Evangelismo

Ultimas fotos

sábado, 23 de septiembre de 2017

Dios te habla

No salga de la boca de ustedes ninguna palabra mala (corrompida), sino sólo la que sea buena para edificación, según la necesidad del momento, para que imparta gracia a los que escuchan.
Efesios 4:29


Mi boca hablará sabiduría, y la meditación de mi corazón será entendimiento.
Salmos 49:3

REFLEXIÓN – Dios perdona y sana.

“Él es quien perdona todas tus iniquidades, El que sana todas tus dolencias.” Salmos 103:3 (RVR)Sana


Para aquellos que padecemos una enfermedad incurable, la idea de ser sanados es una utopía como el tesoro donde comienza el arco iris. Un ideal al que sabemos que nunca podremos llegar y que es imposible de obtener.


Ver a Juampi caminando en lugar de empujar su silla de ruedas es un deseo muy profundo del corazón, lo que genera una gran frustración por la imposibilidad de lograrlo. Uno se acostumbra a vivir con esa tristeza, pero siempre está latente y surge a flor de piel en cada situación. No sabemos cual era la enfermedad del salmista, pero había algo que lo tenía angustiado. Una enfermedad que le quitaba la alegría.


Hay enfermedades físicas y hay enfermedades del alma. Las primeras son más sencillas de diagnosticar y de remediar. Las otras son más complejas, las escondemos con mayor facilidad, y son más difíciles de arreglar. Porque son más difíciles de identificar. Hay muchas más personas enfermadas del alma que con enfermedades físicas.


Argentina es el país de sudamerica que más ansiolíticos vende en el año. Y este es un índice que no es para nada halagüeño. Es un indicador que vivimos demasiado estresados y no queremos darnos cuenta. Vivimos a las corridas, sin capacidad de disfrute, enfermos de apuro. Y asuLamimos que es normal, que está bien. Pero no es normal. Dios no nos creó para vivir estresados, angustiados y pasados de rosca.


Hay algo que es seguro. Hay un dolor del alma que supera a todos los demás. Y es el dolor del pecado. La culpa, el remordimiento, la falta de autoperdón son factores que generan más estrés que la falta de trabajo, la soledad o los fracasos en la universidad. Dios llama a eso pecado, y el salmista que estaba pasando por un muy mal momento, puede decir en este precioso texto: Hay paz en el perdón de Dios, porque Él puede perdonar todas tus iniquidades.


Y cuando lo hace, también sana todas tus dolencias. No te cura la enfermedad física (lamentablemente), pero puede curar tu alma, para que no vivas estresado. El perdón de Dios es tan amplio que limpia y reconforta. Su perdón es tan gratificante que compensa todo malestar. Dios quiere que vivas bien, lejos del estrés y de la angustia. Por eso sana tus dolencias del alma. Pero tenés que pedirle perdón primero.



TÚ ESCOGES.

«La serpiente era más astuta que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho». Génesis 3: 1.

SU ROSTRO, reflejado en la pantalla de la computadora, mostraba la lucha de su corazón: con el mouse en la mano, enfrentaba una intensa batalla interior; tan intensa como la lluvia que caía en la ciudad aquella noche. ¿Cuál era el problema? ¡Nunca nadie lo sabrá! Si se hubiera enviciado… tal vez; pero Carlos solo consideraba aquello un pasatiempo. Su mente fabricaba argumentos, con el fin de comprar aquella película, pero su corazón gritaba: ¡No! La batalla de Carlos es la figura exacta de lo que sucede a muchos que buscan argumentos racionales para avalar sus pecados.


Desde que el mundo es mundo, el ser humano intenta justificar las cosas malas. En la soledad de la noche, una lista infinita de argumentos desfiló por la mente de Carlos: «Eso era malo en el tiempo de mis padres»; «Eso es terrorismo de la iglesia»; «Moralismo barato»; «Puritanismo sin lógica». Ante todos esos argumentos, ¿cómo no iba a ser víctima de sus deseos. En su abierta rebelión en contra de Dios, el ser humano lo ataca argumentando que es un déspota, un tirano, un dictador que se complace en quitar la libertad de sus criaturas, al bloquear los «placeres» de esta tierra con un sello de «Prohibido». Esa acusación no es nueva; nunca lo ha sido: hace miles de años, uno de los ángeles inició una rebelión celestial utilizando las mismas acusaciones. Dios ama a sus hijos y, en su infinito amor, dice «No» para algunas cosas, y orienta a sus hijos a obedecer por su propia seguridad. Dios jamás obliga a nadie a seguir el camino que él presenta: la decisión siempre es tuya.


Una prueba de eso es el árbol del bien y del mal, en el Edén. No estaba escrito, pero la opción de escoger era potestad del ser humano. La obediencia a Dios no es esclavitud, sino el resultado de una elección.Hoy, al salir para enfrentar tus desafíos, con seguridad encontrarás muchos «árboles» de prueba. En todas las situaciones recuerda que, cuando Dios ordena que no comas del árbol de la ciencia del bien y del mal, es porque te ama; pero la elección es siempre tuya. Recuerda que «la serpiente era más astuta que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho».

Buenas Tardes

Resultado de imagen para buenos dias de sabados cristianos

LA LEY DE CRISTO.

Pablo relaciona el hecho de sobrellevar las cargas con cumplir la ley de Cristo. ¿Qué quiere decir con “la ley de Cristo”? Gálatas 5:14 ( CB ) ; 6:2 ( CB ) ; Juan 13:34 ( CB ) ; Mateo 22:34-40 ( CB ) .


El uso que hace Pablo de la frase “la ley de Cristo” (ton nomon tou Christou) no aparece en ninguna otra parte de la Biblia, aunque él mismo usa una expresión similar en 1 Corintios 9:21 (ennomos Christou). La singularidad de esta frase dio como resultado una serie de interpretaciones diferentes. Algunos argumentan erróneamente que esto es una evidencia de que la Ley de Dios dada en el Sinaí fue reemplazada por una ley diferente, la ley de Cristo. Otros afirman que la palabra ley simplemente significa un “principio” general (ver Rom. 7:21), lo que indica que al llevar las cargas de otros estamos siguiendo el ejemplo de Jesús. Mientras que esta última interpretación tiene algún mérito, el contexto y la terminología similar con Gálatas 5:14 sugieren que “cumplir la ley de Cristo” es otra referencia a cumplir la Ley moral por amor. Pablo demostró anteriormente en sus cartas que la Ley moral no fue anulada con la venida de Cristo, sino que al ser interpretada por el amor continúa jugando un papel importante en la vida cristiana. Esto es la personificación de lo que enseñó Jesús durante su ministerio terrenal, y lo que también practicó a lo largo de su vida, e incluso en su muerte. Al llevar las cargas de otros, no solamente estamos siguiendo las pisadas de Jesús, sino también estamos cumpliendo la Ley.


Surge otro problema en estos textos: la aparente contradicción entre Gálatas 6:2 ( CB ) y 6:5 ( CB ) . No obstante, este problema se resuelve fácilmente al percatamos de que Pablo está usando dos palabras diferentes para describir dos situaciones diferentes. Como ya hemos visto, la palabra para “cargas” (baros), en el versículo 2, se refiere a una carga pesada que debe llevarse una larga distancia. Sin embargo, la palabra fortion, en el versículo 5, se refiere a la carga de un barco, o a la mochila de un soldado, o incluso a un niño en el vientre. Mientras que las primeras cargas pueden dejarse a un lado, estas últimas no. Una mujer embarazada debe llevar a su propio hijo. Como lo sugiere este ejemplo, hay algunas cargas que las personas pueden ayudarnos a llevar, pero hay otras que ningún ser humano puede llevar por nosotros, como la carga de una conciencia culpable, el sufrimiento y la muerte.Para estas, debemos depender únicamente de la ayuda de Dios (Mat. 11:28-30).


Mientras que con algunas cargas puedes conseguir ayuda de otras personas, otras cargas solamente puedes entregarlas al Señor. ¿Cómo puedes aprender a dar al Señor las cosas que por ti mismo simple mente no puedes llevar?

