photo image.gif

Entrar

Evangelismo

Ultimas fotos

sábado, 23 de septiembre de 2017

Dios te habla

No salga de la boca de ustedes ninguna palabra mala (corrompida), sino sólo la que sea buena para edificación, según la necesidad del momento, para que imparta gracia a los que escuchan.
Efesios 4:29


Mi boca hablará sabiduría, y la meditación de mi corazón será entendimiento.
Salmos 49:3

REFLEXIÓN – Dios perdona y sana.

“Él es quien perdona todas tus iniquidades, El que sana todas tus dolencias.” Salmos 103:3 (RVR)Sana


Para aquellos que padecemos una enfermedad incurable, la idea de ser sanados es una utopía como el tesoro donde comienza el arco iris. Un ideal al que sabemos que nunca podremos llegar y que es imposible de obtener.


Ver a Juampi caminando en lugar de empujar su silla de ruedas es un deseo muy profundo del corazón, lo que genera una gran frustración por la imposibilidad de lograrlo. Uno se acostumbra a vivir con esa tristeza, pero siempre está latente y surge a flor de piel en cada situación. No sabemos cual era la enfermedad del salmista, pero había algo que lo tenía angustiado. Una enfermedad que le quitaba la alegría.


Hay enfermedades físicas y hay enfermedades del alma. Las primeras son más sencillas de diagnosticar y de remediar. Las otras son más complejas, las escondemos con mayor facilidad, y son más difíciles de arreglar. Porque son más difíciles de identificar. Hay muchas más personas enfermadas del alma que con enfermedades físicas.


Argentina es el país de sudamerica que más ansiolíticos vende en el año. Y este es un índice que no es para nada halagüeño. Es un indicador que vivimos demasiado estresados y no queremos darnos cuenta. Vivimos a las corridas, sin capacidad de disfrute, enfermos de apuro. Y asuLamimos que es normal, que está bien. Pero no es normal. Dios no nos creó para vivir estresados, angustiados y pasados de rosca.


Hay algo que es seguro. Hay un dolor del alma que supera a todos los demás. Y es el dolor del pecado. La culpa, el remordimiento, la falta de autoperdón son factores que generan más estrés que la falta de trabajo, la soledad o los fracasos en la universidad. Dios llama a eso pecado, y el salmista que estaba pasando por un muy mal momento, puede decir en este precioso texto: Hay paz en el perdón de Dios, porque Él puede perdonar todas tus iniquidades.


Y cuando lo hace, también sana todas tus dolencias. No te cura la enfermedad física (lamentablemente), pero puede curar tu alma, para que no vivas estresado. El perdón de Dios es tan amplio que limpia y reconforta. Su perdón es tan gratificante que compensa todo malestar. Dios quiere que vivas bien, lejos del estrés y de la angustia. Por eso sana tus dolencias del alma. Pero tenés que pedirle perdón primero.



TÚ ESCOGES.

«La serpiente era más astuta que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho». Génesis 3: 1.

SU ROSTRO, reflejado en la pantalla de la computadora, mostraba la lucha de su corazón: con el mouse en la mano, enfrentaba una intensa batalla interior; tan intensa como la lluvia que caía en la ciudad aquella noche. ¿Cuál era el problema? ¡Nunca nadie lo sabrá! Si se hubiera enviciado… tal vez; pero Carlos solo consideraba aquello un pasatiempo. Su mente fabricaba argumentos, con el fin de comprar aquella película, pero su corazón gritaba: ¡No! La batalla de Carlos es la figura exacta de lo que sucede a muchos que buscan argumentos racionales para avalar sus pecados.


Desde que el mundo es mundo, el ser humano intenta justificar las cosas malas. En la soledad de la noche, una lista infinita de argumentos desfiló por la mente de Carlos: «Eso era malo en el tiempo de mis padres»; «Eso es terrorismo de la iglesia»; «Moralismo barato»; «Puritanismo sin lógica». Ante todos esos argumentos, ¿cómo no iba a ser víctima de sus deseos. En su abierta rebelión en contra de Dios, el ser humano lo ataca argumentando que es un déspota, un tirano, un dictador que se complace en quitar la libertad de sus criaturas, al bloquear los «placeres» de esta tierra con un sello de «Prohibido». Esa acusación no es nueva; nunca lo ha sido: hace miles de años, uno de los ángeles inició una rebelión celestial utilizando las mismas acusaciones. Dios ama a sus hijos y, en su infinito amor, dice «No» para algunas cosas, y orienta a sus hijos a obedecer por su propia seguridad. Dios jamás obliga a nadie a seguir el camino que él presenta: la decisión siempre es tuya.


Una prueba de eso es el árbol del bien y del mal, en el Edén. No estaba escrito, pero la opción de escoger era potestad del ser humano. La obediencia a Dios no es esclavitud, sino el resultado de una elección.Hoy, al salir para enfrentar tus desafíos, con seguridad encontrarás muchos «árboles» de prueba. En todas las situaciones recuerda que, cuando Dios ordena que no comas del árbol de la ciencia del bien y del mal, es porque te ama; pero la elección es siempre tuya. Recuerda que «la serpiente era más astuta que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho».

