de Dios dados a su pueblo por medio de Moisés, ya sean morales o ceremoniales.


El punto de Pablo es que no importa cuánto tratemos de obedecer la ley de Dios, nuestra obediencia nunca será tan buena para que se nos declare justos ante Dios.
Eso es porque su ley demanda absoluta fidelidad en pensamiento y en acción todo el tiempo, y a todos sus mandamientos.


Aunque la frase “obras de la ley” no aparece en el Antiguo Testamento ni en el Nuevo Testamento fuera de las epístolas de Pablo, una confirmación asombrosa apareció en 1947 con el descubrimiento de los manuscritos del Mar Muerto, una colección de escritos copiados por judíos esenios, que vivieron en el tiempo de Jesús.


Aunque fueron escritos en hebreo, el rollo Miqsat Ma’as Ha-Torah, que puede traducirse como “Importantes obras de la ley”, contenía esta frase exacta. El rollo describe varios problemas basados en la ley bíblica con respecto a impedir que las cosas santas sean hechas impuras, incluyendo varias que distinguían a los judíos de los gentiles.


Al final, el autor escribe que, si sigues estas “obras de la ley, serás reconocido como justo” ante Dios. A diferencia de Pablo, el autor no ofrece a su lector justicia sobre la base de la fe sino sobre la base de su conducta.En tu experiencia, ¿cuán bien guardas la ley de Dios? ¿Realmente sientes que estás guardándola tan bien que puedes ser justificado ante Dios por tu observancia de ella? (Ver Rom. 3:10-20.) Si no, ¿por qué no? ¿Cómo te ayuda tu respuesta a entender el punto que Pablo presenta aquí?

Resultado de imagen para Buenos dias de sabados cristianos

Obtener conocimiento de Dios

«El temor de Jehová es el principio de la sabiduría; el conocimiento del Santísimo es la inteligencia».Proverbios 9: 10


ASÍ COMO SUCEDIÓ con nuestro Salvador, estamos en este mundo para servir a Dios. Estamos aquí para asemejarnos a Dios en carácter, y mostrarlo al mundo por medio de una vida de servicio. Para ser colaboradores con Dios, a fin de ser semejantes a él y revelar su carácter, debemos conocerle tal como es, tal como él mismo se revela.


El conocimiento de Dios es el fundamento de toda verdadera educación y de todo servicio verdadero. Es la única salvaguardia contra la tentación. Es también lo único que puede hacernos semejantes a Dios en carácter. Tal es el conocimiento que necesitan cuantos trabajan a favor de sus semejantes. La transformación del carácter, la pureza de vida, la eficacia en el servicio, la adhesión a los principios verdaderos, todo esto depende del verdadero conocimiento de Dios. Este conocimiento es la preparación esencial para esta vida y para la futura
Los elementos de la naturaleza que ahora contemplamos nos dan apenas un débil concepto de la gloria del Edén. El pecado afectó la belleza de la tierra, y por todas partes pueden verse los estragos del mal. No obstante, queda aún mucha hermosura. La naturaleza atestigua que un Ser infinito en poder, grande en bondad, misericordia y amor, creó la tierra y la llenó de vida y de alegría. Aunque deteriorada, la naturaleza manifiesta la obra de la mano del gran Artista y Maestro. Por dondequiera que nos volvamos, podemos oír la voz de Dios y ver evidencias de su bondad.


Desde el solemne retumbar del trueno y el bramido incesante del viejo océano’ hasta los alegres cantos que hacen de las selvas un concierto de melodías, las miles de voces de la naturaleza entonan las alabanzas de Dios. Contemplamos su gloria en la tierra, en el mar y en el firmamento, con sus maravillosos tintes y colores, que varían en grandioso contraste o se armonizan unos con otros. Los perennes collados nos hablan de su poder. Los árboles que hacen ondear sus verdes banderas bajo los rayos del sol’ y las flores en su delicada belleza, nos señalan al Creador. El vivo verdor que alfombra la tierra nos habla del solícito cuidado de Dios por sus criaturas más pequeñas. Las cavernas del mar y las profundidades de la tierra revelan sus tesoros. ] Todo el brillo y la belleza que adornan la tierra e iluminan los cielos, hablan de Dios.

El trabajo artístico de Dios

«Anímate y esfuérzate, y manos a la obra; no temas ni desmayes, porque Jehová Dios, mi Dios, estará contigo» (l Crónicas 28: 20).

«No te desampararé ni te dejaré» (Hebreos 13: 5).


Uno de los lugares preferidos de nuestra familia para vacacionar es Lake Powell. Es un lugar de grandes contrastes: a veces tranquilo, a veces tumultuoso; calmo, y luego el cielo se llena de tormentas eléctricas que a menudo terminan con un hermoso arcoíris. iCómo puedes no maravillarte ante las obras de arte que nuestro Dios nos muestra, en su colorido y hermoso trabajo artístico! Me lleno de asombro cada vez que su pincel recorre el cielo con colores intensos.


Es interesante que a menudo veamos el trabajo artístico de Dios luego de la lluvia. En nuestros momentos de lágrimas, cuando los días son oscuros y sombríos o cuando las cosas no salen como deberían, él trae un brillante arcoíris a nuestro horizonte, si continuamos confiando en él. Los arcoíris pueden llegar a nuestras vidas de maneras inesperadas, como una carta de ánimo, una llamada telefónica, un toque, un abrazo o una canción con un significado especial.
Recuerdo el día de un arcoíris real, cuando nuestros hijos eran jóvenes. Había sido una jornada complicada. Los niños no estaban obedeciendo y estaban especialmente malhumorados, Oré, pidiendo a Dios que me diera sabiduría y valor como madre. Más tarde ese día, cuando estaba conduciendo, allí lo vi: ilin arcoíris doble completo! Tuve que detenerme y enjugarme las lágrimas. No tuve duda de que ese día Dios me había hablado a través de su obra de arte. Me estaba asegurando que él estaba al control, y me había dado una señal de su amor p or mí y mis hijos.


He enviado muchas cartas, a lo largo de los años, a nuestros pacientes del consultorio dental, miembros de iglesia y otras personas que atravesaban períodos difíciles en sus vidas. Dios me da palabras de ánimo para transmitir a otros, en lo que yo llamo «un carta arcoíris». La escribo en papel con dibujos de arcoíri$ que nos recuerda que Dios siempre mantiene su promesa: «Nunca te dejaré ni me olvidaré de ti. Te amo».


Oro para que, cuando veas un arcoíris en tu cielo, escuches a Dios que te habla.

El día del encuentro

“Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor” (1 Tesalonicenses 4:77).

¿Escuchaste alguna vez hablar de la conferencia de Potsdam? Se trata de una gran reunión llevada a cabo en Potsdam, localidad cercana a Berlín, Alemania, que comenzó el 17 de julio de 1945 y terminó el 2 de agosto de ese año. Hubo participantes de la Unión Soviética, el Reino Unido y los Estados Unidos, es decir, los aliados que derrotaron a las potencias del Eje en la Segunda Guerra Mundial.
Por eso, la conferencia trató acerca de cómo establecer un orden de posguerra y asuntos relacionados con la paz mundial. Más allá de que los problemas entre las naciones continuaron, es bueno saber que hubo un encuentro para la paz.
La Biblia está llena de historias de reencuentros. A continuación, mi “top 3” (juna clasificación totalmente subjetiva y arbitraria!) de los encuentros que más me emocionan.


Puesto 3: Jesús con siete de sus discípulos (Juan 21:1-14). Después de una noche de fracaso en la pesca, los derrotados discípulos regresan a la orilla y… ¡sorpresa! ¡Alguien los espera con el desayuno listo! Enseguida lo reconocen: “¡Es el Maestro!” Es el reencuentro de la victoria y de la superación personal.


Puesto 2: Jacob y Esaú (Gén. 32, 33). Después de una noche de trauma, tensión y angustia, Jacob vuelve a ver la cara de Esaú, el hermano al que había engañado veinte años antes. Los miedos del otrora engañador y la división de sus esposas, hijos y bienes en dos campamentos —para resguardar al menos uno, si uno era atacado— quedaron sin efecto porque Esaú corrió a su encuentro, lo abrazó y lloró. Es el reencuentro del perdón.


Puesto 1: Jacob y José (Gén. 46:28, 29). Después de trece años, Jacob se reencuentra con su hijo, que creía traumáticamente muerto. (Todo en la vida vuelve: el engañador fue engañado.) Es el reencuentro de la esperanza y la fe.
Hoy puede ser un día histórico. Celebra los reencuentros. Haz tu propio listado de encuentros bíblicos, Y prepárate para el gran encuentro con Jesús, cuando regrese por segunda vez.


¡Oh! la maravillosa condescendencia de Dios! Siempre está listo a salir a nuestro encuentro, aún en medio de nuestras debilidades, para animarnos con su presencia, cuando hemos hecho todo lo que está de nuestra parte para entregarnos Plenamente a él. El cielo está abierto para el hombre”

LOS HOMBRES LOBOS SÍ EXISTEN

«En ese mismo instante se cumplíó la sentencia anunciada, y Nabucodonosor fue separado de la gente; comió hierba, corno los bueyes, y el rocío empapó su cuerpo, hasta que el pelo y las uñas le crecieron corno si fueran plurnas y garras de águila»Daniel 4: 33.