Resultado de imagen para buenos dias de sabados cristianos

La confesión de fe es poderosa

“34 David respondió a Saúl: Tu siervo era pastor de las ovejas de su padre; y cuando venía un león, o un oso, y tomaba algún cordero de la manada, 35 salía yo tras él, y lo hería, y lo libraba de su boca; y si se levantaba contra mí, yo le echaba mano de la quijada, y lo hería y lo mataba. 36 Fuese león, fuese oso, tu siervo lo mataba; y este filisteo incircunciso será como uno de ellos, porque ha provocado al ejército del Dios viviente. 37 Añadió David: Jehová, que me ha librado de las garras del león y de las garras del oso, él también me librará de la mano de este filisteo. Y dijo Saúl a David: Ve, y Jehová esté contigo.”

1 Samuel 17:34-37



La confesión de fe es poderosa. David sabía lo que funcionaba para él y lo confesaba porque lo creía. Usted tiene que permitir que la verdad le revele quién es Dios, quién es usted, cuál es el plan de Dios y lo que puede ser manifestado a través de su vida. David tenía un pacto con Dios y el poder de la fe se iba a manifestar por causa de que él sabía como funcionaban las cosas a su favor, ya él lo había probado. En esta vida Dios quiere manifestarse a través de sus vida y que la Palabra y los principios le vayan revelando cómo funcionan las cosas y el poder de la fe lo habilitan para que eso funcione. Sanará enfermos, bendecirá familiares, se abrirá caminos de prosperidad y va a establecer el reino de Dios en todo lugar.




Fíjese que cuando Goliat miró a David le tuvo en poco por su parecer. Hablaba palabras pero no tenía fundamento sólo se acordaba de su historia y sus experiencias, pero David se apoyaba en Dios y en su palabra.



Puede haber un problema tremendamente grande en su vida, pero no se desanime, no se desaliente porque la palabra de Dios es la garantía que va a tener la victoria. El poder de la fe a través de su vida va a canalizar todas esas promesas de Dios para su gloria. Todo lo que tenía David era una onda y cinco piedras lisas que había levantado del arroyo. Tomó la primera piedra y la puso en la onda con fe. Si había algo de temor en su vida, lo reemplazó por la confianza que tenía en Dios. Revierta maldiciones en bendiciones, fracasos por victorias.



Cuando él confesaba que Dios lo había librado del oso y del león estaba apoyándose en esa confianza, que si Dios lo hizo una vez, lo iba a volver a hacer. Todos van a saber que Dios vive en su vida, que la presencia de Dios está en su hogar que la palabra de Dios fluye a través de su vida por su confianza en Dios y su confesión de fe. David usó la ley de la confesión para derrotar algún temor propio. Al declarar la Palabra eso remueve algún temor de su vida. David tuvo que quitar el temor que tenía todo el ejército y toda la nación con su confesión. Use el poder de la fe en Dios porque esa es su garantía, la victoria es segura. Sólo tiene que declararlo y confesarlo.




Oración: Padre, hoy declaro que nada ni nadie me podrá hacer frente porque te tengo a ti y a tu Palabra que es lo más poderoso. La Creo y la declaro con mi boca: soy un victorioso, soy un vencedor, no temeré al enemigo porque está vencido. Gracias por tu Palabra que es la Verdad, es eterna y nunca falla. En el nombre de Jesús, amén.

REFLEXIÓN – Mejorá, es el plan de Dios para vos.

“Estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra la perfeccionará hasta el día de Jesucristo.” Filipenses 1:6 (RVR)
Mejorar


Estábamos en la mesa con Juampi, mientras él leía la Biblia y estaba trabajando. Y viendo que estaba muy compenetrado con la lectura, le preguntó ¿Qué estás leyendo? Y me dijo este texto.


Es fácil pensar que tenemos la vida resuelta cuando la tenemos fácil de realizar. Y el objetivo de mejorarnos es alcanzar un mejor estado de bienestar. Pero me impactó la simpleza y confianza de su pensamiento de suponer que puede lograr lo que se proponga. Aun con sus limitaciones y complicaciones por su parálisis cerebral, Juampi le pone mucho esfuerzo cada día para progresar y mejorar. Y aunque lleva las de perder en cada entrenamiento, se supera con esfuerzo y avanza.


El profe de pileta, no solo logró que Juampi pueda nadar solo 200 metros, sino que ahora lo está llevando al gimnasio para hacer complementos y mejorar sus músculos para lograr mayor fortaleza. Juampi ahora me usa las camisas y las remeras, porque con la espalda que sacó ya las que usaban no le entran.


Mejora, con su tenasidad y perseverancia, Juampi siempre mejora. Es un titán que nunca se da por vencido y un ejemplo para mi vida espiritual. Muchas veces, me olvido de esta promesa de Filipenses y me estanco en mi crecimiento espiritual. Le pongo excusas más que razonables y lógicas. Pero la realidad es que no progreso.


Y entonces tiro por la borda el plan de Dios de mejora continua. La idea de perfeccionar es la de madurar. La de afinar y retocar las debilidades y errores de nuestros hábitos para demostrar a Jesucristo en cada actitud.


El problema es que esto que lo sabemos de memoria, no lo hacemos. Por comodidad, por indiferencia, por negligencia no lo dejamos a Dios actuar en nuestra conducta, habitos o costumbres ni le permitimos modificar nuestras malas actitudes, y entonces en lugar de mejorar, retrocedemos. Nos falta constancia y perseverancia. Saber cual es el objetivo y alcanzarlo. Sin bajar los brazos, como hace Juampi.




Feliz Sábado


Feliz Sábado, un día único y especial,


que no se repetirá porque cada día


es dado por Dios y viene con su 


propio punto de sabor y buenas cosas. 


Deseo que tengas un bendecido Sábado


con esta promesa en tu corazón:


Dios dispone todas las cosas


para el bien de los que lo aman.

 Sigue amando a Dios,


te ayudará en tu diario vivir,


tendrás la fuerza 


para mirar al frente y no temer.


Que bueno que Dios está contigo


por eso puedes vencer.

1 Corintios 14

36 ¿Acaso ha salido de vosotros la palabra de Dios, o sólo a vosotros ha llegado? 37 Si alguno se cree profeta o espiritual, reconozca que lo que os escribo son mandamientos del Señor; 38 pero si alguien lo ignora, que lo ignore.
39 Así que, hermanos, procurad profetizar y no impidáis el hablar en lenguas; 40 pero hágase todo decentemente y con orden.

Buenos Dias

Resultado de imagen para buenos dias de sabados cristianos

viernes, 22 de septiembre de 2017

Buenas Noches

Resultado de imagen para Buenas Noches cristianos de viernes

DIOS DE TODA GRACIA


El Dios de toda gracia.
Proclamaré el nombre del SEÑOR delante de ti; y tendré misericordia del que tendré misericordia, y tendré compasión de quien tendré compasión.
Que tenga piedad de él, y diga: “Líbralo de descender a la fosa, he hallado su rescate”.


Siendo justificados gratuitamente por su gracia por medio de la redención que es en Cristo Jesús, a quien Dios exhibió públicamente como propiciación por su sangre a través de la fe, como demostración de su justicia, porque en su tolerancia, Dios pasó por alto los pecados cometidos anteriormente.
La gracia y la verdad fueron hechas realidad por medio de Jesucristo
Por gracia habéis sido salvados por medio de la fe, y esto no de vosotros, sino que es don de Dios.


Gracia, misericordia y paz de Dios Padre y de Cristo Jesús nuestro Señor.
A cada uno de nosotros se nos ha concedido la gracia conforme a la medida del don de Cristo.


Según cada uno ha recibido un don especial , úselo sirviéndoos los unos a los otros como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios.
Pero El da mayor gracia. Por eso dice: Dios resiste a los soberbios pero da gracia a los humildes.


Creced en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. A El sea la gloria ahora y hasta el día de la eternidad. Amén.


I P. 5:10 Ex. 33:19 Job.33:24 Ro. 3:24,25 Jn.1:17 Ef.2:18 I Ti. 1:2 Ef.4:7 I P. 4:10 Stg.4:6 II P.3:18

Destinados para lo mejor

“Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.”Hebreos 11:6



Para desarrollar el estilo de vida de vivir y manifestar lo mejor tiene que estar creyendo lo mejor de Dios para su vida. No puede conformarse con las sobras o las migajas de la mesa o cualquier tipo de resultado, creyendo que es lo que le tocó a usted. Dios no dice que sus hijos se merecen lo que les toca. Como si fuera por azar ¡No! Lo que le pertenece a usted, como hijo de Dios, es todo lo que está en Cristo y es una gloriosa bendición.