Buenas Tardes

Resultado de imagen para buenos dias de sabados cristianos

LA LEY DE CRISTO.

Pablo relaciona el hecho de sobrellevar las cargas con cumplir la ley de Cristo. ¿Qué quiere decir con “la ley de Cristo”? Gálatas 5:14 ( CB ) ; 6:2 ( CB ) ; Juan 13:34 ( CB ) ; Mateo 22:34-40 ( CB ) .


El uso que hace Pablo de la frase “la ley de Cristo” (ton nomon tou Christou) no aparece en ninguna otra parte de la Biblia, aunque él mismo usa una expresión similar en 1 Corintios 9:21 (ennomos Christou). La singularidad de esta frase dio como resultado una serie de interpretaciones diferentes. Algunos argumentan erróneamente que esto es una evidencia de que la Ley de Dios dada en el Sinaí fue reemplazada por una ley diferente, la ley de Cristo. Otros afirman que la palabra ley simplemente significa un “principio” general (ver Rom. 7:21), lo que indica que al llevar las cargas de otros estamos siguiendo el ejemplo de Jesús. Mientras que esta última interpretación tiene algún mérito, el contexto y la terminología similar con Gálatas 5:14 sugieren que “cumplir la ley de Cristo” es otra referencia a cumplir la Ley moral por amor. Pablo demostró anteriormente en sus cartas que la Ley moral no fue anulada con la venida de Cristo, sino que al ser interpretada por el amor continúa jugando un papel importante en la vida cristiana. Esto es la personificación de lo que enseñó Jesús durante su ministerio terrenal, y lo que también practicó a lo largo de su vida, e incluso en su muerte. Al llevar las cargas de otros, no solamente estamos siguiendo las pisadas de Jesús, sino también estamos cumpliendo la Ley.


Surge otro problema en estos textos: la aparente contradicción entre Gálatas 6:2 ( CB ) y 6:5 ( CB ) . No obstante, este problema se resuelve fácilmente al percatamos de que Pablo está usando dos palabras diferentes para describir dos situaciones diferentes. Como ya hemos visto, la palabra para “cargas” (baros), en el versículo 2, se refiere a una carga pesada que debe llevarse una larga distancia. Sin embargo, la palabra fortion, en el versículo 5, se refiere a la carga de un barco, o a la mochila de un soldado, o incluso a un niño en el vientre. Mientras que las primeras cargas pueden dejarse a un lado, estas últimas no. Una mujer embarazada debe llevar a su propio hijo. Como lo sugiere este ejemplo, hay algunas cargas que las personas pueden ayudarnos a llevar, pero hay otras que ningún ser humano puede llevar por nosotros, como la carga de una conciencia culpable, el sufrimiento y la muerte.Para estas, debemos depender únicamente de la ayuda de Dios (Mat. 11:28-30).


Mientras que con algunas cargas puedes conseguir ayuda de otras personas, otras cargas solamente puedes entregarlas al Señor. ¿Cómo puedes aprender a dar al Señor las cosas que por ti mismo simple mente no puedes llevar?

Resultado de imagen para buenos dias de sabados cristianos

La confesión de fe es poderosa

“34 David respondió a Saúl: Tu siervo era pastor de las ovejas de su padre; y cuando venía un león, o un oso, y tomaba algún cordero de la manada, 35 salía yo tras él, y lo hería, y lo libraba de su boca; y si se levantaba contra mí, yo le echaba mano de la quijada, y lo hería y lo mataba. 36 Fuese león, fuese oso, tu siervo lo mataba; y este filisteo incircunciso será como uno de ellos, porque ha provocado al ejército del Dios viviente. 37 Añadió David: Jehová, que me ha librado de las garras del león y de las garras del oso, él también me librará de la mano de este filisteo. Y dijo Saúl a David: Ve, y Jehová esté contigo.”

1 Samuel 17:34-37



La confesión de fe es poderosa. David sabía lo que funcionaba para él y lo confesaba porque lo creía. Usted tiene que permitir que la verdad le revele quién es Dios, quién es usted, cuál es el plan de Dios y lo que puede ser manifestado a través de su vida. David tenía un pacto con Dios y el poder de la fe se iba a manifestar por causa de que él sabía como funcionaban las cosas a su favor, ya él lo había probado. En esta vida Dios quiere manifestarse a través de sus vida y que la Palabra y los principios le vayan revelando cómo funcionan las cosas y el poder de la fe lo habilitan para que eso funcione. Sanará enfermos, bendecirá familiares, se abrirá caminos de prosperidad y va a establecer el reino de Dios en todo lugar.




Fíjese que cuando Goliat miró a David le tuvo en poco por su parecer. Hablaba palabras pero no tenía fundamento sólo se acordaba de su historia y sus experiencias, pero David se apoyaba en Dios y en su palabra.