La mujer comenzó a arañar la cama y a gruñirle a su esposo, quien, de un salto, íntentó ponerse a salvo. Ella llevaba días diciendo que no se sentía bien, que había algo en el espejo que le daba miedo, y ahora parecía un animal salvaje arañando y rugiendo. Su esposo intentó tranquilizarla pero no lo consiguió. Ella seguía corriendo por el cuarto con frenesí hasta que finalmente se detuvo delante del espejo y vio la cara de un lobo con el hocico abierto y los colmillos fuera.


La mujer, de solo cuarenta y nueve años, no tenía historial de enfermedades y hacía apenas dos días estaba completamente sana. Pero ahora estaba convencida de que era una loba y que necesitaba deambular por las montañas en busca de carne. El término psiquiátrico para esta enfermedad es licantropía. Se considera que esta es una forma grave de esquizofrenia y hay gente que la padece.El relato de Nabucodonosor tiene muchas cosas en común con esta enfermedad. En tablas antiguas encontradas en 1975 se habla de la enfermedad que afectó a Nabucodonosor. Se dice que de pronto no se le podía entender nada, no reconocía a su esposa ni a sus hijos y se había recluido socialmente.


Parece que su enfermedad duró bastante y que sus consejeros tuvieron que gobernar mientras él estuvo enfermo. Parece una película de terror, si no fuera porque se basa en un sueño profético que Dios le había dado al propio Nabucodonosor para avisarle del futuro que le esperaba, Por supuesto, Daniel fue el que tuvo que explicarle el significado de aquel sueño.


El resultado final del «brote de licantropía» de Nabucodonosor fue positivo. Tras siete años enfermo, recobró la cordura, tal como había avanzado la profecía.
Miró al cielo y se dio cuenta de dónde encajaba él en el gran esquema del universo, Dios había estado obrando en Nabucodonosor durante años, pero fue así como se produjo su conversión. Sabemos que se convirtió porque la misma Biblia dice que bendijo al Dios altísimo y lo alabó (ver Daniel 4: 34).


Espero que no haga falta algo tan drástico corno un brote de licantropía para que Dios logre captar nuestra atención. Él está intentando llegar a nosotros, ¿escucharemos qué es lo que tiene que decirnos?

EL REY QUE TEMBLÓ DE MIEDO

«En aquel momento apareció una mano de hombre que, a la luz de los candiles, comenzó a escribir con el dedo sobre la pared blanca de la sala. Al ver el rey la mano que escribía, se puso palideció y, del miedo que le entró, comenzó a temblar de pies a cabeza». Daniel 5: 5-6.

Cuán a menudo oímos hablar hoy en día de algún rey que, estando en su palacio celebrando un banquete para las más altas personalidades de su nación, entra en pánico y comienza a temblar de los pies a la cabeza? Nunca, obviamente. Pues eso fue exactamente lo que le pasó a Belsasar, en esta historia en la que una mano de hombre escribe misteriosamente en la pared. Toda la historia es milagrosa. En primer lugar, una mano que escribe sobre la pared es obvio que es un milagro.
También es un milagro que Daniel pueda decirle a Belsasar qué significa esa escritura. Y el significado es que el reino de Belsasar está a punto de ser dividido y que el rey ha sido pesado en la balanza y ha sido hallado falto. La verdad es que Daniel nos tiene acostumbrados a interpretar cosas imposibles.


Ahora bien, fíjate en qué otro milagro tan grande sucede en esta historia. En el momento exacto en que Daniel predice la caída de Babilonia, el ejército medopersa ya está en camino, atravesando túneles bajo los muros de la ciudad.
Según los historiadores, el ejército medopersa llegó a las puertas de la ciudad cuando no había guardias y las puertas estaban abiertas de par en par, así que simplemente entraron sin tener que luchar. Tomaron la ciudad esa misma noche. Y por si eso fuera poco milagroso, resulta que esa misma noche se estaba cumpliendo también otra profecía, que ciento cincuenta años antes había anunciad0 Isaías. Isaías habló de un futuro rey llamado Ciro que conquistaría Babilonia y haría que el pueblo de Dios regresara a su tierra.


Y añadió: «El Señor consagró a Ciro como rey, lo tomó de la mano para que dominara las naciones y desarmara a los reyes. El señor hace que delante de Ciro se abran las puertas de las ciudades» (Isaías 45: 1).


Lo que podemos aprender de Belsasar es que él se creía más grande que Dios, por eso ignoró sus profecías. Pero como el mismo Daniel le dijo aquella noche, fue pesado en balanza y hallado falto. Si Daniel te hablara hoy a ti, ¿serías también hallado falto en la balanza o podrías decirle que eres el joven, la joven, que Dios quiere que seas?

Buenas Tardes

Resultado de imagen para Buenos dias de sabados cristianos

A VECES ES BUENO ESTAR SORDO

«Las palabras dulces son un panal de miel: endulzan el ánimo y dan nuevas fuerzas».Proverbios 16: 24.

CUENTA UNA FÁBULA que un grupo de ranas iba alegremente saltando por el bosque cuando, de pronto, dos se cayeron a un hoyo profundo. Cuando las demás ranas se dieron cuenta, se acercaron hasta la boca del hoyo, a ver qué suerte habían corrido sus dos compañeras. Las dos pobres ranas, desde la profundidad del hoyo, empezaron a saltar, pero no llegaban ni a la mitad de la altura que necesitaban para ser libres de nuevo.


—¡Están ustedes perdidas, nunca lograrán salir de ahí! —les gritaban las demás ranas desde la superficie——. Ese hoyo está demasiado profundo y no existe ninguna rana que pueda alcanzar de un solo salto una distancia tan inmensa.¿Qué te parece, tan lindas estas amigas, eh?Durante un rato más, las dos ranas siguieron intentando salir del hoyo por sí mismas, ya que las de arriba no estaban haciendo nada por ayudarlas. Pero, cansada ya de intentarlo y fracasar, una de ellas se desanimó y se dio por vencida. Dejó de saltar.


—¿Ves? Ya te decíamos nosotras que era imposible. . . No merecía la pena intentarlo siquiera —insistieron las de arriba, satisfechas de que una se hubiera rendido.


La otra rana continuó saltando tan alto como le era posible. Una vez más, las de arriba le gritaron que dejara de sufrir y simplemente se undiera, pero ella saltó cada vez con más fuerza hasta que finalmente salió del hoyo. Cuando salió, las otras le preguntaron:


—¿Cómo es posible que hayas podido escapar?


Pero la rana no les contestó porque era sorda. No había oído ni una palabra de todo lo que le habían dicho y por eso no se había desanimado. ¿Sabes? Esto es lo que sucede con nuestras palabras. Lo que decimos a otras Personas puede animarlas o desanimarlas, tal es la influencia que tenemos sobre los demás. Por eso debemos ser cuidadosos» cuando hablamos, para hacerlo de tal manera que animemos a los demás.

Resultado de imagen para Buenos dias de sabados cristianos

Escucha el consejo de Mi Espíritu

Hijo, escucha el consejo de Mi Espíritu como si fuera el consejo del amor mismo de una madre:


¡No, hijo mío! ¡No, niño mío! ¡Tú, mi primogénito, al que pedí con tanto anhelo!…no entregues tu vigor a la seducción del mundo, líbrate de los abrazos de lo que pierde el honor de Mis hijos……no conviene a Mis príncipes el embriagarse, ni que abusen de cualquier cosa aunque la consideren legítima…


…porque al embriagarte podrías olvidarte de Mis leyes, y podrías violar los derechos de los pobres……se embriagan con el mundo los que van a morir, estos son los que están en tristeza y no tienen Mi alegría y Mi consuelo…


…estos son los que toman y se drogan con el mundo para olvidarse de su miseria, para no acordarse de su desgracia……tú, como Mi príncipe, abre la boca en favor del mudo, sostén la causa de todos los desamparados…


…abre tu boca en favor de los pobres y juzga a los afligidos con verdadera justicia… Jesús.


Confesión: Hoy declaro en nombre de Jesús que escucharé el consejo del Espíritu Santo… no cederé a cualquier cosa que trate de controlarme ya sea algo material o inmaterial… no me dejaré seducir por los cantos del mundo… no le daré mi honra… honra que al Señor le costó tanto ganar por mi… más bien ayudaré al débil y el que no tiene quien le ayude para que pueda salir de la prisión del pecado… Amén.


Referencia Bíblica: Proverbios 31:1-9

Dios te habla

Le trajeron un paralítico echado en una camilla; y Jesús, viendo la fe de ellos, dijo al paralítico: "Anímate, hijo, tus pecados te son perdonados."
Mateo 9:2


Bendice, alma mía, al SEÑOR, y no olvides ninguno de Sus beneficios. El es el que perdona todas tus iniquidades, El que sana todas tus enfermedades.
Salmos 103:2

Feliz Sábado 


Hoy es un nuevo día, te deseo un Feliz Sábado


que tengas una lluvia de buenas cosas,


Dios te bendiga y te cuide,


que siempre te ayude en todo.


Feliz sábado con este bonito pensamiento,


la fe, la esperanza y el amor permanecen


pero el mayor es el amor. 