Él vino para darle vida y vida en abundancia, no para darle un poquito de vida o una vida regular o una vida de sufrimiento. Sino la vida de Dios, esa naturaleza divina, ese poder sobrenatural que se manifiesta en su vida. Pero tiene que creer lo mejor para vivir de lo mejor y cuando uno cree lo mejor habla de lo mejor.




Para hacer fuerte su creencia, sobre la cual Dios se va a mover, es muy importante que hable lo que Dios dice. Abraham dijo lo que Dios decía y no lo que consideró de su cuerpo. Usted no tiene que esperar ver algo para después creerlo porque no ocurre nunca así, es al revés en Dios. Por eso hay que creerlo y hablar de lo mejor de Dios para ver manifestada la mejor clase de vida en nuestra vida y en la de nuestros seres queridos. Desde que se levanta tiene que declararle lo mejor a los que conviven con usted. Porque en la sangre de Cristo los ha hecho dignos y los ha redimido de toda clase de maldición.




Solamente su creencia se hace fuerte cuando usted dice lo que Dios dice. Cuando usted cree para su vida lo que Dios dice acerca de usted que está en Cristo, que todo lo puede en Cristo, tiene todo lo que Él ha conquistado para su vida y lo que todavía no tiene, va a empezar a tenerlo, lo que no ha conquistado, lo va a empezar a conquistar.




Dios siempre se mueve sobre su creencia. No piense que le va a dar lástima a Dios y le va a contestar porque le da pena. Dios sólo se mueve por causa de la fe. La fe es lo que agrada a Dios. Siempre que hizo cosas Jesús en la tierra siempre dijo: tu fe lo ha hecho. Tenía mucha gente alrededor de Él y hasta lo apretaban, pero sólo una dijo: si lo toco seré sana. El resto lo tocó y no recibió nada. El señor se detuvo para resaltar ese principio, de que alguien lo tocó diferente y le dijo: mujer tu fe te ha hecho sana.



Por eso cuando dice lo que Dios dice afirma su creencia pero si dice lo que le duele afirma lo que le duele. Dice: ando sin un peso, así nunca le va a venir. Sólo viene creyendo, sembrando, cosechando. Apresúrese a aplicarlo.




Oración: Padre, hoy creo que estoy destinado para lo mejor. Por eso hablaré como tú hablas y te agradaré con mi fe. Sé que te moverás a mi favor. Lo veré, en el nombre de Jesús, amén.

Resultado de imagen para buenos dias cristianos de viernes

ESPERANZA EN LA ESCASEZ



“Sirve solamente al Señor tu Dios. Si lo haces, yo te bendeciré con alimento y agua, y te protegeré de enfermedades” Éxodo 23:25 (NTV)


La Biblia nos enseña que hay bendición al honrar a Dios. Entre ellas, nos promete que nos bendecirá con agua y alimento, es decir con los elementos necesarios para nuestra vida. Dios dice que su provisión no faltará cuando le ponemos en primer lugar. Si hoy estás en necesidad, no te desanimes ni dejes de alabarle aunque sea difícil tu actual situación, por el contrario, aférrate de esta promesa y declara que Dios proveerá todo lo que te falte conforme a sus riquezas en gloria.

El pensamiento del Día

Tener nuestras confianza en Dios, nos Da


una paz que nada ni nadie no la puede quitar.

La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy 


como el mundo la da. No se turbe 


vuestro corazón ni tenga miedo.Juan 14:27

Miremos los que están alrededor de nosotros

Miremos los que están alrededor de nosotros. Después que Lot se fue, el Señor le dijo a Abraham: Desde el lugar donde estás, mira bien al norte y al sur, al este y al oeste. Yo te daré toda la tierra que ves y para siempre será tuya y de tus descendientes. Génesis 13: 14-15


A veces luchamos tanto para ser bendecidos y, por más que nos esforzamos, no lo somos. Al contrario, los Cielos permanecen cerrados y no hay señal de que será diferente. Todo está estático, no hay cambio; es como si Dios no estuviera. Por más que oremos, gimamos y clamemos, no hay respuestas; todo sigue igual, llegando a desesperarnos por no entender qué está pasando.


Dios no se agrada con esta situación, porque Él desea bendecirnos; pero es necesario que para recibir las bendiciones estemos en el orden divino. No basta con orar, ayunar e interceder, si hay condiciones en nosotros que no están en orden.

Primero tenemos que reconocer lo que tenemos pero no Le agrada; segundo, qué estamos haciendo que no es de Su aprobación; y tercero, con quiénes estamos compartiendo pero están fuera de Su propósito. Porque Abraham fue bendecido cuando se separó de su primo Lot, pues él no estaba alineado.


Miremos los que están alrededor de nosotros, y pidámosle confirmación al Señor de si estas personas son obstáculos para nuestra bendición. Si Su respuesta es afirmativa, alejémonos como se alejó Abraham, porque a partir de ese momento Dios nos bendecirá

HUMILDAD



“He servido al Señor con toda humildad y con lágrimas, a pesar de haber sido sometido a duras pruebas por las maquinaciones de los judíos”. Hechos 20:19 (NVI)


La humildad es una característica que nos permite marcar la diferencia con otras personas. Mientras algunos solo buscan exaltarse y hacerse ver, otros adoptan una actitud generosa, despojada de orgullo y soberbia. Jesús mismo nos dio el ejemplo de humildad. Siendo Dios, y Maestro, tomó una toalla y lavó los pies de sus discípulos. No busques tu propia exaltación, por el contrario, deja que Dios a su tiempo sea el encargado de levantarte.

Dios te habla

Cuando El, el Espíritu de verdad venga, los guiará a toda la verdad, porque no hablará por Su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oiga, y les hará saber lo que habrá de venir.
Juan 16:13


No me eches de Tu presencia, y no quites de mí Tu Santo Espíritu.
Salmos 51:11

Buenas Tardes

Resultado de imagen para buenos dias cristianos de viernes

COSECHAR Y SEMBRAR.

En Gálatas 6:7, la palabra traducida como “burlado” (mukterizo) se presenta solamente aquí en el Nuevo Testamento, aunque aparece a menudo en la traducción griega del Antiguo Testamento. Literalmente, significa “levantar la nariz con desprecio”. En el Antiguo Testamento generalmente se refiere al desprecio por los profetas de Dios (2 Crón. 36:16; Jer. 20:7), y hasta una vez se la utiliza para describir gráficamente una actitud de rebeldía hacia Dios (Eze. 8:17).Lo que desea enfatizar Pablo es que las personas pueden ignorar a Dios o incluso desobedecer sus mandamientos, pero no pueden burlarse de Dios. Él es el Juez supremo, y a fin de cuentas tendrán que pagar el precio de sus actos.


Lee Gálatas 6:8 ( CB ) . ¿Qué quiere decir Pablo aquí? ¿Qué ejemplos puedes encontrar en la Biblia de personajes que sembraron para la carne o que sembraron para el Espíritu? (Ver, por ejemplo, Hech. 5:1-5 ( CB ) ; Luc. 22:3 ( CB ) ; Dan. 1:8 ( CB ) ; Mat. 4:1 ( CB ) .)


La metáfora de Pablo de la siembra y la cosecha no es única. Es un hecho de la vida que aparece en muchos proverbios antiguos. Sin embargo, lo importante es el sentido en que la usa Pablo para resaltar sus comentarios anteriores acerca de la carne y el Espíritu. James D. G. Dunn señala: “Un equivalente moderno es que somos libres para elegir, pero no somos libres para elegir las consecuencias de nuestras decisiones”.


Aunque Dios no siempre nos libra de las consecuencias terrenales de nuestros pecados, no deberíamos dejarnos dominar por la desesperación debido a las malas decisiones que tomamos. Podemos regocijarnos en que Dios ha perdonado nuestros pecados y nos ha adoptado como hijos. Deberíamos capitalizar las oportunidades que tenemos ahora para invertir en aquellas cosas que producirán una cosecha celestial.


Gálatas 6:10, por otro lado, ilustra el hecho de que “la ética cristiana tiene un enfoque dual: uno es universal y abarcante: ‘hagamos bien a todos’; el otro es particular y específico: ‘mayormente a los de la familia de la fe’.
La apelación universalista de Pablo se basaba en el hecho de que todas las personas, en todo lugar, fueron creadas a la imagen de Dios y, por lo tanto, son infinitamente preciosas a su vista. Cuando los cristianos olvidan este dato fundamental de la revelación bíblica, inevitablemente han sido víctimas de los pecados enceguecedores del racismo, el sexismo, el tribalismo, el clasismo, y mil discriminaciones más que han plagado la comunidad humana desde Adán y Eva hasta el tiempo presente”.