Puede haber un problema tremendamente grande en su vida, pero no se desanime, no se desaliente porque la palabra de Dios es la garantía que va a tener la victoria. El poder de la fe a través de su vida va a canalizar todas esas promesas de Dios para su gloria. Todo lo que tenía David era una onda y cinco piedras lisas que había levantado del arroyo. Tomó la primera piedra y la puso en la onda con fe. Si había algo de temor en su vida, lo reemplazó por la confianza que tenía en Dios. Revierta maldiciones en bendiciones, fracasos por victorias.



Cuando él confesaba que Dios lo había librado del oso y del león estaba apoyándose en esa confianza, que si Dios lo hizo una vez, lo iba a volver a hacer. Todos van a saber que Dios vive en su vida, que la presencia de Dios está en su hogar que la palabra de Dios fluye a través de su vida por su confianza en Dios y su confesión de fe. David usó la ley de la confesión para derrotar algún temor propio. Al declarar la Palabra eso remueve algún temor de su vida. David tuvo que quitar el temor que tenía todo el ejército y toda la nación con su confesión. Use el poder de la fe en Dios porque esa es su garantía, la victoria es segura. Sólo tiene que declararlo y confesarlo.




Oración: Padre, hoy declaro que nada ni nadie me podrá hacer frente porque te tengo a ti y a tu Palabra que es lo más poderoso. La Creo y la declaro con mi boca: soy un victorioso, soy un vencedor, no temeré al enemigo porque está vencido. Gracias por tu Palabra que es la Verdad, es eterna y nunca falla. En el nombre de Jesús, amén.

REFLEXIÓN – Mejorá, es el plan de Dios para vos.

“Estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra la perfeccionará hasta el día de Jesucristo.” Filipenses 1:6 (RVR)
Mejorar


Estábamos en la mesa con Juampi, mientras él leía la Biblia y estaba trabajando. Y viendo que estaba muy compenetrado con la lectura, le preguntó ¿Qué estás leyendo? Y me dijo este texto.


Es fácil pensar que tenemos la vida resuelta cuando la tenemos fácil de realizar. Y el objetivo de mejorarnos es alcanzar un mejor estado de bienestar. Pero me impactó la simpleza y confianza de su pensamiento de suponer que puede lograr lo que se proponga. Aun con sus limitaciones y complicaciones por su parálisis cerebral, Juampi le pone mucho esfuerzo cada día para progresar y mejorar. Y aunque lleva las de perder en cada entrenamiento, se supera con esfuerzo y avanza.


El profe de pileta, no solo logró que Juampi pueda nadar solo 200 metros, sino que ahora lo está llevando al gimnasio para hacer complementos y mejorar sus músculos para lograr mayor fortaleza. Juampi ahora me usa las camisas y las remeras, porque con la espalda que sacó ya las que usaban no le entran.


Mejora, con su tenasidad y perseverancia, Juampi siempre mejora. Es un titán que nunca se da por vencido y un ejemplo para mi vida espiritual. Muchas veces, me olvido de esta promesa de Filipenses y me estanco en mi crecimiento espiritual. Le pongo excusas más que razonables y lógicas. Pero la realidad es que no progreso.


Y entonces tiro por la borda el plan de Dios de mejora continua. La idea de perfeccionar es la de madurar. La de afinar y retocar las debilidades y errores de nuestros hábitos para demostrar a Jesucristo en cada actitud.


El problema es que esto que lo sabemos de memoria, no lo hacemos. Por comodidad, por indiferencia, por negligencia no lo dejamos a Dios actuar en nuestra conducta, habitos o costumbres ni le permitimos modificar nuestras malas actitudes, y entonces en lugar de mejorar, retrocedemos. Nos falta constancia y perseverancia. Saber cual es el objetivo y alcanzarlo. Sin bajar los brazos, como hace Juampi.




Feliz Sábado


Feliz Sábado, un día único y especial,


que no se repetirá porque cada día


es dado por Dios y viene con su 


propio punto de sabor y buenas cosas. 


Deseo que tengas un bendecido Sábado


con esta promesa en tu corazón:


Dios dispone todas las cosas


para el bien de los que lo aman.

 Sigue amando a Dios,


te ayudará en tu diario vivir,


tendrás la fuerza 


para mirar al frente y no temer.


Que bueno que Dios está contigo


por eso puedes vencer.

1 Corintios 14

36 ¿Acaso ha salido de vosotros la palabra de Dios, o sólo a vosotros ha llegado? 37 Si alguno se cree profeta o espiritual, reconozca que lo que os escribo son mandamientos del Señor; 38 pero si alguien lo ignora, que lo ignore.
39 Así que, hermanos, procurad profetizar y no impidáis el hablar en lenguas; 40 pero hágase todo decentemente y con orden.

Buenos Dias

Resultado de imagen para buenos dias de sabados cristianos