Haz brillar ese amor


no sólo los sábados sino cada día de la semana,


que también tengas fe


para realizar tus labores


y que la esperanza


te mantenga con buen ánimo


hasta lograr lo que deseas.

Romanos 8

Vida en el Espíritu


8 Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu,2 porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte. 3 Lo que era imposible para la Ley, por cuanto era débil por la carne, Dios, enviando a su Hijo en semejanza de carne de pecado, y a causa del pecado, condenó al pecado en la carne,4 para que la justicia de la Ley se cumpliera en nosotros, que no andamos conforme a la carne, sino conforme al Espíritu.
5 Los que son de la carne piensan en las cosas de la carne; pero los que son del Espíritu, en las cosas del Espíritu. 6 El ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz, 7 por cuanto los designios de la carne son enemistad contra Dios, porque no se sujetan a la Ley de Dios, ni tampoco pueden; 8 y los que viven según la carne no pueden agradar a Dios.
9 Pero vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios está en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él. 10 Pero si Cristo está en vosotros, el cuerpo en verdad está muerto a causa del pecado, pero el espíritu vive a causa de la justicia. 11 Y si el Espíritu de aquel que levantó de los muertos a Jesús está en vosotros, el que levantó de los muertos a Cristo Jesús vivificará también vuestros cuerpos mortales por su Espíritu que está en vosotros.
12 Así que, hermanos, deudores somos, no a la carne, para que vivamos conforme a la carne, 13 porque si vivís conforme a la carne, moriréis; pero si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis.
14 Todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, son hijos de Dios,15 pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el Espíritu de adopción, por el cual clamamos: «¡Abba, Padre!» 16 El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios. 17 Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados.
18 Tengo por cierto que las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse,19 porque el anhelo ardiente de la creación es el aguardar la manifestación de los hijos de Dios. 20 La creación fue sujetada a vanidad, no por su propia voluntad, sino por causa del que la sujetó en esperanza. 21 Por tanto, también la creación misma será libertada de la esclavitud de corrupción a la libertad gloriosa de los hijos de Dios.22 Sabemos que toda la creación gime a una, y a una está con dolores de parto hasta ahora. 23 Y no sólo ella, sino que también nosotros mismos, que tenemos las primicias del Espíritu, nosotros también gemimos dentro de nosotros mismos, esperando la adopción, la redención de nuestro cuerpo, 24 porque en esperanza fuimos salvos; pero la esperanza que se ve, no es esperanza; ya que lo que alguno ve, ¿para qué esperarlo? 25 Pero si esperamos lo que no vemos, con paciencia lo aguardamos.
26 De igual manera, el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad, pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles. 27 Pero el que escudriña los corazones sabe cuál es la intención del Espíritu, porque conforme a la voluntad de Dios intercede por los santos.

Buenos Dias

Resultado de imagen para Buenos dias de sabados cristianos

viernes, 21 de julio de 2017

Buenas Noches

Resultado de imagen para Buenas Noches de viernes cristianos

NECESITAMOS MÁS JOSUÉS Y CALEBS

«Entonces Caleb hizo callar al pueblo delante de Moisés, y dijo: “Subamos luego, y tomemos posesión de ella, porque más podremos nosotros que ellos”». Números 13: 30.

EL TERCER ÁNGEL VUELA por en medio del cielo anunciando los mandamientos de Dios y la fe de Jesús. Representa la obra que debe hacerse en estos últimos días. El mensaje no pierde nada de su poder al progresar en su vuelo. Juan ve que la obra crece en potencia hasta que toda la tierra se llena con la gloria de Dios. El mensaje: «Temed a Dios, y dadle honra; porque la hora de su juicio ha llegado» (Apoc. 14: 7), debe ser proclamado en alta voz.


Con celo y energías más intensos, los seres humanos han de impulsar la obra del Señor.Los hombres, las mujeres y los niños necesitan prepararse para dar el mensaje en el hogar, en la escuela y en la iglesia.Ahora, justamente ahora, necesitamos Josués y Calebs. Necesitamos jóvenes y Señoritas esforzados, devotos y abnegados, que avancen hacia delante.


Necesitarnos cristianos realmente consagrados, creyentes que sigan fielmente al Señor, que no se queden callados cuando es necesario hablar, que sean firmes como el acero a los principios, que no traten de ningún alarde ostentoso, que caminen humildemente con Dios, que sean pacientes, amables, bondadosos y corteses, que comprendan que la ciencia de la oración consiste en ejercitar fe y realizar obras que glorifiquen a los y hagan bien a su pueblo. El seguir a Jesús requiere una conversión de todo corazón al principio de la vida cristiana, y una renovación de esa conversión diariamente.

LA OBEDIENCIA DE FE

Pablo aclara que la fe es fundamental para la vida cristiana. Con ella nos aferramos de las promesas que tenemos en Cristo. Pero, ¿qué es exactamente la fe? ¿Qué involucra?


¿Qué nos enseñan estos textos acerca del origen de la fe? Gén. 15:5, 6; Juan 3:14-16; 2 Cor. 5:14, 15; Gál. 5:6.


La fe bíblica es siempre una respuesta a Dios. La fe no es un sentimiento que decidimos tener porque Dios lo demanda. Por el contrario, la verdadera fe se origina en un corazón tocado con gratitud y amor por la bondad de Dios.Por eso, cuando la Biblia habla de la fe, esa fe siempre sigue iniciativas de Dios.
En el caso de Abraham, por ejemplo, la fe es su respuesta a las promesas que Dios le hizo (Gén. 15:5, 6). Además, en el Nuevo Testamento, Pablo dice que la fe surge al percibir lo que Cristo hizo por nosotros en la Cruz.


Si la fe es una respuesta a Dios, ¿qué debería incluir? Considera lo que los siguientes textos dicen acerca de la naturaleza de la fe. Juan 8:32, 36; Hech. 10:43; Rom. 1:5, 8; 6:17; Heb. 11:6; Sant. 2:19.


Muchas personas definen la fe como “creencia”. Esta definición es problemática, porque en griego la palabra para “fe” es la forma sustantiva del verbo “creer”. Usar una forma para definir la otra es como decir “fe es tener fe”. No nos dice nada.


Las Escrituras revelan que la fe involucra no solo conocimiento acerca de Dios, sino también la aceptación de ese conocimiento. Por eso, es importante tener un cuadro exacto de Dios. Las ideas distorsionadas acerca del carácter de Dios pueden hacer muy difícil tener fe.


Pero, un asentimiento intelectual al evangelio no es suficiente, porque “aun los demonios creen”. La verdadera fe también afecta la manera en que vivimos. En Romanos 1:5, Pablo habla de “la obediencia a la fe”. Pablo no dice que la obediencia es lo mismo que la fe. Dice que la fe verdadera afecta toda la vida de una persona, no solo la mente. Involucra un compromiso con nuestro Dios y con Jesucristo, a diferencia de solo una lista de reglas. La fe es lo que hacemos, cómo vivimos, en quién confiamos, y también lo que creemos.


Resultado de imagen para buenos dias de viernes cristianos

Vestido por Dios

… Mira que he quitado de ti tu pecado, y te he hecho vestir de ropas de gala (v. 4).
Lectura: Zacarías 3


Cuando mis hijos eran pequeños, jugaban en nuestro empapado jardín inglés y se llenaban de barro. Por su bien y el bien de mi suelo, les quitaba la ropa antes de entrar y los llevaba a bañar. Al agregar jabón, agua y abrazos, pronto pasaban de la suciedad a la limpieza.
En una visión dada a Zacarías, vemos a Josué, el sumo sacerdote, vestido con harapos que representaban el pecado y las malas obras (Zacarías 3:3). Sin embargo, el Señor lo limpiaba, le quitaba la ropa sucia y lo cubría de prendas costosas (3:5). La mitra limpia y la túnica mostraban que el Señor le había quitado sus pecados.


Dios también puede limpiarnos, al librarnos de nuestras malas obras mediante la obra salvífica de Jesús. Como resultado de su muerte en la cruz, el pecado que nos embarra puede ser lavado y podemos recibir las ropas de los hijos de Dios. Ya no nos definen nuestros pecados (la mentira, el chisme, el hurto, la codicia, etc.), sino que podemos apropiarnos de los nombres que Dios da a aquellos que ama: restaurado, renovado, limpio, libre.
Pídele a Dios que te quite cualquier harapo que estés usando, para que puedas vestirte de las ropas reales que tiene reservadas para ti.





Señor Jesús, gracias por el regalo de aceptación y amor que nos diste al morir en la cruz.


¿Quién puede lavar mis pecados? ¡Jesús!

En medio de leones

… él es el Dios viviente y permanece por todos los siglos… (v. 26).
Lectura: Daniel 6:19-28


Cuando visité un museo en Chicago, vi uno de los Leones Andantes originales de Babilonia. Era un relieve mural inmenso de un león alado con una expresión feroz. Como símbolo de Istar, la diosa babilonia del amor y la guerra, este era uno de 120 leones similares que enmarcaban una vía procesional durante 604-562 a.C.
Los historiadores afirman que, después de que los babilonios conquistaron Jerusalén, los cautivos hebreos habrían visto estos leones durante el reinado de Nabucodonosor. Además, es probable que algunos hayan creído que Istar había vencido al Dios de Israel.