Siempre estamos sembrando, para bien o para mal. Obsérvate a ti mismo: ¿qué clase de cosecha piensas que tendrás?

Resultado de imagen para buenos dias cristianos de viernes

TU DUDA ES TU POSIBILIDAD

“Y mirándole Jehová, le dijo: Ve con esta tu fuerza, y salvarás a Israel de la mano de los madianitas. ¿No te envío yo? Entonces le respondió: Ah, señor mío, ¿con qué salvaré yo a Israel? He aquí que mi familia es pobre en Manasés, y yo el menor en la casa de mi padre. Jehová le dijo: Ciertamente yo estaré contigo, y derrotarás a los madianitas como a un solo hombre. Y él respondió: Yo te ruego que si he hallado gracia delante de ti, me des señal de que tú has hablado conmigo.” Jueces 6:14-17

En esta porción, Dios le dice a Gedeón que lo usaría y que iría con él. Gedeón comienza a usar como excusa quien es él: Venía de la tribu más pequeña, sus padres eran pobres, ¿cómo podría Dios usarlo a él? Gedeón comienza a dudar. Las personas ven sus dudas como sus más grandes problemas, pero ante Dios, tus dudas son tu mejor oportunidad porque, cuando Dios te da una palabra, y tú dudas por un momento de lo que puedes hacer, es porque estás en el umbral de salir de la situación que estás viviendo. No puede haber fe, si primero no ha habido una duda. Muchas veces en nuestra vida, la forma de tener fe es haber dudado primero, porque tus dudas te obligan a dos cosas: Te quedas en la cueva donde estás, o le crees a Dios para salir. Así que, cuando llega una duda a tu vida, especialmente en tu crisis de identidad, es tu posibilidad de hacer algo que nunca habías pensado que podías hacer.

Mientras no se han cuestionado las cosas, no hay fe. Cada vez que Dios te da una palabra, viene la duda, pero no es malo, es la posibilidad que Dios te está dando en ese momento de tú tomar una decisión. ¿Cómo sales de la duda? Tienes que decidir qué quieres: Volver a lo que conoces, o creer que Dios va contigo para darte lo que te está prometiendo. Si tienes muchas dudas, es que Dios te está hablando para moverte del lugar en donde estás y llevarte a un nuevo nivel. Dios está tratando contigo y te está poniendo a creer por algo que nunca habías creído. Empiezas a poner como excusa todas tus situaciones, pero gloria a Dios, porque ves todas las razones por las que piensas que no puedes, pero la pregunta es, ¿a quién le vas a creer, al Dios que te está llamando para hacer la misión que tienes que hacer, o vas a creer las circunstancias que han querido determinar quién eres?

Tus dudas no son un problema, sino uno de los mejores momentos para salir del lugar en que estás, y moverte a creer por algo más grande. Hay gente que nunca hubiera creído, si primero no hubiera dudado. Si no hay un reto que te haga dudar, no te mueves al nivel más grande de tu vida. Si no hay algo que te haga dudar de que sea posible, no verás lo posible de Dios para ti. Por eso es que muchas veces Dios te lleva a lugares, y te pone pensamientos en tu cabeza y empiezan a cuestionarte si es posible. Dios conoce tus debilidades y limitaciones, por eso es que Él va contigo. Después que Dios se empeña en usarte, y en que entiendas que Él te llamó por encima de tus complejos, Él va a estar persiguiéndote hasta que tus dudas desaparezcan, y te atrevas a creer que es con la fuerza de Dios que tú vas a vencer. Cada vez que te has querido lanzar a algo, viene la duda, y empiezas a pensar de la manera en que piensa el mundo: “si el banco no me lo aprueba…”, “si aquel no me ayuda…”, “es que yo debería tener esto…”. Dios te dice: “Yo voy contigo”.

Cuando Gedeón se decide a hacer lo que Dios le había mandado, tenía un ejército de más de treinta mil personas, y Dios dice que eso es mucho porque, si iba con ese ejército, iba confiado en eso y no en Dios. Dios no te llamó porque seas el más grande, te llamó porque te atreviste a creer por encima de tus dudas. El ejército se redujo a diez mil personas, y Dios dijo que todavía eran muchos, y lo bajó a trescientos. Dios le dejó la cantidad que Gedeón podía manejar; Dios no te lleva a hacer cosas grandes más allá de tus capacidades, Él usa tus capacidades para hacer todo lo grande de Él. Dios no necesitaba alguien que pudiera manejar treinta y tres mil, Él necesitaba a alguien que creyera que con trescientos Dios le podía dar la victoria. Todo lo que hacía falta era alguien que creyera. Ahora, tú decides si permites que tu crisis de identidad te detenga, o te atreves a creer que Dios va contigo en esta nueva temporada. No es fácil, pero Dios ha dicho que Él va contigo. No es que no vayas a tener problemas, es que a pesar de ellos Dios va contigo y te dará la victoria. Aun cuando no tengas todos los recursos, podrás dar testimonio de que le creíste a Dios, y por eso llegaste a otro nivel. Los milagros más grandes de tu vida llegan después de una duda, lo importante es que después que creas no vuelvas a dudar.

Una de las cosas que tendrás que vencer es la crítica de la gente; ellos se molestan cuando tú dejas de creer en lo que ellos opinan, y comienzas a creer en lo que Dios opina de ti. Se molestan porque tu fe atrae a tu vida aquello por lo cual estás creyendo, el día que dejas de creer en la opinión de la gente, los sacas de tu espacio. Entonces, la gente se molesta porque ellos saben que ya no ocupan espacio en tu vida. La gente quiere hacerse indispensable para ti porque de esa manera te controlan.

Tu crisis de identidad termina cuando con tu fe atrae a tu espacio al Dios Todopoderoso, y dejas de pensar que a pesar de lo que no tienes Dios te va a dar la victoria que te ha prometido. Estás en el mejor lugar y el mejor momento de tu vida, no tengas miedo si tienes una duda, atrévete a creer por encima de lo que estás viviendo. Entiende que es un reto de Dios llamándote a salir de la cueva, y darte la victoria más grande.

Las pruebas

Las mayores empresas fabricantes de vehículos del mundo se encuentran en Europa y Asia. Todas compiten entre sí para entregar a sus consumidores la mejor calidad de sus productos en cuanto a potencia, rentabilidad, duración y comodidad. Con el paso del tiempo la cantidad de autos a la venta ha aumentado demasiado haciendo que el consumidor final tenga dificultades para elegir uno.
Para tener un respaldo de calidad y establecer qué vehículo tiene el mejor desempeño, las empresas han visto por conveniente someter sus productos a diferentes pruebas. Una de ellas es el banco de potencia.


Se trata de un aparato construido básicamente por dos rodillos que pueden girar libremente, ambos, junto a un programa de ordenador interpretan la velocidad de aceleración de las ruedas del coche convirtiéndolas en datos.
Esta prueba necesita que el vehículo sea acelerado hasta el tope por varios minutos, en otra sesión se agrega un peso adicional (según lo que soporte el coche), de esta manera se puede medir la cantidad de dióxido de carbono que emite y se establece la calidad real del vehículo (motor, neumáticos, transmisión, etc.)

Las pruebas normalmente suelen forzar al máximo un automóvil, y aunque en muchas ocasiones un neumático o un motor revienta, al final siempre se logra determinar las falencias para corregirlas y sacar al mercado un producto de calidad.
Todas las empresas suelen poner a prueba sus productos, pero no sólo ellos. Los equipos de futbol o de cualquier otro deporte verifican la condición física de un jugador antes de hacer una contratación. También los postulantes a un puesto de trabajo, voluntarios para la milicia, etc. todos son de una u otra manera sometidos a algún examen para así comprobar si son aptos para desempeñar un oficio.


Sin embargo, aunque no se trata de un producto para la venta o de algún puesto laboral en una empresa, el pueblo de Israel también fue puesto a prueba por Dios.
Deuteronomio 8:2 “Y te acordarás de todo el camino por donde te ha traído Jehová tu Dios estos cuarenta años en el desierto, para afligirte, para probarte, para saber lo que había en tu corazón, si habías de guardar o no sus mandamientos.” Versión Reina-Valera 1960

Aunque normalmente se cree que las dificultades son provocadas por satanás, también es bueno recordar que son permitidas por Dios con un fin. El apóstol Pablo sabía esta verdad cuando estaba pasando por momentos muy difíciles en su ministerio.