Daniel, uno de los esclavos hebreos, no compartía estos interrogantes que tal vez hayan afligido a algunos israelitas. Su visión y su compromiso con Dios permanecieron firmes. Oraba tres veces al día, con la ventana abierta, incluso cuando sabía que esto lo llevaría al foso de los leones. Después de que Dios rescató a Daniel de los hambrientos animales, el rey Darío exclamó: «[El Dios de Daniel] es el Dios viviente y permanece por todos los siglos […]. Él salva y libra» (Daniel 6:26-27). La fidelidad de Daniel le permitió influenciar a los líderes babilonios.
Permanecer fiel a Dios a pesar de la presión y el desánimo puede inspirar a otros a glorificarlo.





Señor, dame fuerzas para seguir confiando en ti cuando me sienta desanimado.


La fidelidad a Dios inspira a otros.

LA FIDELIDAD

La fidelidad a Dios es una de las marcas de los creyentes en Cristo Jesús. Las bendiciones de Dios regularmente son con aquellos que le son fieles. Yo no soy fiel a Dios para que Él me bendiga. Soy fiel a Dios porque le amo con todas las fuerzas de mi corazón. 

Hay personas que se convierten en dogmáticas exigiéndose cumplir cosas para que Dios los bendiga. Hay veces que les exigen a otros que también cumplan con normas para que Dios los bendiga. No te confundas; yo creo que hay que cumplir con todas las normas divinas, pero no es para que Dios me bendiga. 

Es porque yo amo a Dios y me gozo en cumplir sus normas.

Es por fe

Nuestra fe ante los retos se convierte en la evidencia de un “gran testimonio”.Es fácil creer después de ver el milagro, pero es fe creer antes de que ocurra el milagro. La Palabra de Dios dice, en Hebreos 11:2, “Porque por ella (su fe) alcanzaron buen testimonio los antiguos”.


Nuestros antepasados en el Señor tenían una fe fuerte, establecida, anclada, e inquebrantable, la cual ha servido y servirá como testimonio al mundo de la fidelidad de Dios en medio de tiempos difíciles.Recordemos que ellos pasaron por “inundaciones, burlas, ataduras, prisión, fuego, tortura, guerra; cuevas de leones… etc”. En medio de los retos, su confianza en el Señor nunca vaciló. ¿Por qué? Porque tenían la convicción interior de que Dios estaba con ellos. Nuestros antepasados sabían que Dios, por su fidelidad estaba con ellos en todo momento y sentían como el Espíritu Santo les decía… “¡Bien hecho! Tú has creído y has confiado en Mí”.


Cada vez que mantenemos nuestra posición de fe en momentos de retos y en tiempos difíciles, recibimos la misma afirmación del Espíritu Santo: “¡Bien hecho! Tú eres el amado testimonio de Dios”.


Mientras descansas en Él en cada situación de tu vida, manteniendo tu fe, estás obteniendo un “buen testimonio”, y estás sirviendo como un ejemplo de esperanza a los que te rodean. Aquellos que observan tu vida – en tu casa, en el trabajo, en tu vecindario- están dándose cuenta que la esta fe también está disponible para ellos.


Cuando te observan obrar en el momento de la dificultad, se dan cuenta de que hay un poder mayor sobre ellos, el poder de la fe en el Señor.Nuestro Dios nos ha provisto de todo lo necesario para sostener nuestra fe, aunque los retos aumenten. Se nos ha dado el Espíritu Santo, que habita en nosotros, y la Palabra plenamente revelada de Dios en las Escrituras. Si le crees a Dios tendrás paz en medio de la tormenta.


Oremos hoy por aquellos que no tienen paz. Para que seamos instrumentos de Dios para presentarles a Jesús quien les traerá salvación, paz y vida espiritual.Versículo: “Porque por ella alcanzaron buen testimonio los antiguos”. Hebreos 11:2 (RVR1960)

Sin cuestionar



Cuentan que cierto capitán ordenó a un soldado: - Dispare contra aquella casa blanca que se encuentra tras aquellos árboles de la izquierda.
Un instante después no quedaba nada. Cuando el Capitán se acercó al soldado para felicitarlo, lo halló llorando.


- ¿Qué te sucede? – Le preguntó - Acabo de destruir el hogar donde nací y todo lo que poseía- contestó. - Pero… ¿Por qué no me lo dijiste? - A mí no me toca discutir, mi capitán, sino obedecer.


Es probable que existan oportunidades en las que Dios nos pida que dejemos, destruyamos o entreguemos algo que consideramos nuestro tesoro.
Existen muchas historias de gente que estaba confiada en sus posesiones y por malas decisiones o circunstancias que no pudieron controlar perdieron todo. Otros vieron gravemente afectada su salud de un momento a otro, perdieron su trabajo, un ser que amaban ya no está, su familia se desmoronó, etc.


Nunca es fácil perder algo que amamos o aquello que de alguna forma nos da seguridad, pero muchas veces Dios tomará eso porque ve más allá que nosotros. El Señor conoce nuestro futuro y sabe qué es lo mejor, por lo tanto irá quitando aquellas cosas o personas que de alguna forma interferirán en sus planes para nuestras vidas.


Nuestro primer impulso siempre será tratar de interrogar a Dios, enfrentarnos con Él, pedirle respuestas, una explicación lógica y tantas cosas más; pero el Señor es soberano y no nos corresponde cuestionar sus decisiones.


Job dijo: “…El Señor me dio lo que tenía, y el Señor me lo ha quitado. ¡Alabado sea el nombre del Señor!” (Job 1:21 NTV) Él fue un hombre que aprendió lo que es sufrir grandes pérdidas pero pese a sus circunstancias confiaba en Dios y, por esto, después le fue restituido mucho más de lo que perdió.


¿Dónde está puesta nuestra confianza? ¿En personas, cosas, nuestros logros, el éxito que alcanzamos? ¿Te has negado a entregarle algo a Dios?


“Pero benditos son los que confían en el Señor y han hecho que el Señor sea su esperanza y confianza. Son como árboles plantados junto a la ribera de un río con raíces que se hunden en las aguas. A esos árboles no les afecta el calor ni temen los largos meses de sequía. Sus hojas están siempre verdes y nunca dejan de producir fruto.” Jeremías 17:7-8 (NTV)


No mires tus circunstancias actuales, confía en el Señor, aférrate a sus promesas, que tu esperanza esté puesta en Él y verás cómo sus planes de bien se van cumpliendo en tu vida.

Buenas Tardes

Resultado de imagen para buenos dias de viernes cristianos

Oración Por Bendición Económica y Trabajo

A continuación haremos una breve introducción a las promesas bíblicas de provisión de Dios para nuestra economía y luego una serie de oraciones y declaraciones bíblicas de fe para recibir la bendición de Dios.
Versión audio:

La palabra de Dios nos enseña que no debemos angustiarnos en cuanto a nuestros recursos económicos, ya que el Señor sabe de qué cosas tenemos necesidad.
Jesús dijo en Mateo 6 versículo 31 y 32:


“Así que no se preocupen por todo eso diciendo: “¿Qué comeremos?, ¿qué beberemos?, ¿qué ropa nos pondremos?”. Esas cosas dominan el pensamiento de los incrédulos, pero su Padre celestial ya conoce todas sus necesidades. Busquen el reino de Dios por encima de todo lo demás y lleven una vida justa, y él les dará todo lo que necesiten”.


Este texto nos habla de rendir nuestra vida a Dios, ponerlo en primer lugar en todo y así estar tranquilos que el Señor suplirá para todas nuestras necesidades. También Jesús nos enseñó que debemos pedir para recibir.


En Mateo 7 del versículo 7 al 11 dice:


“Sigue pidiendo y recibirás lo que pides; sigue buscando y encontrarás; sigue llamando, y la puerta se te abrirá. Pues todo el que pide, recibe; todo el que busca, encuentra; y a todo el que llama, se le abrirá la puerta. Ustedes, los que son padres, si sus hijos les piden un pedazo de pan, ¿acaso les dan una piedra en su lugar? O si les piden un pescado, ¿les dan una serpiente? ¡Claro que no! Así que si ustedes, gente pecadora, saben dar buenos regalos a sus hijos, cuánto más su Padre celestial dará buenos regalos a quienes le pidan”.


Basados entonces en estas promesas, repitamos juntos al Señor esta oración.
“Padre Celestial, venimos ante ti rindiendo nuestra vida, sabemos que no debemos preocuparnos por nada, ya que nos amas y nuestra vida está en tus manos.


Te pedimos perdón si hemos usado mal el dinero, si hemos gastado en cosas innecesarias o hemos sido negligentes en nuestros trabajos y proyectos.
Te proclamamos como el proveedor de todas nuestras necesidades. Te pedimos que nos des una abundante cosecha de todo lo que hayamos sembrado.
Recibimos ahora la abundancia del reino de los cielos, las riquezas y la provisión para tener todo lo necesario.


Ayúdanos a vivir sin deudas, a poder administrar nuestro dinero con sabiduría. Damos la bienvenida el Espíritu Santo a todas nuestras fuentes de ingreso. Declaramos que solo tu Señor, eres quien nos da el poder para hacer las riquezas.
Reprendemos toda obra del diablo que quiera robar nuestro dinero por medio de gastos innecesario y pérdidas en nuestro bienes y finanzas.
Echamos fuera todo espíritu de pobreza y escasez en el nombre de Jesús.
Cubrimos con la preciosa sangre de Cristo todos nuestros bienes y recursos.
Protege Señor todas las bendiciones que nos has dado para que nada se pierda, ni sea malgastado.


Quebramos, rompemos y echamos fuera toda maldición generacional de pobrezas, deudas y escasez en nuestras vidas y familias. Desatamos la abundante bendición del cielo en todas las áreas de nuestras vidas.
Te pedimos padre la restitución y restauración de todo dinero o recurso perdido. El trabajos es una bendición que viene de tu mano Señor. Tu palabra nos promete como a Josué que seremos bendecidos en todo lo que emprendamos, por eso ahora declaramos que todo lo que emprendamos prosperará.


Desatamos en el nombre de Jesús cosechas al ciento por uno.
Somo bendecidos en el nombre de Jesús en todas nuestras actividades y trabajos.
Desatamos aumento en nuestras ventas, nuevas estrategias divinas para crecer. Mejora y excelencia en nuestro productos y servicios.
Bendecimos las ideas, la planificación y todo recurso necesario para crecer y multiplicarnos.


Recibimos la bendición de abundancia que le has dado a tu siervo Abraham, Isaac y Jacob. Nuestra vida está en Cristo y no viviremos en crisis, sino en la vida abundante que fue desatada en nosotros por la sangre de Cristo.


Declaramos que viene un nuevo tiempo a nuestras vidas y familia, tiempo de gozo, abundancia, refrigerio y crecimiento sin límites en todo lo que hagamos. Creemos, recibimos y pedimos todo esto en el poderoso nombre de Jesús. Amén

Resultado de imagen para buenos dias de viernes cristianos

SAL; LLENA LA TIERRA

El sentido más agudo de Dios es el olfato. Muchas personas piensan que Dios ve y oye, y sí lo hace, pero el sentido más fuerte de Dios es el olfato. Por eso, la Biblia dice que te presentes como sacrificio vivo. El olor que a Dios le impresiona es el de la carne quemada. Procura que, en vez de que tu carne se queme en el mundo, que se queme para Dios. A Dios le gusta cuando, en medio de las tentaciones, tú dices que no, y el olor de ese sacrificio sube delante de Él. Cuando vas al altar, y das tus diezmos y ofrendas cuando querías comprarte un televisor nuevo, Dios ve que pospusiste algo que querías por obedecerle. No es tu dinero lo que le agrada a Dios, sino es que tu dinero no controla tu carne. Cuando vas a la casa de Dios, ese debe ser tu mejor momento.

Antes de Noé ir al altar, Dios le dijo que fructificara y se multiplicara; pero, cuando Noé va al altar, Dios hace un trato con él: Dios le dice que no importa lo que Noé haga, nunca más maldeciría la tierra.

“Entonces salió Noé, y sus hijos, su mujer, y las mujeres de sus hijos con él. Todos los animales, y todo reptil y toda ave, todo lo que se mueve sobre la tierra según sus especies, salieron del arca.” Génesis 8:18-19

Fue difícil para Noé entrar en el arca, y difícil fue creer por cien años que iba a llover. Era difícil creer que Dios haría algo nuevo, mientras todo alrededor se ponía peor. Puede que en tu país las cosas se hayan puesto peor, pero tienes que mantenerte creyendo. Mientras muchos quieren dejarlo todo e irse a otro lugar, tú deberías tener la actitud de emprender. Aunque la gente a tu alrededor te diga que las cosas se están poniendo peores, tu fe debe decirte que hay algo nuevo que viene, y que en unos años no reconocerás tu país porque Dios lo va a transformar por completo. A lo mejor estudiaste una profesión, y termines trabajando en otra cosa, pero tienes que estar en lo nuevo que Dios tiene para ti. Aunque otros se cansen y se quiten del camino, tú no te puedes quitar, porque hay una palabra de Dios sobre tu vida.

Es difícil entrar en el arca, y no ver nada de lo que está pasando afuera. Estás dentro del arca, todo está oscuro y todo se mueve, pero sabes que llevas dentro de ti lo que Dios va a usar para multiplicar. Sabes que esa arca no se puede hundir porque lo que está dentro de ti es demasiado grande. Por eso es que el diluvio del sistema y las dificultades no te han destruido; porque, lo que llevas, Dios lo va a multiplicar, y lo va a usar para hacer algo nuevo. De repente, todo se calma, pero aún no ves nada, y piensas que Dios se olvidó de ti. Pero Dios comienza a darte señales, y te está diciendo que las cosas están cambiando. Si el reto era entrar en el arca y permanecer en ella, seguramente el reto más grande era salir y tener una página en blanco. El miedo de mucha gente es quedarse con una página en blanco, y que ahora son ellos los que deciden lo que va a pasar. Cuando no hay nada escrito, no puedes echarle la culpa a nadie; el responsable eres tú. Cuando Noé salió del arca, tenía una página en blanco donde podía hacer todo nuevo. Si difícil es acomodarse a lo que está ocurriendo, más difícil es empezar de cero. Cree que Dios te dará, en estos meses, un nuevo comienzo para tu vida. Dios te dará la oportunidad de hacer algo totalmente nuevo. Este tiempo puede traer caos y confusión para muchas personas, pero Dios te está dando la oportunidad de tener un nuevo principio. No le eches la culpa a tu pasado, no pienses que lo que estás viviendo es producto de lo que pasó. Cada vez que vas al altar, Dios borra la página de tu vida, y te da una página en blanco para que escribas lo que tú quieres. Escribe lo que deseas, escribe el futuro que quieres para ti y los tuyos.

Puede que te des cuenta de que las personas que estaban antes, ya no están, o que los negocios que tenías, ya no los tienes. Mira eso como que Dios te está dando una página en blanco, que te está dando una nueva oportunidad para salir y multiplicarte. Puede que te sientas un tanto cómodo en el arca, pero Dios te está llamando a que salgas de ella, y comiences a escribir el nuevo tiempo. Has vivido momentos tristes por la gente que se ha ido, y por las cosas que has perdido, pero sal del arca y comienza a escribir.

Marca este día en tu calendario; la puerta para una nueva vida se abrió. No tengas miedo del que se fue; Noé se quedó con siete personas, y ellos bastaron para llenar la tierra.

Escucha una voz desde tu interior que te dice: “SAL, LLENA LA TIERRA”.

El tiempo del favor divino

“Te levantarás y tendrás misericordia de Sion, porque es tiempo de tener misericordia de ella, porque el plazo ha llegado.”Salmo 102:13

Esta promesa está dedicada a la iglesia, porque Sion es la iglesia. Se terminó el tiempo de vivir en escasez, en carencia, en fracaso. En la segunda parte donde en este versículo dice “misericordia” en otra versión dice “favor o gracia”, usted tiene que ir comprobando eso. Tiene que saber que las bendiciones fluyen a través de usted para vivir en otro nivel. Lo que ya vivió tiene que ver con el pasado, ahora tiene que disfrutar del presente. Hay algo que le va a ayudar para liberarse de una mentalidad de manos vacías, que siempre le falta y que nunca tiene lo que necesita. Tiene que posicionarse en un lugar donde el favor de Dios viene a manifestarse en su vida. El favor de Dios se relaciona con la bendición y la abundancia porque el favor es la gracia de Dios manifestada en su vida por ir practicando con fe y obediencia lo que aprende de la Palabra de Dios. Entonces su fe se conecta con la gracia de Dios y cosas que no tienen explicación con el razonamiento natural van a venir a ocurrir en su vida. Este es un proceso en el cual usted ya empezó a caminar y tiene que seguir haciéndolo.

Cuando usted se posiciona como un hijo de pacto para recibir el favor divino, comienza a recibir la curación de esas manos vacías, y a desaparecer de su mentalidad la posibilidad de vivir con las manos vacías. Usted ya está conectado con la abundancia de Dios. La Palabra de Dios dice para su vida que el Señor es su pastor y que nada le faltará. En todos los aspectos va a encontrar favor, en lo personal, en las finanzas, y en la familia viene un aumento de bendición para su vida. El Salmo 115 lo declara y usted lo tiene que creer. Hay algo que tiene que aprovechar cuando recibe la Palabra en este tiempo y es tener un avance en el favor de Dios sobre su vida.

Recuerde: hoy es su tiempo de favor divino. Comience a disfrutar de todas las bendiciones que esto le trae.


Oración: Padre, gracias por este tiempo de favor divino en el cual sé que estoy viviendo. Estoy bendecido y sé que puedo vivir una vida en abundancia. Tú me hiciste próspero y me diste sanidad. Te doy gracias, en el nombre de Jesús, amén.


Con la vida que Dios te da


aprovecha al máximo este Feliz Viernes


ponle sabor a lo que haces,


ponle entusiasmo, hazlo con diligencia,


siempre a tiempo, 


con compromiso y buena expectativa.