Romanos 5:3 dice: “También nos alegramos al enfrentar pruebas y dificultades porque sabemos que nos ayudan a desarrollar resistencia.” Versión Nueva Traducción Viviente

El apóstol, aunque fue azotado, encarcelado, puesto en el cepo y condenado, sabía que las pruebas y las dificultades eran permitidas por Dios para provocar beneficios para su vida. El versículo continua diciendo: “Y la resistencia desarrolla firmeza de carácter, y el carácter fortalece nuestra esperanza segura de salvación. Y esa esperanza no acabará en desilusión. Pues sabemos con cuánta ternura nos ama Dios, porque nos ha dado el Espíritu Santo para llenar nuestro corazón con su amor.” Romanos 5:4-5 Versión Nueva Traducción Viviente

Dios permite las pruebas con el fin de ayudarnos a desarrollar mayor resistencia y carácter. El versículo cierra diciendo que también se fortalece nuestra esperanza de salvación que no terminará en desilusión porque Él nos ama.



Bonitas frases de feliz viernes, positivas, con mensajes cristianos para mis amigos del facebook, frases de aliento del viernes con imágenes por Mery Bracho

Con la vida que Dios te da


aprovecha al máximo este Feliz Viernes


ponle sabor a lo que haces,


ponle entusiasmo, hazlo con diligencia,


siempre a tiempo, 


con compromiso y buena expectativa.

1 Corintios 14

26 Entonces, hermanos, ¿qué podemos decir? Cuando os reunís, cada uno de vosotros tiene salmo, tiene doctrina, tiene lengua, tiene revelación, tiene interpretación. Hágase todo para edificación. 27 Si alguien habla en lengua extraña, que sean dos o a lo más tres, y por turno; y que uno interprete. 28 Y si no hay intérprete, calle en la iglesia, y hable para sí mismo y para Dios. 29 Asimismo, los profetas hablen dos o tres, y los demás juzguen lo que ellos dicen. 30 Y si algo le es revelado a otro que está sentado, calle el primero. 31 Podéis profetizar todos, uno por uno, para que todos aprendan y todos sean exhortados. 32 Los espíritus de los profetas están sujetos a los profetas, 33 pues Dios no es Dios de confusión, sino de paz.
Como en todas las iglesias de los santos, 34 vuestras mujeres callen en las congregaciones, porque no les es permitido hablar, sino que deben estar sujetas, como también la Ley lo dice. 35 Y si quieren aprender algo, pregunten en casa a sus maridos, porque es indecoroso que una mujer hable en la congregación.

Buenos Dias

Resultado de imagen para buenos dias cristianos de viernes

jueves, 21 de septiembre de 2017

Buenas Noches

Resultado de imagen para buenas noches cristianos de jueves

Dios te habla

Dios ha escogido lo necio del mundo para avergonzar a los sabios; y Dios ha escogido lo débil del mundo para avergonzar a lo que es fuerte.
1 Corintios 1:27


Y todos los árboles del campo sabrán que Yo soy el SEÑOR; humillo al árbol elevado y elevo al árbol humilde; seco al árbol verde y hago reverdecer al árbol seco. Yo, el SEÑOR, he hablado y lo haré.
Ezequiel 17:24

UN ESPÍRITU DE OFENSIVA

“Jehová envió a los hijos de Israel un varón profeta, el cual les dijo: Así ha dicho Jehová Dios de Israel: Yo os hice salir de Egipto, y os saqué de la casa de servidumbre. Os libré de mano de los egipcios, y de mano de todos los que os afligieron, a los cuales eché de delante de vosotros, y os di su tierra; y os dije: Yo soy Jehová vuestro Dios; no temáis a los dioses de los amorreos, en cuya tierra habitáis; pero no habéis obedecido a mi voz.”
Jueces 6:8-10

La crisis de identidad viene a nosotros porque, cuando Adán peca, su espíritu muere. Cuando tu espíritu está muerto, pierdes aquello que te ayuda a defenderte de toda idea contraria de lo que tú eres. Cuando tu espíritu muere, cualquier cosa que pongan en tu cabeza, va a entrar en ella. Es por eso que tienes que levantar el espíritu de tus hijos, darles seguridad y confianza, porque no puedes evitar que el mundo ponga pensamientos negativos en ellos, pero puedes darles la fortaleza para defenderse y no permitir que lo que otros digan se les meta en la cabeza. Tu trabajo es prepararte para cuando el mundo quiera poner argumentos en tu mente, tengas la firmeza de lo que debes contestar y estar listo para lo que pueda venir. Cuando el pensamiento se te mete en la cabeza, sacarlo de ti es complicado. Aunque haya resistencia, y sea duro resistir las tentaciones, es mejor pelear ofensivamente que tener que sacar los pensamientos a la defensiva.

Dios puede sacar de tu mente cualquier pensamiento negativo, pero es mejor que mantengas tus oídos cerrados a ellos. Si no hubieses permitido que ese pensamiento se metiera en tu cabeza, quizás no estuvieras hoy luchando con esos miedos en tu interior y consecuencias. Si la defensa hubiese estado firme, hubieses sabido cómo reaccionar y mantenerte en medio de todo. Es por eso que tu espíritu debe estar siempre estable; no deberías salir a la calle sin orar y leer la Palabra. No empieces una semana pensando que puedes aguantar todo lo que escuches; sacar un mal pensamiento de la cabeza es veinte veces más difícil que no dejarlo entrar. Lo negativo se acepta rápido, creer lo positivo es más difícil. Elías oró una vez para que no lloviera, y le tomó orar siete veces para que lloviera nuevamente. El espíritu de Jacob murió cuando sus hijos le dijeron que José había muerto, lo creyó por trece años, y cuando le dijeron que José estaba vivo, no lo podía creer. Cuando has creído una mentira por tanto tiempo, cuestionas la verdad. Por eso es que tu defensa debe estar alta, y nadie debe poner pensamientos negativos en tu cabeza.

Hay quienes creen que piensan libremente, pero no se dan cuenta que hay otros pensando por ellos. Pregúntate quién se te ha metido en la cabeza porque, hasta que no lo saques, Dios no tiene espacio para poner lo que Él quiere hacer contigo. La crisis de identidad que experimentas es porque alguien está pensando a través de ti. Es tiempo de que seas libre, te muevas hacia adelante, y aprendas a verte como Dios te ve. Hasta que no aprendas a mirarte como Dios quiere, siempre vas a estar sujeto a lo que otro está pensando por ti.

Siempre vemos el llamamiento de Gedeón, pero no vemos el ambiente que Dios fue preparando antes de llamarlo. Antes que el ángel se le apareciera a hablarle a Gedeón, Dios prepara el ambiente completo del pueblo, y comienza a decirles, a través del profeta, que Él los sacó y los libró, pero ellos no habían hecho lo que tenían que hacer. Dios prepara el ambiente en el pueblo con la palabra, para poder aparecérsele a uno. Dios siempre está buscando a uno que se atreva a hacer lo que el pueblo completo no se atreve. Por eso tienes que predicar la Palabra, porque no sabes quién es el Gedeón al cual Dios se le va a aparecer; si el ambiente no está preparado, no se puede levantar alguien para que tome las riendas y lleve al pueblo a creer la Palabra que Dios ha dicho.

Dios tiene que preparar la fe del pueblo para que tenga una nueva identidad. El profeta les estaba dando a entender que el pueblo no era para estar en cuevas y cavernas, cuando ellos habían sido librados de los egipcios. Dios comienza a darles, a través del profeta, una nueva identidad al pueblo para que entiendan que ellos no están viviendo aquello para lo cual Él los sacó. Ahora Dios tiene que levantar a uno que se atreva a dirigir ese pueblo, y se atreva a creer, por encima de sus dudas, para poder llevar al pueblo al cumplimiento de lo que Dios estaba diciendo. Cada vez que Dios lanza una palabra, Él prepara el ambiente para que te atrevas a salir y llevar al ejército a la victoria. Predica la Palabra del Señor y prepara el ambiente, porque el pueblo va a salir con la expectativa de que algo va a pasar. El pueblo tiene que tener la identidad correcta, si no entiende que no fueron creados para estar en cuevas y cavernas, y no entienden lo que Dios ha hecho con ellos, nunca saldrán de donde están, aunque Dios le hable a un Gedeón. Las personas quieren una transformación en sus países, pero hay que hablarles la Palabra primero, hay que sembrar la semilla para que tomen esa palabra, la crean, y salgan del lugar en donde están.