Romanos 7

El pecado que habita en mí


7 ¿Qué, pues, diremos? ¿La Ley es pecado? ¡De ninguna manera! Pero yo no conocí el pecado sino por la Ley; y tampoco conocería la codicia, si la Ley no dijera: «No codiciarás». 8 Pero el pecado, aprovechándose del mandamiento, produjo en mí toda codicia porque sin la Ley, el pecado está muerto.
9 Y yo sin la Ley vivía en un tiempo; pero al venir el mandamiento, el pecado revivió y yo morí. 10 Y hallé que el mismo mandamiento que era para vida, a mí me resultó para muerte, 11 porque el pecado, aprovechándose del mandamiento, me engañó, y por él me mató.
12 De manera que la Ley a la verdad es santa, y el mandamiento santo, justo y bueno. 13 Entonces, ¿lo que es bueno vino a ser muerte para mí? ¡De ninguna manera! Más bien, el pecado, para mostrarse como pecado, produjo en mí la muerte por medio de lo que es bueno, a fin de que el pecado, por medio del mandamiento, llegara a ser extremadamente pecaminoso.
14 Sabemos que la Ley es espiritual; pero yo soy carnal, vendido al pecado. 15 Lo que hago, no lo entiendo, pues no hago lo que quiero, sino lo que detesto, eso hago. 16 Y si lo que no quiero, esto hago, apruebo que la Ley es buena. 17 De manera que ya no soy yo quien hace aquello, sino el pecado que está en mí. 18 Y yo sé que en mí, esto es, en mi carne, no habita el bien, porque el querer el bien está en mí, pero no el hacerlo. 19 No hago el bien que quiero, sino el mal que no quiero, eso hago. 20 Y si hago lo que no quiero, ya no lo hago yo, sino el pecado que está en mí.
21 Así que, queriendo yo hacer el bien, hallo esta ley: que el mal está en mí, 22 pues según el hombre interior, me deleito en la ley de Dios;23 pero veo otra ley en mis miembros, que se rebela contra la ley de mi mente, y que me lleva cautivo a la ley del pecado que está en mis miembros.
24 ¡Miserable de mí! ¿Quién me librará de este cuerpo de muerte?25 ¡Gracias doy a Dios, por Jesucristo Señor nuestro! Así que, yo mismo con la mente sirvo a la ley de Dios, pero con la carne, a la ley del pecado.

Buenos Dias

Resultado de imagen para buenos dias de viernes cristianos

jueves, 20 de julio de 2017

Buenas Noches

Resultado de imagen para Buenas Noches de jueves cristiano

Un amigo de verdad

Entonces Melquisedec, rey de Salem y sacerdote del Dios Altísimo, sacó pan y vino (v. 18).


Lectura: Génesis 14:17-24


El poeta Samuel Foss escribió: «Déjame vivir junto al camino y ser amigo del hombre» (The House by the Side of the Road [La casa junto al camino]). Eso es lo que quiero ser: un amigo para los demás. Quiero estar junto al camino, a la espera de los viajeros cansados. Quiero buscar a los que han sido maltratados, que llevan la carga de un corazón atribulado y desilusionado. Deseo sustentarlos y renovarlos con una palabra de ánimo antes de despedirlos. Quizá no pueda «arreglarlos» a ellos o sus problemas, pero puedo dejarles una bendición.


Melquisedec, rey de Salem y sacerdote, bendijo a Abram cuando este regresó cansado de una batalla (Génesis 14). Una «bendición» es algo más que un buen deseo. Bendecimos a los demás cuando los llevamos a Aquel que es la fuente de toda bendición. Melquisedec bendijo a Abram, diciendo: «Bendito sea Abram del Dios Altísimo, creador de los cielos y de la tierra» (v. 19).


Podemos bendecir a otros orando con ellos, y llevarlos con nosotros al trono de la gracia para encontrar ayuda en tiempo de necesidad (Hebreos 4:16). Tal vez no podamos cambiar sus circunstancias, pero podemos mostrarles a Dios. Es lo que hace un verdadero amigo.



Jesús, enséñanos a ser un amigo para los demás, como tú eres nuestro amigo.


Una gran parte de amar es escuchar.

Flores eternas

Sécase la hierba, marchítase la flor; mas la palabra del Dios nuestro permanece para siempre (v. 8).


Lectura: Isaías 40:1-8


Cuando era pequeño, a mi hijo Xavier le gustaba traerme flores. Yo atesoraba cada uno de estos regalitos, hasta que se marchitaban y tenía que tirarlos.
Un día, me regaló un hermoso ramo de flores artificiales. Sonrió mientras acomodaba las flores en un jarrón de vidrio, y me dijo: «¡Mira, mamá! Durarán para siempre. Así es como te amo».


Desde entonces, mi niño creció y se transformó en un jovencito. Los pétalos de seda se fueron desgastando, pero esas flores todavía me recuerdan su afecto. Además, me traen a la mente algo que dura para siempre: el amor ilimitado y eterno de Dios, revelado en su Palabra infalible y perdurable (Isaías 40:8).
Mientras los israelitas sufrían prueba tras prueba, Isaías los consoló con confianza en las palabras eternas de Dios (40:1). Proclamó que Él había pagado la deuda del pecado de los israelitas (v. 2), asegurando así su esperanza en el Mesías venidero (vv. 3-5). Ellos confiaron en el profeta porque se concentraba en Dios, no en las circunstancias.

En un mundo lleno de incertidumbres y aflicción, las opiniones de los hombres e incluso nuestros propios sentimientos siempre están cambiando y son tan limitados como nuestra existencia (vv. 6-7). Aun así, podemos confiar en el amor y el carácter inalterables de Dios, como aparecen revelados en su Palabra firme y eternamente veraz.


Señor, gracias por darnos el regalo de tu Espíritu eterno.


Dios afirma su amor a través de su Palabra confiable, inmutable y eterna.

Resultado de imagen para buenos dias de jueves cristiano

El pensamiento del Día

Recordar la muerte de Cristo por

nosotros debería incentivarnos a vivir

para Él; es decir al momento de compartir

el evangelio, debemos asegurarnos

de que también lo vivamos. Amen!

Porque somos hechura suya, creados en

Cristo Jesús para buenas obras las cuales

Dios preparó de antemano para que

anduviésemos en ellas.
Efesios 2:10

En el momento exacto

Tenemos diferentes percepciones del tiempo; por ejemplo, cuando hay necesidades y compromisos que cumplir, el tiempo se nos hace corto, a veces extremadamente corto; pero cuando estamos en un retiro personal totalmente relajados en el campo y alejados de las preocupaciones, entonces el día se nos hace largo.


Cuando esperamos por un milagro, también tenemos la percepción de que el Señor se está tomando más tiempo de lo que se piensa o espera.Te invito hoy a que ¡no te rindas!, independientemente del tiempo que haya pasado desde la primera vez que le oraste por ese milagro al Señor.Es posible que el tiempo de tu milagro esté a la “vuelta de la esquina”. Que el cambio de temporada esté por llegar; puede ser que tu cosecha de bendición está por germinar, porque has sembrado en fe y el momento de recoger ha llegado.Tal vez te preguntas ¿Y cuándo será esto?… podría ser hoy, mañana, la próxima semana, el próximo mes o tal vez el próximo año; sólo ten presente que “todo lo de Dios ocurre en el momento correcto”


Que no desfallezca tu fe, que no pierdas la esperanza, ni que desmalles en tu estado de ánimo; eso es lo que quiere el enemigo de tu vida. Por el contrario, cada mañana alimenta tu fe con la Palabra de Dios, nunca olvides que Dios es fiel y que sus promesas son reales; y su Palabra dice que “los que confían en el Señor renovaran sus fuerzas”


Por tanto, si habías perdido toda esperanza… levántate, Dios me ha puesto con este mensaje para darte ánimo, para ayudarte a continuar, para que sigas creyendo; es más, para decirte que debes declarar audiblemente el favor de Dios. Te insto para que veas este día y los que vendrán con otra mirada, con la de la expectativa; haciendo el bien, amando a los demás, hablando palabras de bendición, eliminando toda carga negativa y declarando las promesas de Dios sobre tu vida. Rodéate de personas de fe, acércate a quienes te pueden dar ánimo y a quienes igualmente tú puedas motivar. Mira al cielo y déle gracias a Dios anticipadas por lo que Él va a hacer. En el tiempo correcto recibirás el milagro.Oremos para que todos aquellos que están en momentos de angustia encuentren paz y afirmen su fe en el Señor, sin angustia por el tiempo.


Versículo: “…los que confían en el Señor renovarán sus fuerzas; volarán como las águilas: correrán y no se fatigarán, caminarán y no se cansarán” Isaías 40:31

¿Quién es tu refugio?

Mantenme a salvo, oh Dios,porque a ti he acudido en busca de refugio.


Le dije al Señor: «¡Tú eres mi dueño!Todo lo bueno que tengo proviene de ti»….Señor, solo tú eres mi herencia, mi copa de bendición;tú proteges todo lo que me pertenece.


Bendeciré al Señor, quien me guía; aun de noche mi corazón me enseña.Sé que el Señor siempre está conmigo; no seré sacudido, porque él está aquí a mi lado. Salmos 16:1-2,5,7-8


Algo que abunda en la actualidad es el temor a ser víctimas de la delincuencia o de enfermedades. No hay paz ni se siente seguridad en ninguna parte.
Esta porción del Salmo 16 resalta una plegaria por la protección divina.


¿Cómo hacemos para obtener este cuidado de Dios?


El salmista David dice que acudió a Dios en busca de refugio; declara que Él es su dueño y además agradece al Señor por ser el proveedor de todo lo bueno que posee.
Imitemos está conducta de David, declaremos que Dios es bueno y protege todo lo que tienes, tu cuerpo y tu familia.
Confía, Dios está ahí contigo, ningún mal te tocará.

Dios te bendiga y te guarde de todo mal, por Cristo Jesús.

No permitas que las promesas de Dios mueran por estar vacilante

No permitas que las promesas de Dios mueran por estar vacilante. Al momento, Jesús lo tomó de la mano y le dijo: ¡Qué poca fe tienes! ¿Por qué dudaste? Mateo 14: 31

Si nos ponemos a pensar en las veces que dudamos, nos sorprendería la cantidad exorbitante de ocasiones en que esto nos acontece. Sin darnos cuenta se ha convertido en algo tan normal que todo lo ponemos en duda. Y lo más penoso es que nos hemos dejado arrastrar por este espíritu teniendo el conocimiento de Cristo.


La duda se ha arraigado tanto que ha debilitado nuestra fe y nos ha llenado de incertidumbre y desasosiego, dejando a un lado el fundamento verdadero, ése que nos sostiene en los tiempos de crisis.


Las crisis son pasajeras pero, dependiendo de nuestra actitud, será más fácil sobrellevarlas y salir de ellas, por medio de una esperanza de gloria. Pues si tenemos fe permaneceremos firmes sin desmayar, esperando el momento del fin de esas crisis. Pero si empezamos a dudar, cada una se tornará insoportable e inaguantable, y nos conducirá a tomar decisiones incorrectas.


Pregúntate “¿Quién sabe más, Dios o yo?”. Seguro dirás que Dios. Entonces, ¿por qué dudar si Él cumple todo lo que dice? No dudes; cree solamente y no des lugar en tu vida al enemigo de tu fe. No permitas que las promesas de Dios mueran por estar vacilante y no tomar la acción correspondiente. Renuncia a esa duda y serás libre para creer.

Nuevas fuerzas tendré


Ayer tenía una conversación con alguien y al teléfono sonaba derrotado, con ganas de abandonarlo todo solo porque una circunstancia adversa determinó ese sentir en él. Igualmente, mientras hablaba con la persona que nos ayuda en casa, me expresó exactamente lo mismo en diferentes palabras: me siento con ganas de tirar la toalla. ¿Es esto más común de lo que creemos? Muchas veces el creyente llega a este estado de desesperanza y solo basta una situación adversa para abandonarlo todo y regresar a Egipto. Y es que un síntoma de sentirnos sin fuerzas es, primeramente, abandonar a Dios, cambiar la bendición por un plato de lentejas y un guiso.


¿De dónde, entonces, proviene mi fortaleza? ¿Qué me enseña la Palabra de Dios al respecto? Veamos:“pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán” (Isaías 40:31 RVR1960). Hay dos aspectos que podemos aprender en este día de esta porción de la Palabra:


NÚMERO UNO, TENDRÉ NUEVAS FUERZAS SI ESPERO EN EL SEÑOR. 

Este primer aspecto nos habla acerca de renovar nuestras fuerzas, lo cual quiere decir que en algún momento la fortaleza que poseo se desgastará y tendré que ir a una fuente inagotable para obtener más. Salmos 92:10 RVR1960 nos habla de esa fuente: “Tú aumentarás mis fuerzas como las del búfalo”, wow y no es cualquier clase de fuerza, la Biblia las compara como las de búfalo, así son las fuerzas que Él te dará. Esto implica que, si Dios es la fuente, entonces debemos acercarnos confiadamente a la fuente para ser recargados. Y, ¿cada cuánto debo hacerlo? Diariamente, pues así como el cuerpo físico duerme cada día para descansar y reponer energías, nuestro espíritu igualmente necesita un renuevo y solo lo podremos lograr yendo delante de la presencia de Dios cada día.


NÚMERO DOS, LOS QUE ESPERAN EN EL SEÑOR NO SE CANSARÁN.

Esperar en el Señor quizá no sea fácil, pero sí lo más seguro. ¿Qué sucede, pues, cuando depositamos nuestra esperanza en Dios? No desfalleceremos porque Él es quien nos impulsa a seguir hacia adelante. Cuando esperamos por la promesa, a través de la fe y la esperanza, Dios lo renueva todo. Hebreos 11:1 RVR1960 dice que, “la fe es la certeza de lo que se espera” y si hay certeza por algo que se espera, entonces pacientemente esperaré ese cumplimiento porque será realidad.

 Declara en este nuevo día, NUEVAS FUERZAS TENDRÉ, no soy de los que abandonan la carrera para dejarla por la mitad, no soy el problema, soy la solución del problema. Espero que el Señor haya hablado tremendamente a tu vida y a tu espíritu en este día. No olvides ser de bendición para otros, sé valiente y comparte la Palabra. Recuerda eres la solución al problema.
Bajo la guía del Espíritu Santo,

Buenas Tardes

Resultado de imagen para buenos dias de jueves cristiano

Dios esta disponible para ti hoy…


Dios esta disponible para ti hoy, 

para escucharte, 

para mostrarte su plan, 

para encaminarte.

Resultado de imagen para buenos dias de jueves cristiano

Dios Anuncia Cosas Nuevas

Por JOYCE MEYER


En Isaías 42:9 Dios habla a su pueblo y anuncia cosas nuevas antes de que ocurran. Si usted es como yo, debe estar listo y esperando algunas cosas nuevas en su vida. Necesita algunos cambios, y podrían llegar pronto.
Aunque conozco los principios que estoy a punto de compartir con usted, ocasionalmente también necesito que me los recuerden. Todos necesitamos a veces ser “aguijoneados” en cosas que ya sabemos. Eso nos anima a retomar los principios poderosos que habíamos dejado pasar.


Si está cansado de las cosas viejas, deje de hablar de ellas. ¿Quiere cosas nuevas? Entonces, comience a hablar de cosas nuevas. Pase tiempo con Dios. Aparte un tiempo especial para estudiar su Palabra. Descubra cuál es la voluntad de Dios para su vida. No deje que el diablo le siga dando empujones.
Descubra lo que le promete la Palabra de Dios, y comience a declarar el fin desde el principio. En vez de decir: “Nunca va a cambiar nada”, diga: “Cada día, Dios está haciendo cambios en mi vida y en mis circunstancias”.


Oí la historia de un doctor que no era creyente, pero que había descubierto el poder del principio que le estoy compartiendo. Su prescripción para los pacientes era irse a su casa y repetir varias veces por día: “Estoy mejorando y mejorando cada día”. Había logrado resultados tan maravillosos, que la gente viajaba desde todo el mundo para requerir sus servicios.


Cuánto mejor es entonces cuando decimos la Palabra de Dios anticipando las cosas nuevas que Él dice que va a hacer. Recuerde, a diferencia de las palabras de los hombres, la Palabra de Dios es eterna y verdadera; no vuelve a Él vacía: “Las cosas pasadas se han cumplido, y ahora anuncio cosas nuevas”.

Sobre la roca está su morada

“3 Pues aunque andamos en la carne, no militamos según la carne; 4 porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, 5 derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo, 6 y estando prontos para castigar toda desobediencia, cuando vuestra obediencia sea perfecta.”

2 Corintios 10:3-6

Usted tiene muchas armas poderosas que funcionan favorablemente como la oración, la fe, la palabra, la adoración. ¿Lo sabía? Y están para que usted las utilice cada día.


Dice la palabra de Dios: que nosotros andamos en la carne pero no operamos, ni militamos según la carne, sino en el poder del espíritu. Mientras usted camina acá en la tierra tiene que entender que Dios le ha dado armas para funcionar con autoridad y utilizarlas abriéndose caminos contra toda fuerza del enemigo que quieran detener esa marcha triunfante.

Esas armas espirituales y el poder de la palabra y de la fe, tiene que utilizarlas para establecer en su vida los principios de la palabra e ir renovando toda su vida interior. Esas armas son suyas y tiene que utilizarlas hablando la palabra que piensa, que cree y que ha establecido en su interior. Actuando en base a lo que piensa, que es la palabra de Dios. Usted es lo que Dios dice que es y va a moverse en esa autoridad que tiene como hijo de Dios.

Algunos creyentes dicen: yo espero en el Señor y es como que se colgaron en una hamaca paraguaya y se están hamacando para ver cuándo aparece la victoria. Esperar en el Señor es poner toda la confianza en la palabra de Dios y actuar en dirección a la palabra, yo espero que lo que hablo, lo que pienso y lo que actúo se haga realidad en mi vida, porque yo hago mi parte. Uso las armas de mi milicia. Tener armas poderosas en Dios, quiere decir que hay una conexión espiritual entre su espíritu y el de Dios que trae la provisión de esas armas para que empiece a usar y no esté escondido, con timidez, en miseria, en frustraciones pensando que tiene una vida inútil. Sino que se levanta para pelear la buena batalla de la fe usando las armas espirituales que Dios le ha dado poderosas en Dios para destruir fortalezas. No hay ninguna forma de pensar fuera de la palabra que pueda destruir fortalezas. Hay mucha cosa natural del mundo que a veces se introducen en el sistema del cuerpo de Cristo como para tratar de hacer con lo natural lo que sólo se puede hacer con lo sobrenatural.