Dios prepara el ambiente dejándoles saber que Él es el Dios que los sacó, que los libertó, y que ellos no fueron hechos para vivir en cavernas. Dios quiere hacerte saber el trabajo que Él ha hecho por ti, para que comprendas que tú no fuiste hecho para vivir en cuevas; cuando Dios te llamó del lugar donde estabas, fue para llevarte a la tierra que fluye leche y miel, y tengas una vida más allá de lo que jamás habías imaginado. Te libertó para que te atrevas a creer que lo que estás pasando es algo temporero.

Resultado de imagen para buenos dias cristianos de jueves

¿Qué haría yo?

Leer: Génesis 45:1-11
… no me enviasteis acá vosotros, sino Dios… (v. 8).


«Percibir favoritismo es uno de los factores que más influyen en la rivalidad entre hermanos», dijo la doctora Bárbara Howard, especializada en desarrollo conductual. Un ejemplo sería José, el personaje del Antiguo Testamento, que era el hijo predilecto de su padre, lo cual enfureció a sus hermanos (Génesis 37:3-4). Por eso, vendieron a José a unos mercaderes que viajaban a Egipto, y fingieron que un animal salvaje lo había matado (37:12-36). El futuro de José parecía sombrío.


Sin embargo, José decidió ser fiel a Dios incluso cuando parecía empeorar su situación. Después de que la esposa de su amo lo acusara falsamente y lo metieran preso por algo que no había hecho, José siguió confiando en el Señor.
Años después, sus hermanos fueron a Egipto a comprar granos durante una hambruna, y los aterró descubrir que su despreciado hermano menor era el primer ministro. Sin embargo, José les dijo: «no os entristezcáis, ni os pese de haberme vendido acá; porque para preservación de vida me envió Dios delante de vosotros. […] no me enviasteis acá vosotros, sino Dios» (45:5, 8).


Las palabras amables de José hacen que me pregunte: En su lugar, ¿querría vengarme o sería misericordioso como resultado de mi confianza en Dios? — 


Padre, danos fe para confiar en ti y ver tu mano en nuestra vida.


En la hora más oscura, solo con los ojos de la fe podemos ver la mano de Dios.

Celebra la libertad

Leer: Romanos 6:15-23
… la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte (Romanos 8:2).


Después de ser secuestrado, tenido como rehén durante trece días y liberado, el camarógrafo neozelandés Olaf Wiig anunció sonriente: «Ahora, me siento más vivo que nunca».
Por razones difíciles de entender, ser liberado es más emocionante que estar libre.
Para aquellos que disfrutan de la libertad todos los días, el gozo de Olaf fue un buen recordatorio de lo fácil que olvidamos la bendición de este beneficio. Esto también es verdad en el ámbito espiritual. Quienes hemos sido creyentes durante mucho tiempo, solemos olvidarnos qué significa estar cautivo del pecado. Podemos dormirnos en los laureles y hasta ser desagradecidos. Entonces, Dios nos envía un recordatorio en la forma de un nuevo creyente, el cual da un testimonio exuberante de lo que Dios ha hecho en su vida, y una vez más, sentimos el gozo de ser libres «de la ley del pecado y de la muerte» (Romanos 8:2).


Si la libertad se te ha vuelto aburrida, o si sueles concentrarte en lo que no puedes hacer, considera lo siguiente: no solo ya no eres esclavo del pecado, ¡eres libre para ser santo y disfrutar de la vida eterna con Jesús! (6:22).

Celebra tu libertad en Cristo dedicando tiempo para agradecer a Dios por todo lo que puedes hacer como su siervo. 



Vivir para Cristo trae verdadera libertad.

Destruir lo que divide

Leer: Josué 7:1-12
… No seguiré más con ustedes a menos que destruyan esas cosas […] destinadas para ser destruidas (v. 12 NTV).


Se aproximaba una fecha de entrega, y una discusión que había tenido con mi esposo me daba vueltas por la cabeza. Me quedé mirando el cursor parpadeante, mientras pensaba: Él también estuvo equivocado, Señor.
Cuando la pantalla de la computadora se apagó, vi mi reflejo enfadado. Mis errores sin reconocer entorpecían mi trabajo y dañaban mi relación con mi esposo y con Dios.


Tomé el teléfono, me tragué el orgullo y pedí perdón. Saboreando la paz de la reconciliación, le di gracias a Dios y terminé mi artículo a tiempo.
Los israelitas experimentaron el dolor del pecado personal y el gozo de la restauración. Josué les advirtió que no se enriquecieran en la batalla por Jericó (Josué 6:18), pero Acán robó y escondió en su tienda algunas cosas del botín (7:1). Solo después de que su pecado fue descubierto y juzgado (vv. 4-12), la nación pudo reconciliarse con Dios.

Como Acán, no siempre pensamos que «guardar pecado en nuestra tienda» aleja nuestro corazón de Dios y afecta a quienes nos rodean. Reconocer a Jesús como Señor, admitir nuestro pecado y pedir perdón proporcionan el cimiento para relaciones saludables con Dios y los demás. Al someternos a diario a nuestro amoroso Creador, podemos servirlo y disfrutar de su presencia… juntos. — 




Señor, ayúdanos a reconocer y confesar nuestro pecado y alejarnos de él.


El pecado en el corazón arruina nuestra intimidad con Dios y los demás.

SABIDURIA


Bienaventurado el hombre que halla sabiduría y el hombre que adquiere entendimiento.
Porque el que me halla, halla la vida, y alcanza el favor del SEÑOR.
Así dice el SEÑOR: No se gloríe el sabio de su sabiduría, ni se gloríe el poderoso de su poder, ni el rico se gloríe de su riqueza; mas el que se gloríe, gloríese de esto: de que me entiende y me conoce, pues yo soy el SEÑOR.
El principio de la sabiduría es el temor del SEÑOR, y el conocimiento del Santo es inteligencia.


Pero todo lo que para mí era ganancia, lo he estimado como pérdida por amor de Cristo. Y aún más, yo estimo como pérdida todas las cosas en vista del incomparable valor de conocer a Cristo Jesús, mi Señor, por quien lo he perdido todo, y lo considero como basura a fin de ganar a Cristo.
En quien están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento.
Mío es el consejo y la prudencia, yo soy la inteligencia, el poder es mío.
…Cristo Jesús, el cual se hizo para nosotros sabiduría de Dios, y justificación, y santificación, y redención.


El fruto del justo es árbol de vida, y el que gana almas es sabio.


Pr. 3:13; 8:35 Jer. 9:23,24 Pr.9:10 Fil.3:7,8 Col. 2:3 Pr.8:14 I Co. 1:30 Pr. 11:30

REFLEXIÓN – Dios te avisa en el terremoto.

“Porque se levantará nación contra nación y reino contra reino, y habrá pestes y hambres, y terremotos en diferentes lugares” Mateo 24:7 (RVR)
Terremotos


Estamos espantados en América por la fuerza de la naturaleza. Parece que en menos de una semana, se descontroló todo y se precipitó con toda su furia hucaranes y terremotos. Llegó a Puerto Rico el Huracán María destrozando todo lo que encuentra a su paso dejando un tendal de muertos y destrozos en todo el mar Caribe. Por el mismo lugar donde pasó el Huracan Irma que a pocos días nos tuvo a todos en vilo, y que azotó la misma zona con la misma furia.


México fue sacudida por un terremoto de escala 8 hace pocos días, y ayer fue sacudida por otro terremotos escala 7 en pleno DF. Las imágenes que veíamos por la tele ponían los pelos de punta y asustaban por la terrible potencia de la naturaleza y la impotencia del hombre para poder evitarla. Solo se podía esperar a que pare. Y no paraba.


Esta terrible violencia natural no es casualidad. Algunos quieren encontrarle una justificación geológica o climática, pero la Biblia ya lo había anticipado hace más de dos mil años. Dios está avisando a los gritos que este tiempo está llegando a su fin. Que queda poco tiempo para el fin del mundo. Que el arrebatamiento de la Iglesia, en un abrir y cerrar de ojos no puede tardar. Y que comenzará luego el aterrador juicio de los siete años de la Gran Tribulación.


Si vos crees que hoy la estamos pasando mal con la violencia, la locura, las muertes sin sentido, ls abusos, las violaciones y las catástrofes climaticas que están azotando al planeta ¡no tenés ni idea de lo que va a venir! Hoy es un jardín de infantes con lo que va a padecer la Tierra durante la Gran Tribulación. Una violencia absoluta sin la presencia de Dios, porque la Iglesia no va a estar en la tierra para hacer de contrapunto al mal. Y este va a estar desatado en toda su potencia.