Fortalezas son maneras de pensar. Todo pensamiento que usted tiene en la mente que se ha ido fortaleciendo por variedad de pensamiento y parece indestructible ahora. A veces la gente lo quiere mover con conexiones humanas, pero sólo se derriban con el poder de la palabra de Dios. Fortaleza es algo que ha construido en la mente, una estructura que fue formando y que lo fue recibiendo en la casa, en la calle, en la escuela, con lo que aprende, con las experiencias y fue formando una manera de pensar. Fortaleza se le dice a todo lo que es negativo, que no es de Dios, temores, dudas, desconfianza, incredulidad, que se hace tan fuerte que vive una vida regular y religiosa porque no sabe qué hacer con eso. Quizá ya fue a consultar con amigos, psicólogos, etc. y sigue igual.

La victoria es suya, utilizando las armas. Y el Dios poderoso actuará su favor. Recuérdelo siempre y utilice lo que Dios le ha dado.


Oración: Padre hoy conozco que me has dado armas espirituales poderosas para destruir toda fortaleza que se haya levantado en mi vida contra el conocimiento de tu palabra. Las utilizaré y veré tu gloria manifestada en mi vida. Soy un triunfador. En el nombre de Jesús, amén.




Dios hizo todo hermoso en su tiempo, 

también te hizo a ti en el tiempo preciso 

para que disfrutaras cada día. 

Que tengas un lindo Jueves con bendiciones. 

Alégrate que este día fue creado para ti.

Romanos 7

Analogía tomada del matrimonio


7 ¿Acaso ignoráis, hermanos (hablo con los que conocen de leyes), que la ley se enseñorea del hombre entre tanto que éste vive? 2 La mujer casada está sujeta por la ley al marido mientras éste vive; pero si el marido muere, ella queda libre de la ley que la unía a su marido. 3 Así que, si en vida del marido se une a otro hombre, será llamada adúltera; pero si su marido muere, es libre de esa ley, de tal manera que si se une a otro marido, no será adúltera.
4 Así también vosotros, hermanos míos, habéis muerto a la Ley mediante el cuerpo de Cristo, para que seáis de otro, del que resucitó de entre los muertos, a fin de que llevemos fruto para Dios. 5 Mientras vivíamos en la carne, las pasiones pecaminosas, estimuladas por la Ley, obraban en nuestros miembros llevando fruto para muerte. 6 Pero ahora estamos libres de la Ley, por haber muerto para aquella a la que estábamos sujetos, de modo que sirvamos bajo el régimen nuevo del Espíritu y no bajo el régimen viejo de la letra.

Buenos Dias

Resultado de imagen para buenos dias de jueves cristiano

miércoles, 19 de julio de 2017

Buenas Noches

Resultado de imagen para Buenas Noches de miercoles cristiano

LA BASE DE NUESTRA JUSTIFICACIÓN

“Y ser hallado en él, no teniendo mi propia justicia, que es por la ley, sino la que es por la fe de Cristo, la justicia que es de Dios por la fe” (Fil. 3:9).


Los cristianos judíos no sugerían que la fe en Cristo no era importante; todos creían en Jesús y tenían fe en él. Sin embargo, su conducta mostraba que ellos sentían que la fe no era suficiente y que debía ser suplementada con la obediencia, como si la obediencia añadiera algo a la justificación. La justificación, podían alegar ellos, era por la fe y las obras. Pablo contrasta la fe en Cristo con las obras de la ley, e indica su oposición a ese enfoque. La fe, y solo la fe, es la base de la justificación.


Para Pablo, la fe no es un concepto abstracto, sino que está siempre conectada con Jesús. De hecho, la frase traducida dos veces como “fe en Jesucristo”, en Gálatas 2:16, es mucho más rica de lo que indica cualquier traducción. La frase en griego dice “la fe” o “la fidelidad” de Jesús. Esta traducción literal revela el gran contraste que Pablo hace entre las obras de la ley que nosotros hacemos, y la obra de Cristo, realizada en nuestro favor; es decir, las obras que él, por su fidelidad (de allí, la “fidelidad de Jesús”), ha hecho por nosotros.


Es importante recordar que la fe por sí misma no añade nada a la justificación; es decir no es meritoria por sí misma. La fe es el medio por el cual nos aferramos de Cristo y de sus obras en nuestro favor. No somos justificados por nuestra fe, sino por la fidelidad de Cristo hacia nosotros, la que reclamamos por medio de la fe. Cristo hizo lo que toda persona ha dejado de hacer: solamente él fue fiel a Dios en todo lo que hizo. Nuestra esperanza está en la fidelidad de Cristo, no en la nuestra. Como dice un autor: “Creemos en Cristo, no para ser justificados por esa creencia, sino para que seamos justificados por su fe (fidelidad) a Dios”


Una traducción siria antigua de Gálatas 2:16 transmite bien el significado de Pablo: “Por lo tanto, conocemos que un hombre no es justificado por las obras de la ley, sino por la fe de Jesús el Mesías, y creemos en él, en Jesús el Mesías, que por su fe, la del Mesías, podemos ser justificados, y no por las obras de la ley”.


Lee Romanos 3:22 y 26; Gálatas 3:22; Efesios 3:12; y Filipenses 3:9. ¿Cómo nos ayudan estos textos a comprender la asombrosa verdad de que la fidelidad de Cristo por nosotros, su perfecta obediencia a Dios, es la única base de nuestra salvación?

MÁS LUZ

«El que había dado el maná estaba entre ellos. Era Cristo mismo quien había conducido a los hebreos a través del desierto, y los había alimentado diariamente con el pan del cielo. Este alimento era una figura del verdadero pan del cielo. El Espíritu que fluye de la infinita plenitud de Dios y da vida es el verdadero maná. Jesús dijo: “El pan de Dios es aquel que descendió del cielo y da vida al mundo”.Pensando todavía que Jesús se refería al alimento temporal, algunos de sus oyentes exclamaron: “Señor, danos siempre este pan”. Jesús habló entonces claramente: “Yo soy el pan de vida”».


Lee una vez más la declaración de Elena G. de White que aparece en la sección; Más luz. ¿Acaso te puedes imaginar a Jesús erguido en medio de una multitud que lo cuestionaba, declarando «Yo soy el pan de vida». Seguramente envió ondas de choque al universo entero.


Lee Deuteronomio 8: 3 y Jeremías 15: 16. ¿Qué declaración hace Moisés acerca de la Palabra de Dios?


¿Qué hizo Jeremías una vez que encontró la Palabra de Dios?Jesús fue el Verbo de Dios (Juan 1) hecho carne, el pan de vida capaz de eliminar toda hambre. Si los judíos hubieran comprendido las Escrituras, habrían creído que Jesús era el Verbo encarnado que cautivó a Moisés y a Jeremías.

Resultado de imagen para buenos dias de miercoles cristiano

DOS VENTANAS MUY DIFERENTES

«Se arrodilló para orar y alabar a Dios. Esto lo hacía tres veces al día, tal como siempre lo había hecho. Entonces aquellos hombres entraron juntos en la casa de Daniel, y lo encontraron orando». Daniel 6: 10-11.


Estaba completamente desnuda y no tenía ni idea de que podíamos verla. El nuevo edificio construido frente a nuestra escuela tenía ventanas de cristal en los baños, No muy buena idea, especialmente si uno se olvida de correr las cortinas cuando se va a dar una ducha, que es precisamente lo que le pasó a la pobre mujer. Además, su ventana daba a nuestra cafetería, en la que había cientos de muchachos al acecho. No sé quién la vio primero, pero en cuestión de segundos todos los de séptimo y octavo grado estábamos de pie señalando a la mujer y mirando en su dirección.


Imagínate el shock que se llevó ella cuando miró hacia abajo y vio tanto público.. , Se agachó inmediatamente y luego vimos su mano subiendo por la pared en busca de una toalla. Durante el resto del año, aquellas cortinas no volvieron a abrirse.A veces me siento como esa pobre mujer cuando agacho la cabeza para orar en un restaurante, en un avión o en cualquier lugar público. Me siento expuesta, como que todo el mundo me está mirando, pensando que soy tonta o esperando que haga grandes cosas para demostrar mi cristianismo.


Supongo que no soy como Daniel. A Daniel no le importaba que lo vieran orar ni qué consecuencias pudiera tener por orar con la ventana abierta. Sabía que Podía ser arrojado a leones hambrientos por eso, pero era valiente y seguía orando frente a su ventana a pesar de las posibles consecuencias. Y Dios lo bendijo. No solo cerró la boca de los leones sino que una y otra vez honró a Daniel a lo largo de los años. Lo recompensó por su fidelidad. Daniel siempre puso a Dios en primer lugar, incluso antes que su propia vida.


Y tú, ¿eres como la mujer de la ducha (temes que te estén mirando) o tienes la valentía de Daniel y estás dispuesto a ponerte en el punto de mira para que todo el mundo se dé cuenta de que eres seguidor de Jesús? ¿No temes las posibles consecuencias? Si quieres ser un ejemplo de cristianismo, sacúdete los temores de que te estén mirando y toma la decisión de que Io único que importa es lo que Jesús piense de ti. Pídele que te dé valor para ensalzar su nombre y oportunidades para llevar a otras personas a sus pies.