Dios nos está avisando a los gritos. ¿No escuchas la voz de Dios? Tal vez está esperando que un angel baje y te cuente como a la virgen María los planes de Dios. Pero Él ya no habla de esa manera. Hoy habla a través de su Palabra y la Biblia nos indica que hay señales que nos advierten del fin. Prendé la tele y vas a ver todas esas señales.


Así que deja de perder tiempo en pavadas, y ponete a orar y a predicarle el evangelio a tus compañeros, familiares y amigos, para que se salven. Nos queda poco tiempo.



Buenas Tardes

Resultado de imagen para buenos dias cristianos de jueves

No te Pierdas el Plan de Dios Para tu Vida

Si tu eres de algún modo como yo, de seguro deseas impactar con tu vida – pero ¿te has dado cuenta que los planes de Dios van más allá de tu tiempo en la tierra? Cuando Dios te llamó, El no solo te tuvo a ti en su mente, sino también a las futuras generaciones a las que tu influirías. Vemos esta realidad claramente en la vida de Abraham.


¿Por qué crees que Dios escogió a Abraham para ser el padre de Su pueblo escogido? Donde quiere que hago esta pregunta, la respuesta más común es, “Porque El tenía mucha fe” Aunque la fe es esencial para que se realice la voluntad de Dios, no es la razón por la que Abraham fue escogido. Dios escogió a Abraham porque El sabía que él enseñaría a su descendencia a seguir al Señor:
Yo lo he elegido para que instruya a sus hijos y a su familia, a fin de que se mantengan en el camino del Señor y pongan en práctica lo que es justo y recto. Así el Señor cumplirá lo que le ha prometido (Génesis 18:19)


Cuando Dios escogió a este nómada sin hijos, El vio más allá de Abraham y vio su linaje. Fue crucial para Dios que Abraham “ordenara a sus hijos a mantenerse en los caminos del Señor” porque Dios quiso tejer Su historia de redención con la línea familiar de Abraham. El sabía que Abraham y Sarah cometerían errores, pero también sabía que estaban hechos de una buena materia prima. Donde quiera que Dios establece un pacto con nosotros, El siempre está pensando en generaciones porque El ya ha visitado el mañana y sabe qué necesita que pase hoy para llevarnos allá.


El pacto que Dios hizo con Abraham se extendió hasta alcanzar nuestras vidas también. A través de la fe, Abraham fue transformado de un hombre sin hijos a uno con una descendencia más numerosa que las estrellas. El hombre que fue un errante sin nación se convirtió en el padre de naciones.
“…Es un hecho que Abraham se convertirá en una nación grande y poderosa, y en él serán bendecidas todas las naciones de la tierra…” (Génesis 18:18)
Tu historia se verá diferente a la de Abraham, pero el principio es el mismo. Dios está buscando gente que intencionalmente permita que su pacto se propague a través de ellos. Tu historia es a cerca de mucho más que solo tu. Es acerca de las generaciones que vienen después de ti.


Solo el cielo revelará el impacto completo del pacto de Dios expresado a través de tu relación con El. El desea alcanzar cada vida que pasa a través de la tuya (tu legado) y cada vida que cae en tu terreno de influencia. Esto significa que tienes que abrazar una visión que se extienda más allá de ti y que no esté limitada por tu entendimiento. Busca al Señor y su voluntad para tu vida, sabiendo que su intención en tu historia siempre incluirá las generaciones que vienen después de ti.

Resultado de imagen para buenos dias cristianos de jueves

La Resistencia

Los atletas se preocupan por aumentar su velocidad y fuerza, pero hay otro factor importante que es fácil de olvidar en la práctica física: la resistencia, que ayuda mantener la energía durante largos periodos de tiempo.
Las pruebas son las oportunidades que uno tiene para conocer y demostrar el nivel de su fe y confianza en Dios. Existen dos tipos de personas a la hora de atravesar conflictos:


- Persona 1: Se deja inundar por la preocupación, la duda y tristeza y por ende se rinde.


- Persona 2: Decide seguir confiando y haciendo todo lo necesario para salir de ese problema.


La resistencia es entendida como la acción o capacidad de aguantar y tolerar a pesar del dolor o del cansancio.
¿Hasta qué punto puedes llegar a resistir?
El apóstol Pablo comprendía lo que lo significa tener problemas y nos enseñó que es en ese campo lleno de dificultades cuando desarrollamos nuestra resistencia, “También nos alegramos al enfrentar pruebas y dificultades porque sabemos que nos ayudan a desarrollar resistencia” Romanos 5:3 (NTV).


Cuando los problemas vienen con fuerza sobre nuestras vidas es cuando nuestra capacidad para soportar se pone a prueba o se entrena. Dios quiere sacar lo mejor de sus hijos y por ello quiere que aprendan a resistir en toda circunstancia.
Alguna vez oíste o te hiciste estás preguntas: ¿Por qué Dios no me ayuda? ¿Por qué tengo que pasar tantos problemas? ¿Dios es indiferente a mi sufrimiento?
Dios jamás será insensible a tu sufrimiento y tampoco te llevará más allá de lo que puedas resistir, su objetivo no es destruirte sino hacer de ti un hijo fuerte y estable por ello es que siempre habrá una puerta de salida en medio del problema, “Ustedes no han pasado por ninguna prueba que no sea humanamente soportable. Y pueden ustedes confiar en Dios, que no los dejará sufrir pruebas más duras de lo que pueden soportar. Por el contrario, cuando llegue la prueba, Dios les dará también la manera de salir de ella, para que puedan soportarla” 1 Corintios 10:13 (DHH)


¿Estás dispuesto a resistir a pesar del dolor o el cansancio?

¿CON QUIÉN TE IDENTIFICAS?

“No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.” Romanos 12:2

Existen experiencias, que ayudarán a enfocarte para encontrar tu identidad en Dios y comprobar su agradable y perfecta voluntad. Entre ellas, están las revelaciones proféticas del destino de Dios para tu vida; esto se refiere a las revelaciones de cosas que están ocultas, cosas que no conoces que Dios tiene para ti.

En 1 Samuel 20, Jonatán, hijo de Saúl, hace un pacto con David, que establecía que el día en que Jonatán muriera le haría misericordia y no permitiría que su nombre muriera en la casa de David. Cuando murió Jonatán, Mefi-boset, su hijo, solo tenía cinco años y una de las sirvientas lo tomó y salió corriendo por lo que David nunca supo de él hasta que en 2 Samuel 9 comenzó a procurar por alguien de la casa de Saúl para cumplir el pacto que le había hecho a Jonatán. David sentó a Mefi-boset en su mesa y le devolvió todo lo que le correspondía a causa de su padre. El rey David había mandado a llamar a Mefi-boset y le dio todo lo que le pertenecía a Saúl, no sabiendo él que David lo tenía oculto, para él. En ese momento, le fue revelado algo que no conocía le pertenecía, fue una revelación profética. Todo lo que hacía falta era escuchar y reaccionar a esa revelación, a ese pacto que cambiaría su vida.

No importa las consecuencias de las decisiones del pasado, siempre hay una palabra de Dios en los cielos, una palabra siempre para tu vida, llamándote para algo más grande, algo más poderoso. No importa como salgas de la casa del rey, Dios siempre tiene una palabra que te levanta, que te saca, que te lleva a un lugar de prominencia, que no te deja en el lugar en el que estás. El hecho de que estés escondido en casa de la servidumbre, no dice que tú no eres llamado para la mesa del rey. Tú fuiste llamado para la mesa del rey y hay una palabra allá fuera que te está inquietando para que salgas, para que te atrevas a vivir bajo la identidad que tienes en Cristo Jesús. Tal vez tu padre terrenal no sea rey, pero tienes a Cristo como hermano, quien hizo un pacto con el Dios Padre y le dijo: Yo me voy a entregar para que ellos tengan vida y la tengan en abundancia.

Si quieres cambiar tu identidad, también tendrás que aprender con quién te vas a identificar. ¿Quién es tu ejemplo? ¿A quién vas a seguir? No puedes cambiar tu destino, hasta que cambies en quien tú crees. En Mateo 14:22-29, Jesús le dijo a sus discípulos que se adelantaran al otro lado del mar, mientras que Él despedía a la multitud que acababan de alimentar, y después se fue al monte a orar. En la noche, mientras los discípulos se encontraban en una tormenta en el medio del mar, Jesús se acercó a ellos, caminando por las aguas.

“Y los discípulos, viéndole andar sobre el mar, se turbaron, diciendo: ¡Un fantasma! Y dieron voces de miedo. 27 Pero en seguida Jesús les habló, diciendo: ¡Tened ánimo; yo soy, no temáis!28 Entonces le respondió Pedro, y dijo: Señor, si eres tú, manda que yo vaya a ti sobre las aguas. 29 Y él dijo: Ven. Y descendiendo Pedro de la barca, andaba sobre las aguas para ir a Jesús.” Mateo 14:26-29

Jesús no calmó la tormenta; Él no necesita calmar la tormenta para dejarte saber que está allí. Lo grande es ver a Jesús cuando estás en medio de tu peor tormenta, de tu peor dificultad, de tu peor momento, en medio de tu crisis. No te asustes, debes saber que la solución viene envuelta en formas milagrosas que jamás habías pensado. Tu reacción debe ser como la de Pedro: Si eres tú, Señor, di que yo vaya. Pedro se identificó con Aquel que estaba caminando por las aguas y, mientras se mantuvo enfocado, mirando a Aquel que caminaba sobre las aguas, él también pudo caminar sobre ellas. No sigas a los fracasados de tus amigos, a los de la calle, a los de tu pasado, a las malas noticias.

¿En quién has puesto tu fe? Solo uno puede caminar sobre las aguas, y ese uno te está llamando en el día de hoy a que te atrevas a salir del lugar en el que estás. Deja de mirar a tu alrededor, deja de identificarte con la gente incorrecta, identifícate con el Rey de reyes y Señor de señores. Comienza a ver como tu matrimonio cambia, como comienza a tener una nueva experiencia. Mira solo a Cristo; no va a calmar la tormenta, pero te hará caminar sobre las aguas. Créele a Dios, en medio de las turbulencias, en medio de las malas noticias; tu mirada tiene que estar enfocada en una sola persona, en Aquel que dio su vida por ti. Atrévete a hacer, a alcanzar y lograr lo que nadie se ha atrevido a lograr. Escucha las revelaciones proféticas que Dios tiene para tu vida e identifícate solo en Él y encontrarás tu identidad.


Feliz Jueves, 


un nuevo día para dar tu mejor actitud 


y buena disposición para realizar 


todas tus labores. 


Que Dios te dé la fuerza para seguir


en este día Jueves 


que tengas la valentía para emprender 


cambios que mejoren tu vida


y la de tu familia. 


Te deseo una lluvias de bendiciones


en este feliz Jueves,

1 Corintios 14

20 Hermanos, no seáis niños en el modo de pensar, sino sed niños en cuanto a la malicia y maduros en cuanto al modo de pensar. 21 En la Ley está escrito: «En otras lenguas y con otros labios hablaré a este pueblo; y ni aun así me oirán, dice el Señor.» 22 Así que las lenguas son por señal, no a los creyentes, sino a los incrédulos; pero la profecía, no a los incrédulos, sino a los creyentes. 23 Si, pues, toda la iglesia se reúne en un lugar, y todos hablan en lenguas, y entran indoctos o incrédulos, ¿no dirán que estáis locos? 24 Pero si todos profetizan, y entra algún incrédulo o indocto, por todos es convencido, por todos es juzgado; 25 lo oculto de su corazón se hace manifiesto; y así, postrándose sobre el rostro, adorará a Dios, declarando que verdaderamente Dios está entre vosotros.

Buenos Dias

Resultado de imagen para buenos dias cristianos de jueves

Feliz Primavera

174 - Copy

miércoles, 20 de septiembre de 2017

Buenas Noches

Resultado de imagen para Buenas Noches cristianos de miercoles

ANSIEDAD

Alma mía está en paz. 

No te afanes. 

No permitas que la ansiedad reine en ti. 

Jesucristo es mi rey soberano. 

Su paz gobierna en mí

CUMPLIR CON AMOR.

«Si se aman los unos a los otros, todo el mundo se dará cuenta de que son discípulos míos».Juan 13: 35, DHH.

QUE EL SEÑOR NOS AYUDE a comprender que hemos de colaborar con él. Comencemos ahora mismo a ser colaboradores del cielo. ¿No nos uniremos en la acción en favor de nuestras familias, de nuestros amigos y vecinos?.— Manuscrito 85, 1909. Todos nuestros jóvenes discípulos de Cristo han de sentir un amor abnegado por todos los demás seguidores del Maestro. Observen si no hay un pobre niño que no sea un hijo favorito, al cual no se le muestra ninguna atención especial, y háganlo objeto de su abnegada atención. Los que son especialmente atractivos no carecerán de amigos; mientras que los que son menos agradables en apariencia, que son tímidos y retraídos, pueden poseer exquisitos rasgos de carácter, y han sido comprados por la sangre de Cristo.


Necesitamos darnos cuenta diariamente de qué ayudador encontramos en Jesús. Quiera Dios que todos entiendan que pueden ser colaboradores de Cristo. Es nuestro privilegio recibir gracia de Cristo, quien desea capacitarnos para fortalecer a otros con el mismo consuelo con que nosotros somos fortalecidos de Dios. 1…1 Que cada uno trate de cumplir con su parte como desearía haberla hecho cuando el fin de todas las cosas venga. Que cada uno trate de ayudar al que está a su lado. Así tendremos un pedazo de cielo aquí en la tierra, y los ángeles de Dios obrarán a través de nosotros para causar la debida impresión.

El Señor desea emplearnos como a sus siervos. Tratemos de ayudar siempre que nos sea posible hacerlo, Cultivemos la mejor disposición, de modo que la gracia de Dios, pueda derramarse abundantemente sobre nosotros,

Resultado de imagen para buenos dias cristianos de miercoles

SOBERBIA.

«Pero acontecerá que después que el Señor haya acabado toda su obra en el monte Sion y en Jerusalén, castigará el fruto de la soberbia del corazón del rey de Asiria y la arrogante altivez de sus ojos». (Isaías 10:12)

EL VERSÍCULO DE HOY es una declaración profética. Tiene que ver con la restauración final de los hijos de Dios y con la destrucción completa del enemigo simbolizada, en este texto, por el rey de Asiria. Hay dos características en el carácter del rey de Asiria que Dios desaprueba. Todas las acciones despiadadas y pecaminosas que él realizó fueron fruto de estas dos características: la soberbia de su corazón y la altivez de sus ojos. Nota que el pecado siempre comienza en el corazón. Pero lo que el rey de Asiria tiene no es nada «moralmente malo».


En otras palabras, nadie va a la cárcel por acariciar la soberbia; ninguna iglesia reprendería a un miembro por albergar este sentimiento. Primero, porque no se ve; está en el corazón, protegido por las cuatro paredes de las intenciones escondidas. En segundo lugar, porque la soberbia no «le hace mal a nadie». ¿No es así como pensamos? El adulterio, el robo, la drogadicción, la prostitución, esos sí que son «pecados condenados». Pero Dios afirma que todo eso es fruto de la soberbia, acariciada en el corazón. La soberbia es la alocada idea de que puedes vivir sin Dios: tú eres tu propio dios; nadie tiene que decirte lo que debes o no debes hacer; tú eres el dueño de tu vida. El tiempo, sin embargo, se encarga de demostrarte que esa loca idea te hace descender a las profundidades más oscuras del comportamiento humano. La segunda característica que Dios reprueba es la altivez de los ojos.


Esta es la segunda etapa de la soberbia: primero piensas, no te atreves a decirlo; crees que eres el mejor, pero te lo guardas solo para ti. Los días pasan, y la repetición constante de un mismo pensamiento te lleva, finalmente, a la acción: tus ojos empiezan a revelar lo que tu corazón abriga. Te atreves a decirlo y a luchar, con tus propias armas, para alcanzar lo que tu corazón anhela. Esa fue la tragedia de Lucifer; así comenzó el pecado en el cielo. Y esa también puede ser nuestra tragedia hoy, si no buscamos a Dios y nos sometemos a él. Haz de este un día de humildad. Ríndete a Jesús, entrégale tus planes, colócate en sus manos. Y recuerda la advertencia: «Acontecerá que después que el Señor haya acabado toda su obra en el monte Sion y en Jerusalén, castigará el fruto de la soberbia del corazón del rey de Asiria y la arrogante altivez de sus ojos».